«
»

Top

La vida amorosa, una prueba ante la enfermedad: ¿cómo afrontarla?

14 feb. 2019 • 69 comentarios

¡Hoy es el día de San Valentín! Este día emblemático, a veces criticado por su impacto comercial y de marketing, sin duda evoca el amor y la pareja. Hemos organizado una encuesta* para opinéis sobre este tema. ¿Estar crónicamente enfermo afecta a la vida sentimental? ¿Ocuparse de un paciente también tiene un impacto? Aquí están vuestras respuestas.

La vida amorosa, una prueba ante la enfermedad: ¿cómo afrontarla?

Mantener una vida íntima y sexual: un reto para el 31,2% de los encuestados

A la pregunta "Como paciente o pariente cercano de un paciente, ¿qué impacto tiene la enfermedad en tu vida amorosa?", la mayoría de los participantes respondieron que su vida íntima y sexual es difícil. Muchas razones pueden explicar esta declaración: disminución de la libido debido a la fatiga, disfunción eréctil, dolor localizado... Tener una enfermedad crónica puede perjudicar gravemente las relaciones íntimas con su pareja. En cuanto a los familiares de los pacientes, ellos también pueden experimentar agotamiento psicológico o incluso físico.

>> Únete a nuestro grupo de discusión sobre salud masculina

Para los pacientes que no han encontrado a su alma gemela, la enfermedad también puede dificultar el encuentro de pareja. Nuestra gran encuesta sobre el aislamiento reveló que el 57% de los pacientes habían reducido sus salidas. Por lo tanto, las oportunidades de conocer a nuevas personas son más limitadas. Además, el 88% de los pacientes reportaron un impacto del aislamiento en su vida íntima y el 98% en su vida social.

Las relaciones con la pareja son más difíciles para el 21,5% de los encuestados

Para el 21,5% de los pacientes y familiares de pacientes que respondieron a la encuesta, las relaciones con sus parejas se complicaron debido a la enfermedad. Los pacientes pueden sufrir por la incomprensión de su cónyuge o no tener suficiente energía para dedicarles tiempo y atención.

>> Testimonio: ¿Cómo manejar las relaciones con los seres queridos cuando se padece una enfermedad mental?

Sólo el 9,3% de los participantes tuvo la suerte de ver fortalecida su relación por la prueba de la enfermedad. Muchas parejas se separan después del diagnóstico de una enfermedad; además, un estudio reciente mostró que una mujer tiene seis veces más probabilidades de experimentar una separación después de ser diagnosticada con cáncer o esclerosis múltiple que un hombre en la misma situación. Lo discutimos por aquí.

Permanecer solo/a, la solución para el 18,3% de los encuestados

"Quiero estar solo/a en parte por la enfermedad" es la respuesta del 18,3% de los encuestados. Las cicatrices, el aumento o la pérdida de peso o el equipo médico pueden llevar a una mala imagen de sí mismos. Las dificultades para mantener una vida de pareja normal o el miedo al rechazo del otro pueden desanimar a las personas afectadas.

>> Únete a nuestro grupo de tratamiento del dolor y encuentra soluciones

¿Qué hacer para encontrar una vida amorosa plena de nuevo?

El Ministerio de la Salud recomienda, en primer lugar, discutir estes problemas con su pareja. La comunicación es la herramienta que permitirá, en muchos casos, hacer que las cosas evolucionen. Cada uno, a su propio ritmo, sin forzarse, podrá volver a aprender a dialogar con su pareja.

Si aún no has encontrado a tu alma gemela, recuerda que no te defines únicamente por tu enfermedad. Conservas las cualidades que tenías antes de enfermar o de cuidar a un pariente enfermo. La sexualidad puede tomar muchas formas, ya sea que tu enfermedad sea incapacitante o no.

Los síntomas de la enfermedad que afectan la vida íntima también deben tratarse lo antes posible. Los síntomas neurológicos, cardiovasculares, físicos o psicológicos pueden afectar la sexualidad, al igual que los efectos secundarios de un medicamento. Habla con tu médico para reducir la fatiga y el dolor y mejorar tu estado de ánimo. También puedes consultar a un especialista:

  • - Un psicólogo puede ayudarte a superar tus bloqueos y aceptar tu enfermedad o la de tu ser querido.
  • - Un sexólogo te aconsejará sobre todos los aspectos de la sexualidad, tanto físicos como emocionales.
  • - Un ginecólogo trata la fisiología y los trastornos del sistema genital femenino para ayudarles a limitar el dolor o las molestias.
  • - Un urólogo es responsable del sistema urogenital masculino y puede aconsejaros sobre trastornos eréctiles u otros dolores.

 

Y tú, ¿tu vida amorosa está en dificultades por culpa de la enfermedad? Hablar de ello ya es avanzar hacia una intimidad amorosa y sexual, sea la que sea, que te hará feliz.
¿Has tratado algún síntoma específico?

avatar Louise Bollecker

Autor: Louise Bollecker, Community Manager France and Content Manager

Community Manager de Carenity en Francia, Louise es también Content Manager para ofrecer artículos, vídeos y testimonios a los miembros. Su objetivo es portar la voz de los pacientes para una mejor comprensión de su realidad cotidiana.

