«
»

Top

¿Qué es una enfermedad genética?

Publicado el 5 dic. 2020 • Por Doriany Samair

Hasta la fecha, se han identificado más de 8.000 enfermedades genéticas en todo el mundo. En España, se estima que hay más de 3 millones de personas que sufren enfermedades genéticas. Cabe señalar que la mayoría de estas enfermedades genéticas son raras y a menudo poco conocidas. Lo que tienen en común es la presencia de una anomalía a nivel del genoma (conjunto de genes) y, a diferencia de algunas enfermedades, no son contagiosas.

¿Qué es una enfermedad genética? ¿Qué es una enfermedad hereditaria? ¿Cómo se transmiten? ¿Cómo se diagnostican? ¿Cuáles son las derivaciones de la detección genética? ¡Te contamos todo en nuestro artículo!

¿Qué es una enfermedad genética?

¿Qué es una enfermedad genética?

Una enfermedad genética es una patología causada por la presencia de una anormalidad en un gen (o del ADN) o en un cromosoma del paciente. 

El ADN (Ácido Desoxirribonucleico), el portador de identidad biológica de un individuo, está contenido de forma idéntica en todas las células de nuestro cuerpo (excepto los glóbulos rojos). Es una molécula que lleva el patrimonio genético de una persona. Se presenta en forma de filamentos enrollados en una doble hélice y compactados en cromosomas. Así, el genoma humano se divide en 46 cromosomas (22 pares de cromosomas llamados "autosomas" y un par de cromosomas sexuales "X e Y"). Una secuencia de ADN corresponde a un gen, que tiene una ubicación muy precisa en un cromosoma y define una característica muy particular (como el color de los ojos o del cabello, etc.).

editor_meta_bo_img_cb46200351b49eea57634b8e20e4add1.jpgFigura 1: El ADN

Fuente: ADN Institut

Distinguimos las enfermedades genéticas:

  • debido a una anomalía cromosómica (presencia de un cromosoma extra como en la trisomía 21 conocida como "síndrome de Down" o la ausencia de un cromosoma dentro de un par como en las monosomías);
  • debido a una anomalía en el ADN (llamada mutación) de uno o más genes. Las mutaciones del ADN pueden ocurrir en un gen (enfermedad monogénica) o en varios genes (enfermedad poligénica) y conducir a una disfunción del organismo.

Es importante señalar que una anomalía o mutación del ADN no siempre conduce a una enfermedad genética, estas mutaciones pueden pasar desapercibidas y, en última instancia, contribuir a la variabilidad y a la diversidad genética.

¿Cómo se transmiten las enfermedades genéticas?

La transmisión de enfermedades genéticas está en una realidad condicionada. Por definición, una enfermedad genética se inscribe en el genoma de los individuos y se transmite a los descendientes, pero no de forma sistemática. De hecho, la repartición de las características genéticas durante la fecundación es aleatoria, de modo que para cada par de cromosomas, un cromosoma proviene de la madre y el otro del padre. Existen dos tipos de transmisión de cromosomas no sexuales (autosómicos): las transmisiones autosómicas recesivas y dominantes.

La transmisión autonómica recesiva

En este caso, es posible portar el gen defectuoso y aún así no expresar la enfermedad: una sola copia no es suficiente para que la enfermedad se desarrolle. Un portador "sano" es un individuo que puede transmitir una copia del gen a su descendencia pero no está enfermo. Por lo tanto, uno debe tener ambas copias del gen para estar enfermo, es decir, heredar una copia del padre y una copia de la madre.

editor_meta_bo_img_11c85e9d2bf0960af4feb1623be78cfc.png

Figura 2: la transmisión autosómica recesiva

Fuente: U.S. National Library of Medicine

Por ejemplo, la fibrosis quística, la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth y la Drepanocitosis son enfermedades genéticas de transmisión autosómica recesiva.

