«
»

Top

Medicinas alternativas y terapia para una vida mejor con la enfermedad de Parkinson

Afectada por la enfermedad de Parkinson, Claire aprovechó la oportunidad del diagnóstico para hacer las paces con su doloroso pasado. Entre la terapia, la actividad física y la medicina alternativa, ha logrado reducir sus síntomas para mantener su alegría de vivir.

Hola Claire, gracias por aceptar responder a nuestras preguntas, ¿podrías presentarte en unas pocas líneas?

Nací en Argelia y aprecio mucho el sol. Mi madre murió pocos días después de mi primer cumpleaños; mi padre se casó con una mujer que abusó de mí. Cuando llegué de Argel, en 1962, volví a la escuela, a la Ecole Normale d'institutrices de St Germain-en-Laye. Después de haber suspendido dos veces el bachillerato, dejé la EN para trabajar con el fin de reembolsar la escolarización ya realizada. Desde los 10 años, el escultismo me ha permitido desarrollar mi creatividad, ingenio y sentido del otro. En 1968, me casé y tuve tres hijas a mi cargo, porque parecía imposible dejárselas a una niñera.

En casa, participé en la creación de varias asociaciones y en 1988 acepté un puesto de dirección de animación en una gran asociación de escultismo. Luego, de una cosa a otra, encontré posiciones que me llevaron a gestionar la gestión de la política social y sanitaria de una gran ciudad de la región parisina. Me entrené en psicoterapia y pude abrir una clínica donde practiqué durante 20 años.

Soy abuela de ocho nietos. Tengo una gran complicidad con algunos de ellos y comparten conmigo sus preguntas.

¿Cuándo te enteraste de que tenía la enfermedad de Parkinson?

Los primeros síntomas fueron las caídas, luego pérdida de movimiento del brazo izquierdo y depresión severa. El diagnóstico se realizó en varias etapas. Rápidamente tuve la intuición de que se trataba de esta enfermedad. Hablé con mi hermana médico, que dudaba entre varias afecciones, y luego con el neurólogo del vecindario que confirmó la enfermedad de Parkinson. Finalmente, la neuróloga que mi médico me recomendó confirmó el diagnóstico - ¡me habia dado una cita 9 meses más tarde! Al final de esta consulta, me sentí devastada cuando me di cuenta de que iba a volverme dependiente y eso era impensable para mí.

Has decidido buscar el significado de tu enfermedad para seguir adelante. ¿Crees que tu enfermedad fue una señal, una alerta, y que tu enfermedad tenía algo que enseñarte?

Sí, tenía una lección que aprender: cuidarme y darme cuenta de mi tristeza permanente que escondía detrás de una sonrisa indescriptible. Cuando mi madre murió, mi padre quería ir al desierto para ser monje, pero el consejo familiar le prohibió hacerlo. Así que buscó a una mujer que pudiera reemplazar a mi madre, pero no se casó por amor a esa mujer. Mientras escribía mi libro, comprendí que mi madrastra había sufrido mucho por la situación y la falta de amor, así que se desató contra mí y me maltrató, me golpeó, me encerró en mi habitación y me torturó.

En mi formación había aprendido que los males se incrustan en el cuerpo y que la enfermedad se asentaba para llamar la atención del paciente sobre un conflicto interno no resuelto. A causa de esta formación, me inscribí en cursos de decodificación biológica y, poco a poco, el Parkinson fue compartiendo sus secretos: sobre todo lo que escondía, es decir, la desesperación de no tener madre. Probé muchos métodos: sofrología, meditación, liberación de coraza, gimnasia, aquagym, danza....

¿Qué medicinas y tratamientos alternativos recomiendas a otros pacientes? ¿Cuáles son los beneficios?

Recomendaría en primer lugar cuestionar el significado de esta enfermedad, en terapia, hipnosis, sofrología o decodificación. Por mi parte, tomo un tratamiento alopático que contiene dopamina sintética y agonistas. El paracetamol me ayuda con los pocos dolores que me quedan y tomo 625 mg de Duodopa distribuidos durante el día.

Hago aquagym una hora a la semana, biodanza (un sistema de desarrollo personal basado en la danza) dos horas a la semana, fisioterapia dos horas a la semana también. Camino lo más a menudo posible y evito las escaleras mecánicas. Medito todos los días y hago ejercicios de relajación cuando surge la necesidad. La sofrología es efectiva para detener los temblores de la tarde.

Frente a los síntomas, hago visualización para verme en una posición agradable. Finalmente, continúo las sesiones de terapia que me permiten dejar atrás el pasado.

¿Se han atenuado los síntomas de la enfermedad desde que estás en paz consigo misma?

Sí, los síntomas han desaparecido: coso, hago punto, bailo, salto, ¡el movimiento del brazo ha vuelto! Me quedan de una a dos horas de temblores entre las 6:00 y las 8:00 de la tarde.

¿Tu enfermedad es ahora una aliada? ¿Cómo ves tu futuro?

Sí, la enfermedad es mi aliada; me recuerda que primero debo cuidarme a mí misma, dejar ir lo que me molesta, vivir en el momento presente y no preocuparme por el mañana. No me proyecto hacia el futuro porque estoy en el aquí y ahora. ¡Preocuparse no sirve de nada!

¿Qué consejo le daríaa a un paciente que acaba de ser diagnosticado con la enfermedad de Parkinson?

No me permito dar consejos a menos que esa persona me lo pida. A pesar de esto, podría decir: ¡nada está arruinado, puedes ser más fuerte que el Parkinson! Como resultado de los descubrimientos en neurociencia, el cerebro puede crear otros circuitos neuronales. También lo invitaría a moverse mucho. Hay que comprobar, también, que uno se siente cómodo con su neurólogo, que se pueden pedir explicaciones. Lo importante es sentirse activo en el tratamiento.

Unas palabras sobre las personas que te rodean, ¿qué consejo darías a los familiares de una persona con la enfermedad de Parkinson?

Aquí soy inflexible: deja que la persona haga sus elecciones, aunque no coincidan con las tuyas. Asegúrate de que se mantenga independiente el mayor tiempo posible y únete a un grupo de apoyo o ¡crea uno! También puedes ser acompañado por un terapeuta.

¡Muchas gracias a Claire por compartir su historia! ¡Puedes encontrar su historia en su blog e intercambiar tus impresiones en comentarios!

avatar Louise-B

Autor: Louise-B, Content & Community Manager

Community Manager de Carenity Francia, Louise es también editora en jefe de la Revista de Salud para proporcionar artículos, vídeos y testimonios que se centren en las experiencias de los pacientes y que hagan oír sus voces. Con una formación multidisciplinar en periodismo, coordina la redacción de contenidos para las plataformas Carenity y facilita la experiencia de los miembros en la página.

Comentarios