«
»

Top

¿Es la depresión una enfermedad genética?

Publicado el 6 ago. 2021 • Por Candice Salomé

La depresión es una patología frecuente. En España 2,4 millones de personas sufren depresión, el 5,2 % de la población. Las causas de la depresión son diversas y variadas: acontecimientos traumáticos, cambios importantes, soledad, precariedad, estrés, etc.  

¿Pero la genética tiene alguna influencia? ¿Existe una predisposición a la depresión? ¿Puede la genética explicarlo todo? ¿Qué podrían aportar estos descubrimientos al tratamiento de la depresión? 

¡Te lo contamos todo en nuestro artículo! 

¿Es la depresión una enfermedad genética?

Los trastornos depresivos mayores tienen graves consecuencias para los pacientes: aislamiento, incapacidad laboral, trastornos del sueño, etc. La optimización de los tratamientos y la prevención de las recaídas son importantes cuestiones de salud pública. Es esencial comprender mejor las causas y los mecanismos de la depresión. 

¿Cuál es el papel de la genética en la depresión ? 

Según el INSERM, el riesgo de depresión se multiplica por 2 o incluso por 4 cuando uno de los dos progenitores ha sufrido un episodio depresivo. Del mismo modo, el gemelo idéntico de una persona afectada por la depresión tiene más probabilidades de estarlo que un gemelo no idéntico.  

Por lo tanto, es probable que la herencia genética pueda aumentar el riesgo de verse afectado por la depresión. 

En el año 2000, los resultados del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Columbia mostraron que la depresión en niños pequeños y adolescentes era más común cuando sus padres habían experimentado ellos mismos la depresión

En 2001, un estudio publicado en The American Journal of Psychiatry analizó cómo se transmite la depresión. Los resultados mostraron que las depresiones mayores en los padres conduce a un alto riesgo de fobias sociales, problemas conductuales y sociales importantes, pero también al riesgo de desarrollar depresión en sus hijos. 

Más recientemente, en 2016, un estudio estadounidense publicado en la revista Nature Genetics confirmó la influencia de los genes en el riesgo de desarrollar depresión.  

Este amplio estudio analizó las variantes genéticas asociadas a la depresión mayor. La población del estudio era en un 97% caucásica. Se analizó el genoma de todas estas personas para identificar posibles genes implicados en la depresión. 

Los científicos encontraron 17 variaciones genéticas independientes repartidas en 15 regiones del genoma.  

La mayoría de estas variaciones se localizan en genes que se expresan en el sistema nervioso central y que participan en el desarrollo del cerebro.  

Ya se sabe que uno de los genes asociados a la depresión está implicado en la epilepsia y en los déficits intelectuales. 

Así pues, estos resultados indican que, dependiendo de la variabilidad genética, un mismo gen puede causar diferentes enfermedades.  

Se ha descubierto que otro gen está relacionado con el aislamiento social en un modelo de depresión en ratones.  

Todavía no se ha identificado el papel de otros genes. 

¿Hacia nuevas pistas terapeuticas? 

El descubrimiento de la influencia de los genes en el riesgo de desarrollar una depresión podría conducir a cambios en el tratamiento de esta patología. 

En efecto, la mayoría de los tratamientos para la depresión se dirigen a las consecuencias de la enfermedad, olvidando la causa original. Aunque estos tratamientos son eficaces para algunos pacientes, a veces son menos eficaces para los pacientes que experimentan una depresión grave. 

Los avances en la terapia génica podrían permitir en el futuro el desarrollo de nuevos enfoques terapéuticos. 

¿La genética puede explicarlo todo? 

Una mejor comprensión de las causas y de los mecanismos de la depresión está abriendo nuevas vías de investigación para conseguir tratamientos más adecuados y una mejor prevención de las recaídas

Sin embargo, la genética no parece ser la causa directa de la depresión. Si una persona tiene entre 2 y 4 veces más probabilidades de padecer depresión si uno de sus padres está deprimido, es posible que nunca desarrolle la enfermedad

Los factores ambientales desempeñan un papel importante en la depresión. La sobrevenida de un acontecimiento grave, como un trauma, una muerte o un divorcio, puede ser un factor desencadenante de la depresión, especialmente en personas genéticamente predispuestas


¿Te ha gustado este artículo?   

¡Haz clic en "Me gusta" y comparte tu opinión y tus interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!   

¡Cuidate! 


2
avatar Candice Salomé

Autor: Candice Salomé, Redactora de Salud

Candice es creadora de contenidos en Carenity y se especializa en la redacción de artículos de salud. Le interesan especialmente los campos de la psicología, el bienestar y el deporte. 

Candice tiene un máster... >> Saber más

1 comentario


NuriMon
el 9/8/21

Personalmente pienso que la depresión tiene más que ver con tu forma de enfrentarte a los problemas de la vida y la cantidad y gravedad de los mismos. Creo que la carga genética en este caso, no es tan determinante en influyente.

Opinión de una no versada en la teoría, sólo en la práctica de una vida muy dura desde muy joven con un ambiente circundante de baja calidad hasta bien entrada la treintena. Eso acaba con la fortaleza de cualquiera en algún o algunos momentos de la vida. 

También te gustará

Decir “¡reacciona!” a una persona deprimida es inútil

Depresión

Decir “¡reacciona!” a una persona deprimida es inútil

Leer el artículo
Un libro polémico revive el debate sobre los antidepresivos en Francia

Depresión

Un libro polémico revive el debate sobre los antidepresivos en Francia

Leer el artículo
Un cómic explica porqué es tan dificil luchar contra la depresión y la ansiedad

Depresión

Un cómic explica porqué es tan dificil luchar contra la depresión y la ansiedad

Leer el artículo
5 consejos para afrontar el día a día con depresión

Depresión

5 consejos para afrontar el día a día con depresión

Leer el artículo

Discusiones más comentadas

Ficha descriptiva de la enfermedad