La enfermedad de Parkinson puede comenzar en el apéndice

el 9 nov. 2018 • en AFP

/static/themes-v3/default/images/default/info/article/intro.jpg?1516194360

La enfermedad de Parkinson ha sido considerada durante mucho tiempo como una enfermedad del cerebro, pero la investigación presentada el miércoles descubrió que puede comenzar en el intestino, específicamente en el apéndice, un órgano pequeño cerca del intestino grueso.

apéndice relacionado con la enfermedad del Parkinson

Investigadores hallaron, gracias a los registros de salud en Suecia que abarcaban alrededor de 1.7 millones de personas seguidas durante 50 años, y a un segundo conjunto de datos de EE. UU. que abarcaba a 849 personas, que aquellos a quienes se les había extirpado el apéndice en la edad adulta en general vieron que el riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson se redujo en un 19%, según el estudio publicado en la revista Science Translational Medicine. En las zonas rurales de Suecia, donde las personas pueden estar más expuestas a los pesticidas, que pueden jugar un papel en la enfermedad de Parkinson, el efecto fue aún mayor: un riesgo 25 por ciento menor de desarrollar este trastorno incurable, que afecta a millones de personas en todo el mundo. 

"Entre las personas que desarrollaron la enfermedad de Parkinson, encontramos que la edad de inicio se retrasó por una apendicectomía en un promedio de 3,6 años", dijo la autora del estudio Viviane Labrie, profesora asistente del Instituto de Investigación Van Andel en Michigan, durante una conferencia telefónica con los reporteros. "Nuestros estudios sugieren que el apéndice podría ser un sitio de tejido que juega un papel en los primeros eventos o el inicio de la enfermedad de Parkinson".

El apéndice, ¿un órgano inutil?

A menudo, el apéndice se considera un órgano inútil, pero los investigadores dicen que es un sitio de almacenamiento para las bacterias intestinales, está vinculado a la respuesta inmune y parece ser un lugar de reunión para una proteína clave implicada en la enfermedad de Parkinson, conocida como alfa-sinucleína. Sabiendo que las personas con Parkinson también sufren trastornos gastrointestinales como estreñimiento al menos 10 años antes de que aparezcan los síntomas más conocidos de la enfermedad, como temblores, rigidez y falta de equilibrio, los investigadores decidieron echar un vistazo más de cerca al apéndice y a su posible papel.

Descubrieron que casi todo el mundo tiene signos de aglutinamiento de alfa-sinucleína presente en su apéndice. Pero no todos desarrollan el Parkinson, por razones que aún no se comprenden bien. "Creemos que en casos raros, si (la alfa-sinucleína) escapara del apéndice y entrara en el cerebro, esto podría conducir a la enfermedad de Parkinson", dijo la autora del estudio Viviane Labrie en una conferencia telefónica con reporteros. De hecho, "la alfa-sinucleína es una proteína a la que no le gusta estarse quieta", agregó. "Es capaz de pasar de una neurona a otra".

Los experimentos han demostrado que la proteína "puede viajar por el nervio que conecta el tracto GI (gastrointestinal) con el cerebro. Y si entrara en el cerebro, podría arraigarse y propagarse desde allí y tener efectos neurotóxicos que podrían conducir a la enfermedad de Parkinson."

Los investigadores dicen que es posible que algún día se desarrollen terapias con medicamentos para reducir la acumulación de proteínas en el apéndice, lo que reduciría el riesgo de Parkinson. Mientras tanto, los expertos enfatizaron que no recomiendan que nadie salga y se realice una apendicectomía para reducir el riesgo de Parkinson. Se necesita más investigación para comprender mejor el papel que puede desempeñar el apéndice en la enfermedad de Parkinson.

Conexión cerebro-intestino

Según Kevin McConway, profesor emérito de estadística aplicada en The Open University, el estudio "establece parte de las conclusiones para establecer una razón por la cual la relación entre la extirpación del apéndice y la enfermedad de Parkinson podría ser una de causa y efecto". Conway, que no participó en la investigación, agregó que "varios estudios anteriores han buscado relaciones entre la extirpación del apéndice y varias otras enfermedades, incluidas las enfermedades cardíacas y diversas enfermedades del intestino. Para algunas de estas enfermedades, la extirpación del apéndice se asoció con una reducción en el riesgo de enfermedad, pero en otros, incluida la enfermedad cardíaca, se asoció con un mayor riesgo".

De hecho, un estudio más pequeño que utilizó registros de salud daneses, publicado en 2016, encontró que la apendicectomía se asoció con un pequeño aumento en el riesgo de enfermedad de Parkinson 10 o más años después de la cirugía. Los últimos hallazgos representan el estudio más grande y más largo hasta la fecha.

