En busca de una vacuna "universal" contra la gripe

/static/themes-v3/default/images/default/home/bg-generic.jpg?1516194360

Pacientes Alergias respiratorias

0 respuesta

5 visualizaciones

Temática de la discusión


Publicado el

Ante el virus de la gripe que muta cada año, todavía falta una vacuna que sea efectiva en el tiempo y contra un máximo de cepas, lo que nos pone en riesgo de una nueva pandemia. La industria biofarmacéutica está trabajando en ello, pero el camino por recorrer aún es largo.

Vaccin (2).jpg

Swiftwater, una pequeña comunidad rural en Pensilvania, entre torrentes de pescadores y colinas boscosas de los Apalaches, es el hogar de una de las plantas más grandes del mundo de Sanofi Pasteur, la división de vacunas del gigante farmacéutico francés Sanofi. Este sitio de 2.500 empleados produce principalmente vacunas contra la gripe estacional, de acuerdo con un proceso bien establecido en la industria, pero en gran parte desconocido para el público en general: el cultivo de cepas virales en los huevos de gallina.

Cientos de miles de huevos embrionados de granjas especializadas de la región se entregan diariamente en el sitio. Con una aguja, un brazo robótico inocula en cada uno de ellos una cepa atenuada del virus. "El huevo es el pequeño biorreactor en el que podemos desarrollar el virus de la gripe", dice Franck Chassant, el director de la planta. Después de unos días de incubación y refrigeración, los huevos se revisan y se abren. Solo se cosecha el blanco, en el cual el virus ha florecido. A continuación, se siguen varios pasos de purificación, inactivación del virus, filtración y formulación para reunir diferentes cepas en una sola dosis de vacuna. Con el llenado, el embalaje y los análisis, todo el proceso puede llevar hasta 6 meses.

Un proceso sólido, pero imperfecto

Dos veces al año, en febrero para el hemisferio norte y en septiembre para el hemisferio sur, la Organización Mundial de la Salud (OMS) evalúa cuales serán las cepas más amenazadoras de la gripe durante el invierno siguiente y transmite su instrucciones a los fabricantes. Sin embargo, "este proceso epidemiológico tiene tendencia a producir vacunas de baja eficacia, particularmente cuando las cepas seleccionadas para la vacuna no coinciden con las nuevas cepas en circulación", dice Tamar Ben-Yedidia, Director Científico de BiondVax, biotecnología israelí más destacada en la investigación de la gripe.

La tecnología de incubación en huevos, aunque robusta, tampoco es perfecta: tienden a aparecer ligeras diferencias entre las cepas de partida y los antígenos finalmente obtenidos, lo que reduce la efectividad de las vacunas. Un problema que los fabricantes conocen, especialmente porque sus vacunas contra la gripe actuales solo son útiles por una temporada y, en el mejor de los casos, protegen en varios grados contra 4 cepas.

Se puede lograr una producción "más fiable" y en un tiempo más corto con vacunas desarrolladas a partir de células, según John Shiver, jefe de investigación y desarrollo de Sanofi Pasteur. Esta es una de las razones de la adquisición el año pasado por el grupo francés de la Protein Sciences americana, que ya comercializa en los Estados Unidos una vacuna contra la gripe a partir de células de insecto. Pero las vacunas contra la gripe del futuro también tendrán que apuntar a las propiedades centrales del virus, que no mutan cada año.

Biotechs

"Es como en un coche con muchas opciones, pero el motor, bien protegido, sigue siendo el mismo", compara Laurent Humeau, director de investigación y desarrollo en Inovio. Esta biotech de California ha logrado recientemente inmunizar varias especies de animales mamíferos contra una gran selección de cepas de gripe de los últimos 100 años, inyectándoles un fragmento de ADN común a todas estas cepas.

La vacuna candidata M-001 de BiondVax se dirige a una selección de péptidos, pequeñas proteínas comunes al virus de la gripe, y se cree que estimula una doble respuesta inmune. Su interés también radica en su etapa clínica avanzada: está a punto de ser probada este otoño en unos 9,600 voluntarios de 50 años y más en Europa del Este, durante dos temporadas de gripe.

David Loew, director de Sanofi Pasteur, dice que no cree en la posibilidad de una vacuna "universal" contra la gripe. "Muchas biotechs lanzan este tipo de rumores, es una exageración para tener fondos", comenta. Pero el número uno a nivel mundial de la vacuna antigripal no podría arriesgarse a perder la oportunidad. El año pasado, Sanofi Pasteur creó su propia biotech interna, FluNXT, encargada de desarrollar una vacuna contra la gripe de "amplia protección", una meta que se considera más realista. "FluNXT es uno de los proyectos más grandes, si no el más grande que tenemos", dice Shiver, que sigue siendo mezquino con los detalles. Según Loew, desarrollar tal vacuna "tomará diez años".

- AFP -