La transmisión autonómica dominante

En este caso, ser portador del gen defectuoso implica necesariamente expresar la enfermedad: una sola copia es suficiente para que la enfermedad se desarrolle. Se dice que un individuo está "aquejado" y necesariamente transmite una copia del gen a sus descendientes. Esto significa que para estar enfermo, el padre o la madre o ambos deben estar afectados por la misma enfermedad. 

editor_meta_bo_img_b3848d334574b5ab6fec250a16c6d9fc.png

Figura 3: la transmisión autosómica dominante

Fuente: U.S. National Library of Medicine

Por ejemplo, la acondroplasia (una forma de enanismo), la polidactilia (tener dedos extras en los pies) o la enfermedad de Huntington (una enfermedad progresiva que ataca al sistema nervioso) son enfermedades genéticas de transmisión autosómica dominante.

La transmisión de las enfermedades vinculadas al X

Algunas enfermedades se transmiten por los cromosomas sexuales y se llaman enfermedades ligadas al X en los hombres.

Como recordatorio, el sexo masculino se caracteriza por el par de cromosomas sexuales X/Y y el sexo femenino por el par de cromosomas sexuales X/X. Por lo tanto, una anormalidad en el cromosoma X en los hombres no puede ser corregida porque sólo tienen un cromosoma X. Hay que tener en cuenta que un padre no puede transmitir este tipo de patología a su hijo (necesariamente le transmite el cromosoma Y). Una mujer puede ser una portadora sana porque la copia del gen defectuoso llamada recesiva se compensa con la otra copia llamada "sana" en el otro cromosoma X.

editor_meta_bo_img_cbc0494317820d9d0ceb5a36c4b45fa6.png

Figura 4: la transmisión vinculada al X dominante

Fuente: U.S. National Library of Medicine

Por ejemplo, el daltonismo, la distrofia muscular de Duchenne y la hemofilia son enfermedades hereditarias vinculadas al X.

Otros casos de figura

Ciertas enfermedades genéticas se originan a partir de una mutación "adquirida" del ADN y no han sido heredadas por el individuo enfermo, sino que se han producido de forma espontánea. Los ejemplos incluyen mutaciones que causan cáncer. Este tipo de mutaciones, si afectan a las células sexuales, pueden transmitirse a los descendientes, de ahí la importancia de un historial de salud familiar para hacer un diagnóstico médico.

¿Cómo se diagnostican las enfermedades genéticas?

La detección al nacer

En el marco de la ley de bioética de 2007, el diagnóstico prenatal (DPN) se está sistematizando en España. Una pareja puede recurrir a la DPN si el historial de salud de la familia revela "una enfermedad de particular gravedad, reconocida como incurable en el momento del diagnóstico".

En el caso de ciertas enfermedades genéticas, la detección es sistemática: por ejemplo, la trisomía 21 debe buscarse durante el primer trimestre de embarazo teniendo en cuenta la edad de la paciente y se basa en la medición de la translucidez nucal del feto en la ecografía y la dosis específica de hormonas. Basándose en estas pruebas, se calcula un riesgo que puede o no conducir al DPN.

En el caso de la fibrosis quística, la prueba de detección se dirige a los niños que probablemente sean portadores del gen mutado (CFTR, responsable de la enfermedad), especialmente los de familias en las que hay pacientes.

La drepanocitosis no se diagnostica sistemáticamente en la población en general, pero la detección se dirige a determinadas poblaciones: en el extranjero o poblaciones procedentes de zonas de alta incidencia (cuenca mediterránea o África).

Cribado y consejo genético

El descubrimiento o la sospecha de una enfermedad genética en una familia es objeto de lo que se denomina consejo genético. Se trata de establecer un árbol genealógico con un profesional de la salud a fin de evaluar los riesgos de transmisión de enfermedades hereditarias a lo largo de generaciones, pero también de asesorar y orientar a las familias sobre las posibilidades de diagnóstico y tratamiento de esas enfermedades genéticas.

