La vida es bella a pesar del sufrimiento
Diabetes tipo 2

picture testimonial
/static/themes-v3/default/images/default/opinion/temoignage/intro.jpg?1516194360

LA VIDA ES BELLA A PESAR DEL SUFRIMIENTO

Georgette, miembro de Carenity y diabética tipo 2, testifica sobre sus antecedentes y experiencia con la enfermedad.

Hola Georgette, ¿podrías presentarte en unas líneas?

Mi nombre es Georgette y mi apodo es nonnajo. Esto viene de nonna (abuela en italiano) que viene de mi origen Ticino del sur de Suiza en la parte suizo-italiana. Y "jo", que es el apodo que me dieron mis amigas y que utilizan mis 3 nietas para distinguirme de otras abuelas. ¡Entonces me llamaron nonajo!

¿Cómo descubriste que tienes diabetes tipo 2?

Durante un control en 2009 en el médico. La enfermera me hizo un análisis de sangre y después del análisis, se detectó la la diabetes tipo 2. No entendía cómo podía pasarme esto, ya que nunca he sido muy golosa y nunca he elejido la comida grasa antes que la sana. Como mi esposo es cardíaco (infarto doble) desde 1993, somos aún más cuidadosos con las comidas y nunca tuvimos problemas de colesterol.

¿Cuál fue tu reacción y la de tus seres queridos?

Acepté fácilmente porque al principio no había dieta a seguir. Simplemente tomando medicamentos al mediodía (en ese momento en Suiza, el manejo de esta enfermedad estaba restringido). En cuanto a mi esposo y mis 3 hijos, realmente no escucharon lo que les dije, o al menos no entendieron.

¿Cuáles fueron las peores dificultades que has encontrado hasta ahora?

Las peores dificultades se produjeron entre finales de 2011 (cuando nos mudamos) y principios de 2012, cuando mi médico aquí en el pueblo descubrió que mi diabetes se estaba volviendo muy importante. ¡Él me envió a ver a un diabetólogo en el hospital!

Es cierto que aquí, la diabetes se toma muy en serio y ¡me parece muy bien! Tuve que comenzar una dieta seria y la familia realmente no entendía, así que fue bastante difícil pasar todo esto yo sola. Luego, después de varias pruebas y exámenes, se confirmó que la tiroides comenzaba a "darme la lata", y en marzo de 2013, después de las conversaciones con mi diabetólogo y mi médico de cabecera, tuve que comenzar a tomar insulina. Personalmente, lo acepté muy bien y también se trataba de una dieta estricta, algo que era difícil para mi familia porque lo tomé muy en serio y no me entendían muy bien durante las reuniones familiares. A pesar de estos pequeños inconvenientes, aguanté y perdí 27 kg.

¿Qué mensaje, qué consejos podrías darle a las personas con diabetes tipo 2?

Recuerdo una entrevista que tuve con mi diabetólogo dónde me decía que no debía privarme de ninguna manera y que ocasionalmente podíamos permitirnos un cuadrado de chocolate o en un cumpleaños. especialmente con los pequeños, tomar una pequeña porción del pastel. Es cierto que cuando llega el frío invierno queremos comer caliente y más pesado (cómo nací en Suiza, me imajino una raclette o una fondue), entonces 2 días antes y 2 días después no como ni queso + patatas y tampoco como queso + pan, para compensar porque mis niveles de azúcar en la sangre reaccionan si no tengo cuidado.

Si en tu entorno no entienden esta enfermedad, déjalos hablar, no os molestéis, y en especial no entréis en sus juegos para desestabilizaros, porque si reaccionáis comenzarán de nuevo.

Salid de casa, podéis salir para caminar o para ver el mundo, no eres el único diabético en la tierra.

Has estado registrada en Carenity desde 2014, ¿qué te aporta Carenity en tu vida diaria?

Carenity me ha hecho ver que hay muchas personas que tienen problemas de salud graves y más graves que los míos, y que estamos bien informados sobre la diabetes. 

¿Tienes un último mensaje para transmitir a los lectores?

No es fácil dar consejos, pero cuando vemos que las personas sufren de enfermedades más discapacitantes (sí, la diabetes lo es también, y sufrí las consecuencias porque en 6 meses perdí 8/10 de vista y me han operado de cataratas en los 2 ojos de emergencia en solo 15 días entre las operaciones) Me digo a mí misma que la vida sigue siendo hermosa a pesar del sufrimiento y que siempre debemos mantener la esperanza a medida que la medicina avanza y realmente animo a todos a prestar atención a la comida y a ir a caminar o hacer otros ejercicios de acuerdo a sus posibilidades y tanto como sea posible todos los días y en cualquier clima.

Valor para todos y GRACIAS a Carenity por el trabajo hecho para todos nosotros.

¡Buen verano para todos!

* Foto ilustrativa