Cáncer: proteger su fertilidad
Cáncer de mama

picture testimonial
/static/themes-v3/default/images/default/opinion/temoignage/intro.jpg?1516194360

CÁNCER DE MAMA: ONCOFERTILIDAD Y TERAPIA HORMONAL

Descubre la historia de Angelique (@Seinrose), miembro de Carenity afectada por cáncer de mama. Esta mujer de 35 años, que vive en el Loira, tiene una página de Facebook llamada Rose Sein con el objetivo de concienciar sobre el cáncer de mama y brindar apoyo a otras personas.

¿Cuál fue tu trayectoria médica?

En septiembre de 2016, unos días antes de partir en viaje a Canadá tres semanas con mi marido, sentí un poco de dolor, como unas punzadas por debajo de la axila. Cuando me auto-palpé al principio, sentí una pequeña masa, pero pensé que era solo un ganglio de reglas. De hecho, a menudo escuchamos que un tumor de mama no duele. Pero sucede, porque estaba ubicado cerca de un nervio pectoral (¡y afortunadamente!). Luego, la masa creciente y los dolores persistentes, consulté con mi ginecólogo: eco, mamografía, biopsia... ya conoceis el procedimiento. Mi ruta trayectoria continuó por una lumpectomía, quimioterapia, radiación y ahora terapia hormonal durante cinco años.

¿Puedes hablarnos de la Oncofertilidad?

¡Con mucho gusto! Gracias a la evolución de la medicina, hoy en día es posible preservar la fertilidad cuando uno tiene un cáncer dependiente de hormonas. Creo que no hablamos de ello lo suficiente, todavía hay demasiadas mujeres perdiendo esta oportunidad.

Cuando me informaron sobre los tratamientos que iba a tener que seguir, aprendí que estos tratamientos pueden causar dificultades en los ciclos y, por lo tanto, complicar el embarazo (ya que tendré que esperar cinco años después de la terapia hormonal para intentar un embarazo natural, así que tendré 40 años) y en situaciones raras dejarte estéril. Entonces, me ofrecieron  reservar mi fertilidad. Todavía no tenemos hijos. ¡No teníamos prisa por tener, pero sí que los queríamos! Y, sobre todo, este "poner en peligro mi fertilidad" me hizo darme cuenta de que no quería perderme la maternidad.

Mi ginecóloga me explicó cómo preservar mi fertilidad: o bien guardar el 100% de los ovocitos, o el 100% de los embriones, o el 50% de los ovocitos, el 50% de los embriones. Con mi marido, tomamos la decisión de hacer 100% de embriones. Luego, fue necesario esperar que una RCP diera "el visto bueno" porque tengo cáncer de mama dependiente de la hormona, por lo que las inyecciones de hormonas planteaban dudas (a las células cancerosas les gusta alimentarse de hormonas). La quimioterapia tenía que comenzar un mes después, así que obtuve la autorización. Luego, bajo anestesia general, se extrajeron mis ovocitos (por punción de los ovarios) y mi marido hizo su recolección de espermatozoides. El resto ocurre en el laboratorio como una FIV, excepto que en nuestro caso, nuestros embriones fueron congelados y no existió la última etapa de transferencia, solo se hará si tengo dificultades para tener un hijo cuando haya terminado mi tratamiento de terapia hormonal.

Tenemos siete embriones esperando en un lugar calentito (aunque estén congelados) en caso de que los necesitemos.

¿Qué pensabas antes sobre este tema? ¿Y ahora?

Admito que no tenía ninguna opinión sobre el tema antes, no sabía en absoluto que en el caso de un tratamiento de quimioterapia, era importante preservar su fertilidad.

Ahora lo veo de forma diferente. He pasado por la experiencia y ahora estoy al tanto de la importancia de esta preservación de la fertilidad cuando nos enteramos de que vamos a la quimioterapia cuando todavía no tenemos hijos (o queremos tener otros). Deseo compartir mi experiencia para que las mujeres sepan esto. También me gustaría poder hacer más para que esta información, a menudo dada demasiado tarde a los pacientes, ¡pueda ser comunicada por el profesional tan pronto como se anuncie el cáncer!

¿Has hablado con tu marido de esto? ¿Podría haber sido diferente tu decisión si estuvieras soltera?

Mi emarido estuvo presente cuando mi enfermera (a quien agradezco de nuevo) nos contó sobre esta preservación de la fertilidad. Afortunadamente, porque fue un golpe muy fuerte. No me esperaba que me hablaran acerca de que mi fertilidad pudiera ponerse en riesgo justo cuando habia decidido el tratamiento que iba a tener para mi cáncer de mama. De repente, mi cerebro ya no pudo escuchar lo que siguió durante unos minutos, mi marido estaba allí, escuchando atentamente a la enfermera.

Para él, lo más importante era mi curación, pero de inmediato comprendió que esta preservación de mi fertilidad (de "nuestra" también) era muy importante para mí, por lo que estaba muy presente. Decidimos juntos que solo haríamos embriones. Si hubiera estado soltera, habría hecho exactamente lo mismo. Pero solo ovocitos, por supuesto.

¿Podrías hablarnos sobre la Terapia Hormonal?

