Acceso a la atención médica restringida en las Antillas
Trasplante / Injerto

picture testimonial
/static/themes-v3/default/images/default/opinion/temoignage/intro.jpg?1516194360

APOYAR LOS TRASPLANTES EN LAS ANTILLAS

Descubre la historia de Guy Alloucherie. Informático de 57 años, padre de tres hijos nacido en Boulogne-sur-Mer (Francia) que vive desde hace diez años en Martinica. apasionado del krav-maga, la informática y la cocina, Guy arroja luz sobre la atención médica en las islas francesas.

¿Cómo se vive, en piel propia, la atención médica en Martinica?

Un seguimiento normal con un cardiólogo, se hace como en el resto de los paises. Pero hay una cierta falta de confianza (no necesariamente justificada) hacia el Centro Hospitalario Universitario de Martinica por parte de los antillanos y especialmente de los extranjeros recientemente instalados.

Para los trastornos del ritmo cardiaco, antes de 2016, había solo un cardiólogo especializado para aproximadamente 8000 pacientes seguidos (sujeto a verificación) lo que creaba largas listas de espera para poder tener una cita y mucho tiempo de retraso el mismo día (por ejemplo cita programada a las dos de la tarde podía retrasarse hasta las siete de la tarde). Como regla general, cuando los pacientes pueden, prefieren someterse a una cirugía en Francia e incluso los cardiólogos presionan para hacerlo. Ese ha sido mi caso, se organizan las operaciones durante un viaje de negocios, por ejemplo, o vacaciones.

Por otro lado, he estado hospitalizado varias veces en el departamento de cardiología del Martinica University Hospital, y creo que son competentes a nivel médico, la desorganización suele ser administrativa y en los servicios auxiliares como la restauración, la lavandería, etc. Pero también vi el mismo mal funcionamiento en Francia.

Lo más difícil de gestionar durante las operaciones en Francia, es la lejanía de los seres queridos y el costo de los billetes de avión cuando no los paga la Seguridad Social.

¿Cuáles son, según tu, las diferencias con Francia o Europa?

La gran diferencia es que a veces, dependiendo del caso, es necesario transferirse al continente. Especialmente en el caso de evaluación del trasplante o de emergencia vital con necesidad de trasplante.Algunas técnicas pueden no ser aplicables por falta de profesionales capacitados en algunas intervenciones. Pero la cooperación con el hospital de la Pitié Salpetrière en París y con otros centros hospitalarios permite cada vez más intercambios.

Además, como muchas profesiones en las Antillas, el problema de la formación continua posa problemas financieros y de organización. Las técnicas de videoconferencia están ayudando a solventar este problema.

Como mencioné anteriormente, el problema más grave es la lejanía con el continente para casos de extrema urgencia o para casos programados. Los antillanos no tienen el mismo acceso a la atención sanitaria que en Francia. E incluso en caso de repatriación médica, la Seguridad Social no reembolsa la transferencia más allá de París. Es el paciente el que tiene que financiar el resto si desea ser hospitalizado cerca de su familia. En caso de emergencia es menos arriesgado trasladarse a Paris que organizar una transferencia en ambulancia de un hospital a otro, ya que las rutas no están preparadas para los transportes sanitarios.

En la actualidad, el departamento de cardiología del hospital universitario de Martinica está luchando, en primer lugar, para establecer, en más o menos un año, una célula de seguimiento de los trasplantes de corazón en conexión con el hospital de la Pitié Salpetrière y, en segundo lugar, para obtener la autorización de la agencia de biomedicina para hacer trasplantes de corazón (los trasplantes de riñón se pueden hacer en Guadalupe, en el hospital universitario Pointe-à-Pitre), pero esto último no solo a nivel de las Antillas Francesas, sino a nivel de las islas del Caribe, ya que es necesario aumentar el potencial para obtener injertos y Martinica sola no lobra un umbral aceptable.

¿Cómo fue tu trasplante?

