«
»

Top

¿Qué es el síndrome de fatiga crónica?

Publicado el 2 oct. 2021 • Por Candice Salomé

La encefalomielitis, o más comúnmente conocida como síndrome de fatiga crónica (SFC), es una patología que se manifiesta a través de una intensa fatiga, dolores de cabeza, dolores musculares y dificultad de concentración.  

Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) la reconoce como enfermedad por derecho propio desde 1969, en España carece de reconocimiento. 

Pero, ¿cómo saber si se tiene el síndrome de fatiga crónica? ¿Cómo se diagnostica esta patología? ¿Cómo se trata? 

¡Te lo contamos todo en nuestro artículo! 


¿Qué es el síndrome de fatiga crónica?

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de fatiga crónica y cómo se diagnostica? 

El Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) es una enfermedad poco conocida sobre la que sabemos muy poco.  

A pesar de que el síndrome de fatiga crónica está reconocido por la OMS y la seguridad social española, muchos médicos no están familiarizados con él y a menudo dejan a los pacientes sin conocer el síndrome, creyendo que sus síntomas son consecuencia de un trastorno depresivo

No existen marcadores biológicos que permitan hacer el diagnóstico. Hasta la fecha, sólo un conjunto de síntomas puede determinar si el paciente está afectado por este síndrome. 

Para hacer un diagnóstico de SFC, deben estar presentes los siguientes 3 síntomas:

  • Fatiga que dura al menos desde hace 6 meses, es intensa y nueva, con un inicio más o menos definido, y no es el resultado de un sobreesfuerzo continuo que no mejora con el descanso. Esta fatiga da lugar a una reducción o deterioro sustancial de las actividades personales, profesionales o sociales que se realizaban anteriormente. 
  • Malestar postesfuerzo, es decir, si los pacientes realizan una actividad que requiere un esfuerzo ligeramente superior al habitual, deberán descansar en las 48 horas siguientes al esfuerzo. 
  • Sueño no reparador, es decir, los pacientes se despiertan a veces agotados a pesar de haber dormido un número adecuado de horas. 

Así como al menos una de las dos manifestaciones siguientes: 

  • Deterioro cognitivo (especialmente en las primeras fases de la enfermedad, con pérdida de memoria o problemas de concentración). 
  • Intolerancia ortostática (mareos al estar de pie, los pacientes generalmente no pueden estar de pie por más de 15 a 20 minutos). 

Además, los equipos médicos intentan inicialmente descartar del diagnóstico otras enfermedades que también implican los síntomas descritos anteriormente. A continuación, los pacientes se someterán a numerosas pruebas médicas para descartar las siguientes afecciones: fibromialgia, hipotensión, mononucleosis infecciosa crónica, hipotiroidismo, síndrome del intestino irritable, ciertos cánceres y muchas enfermedades inflamatorias y autoinmunes.  

Una vez que se han descartado todas estas condiciones, se puede considerar el síndrome de fatiga crónica. 

¿Cuáles son las causas y la evolución del síndrome de fatiga crónica?  

Las causas del síndrome de fatiga crónica  

El SFC está clasificado como una enfermedad neurológica, pero los estudios actuales sobre la afección tienden a mostrar que este síndrome se trata principalmente de inmunología y que los focos infecciosos que a veces pueden desarrollar los pacientes (como las caries, por ejemplo) pueden aumentar significativamente su fatiga. 

El estilo de vida no está implicado en el SFC, a diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, con el agotamiento, causado por una combinación de estrés laboral y familiar. 

Los científicos también están estudiando el hecho de que el síndrome de fatiga crónica podría ser consecuencia de una infección microbiana o vírica. Sin embargo, estos no se encuentran en los marcadores biológicos. 

La evolución del síndrome de fatiga crónica 

La evolución del SFC varía de una persona a otra. Las manifestaciones más agudas suelen durar 2 años en general y pueden reaparecer de forma cíclica en forma de brotes. Estos síntomas tienden a disminuir con el tiempo.  

No todos los pacientes se recuperan por completo, pero la gran mayoría recupera gradualmente sus capacidades.  

