«
»

Top

Vida laboral, EPOC y depresión: "Estamos enfermos, pero no somos inútiles"

Pascale, de 60 años, vive en el sur de Francia y tiene EPOC. Es víctima de una depresión debido a su trabajo - y quizás también, a su enfermedad - ella nos explica cómo trabajar de nuevo la salvó y la ayuda a sentirse mejor cada día.

¿Cuáles fueron los primeros síntomas de la EPOC?

Creo que, por lo menos, la he tenido desde hace 20 años, tosía mucho y escupía, perdía el aliento. En ese tiempo, mi médico de cabecera me decía que tenía asma. En 2010, decidí dejar de fumar, mi cuerpo ya no quería cigarrillos y cada vez me quedaba más sin aliento. Dejé de fumar en febrero de 2010. Fue 6 meses después de esto que, sin ver ninguna mejoría en mi respiración, mi médico me envió al neumólogo donde me enteré de que tenía EPOC en etapa III con enfisema.

¿Cómo reaccionaste ante el anuncio del diagnóstico?

Estaba un poco confundida, ya que no conocía esta enfermedad, lloré, pero pensé que no la iba a dejar tomar el control.

¿Qué impacto ha tenido la EPOC en tu vida profesional?

En la compañía donde estaba, los colegas eran amables, pero la enfermedad era invisible, la gente no la veía y esto fue difícil de reconocer para mi, ya que yo sentía los impactos de esta enfermedad todos los días. Luego dejé de trabajar en 2014 porque estaba deprimida a causa del trabajo que estaba haciendo, no sé si estaba directamente relacionado con la enfermedad. Hablé con mi médico al respecto, pero no tomé ningún medicamento.

¿Qué tratamientos sigues hoy en día para la EPOC?

Tomo Ultibro y Seretide mañana y tarde.

¿Cómo encontraste la energía para volver a trabajar?

He recuperado la energía para trabajar porque es lo que me hace vivir, el hecho de ver a la gente, de servir a algo... Llevo 8 meses con un contrato de duración determinada como teleconsejera en una organización de la seguridad social, 35 horas por semana. No puedo beneficiarme de un trabajo a tiempo parcial y no pregunté, ¡estaba demasiado contenta de haber encontrado un trabajo a los 59 años!

Mis colegas me aprecian, y esta vez, ven mi enfermedad y me cuidan. Tengo energía porque veo gente todos los días, tomo el autobús, hablo con la gente y digo a todos los que me rodean lo malo que es el tabaco para todos. El trabajo me salvó.

¿Qué consejo le darías a un paciente con EPOC que aún está en edad laboral?

Tenemos que hacer algo con nuestras vidas, no somos inútiles, estamos enfermos pero hay cosas peores en esta tierra. ¡Tienes que ver el lado positivo y no dejarte deprimir!

¡Muchas gracias a Pascale por compartir su historia! Y tú, ¿pudiste seguir trabajando?

avatar Louise-B

Autor: Louise-B, Content & Community Manager

Community Manager de Carenity Francia, Louise es también editora en jefe de la Revista de Salud para proporcionar artículos, vídeos y testimonios que se centren en las experiencias de los pacientes y que hagan oír sus voces. Con una formación multidisciplinar en periodismo, coordina la redacción de contenidos para las plataformas Carenity y facilita la experiencia de los miembros en la página.

Comentarios

avatar
el 15/11/19

¡Bravo Pascale! A través del trabajo, como tú ,no me siento inútil, y me permite estabilizar la enfermedad y dar valor y esperanza a los que piensan que todo está perdido cuando nos enteramos de que estamos afectados por esta enfermedad irreversible

¡Muévete para seguir sintiéndote bien contigo mismo y para poder volver a disfrutar de los buenos momentos!