«
»

Top

Endometriosis: ¿cuál es su impacto en la fertilidad?

Publicado el 28 mar. 2022 • Por Candice Salomé

La endometriosis es una enfermedad ginecológica crónica de las mujeres en edad fértil que se caracteriza por el desarrollo de un revestimiento uterino (el endometrio) fuera del útero, que coloniza otros órganos vecinos. Una de las consecuencias de la endometriosis es la hipofertilidad, es decir, la reducción de la fertilidad. Esto afecta al 30-40% de las mujeres afectadas por la endometriosis. 

Pero, ¿cuál es la relación entre la endometriosis y la infertilidad? ¿Cuáles son los posibles remedios? 

¡Te lo contamos todo en nuestro artículo! 

Endometriosis: ¿cuál es su impacto en la fertilidad?

¿Qué es la endometriosis y cuáles son sus síntomas? 

En España, la endometriosis afecta a en torno al 10-15% de las mujeres en edad fértil, es decir, a unos 2 millones de mujeres. Esta cifra puede estar infravalorada, ya que aún no se diagnostica correctamente (se calcula que tarda una media de 7 años). Por lo tanto, las pacientes que padecen endometriosis sufren una ausencia de diagnóstico pertinente durante un largo tiempo que conduce a un tratamiento inadecuado de sus síntomas e incluso a un agravamiento de la enfermedad. 

La endometriosis es una enfermedad ginecológica crónica que afecta a las mujeres en edad fértil. Esta enfermedad se caracteriza por el desarrollo de una mucosa uterina (llamada endometrio) fuera del útero. A continuación, el endometrio coloniza los órganos circundantes. 

La endometriosis es una enfermedad compleja con síntomas diferentes para cada mujer. 

Los principales síntomas de la endometriosis son: 

  • Dolor durante la menstruación, 
  • Dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia), 
  • Dolor pélvico regular, 
  • Dolor umbilical y/o abdominal, 
  • Dolor de espalda, a veces incluso en las piernas, 
  • Dolor durante la defecación, 
  • Dificultad para orinar (disuria). 

Los órganos más frecuentemente afectados en los casos de endometriosis profunda son:  

  • Los ovarios,  
  • Los ligamentos uterosacros,  
  • El recto, 
  • La vejiga, 
  • La vagina. 

El principal síntoma de la endometriosis es el dolor pélvico recurrente y a veces muy agudo, sobre todo en el momento de la menstruación. El carácter cíclico es sugerente de la enfermedad. Las lesiones causadas por la endometriosis son sensibles a las hormonas femeninas. Por lo tanto, estas lesiones proliferarán, sangrarán y dejarán cicatrices fibrosas con cada ciclo menstrual. 

¿Qué relación existe entre endometriosis e infertilidad? 

La endometriosis suele diagnosticarse durante una evaluación de la infertilidad. A menudo se asocia con la infertilidad. Sin embargo, no todas las mujeres con endometriosis están afectadas. Sólo entre el 30 y el 40% de las pacientes experimentan realmente la infertilidad. 

El grado de deterioro de la fertilidad suele depender de la gravedad de la enfermedad. Sin embargo, bastan unos pocos focos de endometriosis indoloros y no reconocidos para provocar la infertilidad. 

La fertilidad requiere varias condiciones: 

  • La ovulación, 
  • El desplazamiento sin obstáculos del óvulo a lo largo de la trompa hasta el útero, 
  • La fertilización, 
  • La implantación del óvulo fecundado, 
  • Un número, un aspecto y una movilidad suficiente de los espermatozoides. 

En el caso de la endometriosis, las anomalías pueden estar en la región de los ovarios, las trompas de Falopio o en el peritoneo circundante. La endometriosis provoca una inflamación e irritación de los tejidos durante el ciclo menstrual, liberando factores bioquímicos que interfieren en la maduración del óvulo. 

Cuando los ovarios son los órganos más afectados por la endometriosis, pueden formarse quistes. La maduración de los óvulos se ve entonces directamente perturbada, lo que hace imposible una ovulación "normal". 

