La historia de Salvador
Cáncer de próstata

picture testimonial
/static/themes-v3/default/images/default/opinion/temoignage/intro.jpg?1516194360

Mi fuerza emana una luz única

Salvador nos cuenta en esta conmovedora entrevista lo que es luchar con la frente en alto contra el cáncer y no perder la motivación día a día. 

  

1. Hola Salvador, ¿Podrías presentarte en unas cuantas líneas?

Me llamo Salvador Cabrero tengo 59 años, nacido en un pueblo de Córdoba llamado Baena, y de muy pequeñito nos vinimos a Zaragoza donde llevo más de 53 años, estoy casado y tengo dos hijos una chica y un varón de 34 y 31 años, soy de profesión albañil, aunque he trabajado 33 años en General Motors España.

2. ¿Cuáles fueron los síntomas o situaciones que te llevaron a buscar una opinión médica? y ¿Cómo es que obtuviste tu diagnóstico de Cáncer de Próstata?

No hubo ningún síntoma y la situación la encontró mi médico de cabecera al percatarse que con 54 años no había tenido ningún control de próstata, él me hizo una analítica rutinaria de control del PSA y salió muy alto, enseguida me llamaron de los especialistas de Urología y de allí en menos de 40 días me hicieron todos los preparativos, entre esas pruebas dos biopsias, resonancia, la prueba Nuclear el Anestesista y el 25 de Noviembre de 2012 ingreso y al día siguiente me operan, sale mal la operación y me encharcan los riñones y se infectan, y donde tenía que estar 5 o 6 días estuve 35, lo pase fatal y por poco me voy para el otro barrio, lo que si debo decir es que mi fe me hacía empujar todos los días para ponerme bien y salir cuanto antes del Hospital y eso fue un 29 de Diciembre.

3. ¿Qué tanto sabías sobre esta enfermedad cuando fuiste diagnosticado y qué sentiste de saber que tenías esta enfermedad?

De la enfermedad no sabía nada porque en mi familia no había antecedentes. Cuando la Doctora se me queda mirando y me da la noticia, tanto mi mujer como yo nos miramos y no dijimos nada, estuvimos escuchando atentamente lo que nos decían y cuando acabaron bajando las escaleras reaccioné y le dije a mi mujer "chatica" esto es lo que hay y solo tenemos dos salidas, una, cuando lleguemos a casa nos metemos debajo la cama y nos echamos a llorar o por el contrario le echamos dos pares y vamos a por el bicho este sin decaer plantándole cara a la enfermedad y demostrándole que no va a poder con nosotros.

4. ¿Tienes alguna otra enfermedad? ¿Nos puedes contar más sobre ella y su diagnóstico?

Tengo artrosis cervical al completo, tengo en todas las vértebras que se puede tener, con pinzamientos que me produce vértigos que tengo que estar algunos días sin poder salir a la calle por precaución de no caerme y romperme lo poco que me queda sano. 

5. ¿Cuáles han sido los mayores impactos de estas enfermedades en tu vida diaria? 

El mayor impacto fue, que de repente un hombre aparentemente sano, le empiezan los problemas de huesos, cojo la baja año y medio, entre medio el cáncer, termino la baja y me mandan a trabajar, estoy tres meses y los mismos médicos me mandan a casa y comienza una lucha con la SSocial porque me concedan la jubilación, mucho estrés y anomalías con trastornos de ansiedad, me hace coger peso y la casa no era como antes, porque a mi mujer también le afecta y en fin un desastre.

6. Hoy en día ¿cómo es que manejas tu vida con estas enfermedades? ¿Qué consejos útiles podrías darle a otros pacientes en cómo hacer frente en la vida diaria?