Los médicos estiman que la fatiga suele desaparecer, de media, al cabo de 5 años.  

¿Cómo se trata el síndrome de fatiga crónica? 

No existe un tratamiento específico para el síndrome de fatiga crónica. Sin embargo, se pueden hacer varias cosas, como: 

  • Tratamiento cognitivo-conductual: la terapia cognitiva-conductual suele ser una psicoterapia bastante breve destinada a redirigir los pensamientos desalentadores que podrían inhibir una perspectiva positiva que promueva la recuperación. 
  • Actividad física gradual. La actividad física puede ser muy importante en el SFC, ya que los periodos de descanso prolongados pueden provocar un desacondicionamiento y, por tanto, empeorar los síntomas del SFC. Por lo tanto, es necesario introducir gradualmente algún ejercicio aeróbico regular como caminar, nadar, montar en bicicleta o correr bajo estrecha supervisión médica. 
  • Medicación y tratamientos alternativos. Algunos síntomas específicos, como el dolor, la depresión y la dificultad para dormir, pueden tratarse. Sin embargo, es difícil, tanto para los médicos como para los pacientes, decir qué tratamientos funcionan porque los síntomas difieren de un paciente a otro y porque los síntomas pueden aparecer y desaparecer espontáneamente. 

¿A quién hay que consultar si se sospecha de un síndrome de fatiga crónica?  

El desconocimiento de los médicos sobre la enfermedad y el hecho de que no existan marcadores biológicos dificultan saber a quién se debe consultar. Los médicos que mejor pueden diagnosticar la enfermedad hoy en día son los de medicina interna. Sin embargo, según Robert Schenk, presidente de la Asociación Francesa del Síndrome de Fatiga Crónica (ASFC), algunos médicos internistas consideran que estos síntomas entran en el ámbito de la psiquiatría. Por ello, los pacientes suelen acabar acudiendo a psiquiatría y, si el especialista considera que el paciente se encuentra en un estado depresivo, lamentablemente quedará excluido de cualquier reconocimiento para el síndrome de fatiga crónica. 


¿Este artículo te ha sido útil?  

¡Haz clic en "Me gusta" y comparte tu opinión y tus interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!   

¡Cuidate! 


7
avatar Candice Salomé

Autor: Candice Salomé, Redactora de Salud

Candice es creadora de contenidos en Carenity y se especializa en la redacción de artículos de salud. Le interesan especialmente los campos de la psicología, el bienestar y el deporte. 

Candice tiene un máster... >> Saber más

4 comentarios


Lunamsanz
el 2/10/21

yo tengo fibromialgia y fatiga crónica y es horrible la sensación de cansancio todo el día a todas horas.


RobertoDìaz
el 3/10/21

Yo tengo fatiga crónica. 

Pero después de leer todo el artículo completo. 

Prefiero tratarmela yo! Tengo muchos de los síntomas citados, mi opinión es que me la causa mi enfermedad de base. Pero se pasa muy mal, siempre cansado, sin poder dormir bien, un desastre. 


CHELOO
el 10/10/21

Tengo fibromialgia y síndrome de fatiga crónica , lo cual se traduce en fuertes  dolores , y un cansancio agotador continuo. A ello se suma el insomnio. 

También te gustará

Fibromialgia, afrontar los retos diarios y mantener una actitud positiva

Síndrome de fatiga crónica

Fibromialgia, afrontar los retos diarios y mantener una actitud positiva

Ver el testimonio
Covid-19: ¡todo lo que necesitas saber sobre las diferentes vacunas y terapias innovadoras!

Covid-19: ¡todo lo que necesitas saber sobre las diferentes vacunas y terapias innovadoras!

Leer el artículo
Vacunas contra el COVID-19 y sus variantes: ¡te lo explicamos!

Vacunas contra el COVID-19 y sus variantes: ¡te lo explicamos!

Leer el artículo
Inmunología, anticuerpos y pruebas inmunológicas: ¿qué son?

Inmunología, anticuerpos y pruebas inmunológicas: ¿qué son?

Leer el artículo