«
»

Top

El impacto psicológico del Covid-19

Publicado el 13 nov. 2020 • Por Gilda Teissier

Cuando hablamos de las consecuencias del Covid-19, solemos pensar en los efectos físicos y económicos. Pero a menudo pasamos por alto el impacto psicológico que la pandemia puede tener en la población.

El cambio de hábitos, el aislamiento social, el miedo al contacto humano e incluso las pérdidas monetarias y humanas no son problemas que puedan superarse fácilmente. 

¿Cuáles son las principales consecuencias psicológicas del COVID-19? ¿Cómo sé si estoy sufriendo estas consecuencias psicológicas? ¿Están todos en peligro? ¿Qué puedo hacer para cuidar mi salud mental?

¡Te contamos todo en nuestro artículo!

El impacto psicológico del Covid-19

¿Cuáles son las principales consecuencias psicológicas del COVID-19?

La humanidad ya ha experimentado numerosas pandemias antes, pero la sensibilización a la salud mental es algo bastante reciente. Sin embargo, sabemos mucho sobre el impacto psicológico que pueden tener las guerras o los desastres naturales, más significativamente el  PTSD (trastorno de estrés postraumático). Y este tipo de choque o perturbación se asemeja, desde un punto de vista psicológico, a la emergencia de salud pública que estamos experimentando hoy en día.

Según un reciente estudio psicológico, las principales consecuencias psicológicas que se observan actualmente y que seguirán desarrollándose en los meses e incluso años venideros son :

  • La depresión: puede tener muchas fuentes, ya sea personas que ya son propensas a la depresión, que con todos estos cambios sienten que es demasiado para manejarla, o personas que nunca la han experimentado, pero que debido a una combinación de circunstancias, la mayoría de las cuales se describen en la lista a continuación, se encuentran luchando por mantener su antigua personalidad. 
  • La incertidumbre: Es la sensación de no saber qué está pasando o cuándo terminará la situación. La incertidumbre crea un estrés que puede llevar a la ansiedad, y si no se maneja adecuadamente, puede desencadenar ansiedad o estrés crónico. Otro riesgo asociado a esta situación es la sensación de  tener que buscar constantemente información, lo que sólo conduce a estar demasiado informado y probablemente demasiado ansioso. 
  • La ansiedad y el miedo : estas emociones son una consecuencia de la incertidumbre generada por el Covid-19. Pueden ocurrir pensamientos catastróficos y anticipatorios que lo colocan en el peor y más improbable escenario, y por lo tanto generan una gran incomodidad.
  • El estrés : puede ser causado por la incertidumbre, la pérdida de un trabajo, el miedo a la infección, al aburrimiento o a la pérdida de un ser querido. También puede dar lugar a comportamientos como el aumento del consumo de alcohol, tabaco e incluso drogas. 
  • La soledad : este es particularmente el caso en los países donde se impone el confinamiento y se obliga a las personas a quedarse en casa. Sin embargo, incluso en los países en que no es necesario el confinamiento, seguir viendo a los que están a su alrededor y no poder tocarlos o pasar tanto tiempo con ellos como antes puede dar lugar a sentimientos de soledad.
  • El miedo al contacto con los demás o a salir de casa : un miedo extremo a la infección, los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), pueden manifestarse en personas que han sido informadas en exceso sobre el Covid-19. El miedo también puede venir en personas que utilizan rutinas intensivas de higiene para evitar infecciones; estas rutinas pueden ayudar temporalmente a reducir la ansiedad, pero también pueden convertirse en un TOC
  • La somatización : puede definirse como la manifestación física de la angustia psicológica  y se asocia con el miedo y el TEPT. Se constata un aumento de los casos de personas que sienten que tienen una enfermedad inexistente, todo ello debido a la ansiedad y la depresión.
  • El estrés postraumático : esta última consecuencia puede manifestarse de diferentes maneras: insomnio, sueños relacionados con la pandemia, disociación de la realidad, adicción, etc.

Además, también se han observado problemas menos evidentes en particular entre las personas que viven en países en los que se ha impuesto la contención y que siguen trabajando. Se ha demostrado que estas personas experimentan cada vez dificultades más grandes de concentración, lo que los hace menos eficaces en su trabajo y causa un sentimiento de rechazo hacia si mismos y hacia su trabajo. En el caso de las personas que padecen una enfermedad crónica, la epidemia no sólo puede acarrear todos los efectos mencionados anteriormente, sino que también puede provocar complicaciones en la forma en que gestionan su salud, provocando de esta forma un estrés adicional debido a la falta de información o de apoyo.

¿Todo el mundo puede verse afectado por el impacto psicológico del Covid-19?