Hoy en día pues me manejo muy bien, aunque ya me han dado radio y a día de hoy otra vez me ha subido el PSA y a mis huesos como ya los conozco no les hago ni caso, me tomo mi tratamiento y si puedo salir salgo y si no me quedo en mi casa, ordenador, leo, escribo, hablo mucho con mi esposa, etc.. y sobre el cáncer la verdad es que lo he llevado siempre magníficamente he dejado en manos de quien sabe de esto y yo me he dedicado plenamente a ponerme bien psicológicamente y a vivir que estoy en la última etapa de mi vida, más que consejos les pediría sentido común a todos los afectados, el miedo es libre y se puede coger el que quiera, yo nunca tuve miedo y eso me ha hecho vivir un día a día más relajado y sin ansiedades, se le tiene miedo a lo desconocido no a la enfermedad y todo son montajes de nuestra cabeza para que estemos preocupados y aun sabiendo que nosotros no sabemos ni podemos darle solución al problema.

7. ¿Tomas algún medicamento? ¿Cuál sientes que ha sido el tratamiento más eficaz?

Solo tomo medicamento para la Artrosis, en el cáncer controles cada seis meses.

8. ¿Cuáles son los motivos que te han ayudado a seguir adelante en tu vida? Y ¿Qué mensaje positivo podrías compartir con los lectores?

Los motivos y el mensaje,es que me ha ayudado mi filosofía de la vida, un día después de hacerme el primer control cuando bajé a casa me senté delante de mi escritorio del ordenador y me di cuenta de que tenia 55 años, mire hacia atrás y se me había pasado la vida en un soplo, vamos en un abrir y cerrar de ojos, y todo para estar bien económicamente y criar a mis hijos y que no les faltara de nada, luego parándome a reflexionar me preguntaba para que leches quería el dinero si casi no lo puedo disfrutar, ese fue un punto de inflexión que ha hecho de mi una persona nueva, menos materialista, más sensato sobre todo más tolerante y solidario. A día de hoy ya no quiero casi nada,  quiero ser moderadamente feliz, todos los días cuando me levanto me asomo a la galería y doy gracias por un día más de vida y mi última reflexión sería para todos, llevar la enfermedad con dignidad con la cabeza bien alta y si nos tenemos que ir de pie y con orgullo, pues solo adelantaremos algo que debe de ocurrir cuando sea y por último decir, que he logrado salir de los peores agujeros que uno pueda imaginar, uno el alcohol y otro la injusticia, mi fuerza emana una luz única que me lleva por el camino correcto, aunque también asoman las cicatrices, pero de esas llevo desde que nací un montón, pues la vida aunque es preciosa, a veces se pasa con algunos y nos da badana para que sepamos lo que es ganarte un sitio en la tierra, así que nos da una segunda oportunidad, nos vamos a curar y quiero que mi testimonio se convierta en una voz poderosa de aliento para que todos sigamos peleando contra las enfermedades y en mi caso el cáncer, muchas gracias a todos y os mando un fuerte abrazo de aliento y quiero compartir con todos lo que yo me digo todos los días cuando me levanto "CÁNCER TE PONGAS COMO TE PONGAS NO HAS DE PODER CONMIGO". 

     

Comentarios

Inscribirse para comentar este testimonio
el 29/1/17

Interesante historia que deja un mensaje muy claro:

Ante situaciones difíciles tienes dos opciones:

-Dejar que te consuma, lamentàndote y haciendo preguntas que no tienen respuesta

-Agarrar " al toro por los cuernos ", asumir la situación y trabajar en ello. Aprendiendo y siendo más fuerte cada dìa.

Gran actitud luchadora digna de los grandes guerreros. ...

Yo siempre digo que no es mejor "guerrero" el que siempre triunfa sino el que nunca se rinde y vuelve a la batalla con la misma ilusión y esperanza.

¡¡ Felicidades Salvador !! sigue así y... " al quite ".... Un gran ejemplo...

Saludos

el 26/10/17

Hola salvador tu historia es propia de una gran persona. Y un gran luchador, espero que sigas asi ojala todos fueramos positivos como tu un abrazo. Ferrer