«
»

Top

¿Qué es la adicción?

Publicado el 20 abr. 2021 • Por Candice Salomé

En 2017, el Observatorio Español de las Drogas y de las Adicciones (OEDA) estimó que el alcohol, el tabaco y los hipnosedantes eran las sustancias más consumidas en España. De hecho, el 7,4% de los adultos consume alcohol a diario, el 34% fuma a diario y el 5,9% utiliza hipnosedantes a diario.

Pero entonces, ¿qué es una adicción? ¿Cuál es su proceso? ¿Son todos los individuos iguales cuando se trata de la adicción? ¿Cómo diagnosticar y tratar una adicción?

¡Te lo contamos todo en nuestro artículo!

¿Qué es la adicción?

¿Qué es una adicción?

La adicción se considera una patología basada en el consumo reiterado de un producto (alcohol, tabaco, drogas...) o en la práctica anormalmente excesiva de un comportamiento (juegos, redes sociales, deportes...). 

La adicción conduce a :

  • una pérdida de control sobre el consumo o la práctica,
  • un cambio en el equilibrio emocional,
  • problemas médicos,
  • trastornos en la vida personal, profesional y social.

Entre las adicciones sin sustancias, sólo el juego patológico (juego de dinero o de azar) está reconocido clínicamente como una adicción conductual en las clasificaciones diagnósticas internacionales.

El Instituto Norteamericano de Abuso de Drogas, el National Institute of Drug Abuse (NIDA) da la siguiente definición:

"La adicción es una afección cerebral crónica y recidivante que se caracteriza por la búsqueda y el consumo compulsivo de drogas, a pesar de conocer sus consecuencias perjudiciales"

España se encuentra entre los principales consumidores europeos de cannabis y de cocaína. En 2019, el Obsrevatorio Europeo sobre Drogas publicó los resultados de un informe que situaba a España a la cabeza del consumo de drogas en Europa. 

¿Cuál es el proceso de una adicción?

El consumo de un producto adictivo como el tabaco, el alcohol, la cocaína... activa un circuito cerebral llamado "de recompensa". En este circuito intervienen neuronas especiales: las neuronas dopaminérgicas. Estas son responsables de la producción de una molécula: la dopamina. La dopamina segregada por el cerebro produce una sensación de placer.

En un contexto normal, la dopamina se segrega tras una acción agradable o positiva y es muy útil para las fases de aprendizaje y la satisfacción de nuestras necesidades vitales, por ejemplo.

El uso de ciertas sustancias o comportamientos aumenta artificialmente la producción de dopamina por encima de lo normal. Para encontrar esta sensación agradable, el individuo deseará repetir la experiencia. Esto creará un mecanismo de "refuerzo positivo". 

Además, el cerebro será cada vez menos sensible a las conductas adictivas. Por lo tanto, el individuo aumentará su consumo con el paso del tiempo. Esto se llama dependencia.

¿Son todos los individuos iguales cuando frente a la adicción?

La adicción es una enfermedad del sistema nervioso frente a la cual no todos estamos en las mismas condiciones de igualdad. Es un proceso complejo que se desarrolla a través de la interacción entre una sustancia y un sujeto vulnerable. Se pueden distinguir dos tipos de vulnerabilidad. El primero es intrínseco e incluye factores biológicos, genéticos, psicológicos o de comportamiento. La segunda es extrínseca. Incluye la cultura familiar, las experiencias y las etapas de la vida, pero también ciertos factores socioeconómicos. Por último, algunos individuos están más predispuestos según su edad. El cerebro de un adolescente aún no está maduro, por lo que es más vulnerable. 

Además, el cerebro del individuo adicto combina al menos dos debilidades:

Un sistema de recompensa hipertrofiado

Cuando el cerebro recibe una recompensa "inesperada" tras un comportamiento determinado, memoriza la consecuencia positiva de este comportamiento y fomenta su renovación. 

En situaciones "normales" (comida, actividad sexual, etc.), la liberación de dopamina y el placer que induce sólo duran unos instantes. Cuando se toman psicóticos, dura más tiempo y su efecto es mucho más intenso. Por esto, un individuo adicto no podrá resistirse a consumir la sustancia que previamente le ha dado placer cuando entre en contacto con ella.

Un déficit de plasticidad sináptica

En algunos individuos, la capacidad de las sinapsis* para disminuir su actividad bajo el efecto de ciertos estímulos podría estar alterada. Este fenómeno ya no permitiría el desarrollo de nuevas huellas de memoria y explicaría el cambio de comportamiento hacia la conducta automática y compulsiva.