Sí, todo el mundo está en riesgo porque todos somos seres sociales con una gran necesidad de interactuar y que estamos luchando constantemente para adaptarnos al cambio. Sin embargo, algunos grupos son más vulnerables que otros. Por una parte, las personas con enfermedades crónicas se ven afectadas a diferentes niveles por la pandemia y pueden tener un acceso limitado a su tratamiento y un estrés adicional en vista de la patología. Dentro de este grupo, las personas con enfermedades psiquiátricas son las más vulnerables y deben continuar tomando su tratamiento sin ninguna interrupción posible y buscar ayuda si todo esto comienza a parecerles demasiado duro. Por otra parte, según Lauren Brinkley-Rubstein, profesora adjunta de medicina social de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, los grupos que corren mayor riesgo de sufrir los efectos psicológicos del Covid-19 son las mujeres, los jóvenes y los trabajadores de la salud o los cuidadores. Además, contrariamente a la creencia popular, las personas que viven solas, en confinamiento, no corren estadísticamente mayor riesgo que las que viven el confinamiento con familiares o amigos. No todas las situaciones familiares son ideales, y por lo tanto la salud mental puede deteriorarse. Por lo tanto, el mayor riesgo es estar en un ambiente que no te ayuda a estar tranquilo y feliz

¿Cómo saber si sufro o no algunas consecuencias psicológicas?  

Además de ser consciente de que se está experimentando cualquiera de los síntomas o molestias psicológicas mencionadas anteriormente, también puedes sufrir consecuencias psicológicas relacionadas con el Covid-19 si descubres que no te comportas como de costumbre 

"Las cosas básicas de la vida diaria, como no sentirse motivado para ducharse o tener un sueño inquieto, pueden ser una señal"

Según el profesor Shankman de la Facultad de Psiquiatría de la UIC, si notas una gran diferencia en tu funcionamiento diario, como no ser capaz de concentrarte en tu trabajo o tareas o no cuidar de tus hijos, no querer salir aunque sea necesario, perder el interés en las cosas que antes te gustaban, tener menos energía, cambios de humor... Se recomienda pedir ayuda.

¿Qué puedo hacer para cuidar mi salud mental?

Existen numerosos consejos que puedes seguir con el objetivo de mantener tu mente sana durante estos tiempos y que pueden ayudarte a hacer frente a todos los pensamientos y situaciones negativas que pueden surgir de esta pandemia.

Crear o mantener una rutina diaria que te permita mantener la motivación e interactuar con otras personas, para que el aislamiento social y el desánimo no se conviertan en tu hábito. El profesor Shankman aconseja mantener una rutina similar a la que tenías antes de verte obligado/a a aislarte, por ejemplo, seguir levantándote a la misma hora cada día, vistiéndote para el trabajo como lo harías normalmente y practicar alguna un poco de actividad física. Esto incluye socializar, aunque no puedas hacerlo como antes, herramientas como las videollamadas pueden ayudarte amantenerte en contacto con tus amigos y familiares

Aprende nuevas técnicas de relajación para reducir los niveles de ansiedad y evitar los altos índices de abuso de alcohol y drogas. Estas técnicas también pueden ser útiles para tratar los síntomas y los miedos del TEPT

Reduce el tiempo que pasas buscando información sobre Covid-19 y consácralo a un hobby que realmente disfrutes. Esto te ayudará a evitar pensamientos y anticipaciones catastróficas, y estrés innecesario.

Continúa a tomar tu tratamiento como lo hacías antes de que todo esto comenzara y trata de seguir lo más al pié de la letra posible de las recomendaciones de tu médico. Es un hecho que los hospitales y los médicos están desbordados de trabajo debido a las víctimas de la pandemia, pero muchos de ellos siguen atendiendo a los pacientes e incluso ofrecen asistencia y consultas en línea

Busca ayuda profesional si crees que la necesitas. El gobierno ha puesto en marcha un número de teléfono gratuito para la población en general al que puedes llamar si sientes la necesidad de apoyo psicológico: 91 700 79 88. Este número es gratuito desde todos los teléfonos y disponible de lunes a domingo de 9.00h a 20.00h.

Nota: existen otros dos teléfonos: uno para sanitarios Sanitariosy otros intervinientes que precisen de apoyo (91 700 79 90), y otro para familiares de personas enfermas o fallecidas (91 700 79 89).

En resumen:

Los expertos están de acuerdo en que podría haber un impacto duradero en todos nosotros, ya que nos vemos obligados a soportar los abstáculos que la mayoría de nosotros nunca ha encontrado antes. Por lo tanto, hay que tener en cuenta el hecho de que los efectos psicológicos pueden aparecer tardíamente y presentar una tendencia a volverse crónicos, como suele ocurrir en el caso del trastorno de estrés postraumático, y otras patologías relacionadas con el confinamiento.