Aunque es posible que no ofrezcan la última palabra al respecto, refuerzan lo que los científicos saben acerca de la estrecha conexión entre el cerebro y el intestino, que en realidad contiene muchas neuronas que están vinculadas al cerebro a través del nervio vago. "Algunos científicos han llamado al intestino el segundo cerebro, debido a la cantidad de neuronas que están presentes allí", dijo el coautor Patrik Brundin, director del Centro de Ciencias Neurodegenerativas del Instituto de Investigación Van Andel.

Fuente AFP

Comentarios

el 9/11/18

@Bitxo1‍ @JAIMECORTES‍ @yobeg65‍ @MARCAMAR‍ @María64‍ @MACA..‍ @PinaParkin‍ @Luzdembisnki‍ @Marisela‍ @GloriaHerreros‍ ¿qué pensais vosotros de este estudio?

Un saludo,
Andrea

el 9/11/18

Hola a todos

Mi caso es curioso sobre estos artículos

 Desde que yo recuerde cuando era pequeño tenia fuertes espasmos mi madre era enfermers de radiologia y a menudo me hacian Enema Opaco

Los resultados iguales intestino con movilidad con el tiempo paso a ser Colom irritable. A la edad de 10 años por recomendacion medica se me hizo extraccion del apendice sin tener apendicitis .

Cierto es que a partir de la fecha deje de tener espasmos con dolor.

A los 40 años no se supo la razón tuve una diverticulitis fue curada con antibiótico y sueros. Despues de curar me hicieron otro enema opaco descubri que tenia muchos diverticulos. A partir de entonces lo normal era estreñimiento.  Más tarde descubrí el cloruro de Magnesio me permite ir al lavabo con regularidad. Después con el tiempo me diagnosticaron Temblor Esencial mas tarde en 2013 la enfermedad fue ya el Parkinson. 

Esta es mi historia referente al binomio entre está conexión

Saludos  y abrazos

el 11/11/18

Hola,

Hay estudios desde hace años que perfilan la hipótesis de que el inicio de la enfermedad puede estar en el intestino, el más preliminar y con resultados muy evidentes, es el publicado hace unos años por el Instituto Karolinska en Estocolmo (Suecia) en la revista NEUROLOGY y que sugiere que la enfermedad puede originarse en el intestino y extenderse al cerebro a través del nervio vago. El nervio vago se extiende desde el tronco encefálico hasta el abdomen y controla los procesos inconscientes del cuerpo como la frecuencia cardiaca y la digestión de los alimentos. Como bien es sabido, en el intestino existe una gran flora bacteriana que ayuda a estos procesos. Por tanto, no es nada descabellado este asunto y está dentro de una línea de investigación ya abierta.

Este es un frente más que la ciencia tiene como investigación para poder conocer la causa de esta peculiar enfermedad, otra muy interesante sería la genética.

En cualquier caso, estos estudios sobre el aparato digestivo en general, están en fase preclínica por lo que falta mucho por recorrer todavía.

Los estudios más avanzados y que ya prometen porque están en fase clínica y por tanto, en ensayo con humanos. Esto quiere decir, que probablemente en unos pocos años y si todo va bien, pueden estar a nuestro alcance, son dos:

-La vacuna patentada por laboratorios AFFIRIS. En estos ensayos clínicos están incluso participando Hospitales Universitarios Españoles reclutando pacientes en la actualidad.

- Y los ensayos clínicos con células madres que se están llevando en varios países y a los que se ha unido recientemente Japón.

Esperanzas importantes y reales para todos los que vamos a contra reloj y sumergidos en esta gran y obligada batalla..

Saludos

el 20/11/18

Hola, me parecen muy interesantes todos estos estudios de investigación sobre la enfermedad de Parkinson, ya que suponen un atisbo de esperanza para los que padecemos está cruel enfermedad.

Yo llevo 27 años diagnósticada y hasta ahora no he tenido mayores complicaciones, pero ya en este último año, he sufrido varias caídas, con fracturas de huesos y son más frecuentes los problemas de movilidad.

En relación con este tema del aparato digestivo, yo antes tenía problemas digestivos, pero después de que me diagnosticaron Parkinson, no me he vuelto a ver en la necesidad de medicamentos para la digestión. Quizás sea debido a que ya no me preocupa tanto el funcionamiento del digestivo, como lo del Parkinson.

Un saludo y gracias.

el 21/11/18

@MARCAMAR  Hola,

27 años diagnosticada y llevándolo sin muchas complicaciones, es una gran esperanza para aquellos que hemos empezado muy jóvenes y tenemos toda una vida por delante SI o SI de convivencia con esta enfermedad.

A mi particularmente, me gustaría saber más de tu experiencia con Párkinson,  tu veteranía en tal batalla es muy valiosa... aunque no te lo creas....

Muchas gracias 

Saludos

icon cross

¿Los comentarios de nuestro miembros te interesan?

Únete a los 76 000 pacientes inscritos en la plataforma, accede a todos los comentarios/consejos y comparte el tuyo.

Es gratuito y anónimo