*La sinapsis es una zona de unión a través de la cual el mensaje químico (neurotransmisor) pasa de una neurona a otra. Se trata de una estructura especialmente importante, en la que la señal neuronal puede reforzarse (mediante un aumento de la liberación de neurotransmisores o del número de receptores postsinápticos) o reducirse (mediante un aumento del número de receptores presinápticos). Esto se llama "plasticidad sináptica". Entre los neurotransmisores implicados en los mecanismos de la adicción, la dopamina desempeña un papel importante. Definición de la Federación de Investigación del Cerebro.

¿Cómo se diagnostica una adicción?

Para establecer un diagnóstico, los profesionales de la salud utilizan dos clasificaciones principales:

El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM 5) creado por la America Psychiatric Association

Los 11 criterios que figuran en este manual son los siguientes

  • Necesidad imperiosa e irreprimible de consumir la sustancia o de jugar (craving),
  • Pérdida de control sobre la cantidad y el momento del consumo de sustancias o del juego,
  • Mucho tiempo dedicado a la búsqueda de sustancias o al juego,
  • Aumento de la tolerancia a la sustancia adictiva,
  • Presencia de un síndrome de abstinencia, es decir, el conjunto de síntomas provocados por el cese brusco del consumo de sustancias o del juego,
  • Incapacidad para cumplir con las obligaciones importantes,
  • Utilización incluso cuando exista un riesgo físico,
  • Problemas personales o sociales,
  • Deseo persistente o esfuerzos por reducir las dosis o la actividad,
  • Actividades reducidas en favor del consumo o del juego,
  • Uso continuado a pesar de los daños físicos o psicológicos.

Si el individuo presenta de 2 a 3 criterios: tiene una adicción débil.
Si el individuo presenta de 4 a 5 criterios: tiene una adicción moderada.
Si el individuo presenta 6 o más criterios: tiene una adicción grave.

La Clasificación estadística internacional de las enfermedades y de los problemas de salud (CIE-10) creada por la Organización Mundial de la Salud

Los 6 criterios de la dependencia de la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades (CIE 10) de la OMS son:

  • Un deseo fuerte o compulsivo de consumir una sustancia psicoactiva,
  • Dificultad para controlar el consumo de la sustancia,
  • Un síndrome de abstinencia fisiológico cuando el sujeto reduce o deja de consumir la sustancia,
  • Evidencia de tolerancia a los efectos de la sustancia psicoactiva: el sujeto necesita más cantidad de la sustancia para obtener el efecto deseado,
  • El abandono gradual de otras fuentes de placer e interés en favor del consumo de la sustancia psicoactiva, y un aumento del tiempo dedicado a obtener la sustancia, a consumirla o a recuperarse de sus efectos,
  • El uso continuado de la sustancia a pesar de estas consecuencias claramente perjudiciales. 

Para hacer este diagnóstico, al menos 3 de las manifestaciones anteriores deben haber ocurrido al mismo tiempo, en el mismo año.

¿Cómo se trata una adicción?

Los tratamientos difieren según la adicción de que se trate, ya sea relacionada con una sustancia o con una práctica. La adicción es una enfermedad multifactorial que combina trastornos biológicos y psicológicos. El tratamiento de la adicción debe tener en cuenta todos estos componentes.

Por lo tanto, hay que dar prioridad a la terapia y al apoyo psicológico. En el caso de la adicción a los psicóticos o al tabaco, el tratamiento puede completarse con un tratamiento de sustitución que permita compensar la carencia.

El tratamiento puede ser proporcionado :

  • en los hospitales: en departamentos específicos que combinan consultas especializadas y programas de abstinencia,
  • en las redes ciudad-hospitalarias (redes de profesionales sanitarios encargados de la continuidad asistencial)
  • en el médico de cabecera.


¿Este artículo te ha sido útil?

¡Comparte tu opinión y tus interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios! 

¡Cuidate!

1

Comentarios

También te gustará

Personas mayores adictas a la marihuana en los Estados Unidos

Drogodependencia

Personas mayores adictas a la marihuana en los Estados Unidos

Leer el artículo
Ver el testimonio
Alcoholismo "¡No beber más es ser libre!"

Alcoholismo

Alcoholismo "¡No beber más es ser libre!"

Ver el testimonio