Comentarios

el 14/2/19

En mi caso, he tenido 3 parejas y  al principio todo va bien, pero a los 6 meses, mas o menos, he perdido completamente la líbido, y cuando me han insistido y lo hemos intentado, no siento nada de placer. Con el paso del tiempo, me siento como una muñeca hinchable......Al final he roto con mis tres parejas porque me siento incomprendida y porque siento que mi situación no es justa para mis parejas....Lo más increible es que ellos no han querido dejarme, y prácticamente los he tenido que echar...Al final he decidido estar sola....

el 14/2/19

He tenido varias relaciones de pareja desde mi diagnostico, y aunque al principio no les importaba la enfermedad, cuando llegaron momentos complicados, de repente se acababa el amor. Desde el primer momento les expliqué en que consistia, riesgos, etcetera, y a pesar de querer afrontarla conmigo, cuando han surgido complicaciones, me han dejado. Ahora mi opcion es permanecer solo, y tener relaciones superficiales. Bastante carga es la E. M. como para complicar mas mi vida. Esa es mi opción 

el 14/2/19

Tengo una pareja bastante tranquilo y aunque no lo acepta del todo intenta adaptarse y apoyarme espero que dure muchos años su paciencia porque a causa del dolor me es imposible

el 14/2/19

He tenido dos parejas. Ambos han muerto de cáncer. A los dos los he cuidado, a pesar de mis limitaciones, hasta el último momento. 

Ahora, vuelvo a tener compañero.

Me sentí mal porque tuve un par de brotes que me limitaron mucho, y temí que se cansara.

Pero gracias a la ayuda psicológica, profesional y un antidepresivo, llevo un año magnífico. Tengo confianza en mi misma y la conciencia de que valgo como compañera, positiva, divertida y amorosa. 

No es la limitación que tengas, sino como lo encares, y con buen ánimo  lo puedes transformar hasta en algo cómico.

El dolor es otra cosa. Hoy día hay remedios para paliar el dolor. Medicamentos, relajación, psicoterapia, cualquier medio para aliviarlo y tener una buena calidad de vida.

No hay que rendirse. Y sobre todo tener en cuenta que lo fisiológico va ligado a lo psicológico. Luchar y luchar por una calidad de vida. 

el 14/2/19

Yo tengo mi pareja desde hace 24 años. El se adapta y me comprende. Yo también intento poner todo de mi parte. En la sexualidad, el se adapta a mi. Realmente tengo una sexualidad plena. Es cuestión de irse adaptando a distintas situaciones y a los cambios. Tener una pareja que te apoye es realmente importante. Entiendo, que todas las personas no tenemos una pareja así, ni siquiera pareja. Pero es cuestión de no culpabilizarse uno tanto, quizás porque no podemos ofrecer como otros, pero lo que está claro, esque podemos ofrecer las mismas sensaciones y sentimientos. Nos deberíamos valorar más y debemos pensar que otras personas también tienen miedos y temores, cada uno a distintas cosas. No somos perfectos, pero si nos podemos complementar. Ánimo a todos y feliz día del amor y de la amistad!!!

Un saludo  

También te gustará

Diabetes: entender la dieta de bajo índice glucémico

Diabetes: entender la dieta de bajo índice glucémico

Leer el artículo
Seguridad informática, mejoras del sitio web... Conoce a Jérémy, responsable técnico

Seguridad informática, mejoras del sitio web... Conoce a Jérémy, responsable técnico

Leer el artículo
¿Qué enfermedades y medicamentos son incompatibles con la aspirina?

¿Qué enfermedades y medicamentos son incompatibles con la aspirina?

Leer el artículo
Los tratamientos del cáncer: bioterapia e inmunoterapia

Adamantinoma
Astrocitoma
Cáncer colorrectal
Cáncer de amígdalas
Cáncer de ano
Cáncer de boca
Cáncer de cuello uterino
Cáncer de esófago
Cáncer de estómago
Cáncer de garganta
Cáncer de glándula parótida
Cáncer de hígado
Cáncer de huesos
Cáncer de la pleura
Cáncer de la vesícula biliar
Cáncer de laringe
Cáncer de lengua
Cáncer de mama
Cáncer de nasofaringe
Cáncer de ovario
Cáncer de paladar
Cáncer de páncreas
Cáncer de piel
Cáncer de próstata
Cáncer de pulmón
Cáncer de riñón
Cáncer de testículo
Cáncer de timo
Cáncer de tiroides
Cáncer de vagina
Cáncer de vejiga
Cáncer endometrial
Cáncer vulvar
Carcinoma basocelular
Carcinoma de células de Merkel
Carcinoma de células escamosas de la cabeza y cuello
Carcinoma primario peritoneal
Condrosarcoma mixoide extraesquelético
Cordoma
Coriocarcinoma
Dermatofibrosarcoma protuberante
Feocromocitoma
Glioblastoma
Gliomas
Leucemia linfoide aguda
Leucemia linfoide crónica
Leucemia mieloide aguda
Leucemia mieloide crónica
Linfoma de Hodgkin
Linfoma no Hodgkin
Macroglobulinemia de Waldenstrom
Mesotelioma
Mielofibrosis
Mieloma múltiple
Nefroblastoma
Neoplasia endocrina múltiple
Neuroblastoma
Retinoblastoma
Sarcoma de Ewing
Sarcoma de Kaposi
Síndrome de Sezary
Síndromes mielodisplásicos
Tumor cerebral
Tumor del estroma gastrointestinal
Tumor maligno de las trompas de Falopio
Tumor neuroendocrino
Tumor neuroendocrino enteropancreático
Tumor rabdoide

Los tratamientos del cáncer: bioterapia e inmunoterapia

Leer el artículo