El asesoramiento genético está dirigido en particular a las personas en situación de riesgo. En general, se trata de parejas que han tenido más de un aborto espontáneo o de padres de un niño nacido muerto; o de un individuo con síntomas que sugieren una enfermedad genética; o de familias con casos de enfermedades genéticas particulares como la fibrosis quística, etc.

Algunos cánceres están vinculados a mutaciones genéticas obvias y su existencia en la familia es un factor de riesgo comprobado. Esto lleva a algunos pacientes a ser conscientes de la existencia de esta mutación que predispone al cáncer. Un ejemplo es el cáncer de mama, donde está implicada la mutación del gen BRCA. Muchas pacientes que han descubierto ser portadoras esta mutación han elegido someterse a una mastectomía preventiva que no permite que el cáncer se desarrolle.

¿Cuáles son los descarríos del cribado genético?

Hoy en día, es posible hacer analizar el genoma de uno por empresas privadas. Por tan sólo cien euros, uno tiene acceso a información sin precedentes: como repasar la historia de los orígenes étnicos de uno, averiguar los genes de predisposición que uno tiene, la capacidad de metabolizar el café o de percibir los olores, etc.

Atención, la oferta es atractiva pero este tipo de práctica está prohibida en España, donde el análisis del genoma se limita a fines de diagnóstico. En efecto, hacer que estas pruebas sean comunes a los ojos de todos puede llevar a la hipocondría y generar una ansiedad innecesaria. Sobre todo porque el problema de la propiedad de los datos es obvio: esta información pertenece tanto a las generaciones pasadas, presentes y futuras. Surgen numerosas cuestiones, como la preservación de los datos y el acceso a ellos por parte de terceros. Estos son temas que debemos seguir abordando en el futuro para lograr un equilibrio entre el progreso tecnológico y la vida privada.

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Comparte tus sentimientos e interrogantes con la comunidad en los comentarios más abajo!

¡Cuidate!


1 comentario


Silvio
el 5/12/20

Buenos dias: se muy bien sobre las herencias genéticas de hecho aquí en españa me hicieron un electrocardiograma y aquí me dijeron que tenía el ventrículo izquierdo u  poco taponado ,pero cuarenta años corriendo haciendo carreras largas..no me afectaron y no me afectan solo cuando me hacen un electrocardiograma siempre sale desigual marca el izquierdo y el derecho marca diferente las pulsaciones pero no me afecta apesar de que he corrido hasta la maratón, pero eso si llevo un cuidado especial en los entrenamiento y yo.mizmo ya me conozco hasta donde puedo llegar corriendo y par mi edad he bajado ya mucho la zancada...

También te gustará

Testimonio fotográfico: el síndrome de KISS, de madre a hijo

Trisomía 12p
Trisomía 13
Trisomía 18
Trisomía 21
Trisomia X

Testimonio fotográfico: el síndrome de KISS, de madre a hijo

Leer el artículo
Testimonio fotográfico: años de diagnóstico errante ante el síndrome de Ehlers-Danlos hipermóvil

Síndrome de Tietz (Síndrome de hipopigmentación-sordera)

Testimonio fotográfico: años de diagnóstico errante ante el síndrome de Ehlers-Danlos hipermóvil

Leer el artículo
Accidente cerebrovascular, demencia o Parkinson: 1 de cada 2 mujeres y 1 de cada 3 hombres en riesgo

Enfermedad de Kennedy
Neuropatía hereditaria con susceptibilidad a la parálisis por presión
Síndrome de Angelman
Síndrome de Lesch-Nyhan

Accidente cerebrovascular, demencia o Parkinson: 1 de cada 2 mujeres y 1 de cada 3 hombres en riesgo

Leer el artículo
La eliminación de células 'zombie' dificulta el progreso del Alzheimer en ratones

Enfermedad de Kennedy
Neuropatía hereditaria con susceptibilidad a la parálisis por presión
Síndrome de Angelman
Síndrome de Lesch-Nyhan

La eliminación de células 'zombie' dificulta el progreso del Alzheimer en ratones

Leer el artículo

Ficha descriptiva de la enfermedad