Cómo salir de la depresión de diálisis
Trasplante / Injerto

picture testimonial
/static/themes-v3/default/images/default/opinion/temoignage/intro.jpg?1516194360

ENFRENTAR LOS DESAFÍOS A PESAR DE LA DIÁLISIS Y EL TRASPLANTE

Descubre la historia de Emmanuel Gastaud, presidente de la asociación Montañas de esperanza (Montages d'espoir). Un hombre enamorado de los desafíos físicos y, sobre todo, de los demás.

El mismo Emmanuel Gastaud lo reconoce con una gran sonrisa: su "viaje fue caótico". Debido a un reflujo vesico-ureteral (la orina regresa a los riñones en lugar de ir a la vejiga), le quitaron su primer riñón a los tres meses. Lamentablemente, este procedimiento de emergencia no impide que su segundo riñón también se vea afectado.

Su condición se deteriora en la adolescencia y Emmanuel comienza la diálisis a los 17 años, cuatro horas tres veces a la semana. "No fue una vida sino una supervivencia", confiesa. Gracias a su corta edad, es colocado en la lista de prioridad nacional y "solo" espera cuatro meses antes de su primer trasplante.

El tratamiento postoperatorio es muy pesado. Emmanuel pasa tres semanas en una habitación estéril. Luego conoce las limitaciones que afectan la calidad de vida de cada persona trasplantada, pero "es una vida casi normal", sonríe. Este "estado de gracia" dura diez años hasta 2008, cuando debe volver a la diálisis. Esta vez él esperará cuatro años. "Caemos en lo peor de la enfermedad, durante un año, no hice nada más que diálisis, mi vida estuvo suspendida y mi moral disminuyó, fue un círculo vicioso".

EL ELECTROSHOCK

Entonces Emmanuel decide enfocarse nuevamente en su primera pasión: la montaña. Se embarca en desafíos como pasar tres días en una carrera de resistencia en esquí. Retos que cuenta en un pequeño blog personal. Annelise Cottenet se pone en contacto con él después de leer sus historias. "Ella me dijo: "no pensé que pudieras hacer tanto en diálisis". Fue un electroshock, pensé, podemos ayudar a otras personas". Y así es como Emmanuel y Annelise lanzan el primer grupo Montañas de esperanza en Facebook.

Emmanuel tuvo su segundo trasplante en 2011 y hoy, "¡está yendo realmente bien!" Con su gran sonrisa, no duda en evocar todos los medicamentos que deben tomarse todos los días a una hora determinada, cortisona, anti rechazos, pastillas contra los efectos secundarios, el análisis de sangre mensual "cuando todo está bien, de lo contrario es semanal, existe incluso la posibilidad de la hospitalización".

También habla sobre todos esos microbios de los que se debe huir de forma permanente a causa de la inmunodeficiencia. "Recientemente, !hasta he contraído leishmaniasis! Es un parásito que causa lesiones cutáneas. Ocurre a menudo en la cuenca del Mediterráneo, ¡excepto que normalmente es una enfermedad para perros!" ríe el.

El que fue el primer trasplantado en subir y bajar del Mont Blanc en esquí de travesía hoy continúa sus actividades físicas y se compromete con su asociación. También puedes apoyarlo en el Relay of Hope el 1 de julio en Cagnes-sur-Mer, en los Alpes Marítimos.

Descubre la experiencia de Emmanuel Gastaud en su blog y en su página de Facebook.

Descubre la página web de Montagnes d'espoir y el artículo que hemos dedicado a esta asociación.

avatar
el 22/2/18

A algo hay que aferrarse !!!

las metas son chutes de energía 

enhorbuena !!!?