/static/themes-v3/default/images/default/home/bg-generic.jpg?1516194360

Pacientes Artrosis

0 respuesta

25 visualizaciones

Temática de la discusión

Miembro Carenity • Animadora de la comunidad
Publicado el

Un nuevo estudio sugiere que el aceite de pescado, rico en ácidos grasos omega-3, reduciría significativamente el dolor de la osteoartritis cuando se consume a 1 gramo por día.

omega-3

Las personas con enfermedades inflamatorias lo saben bien: la dieta puede afectar al dolor porque algunos alimentos aumentan la inflamación y otros tienen actividad antiinflamatoria.

Y un nuevo estudio confirma esta relación entre la dieta y el dolor, con respecto a la artrosis. Publicado en la revista Rheumatology, el estudio sugiere que un gramo de aceite de pescado al día puede ayudar realmente a reducir el dolor de los pacientes con osteoartritis.

Investigadores de la Universidad de Surrey (Reino Unido) analizaron 68 estudios sobre la relación entre la dieta y la gestión de dolor de la osteoartritis, y por lo tanto han encontrado que la suplementación diaria en aceite de pescado reduce el dolor significativamente, al tiempo que mejora la salud cardiovascular. Este efecto anti-dolor es en realidad un efecto anti-inflamatorio: los ácidos grasos esenciales contenidos en el aceite de pescado reducen la inflamación presente en las articulaciones, lo que reduce el dolor.

Los científicos también encontraron que la pérdida de peso para las personas con sobrepeso o obesas, y el ejercicio adaptado a sus capacidades, también ayudaría a aliviar los síntomas de la artrosis. El sobrepeso y la obesidad aumentan la tensión en las articulaciones y también pueden fomentar la inflamación. La adopción de un estilo de vida saludable ayuda a reducir el colesterol, que a su vez está asociado con la artrosis.

Los alimentos ricos en vitamina K (vegetales de hoja verde) también serían preferidos contra la artrosis, porque esta vitamina es esencial para las proteínas de ciertos huesos y cartílagos (llamados K-dependientes), que aseguran una buena salud.

"La importancia de una buena nutrición y ejercicio regular nunca debe subestimarse porque no solo nos mantiene en forma y saludables, sino que aprendimos de este estudio que también podría reducir los síntomas dolorosos de la artrosis", resume Margaret Rayman, coautora del estudio. Si no se hacen milagros, la adopción de una dieta antiinflamatoria y un estilo de vida saludable tendrá al menos el efecto de frenar la progresión de la artrosis y reducir el consumo de analgésicos.

Fuente: Science Daily

icon cross

¿Este tema te interesa?

Únete a los 76 000 pacientes inscritos en la plataforma, infórmate sobre tu enfermedad o la de tus allegados y comparte con la comunidad

Es gratuito y anónimo