La terapia hormonal es un tratamiento que ralentiza o detiene el crecimiento del cáncer que usa hormonas para crecer. En lugar de hablar sobre esta, os invito a ver el video* (en francés) que hice sobre la terapia hormonal y sus acciones. Lo hice en colaboración con la enfermera coordinadora de mi cirujano y fue visualizado y validado por mi oncólogo.

La quimioterapia y la radioterapia son tratamientos muy bien explicados por los cuidadores, pero la terapia hormonal mucho menos, creo. Y lo que se encuentra en Internet a menudo es difícil de entender. Así que hice este video para otros pacientes que quieren entender qué es realmente la terapia hormonal.

*Nota: haciendo clic aquí podréis ver otro video que lo explica

¿Qué impacto tuvo el cáncer en tu vida?

Diría que, en general, de manera contradictoria, tengo la impresión de que la enfermedad me trajo muchas cosas positivas:

  • - Conocí, y sigo haciéndolo, a muy buenas personas
  • - Antes de la enfermedad, aprovechaba cada momento presente. Ahora me hago esta pregunta cuando algo sucede: "¿Es un problema grande, mediano o pequeño?" y a menudo concluyo con un "es un problema pequeño, así que no te rompas la cabeza por eso". Aprovecho aún más cada momento.
  • - Quiero disfrutar aún más de mis seres queridos y terminar mis proyectos.

Y hablo de un aspecto contradictorio, ¡porque no me hubiera importado no estar enferma y tener que vivir ahora con una espada de Damocles!. Se acabó ser descuidada y creer soy inmortal. Esta es la parte que puedo verbalizar, luego hay algo en mí que ha cambiado pero sin verbalizar realmente todos mis sentimientos.

¿Conoces la opinión de tu marido sobre toda esta experiencia?

La palabra que me viene a la mente cuando pienso en mi marido durante este episodio de nuestras vidas es: preocupación. Él ha estado muy preocupado y seguirá preocupado a medida que se aproximen cada examen y nuevo "bobo". Él estuvo muy presente y me ayudó.

¿Cuál es tu condición de salud ahora? ¿Y tu estado de ánimo?

Volví al trabajo en enero de 2018 a tiempo parcial. Todavía me siento muy cansada, no sé si es porque el final de todas las visitas médicales no está tan lejos o si también es un efecto de la terapia hormonal, pero esta fatiga está presente. Por lo que la vuelta al trabajo a tiempo parcial es necesaria. De lo contrario, ¡estoy bien! Debo, incluso, reducir la velocidad porque tengo muchos proyectos en mente.

¿Cuáles son tus proyectos a corto, medio y largo plazo? 

RELATIVIZAR, MEJORAR Y SUPERARME han sido mis consignas para hacer que mi vida sea más brillante y más alegre, desde noviembre de 2016: ¡el cáncer de mama!. Porque me gusta hablar, compartir, creé la cuenta de Facebook Sein Rose para difundir consejos, opiniones, ideas y mis consejos y trucos para pasar mejor el período de tratamiento con otras rosas y también organizar reuniones para no permanecer aisladas. Cuando uno pasa por un período de cuidados, sea cual sea la enfermedad, ¡lo encuentro importante! También propongo intercambios por teléfono o correo electrónico a mujeres que están bajo cuidado y que necesitan y desean intercambiar con alguien que ya ha pasado por lo mismo.

Soy embajadora de la asociación Jeune & Rose y tenemos planes de organizar reuniones rosadas en el Loira/Ródano, pero no puedo decir más porque se está creando. Continúo vendiendo mis joyas rosadas y dono 1,50 euros por cada joya vendida para la investigación del cáncer. Además, pronto crearé un sitio web, que será una combinación de blog y un censo de todas las direcciones/webs/asociaciones que se pueden encontrar en Francia y que concierne al cáncer de seno. También me gustaría invertir más tiempo en la concienciación sobre la oncofertilidad.

¿Qué mensaje desearías transmitir a las personas en una situación similar?

Diré lo mismo que ya he dicho en otros testimonios: la enfermedad no es algo simple. Me molesta un poco cuando la gente trata de trivializar el cáncer de mama diciendo que hoy no es nada, que lo curamos como una gripe. Porque no se trata como una gripe y, lamentablemente, demasiadas mujeres mueren todos los días o tienen cáncer de mama metastásico.

Pero, de naturaleza optimista, quiero decir que sí, no es simple, pero logramos superar los tratamientos y después de esto, logramos recuperar el gusto por la vida (cada uno a su propio ritmo, no tiene recetas milagrosas). Aquí también, no me olvido de las personas que no pueden ser optimistas y positivas. De hecho, a veces, dependiendo del carácter de cada uno, no es posible o depende de la etapa de la enfermedad en la que nos encontremos, no es tan simple. Cuando sea posible, mantenez la fuerza, el valor, la sonrisa, el optimismo, ¡es valioso pasar por una prueba así!

Y como dije un poco más arriba, la enfermedad nos transforma pero también aporta cosas positivas. Envío todas mis ondas más positivas a todos aquellos en cura del cáncer o cualquier otra enfermedad.

Comentarios

Inscribirse para comentar este testimonio