El 11 de Diciembre por la mañana, me inscribieron e. la lista de espera normal. el 12 de Diciembre a las 2:30 de la mañana, la interna me despierta y me anuncia que me han encontrado un corazón y que debo prepararme. De hecho, pude beneficiarme de la prioridad de 48 horas al inscribirme en la lista normal (procedimiento que no conocía). Inicio de la operación a las 8:30, después de confirmar la viabilidad del injerto. Después de solamente 24 horas, me despierto, mi corazón desea salir de la respiración artificial y mi respiración se reinicia. Después de tres días con OMEC en reanimación, me trasladan a cuidados intensivos cuatro días para luego llevarme a cirurgía cardíaca. Recuperé rápidamente la forma, excepto pour una flebitis en la pierna izquierda a causa de la perfusión para la oxigenación por membrana estracorpórea (OMEC), en curso de tratamiento y resorciones.

Estoy muy sorprendido por mi gestión interna del dolor, porque, aparte de con la tos, no sufrí más dolor. El oórgano injertado está funcionando bien y , por el momento, la dosis de los antirrechazo es estable. Tuve mi primera biopsia de corazón el 28 de Diciembre.

Para resumir, tuve mucha suerte, porque había programado de cuatro a ocho meses de espera más un año de seguimiento antes de regresar a Martinica. Esto me permitió escapar de la espera y del deterioro general de mi condición. Mi familia también pudo relajarse en cuanto al estrés de la espera y la ansiedad de la lejanía.

¿Cómo vives este año de atención médica en Paris?

Aún acaba de comenzar, así que no tengo nada que comentar al respecto por el momento. Tomo las cosas con paciencia y humor para mantener la moral, mi familia vendrá en febrero y em julio-agosto, lo cual me aliviará. Disfrutaré de esta estancia prolongada para, entre dos citas, ver mi familia en Burdeos, Rennes y Booulogne-sur-Mer. Y voy a aprovechar el tiempo con mi hijo y mi nuera , con quienes me estoy quedando, esperando mi regreso.

¿Cuáles son tus proyectos a corto y a largo plazo?

A corto plazo, planeo ponerme en forma y recuperar una condición física perdida hace mucho tiempo, planifico, en ocho meses más o menos, pasar la formación para ser monitor de Krav Maga y superar mi cinturón marrón.

Anticipándome a mi regreso a Martinica, estoy preparando una página y un grupo de Facebook para compartir mi experiencia y hacer un balance de la problemática del trasplante de corazón en las Antillas.

Y cuando regrese, quiero establecer una asociación local sobre este tema para abogar por la creación de un centro de trasplantes y para apoyar a los pacientes y sus familias y proporcionarles la información necesaria y también para hacer campaña por la donación de órganos a nivel local. Porque no he visto por el momento en la red ninguna asociación local yendo en esta dirección.

¿Qué mensaje quieres transmitir a todas esas personas en espera de un órgano?

Mantente positivo. Todo llega con el deseo de ver la vida del lado correcto, a pesar de los momentos de duda, miedo y ansiedad. Esto aumenta las posibilidades del cuerpo para recuperarse, mirar hacia delante y hacer proyectos personales y más.

-----------------------------

El historial médico de Guy

- Infarto de miocardio anterior en 1999 y 2003.
- Hialinosis segmentaria y focal (enfermedad renal de inicio lento) diagnosticada en 2000, sin tratamiento específico.
- Septiembre de 2016: ataque isquémico transitorio (TIA) y secuelas del accidente cerebrovascular antes del TIA. Primera evocación del trasplante de corazón.
- Mayo de 2017: fibrilación ventricular, hospitalización en Toulouse (ablación del sustrato de miocardio, síndrome bronquial con lesiones significativas del enfisema centrolobulillar bilateral. Previsión de una evaluación del trasplante. Implantación de ENTRESTO para aliviar la insuficiencia cardíaca).
- Octubre 2017: hospitalización en el Centro Hospitalario Universitario de Martinica (taquicardia ventricular, fibrilación auricular, infección, embolia pulmonar). 
Transferencia la hospital de Pitié Salpêtrière en París para una Endiocarditis para la extracción y el reimplante de un ICD de cámara triple.
- Diciembre de 2017: trasplante de corazón.
- Desde el 2 de enero: reeducación en la maison Lafitte (durante tres semanas).