Por lo tanto, no hay que olvidar que la salud mental es tan importante como la salud física. Lo mejor para ti es ser tu propio aliado y mostrar un poco de amor no teniendo miedo o vergüenza de pedir ayuda si sientes que algo va mal.

¿Te ha sido útil este artículo?
¡Comparte tus sentimientos e interrogaciones con la comunidad en los comentarios más abajo!
¡Cuidate!


avatar Gilda Teissier

Autor: Gilda Teissier, Responsable de Contenido y Colaboraciones

Gilda Teissier es la encargada de Contenido y Colaboraciones en Carenity. Su misión es doble.

Por un lado se encarga de definir e implementar la estrategia de contenido para todos los sitios Carenity, velando... >> Saber más

8 comentarios


NuriMon
el 13/11/20

Personalmente, estoy totalmente de acuerdo con el artículo. Tanto a corto, medio y largo plazo las consecuencias psicosociales de esta pandemia van a cambiar a las personas y con ello a la sociedad entera. La forma que tenemos de relacionarnos se ha visto anulada de un día para otro. Además, se está enseñando a los pequeños que no se pueden compartir las cosas, que lo tuyo es tuyo y a quien le falte es su problema y tú no debes ayudarle, con lo que el egoísmo y egocentrismo natural del ser humano van a incrementarse notoriamente. Y no sólo por eso, sino porque la gente tiene miedo, se aparta, mira de reojo, salimos a la calle con miedo a incumplir alguna nueva norma de la que no te hayas enterado. No podemos despedir a nuestros muertos. No podemos cuidar de nuestros enfermos. No podemos celebrar cumpleaños, bodas, navidades cómo realmente quisiéramos. Todo es una mezcla que está creando una bomba de relojería que en cualquier momento explotará. Tal vez no este año, ni el que viene. Tal vez hasta que la situación actual no deje de existir. Entonces debemos estar muy atententos, a nuestra salud mental y a la de los demás. No olvidemos que quien tiene problemas psicológicos del tipo que sean, necesita manos tendidas a las que agarrarse pues solo no va a poder curarse. Lo que acrecienta mi miedo a la sociedad resultante de todo esto. Esperemos recuperar la empatía, palabra que antes del covid ya estaba muy olvidada. Esperemos que recordemos que los unos sin los otros se rompe la cadena, que para que tengas una ensalada en la mesa debe existir un agricultor que la plante. Que para que tu basura sea recogida y las calles no se conviertan en un estercolero, los barrenderos deben hacer su trabajo. Todos somos necesarios desde el pescador al empresario. Así que, por favor, quitemonos la venda de los ojos, y seamos consciente de la importancia que tiene que ser individual para poder crear una comunidad digna de ser llamada sociedad. Espero que recuperemos la solidaridad vecinal, la cercana, la de antes cuándo podías dejar la casa abierta, pedir al vecino que cuide un rato a los niños.... Ahora más que nunca siento verdadera esa frase de "cualquier tiempo pasado, fue mejor". Ojalá volvamos a esos tiempos.... 


Elena9
el 14/11/20

Gracias por el artículo.


GemaLapeque
el 15/11/20

Lleva mucha razón el artículo.

Tras todo esto,se han quitado las ganas de ir a ver a la gente que se iba a ver antes a diario, las ganas de ir al gimnasio, y no apetece escuchar las cosas que cuenta la gente cuando antes si hubiera interesado...🤷‍♀️

A ver cómo termina esto del COVID, porque vamos....🤦🏼‍♀️


AndreaB • Animadora de la comunidad
el 16/11/20

@NuriMon‍ @Elena9‍ @GemaLapeque‍ ¡muchísimas gracias por vuestros comentarios!

Un abrazo,
Andrea del equipo de Carenity


GemaLapeque
el 16/11/20

Encima ahora dicen en las noticias que este virus ya estaba en el verano del año 2019...,que más cosas nos faltan por saber que sean ciertas y reales🤷‍♀️
Esto no tiene principio ni final🤦🏼‍♀️

También te gustará

Vacunas contra el COVID-19 y sus variantes: ¡te lo explicamos!

Vacunas contra el COVID-19 y sus variantes: ¡te lo explicamos!

Leer el artículo
Inmunología, anticuerpos y pruebas inmunológicas: ¿qué son?

Inmunología, anticuerpos y pruebas inmunológicas: ¿qué son?

Leer el artículo
Coronavirus o gripe, ¿cuáles son las diferencias?

Coronavirus o gripe, ¿cuáles son las diferencias?

Leer el artículo
¿Cuáles son los peligros de la venta sin receta de ciertos medicamentos?

¿Cuáles son los peligros de la venta sin receta de ciertos medicamentos?

Leer el artículo