Si la endometriosis está presente en las trompas de Falopio y en los ovarios, el óvulo puede no ser captado por la trompa de Falopio y su viaje hacia el útero se ve obstaculizado. 

La reacción de defensa inmunitaria contra los focos de endometriosis también puede impedir la implantación del óvulo fecundado en el útero. 

La adenomiosis, una forma especial de endometriosis que afecta al músculo uterino, también puede interferir en la implantación del óvulo fecundado en la cavidad uterina. 

¿Cómo afrontar la infertilidad cuando se tiene endometriosis?

Muchos médicos aconsejan a las pacientes con endometriosis que no retrasen demasiado su primer embarazo. Esto se debe a que esta condición crea un entorno poco favorable para la fecundación. 

No obstante, si el embarazo no puede producirse de forma espontánea, las pacientes pueden recurrir a técnicas de reproducción médicamente asistida (RMA) como la estimulación de la ovulación, la inseminación artificial o la fecundación in vitro (FIV). 

La estimulación de la ovulación

Esta técnica se recomienda en casos de problemas de ovulación o de infertilidad inexplicable. El objetivo de la estimulación de la ovulación es estimular la producción de óvulos y su maduración. 

El médico prescribe entonces hormonas en forma de inyecciones, las gonadotropinas. Estas hormonas son segregadas de forma natural por la hipófisis (una glándula endocrina situada en la base del cerebro) cuya función es estimular la actividad y la secreción hormonal de las gónadas (ovarios y testículos). 

Durante el tratamiento, los controles ecográficos regulares permiten seguir el desarrollo de los folículos (que contienen los óvulos) para limitar el riesgo de embarazos múltiples (por ejemplo, gemelos) y desencadenar la ovulación en el momento adecuado. 

La inseminación artificial

La inseminación artificial intrauterina con el esperma del cónyuge (IAC) consiste en inyectar esperma "preparado" en la cavidad uterina el día de la ovulación de la paciente. 

La estimulación de los ovarios controlará y mejorará la ovulación. 

De este modo, el espermatozoide se prepara en el laboratorio para reproducir la acción del moco cervical, y los espermatozoides seleccionados se inyectan en el útero. 

Con esta técnica, es posible sortear el moco cervical y acercar los espermatozoides a los ovocitos.

La fecundación in vitro (FIV) 

La fecundación in vitro (FIV) consiste en reproducir en el laboratorio lo que ocurre de forma natural en las trompas de Falopio: la fecundación y las primeras fases del desarrollo del embrión. 

La estimulación de los ovarios permitirá el desarrollo de varios folículos, cada uno de los cuales contiene un óvulo. Se realizará una punción que permita la recogida de varios óvulos. 

Los óvulos recogidos se colocarán en presencia de espermatozoides fuera del cuerpo humano, en un laboratorio de embriología. 

Existen dos tipos de fecundación in vitro: 

  • La fecundación in vitro clásica. Consiste simplemente en colocar los óvulos recogidos en presencia de una muestra de esperma previamente tratada en un medio nutritivo específico. La fecundación se produce entonces según el proceso natural, pero fuera del cuerpo. 
  • La fecundación in vitro con ICSI (también llamada inyección intracitoplasmática de espermatozoides). En esta técnica, se inyecta un solo espermatozoide en el óvulo. Tanto el óvulo como el esperma deberán ser tratados previamente.


¿Este artículo te ha sido útil?    
   
¡Haz clic en "Me gusta" y comparte tu opinión y tus interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!    
      
¡Cuidate!  


Comentarios

También te gustará

Ver el testimonio
Los medicamentos más utilizados para la endometriosis, indicaciones y consejos.

Endometriosis

Los medicamentos más utilizados para la endometriosis, indicaciones y consejos.

Leer el artículo
Endometriosis y embarazo, ¿qué perspectivas para las mujeres afectadas?

Endometriosis

Endometriosis y embarazo, ¿qué perspectivas para las mujeres afectadas?

Leer el artículo

Discusiones más comentadas

Ficha descriptiva de la enfermedad