Depresión: saber más

https://www.carenity.es/static/themes-v3/default/images/es/header/depresion.jpg

Depresión

¿Qué es la depresión?

Definición

La depresión, o episodio depresivo, es una enfermedad psicológica caracterizada por una alteración del estado de ánimo.

Se manifiesta por una serie de síntomas, como humor depresivo, pérdida de interés y de energía, y dificultad de concentración, que han estado presentes durante al menos dos semanas.

Este trastorno afecta a todas las edades, con un predominio en la edad adulta.

La depresión tiene importantes repercusiones en la vida social y profesional y se asocia a un alto riesgo de suicidio (entre el 10 y el 20%).

Debe distinguirse de un simple desánimo o de tristeza temporal.

¿Es frecuente la depresión?

La depresión es una de las enfermedades más comunes en España. De hecho, a mediados de 2020, había 2,1 millones de personas con un cuadro depresivo, el 5,25 % de la población mayor de 15 años, y 230.000 de ellos grave. Sin embargo, los estudios muestran que el 40% de las personas que sufren depresión no buscan la atención adecuada.

La prevalencia de la depresión en mujeres duplica a la de hombres (7,1% frente a 3,5%), y en los cuadros de depresión grave la diferencia es aún mayor: por cada caso grave en hombres hay 3,5 en mujeres. Los cuadros depresivos son más frecuentes al aumentar la edad y alcanzan su valor máximo entre los mayores de 85 años, donde afectan al 16 % de la población.

Se calcula que 5 de cada 100 personas están diagnosticadas de depresión, y 1 de cada 5 se verá afectada por la depresión en algún momento de su vida.

A nivel mundial, la OMS estima que la depresión es la principal causa de morbilidad (enfermedad) y discapacidad. Según sus últimas estimaciones, más de 300 millones de personas en todo el mundo padecen este trastorno.

La salud mental es un importante problema de salud pública por su impacto económico, sanitario y social. De hecho, la elevada prevalencia de los trastornos mentales y los costes que conllevan hacen de la salud mental uno de los principales ámbitos de gasto de la Seguridad Social.

Factores de riesgo de la depresión

Existen varios factores que pueden contribuir a la aparición de un episodio depresivo típico. De hecho, no existe una única causa de la depresión, sino varios factores que pueden ser biológicos, psicológicos, sociológicos...

Entre estos factores de riesgo, encontramos:

  • Una historia personal complicada, incluyendo un trauma emocional o sexual durante la infancia, una relación parental complicada, experiencias difíciles, etc;
  • La muerte de un ser querido. El duelo no se considera un episodio depresivo típico. De hecho, es una reacción psicológica a la pérdida de un ser querido y no es una condición patológica. Sin embargo, el duelo puede complicarse a veces con un episodio depresivo;
  • Una separación, la pérdida de trabajo, los conflictos familiares o profesionales;
  • Una enfermedad, una minusvalía;
  • Las adicciones al tabaco, al alcohol o a otras sustancias;
  • Los factores neurobiológicos como la falta de neurotransmisores (serotonina, noradrenalina, dopamina, etc.);
  • La vulnerabilidad genética: una persona que tiene un progenitor con depresión tiene de dos a cuatro veces más probabilidades de desarrollarla a lo largo de su vida. De hecho, se han identificado ciertas variaciones genéticas, pero como la depresión es una enfermedad multifactorial, esta vulnerabilidad se expresa generalmente en presencia de factores ambientales desfavorables. En este caso, hablamos de interacciones entre los genes y el entorno.

Diagnóstico de la depresión

El diagnóstico de un episodio depresivo típico se realiza mediante un examen clínico en el que el médico interroga y luego examina al paciente. Este diagnóstico se basa en varios criterios.

Los criterios de diagnóstico

Para diagnosticar un episodio depresivo, los síntomas deben:

  • estar presentes durante un periodo mínimo de 2 semanas, y cada una de ellas con un cierto grado de severidad, casi todos los días;
  • haber representado un cambio respecto al funcionamiento anterior (profesional, social, familiar);
  • inducir una angustia significativa.

Además, el paciente debe presentar:

Al menos 2 síntomas principales:

  • Estado de ánimo depresivo;
  • Pérdida de interés, desánimo;
  • Pérdida de energía, aumento de la fatiga.

Y al menos 2 de los otros síntomas:

  • Reducción de la concentración y la atención;
  • Disminución de la autoestima y de la confianza en sí mismo;
  • Sentimientos de culpa e inutilidad;
  • Perspectivas negativas y pesimistas para el futuro;
  • Pensamientos y comportamientos suicidas;
  • Alteración del sueño;
  • Pérdida de apetito.

También pueden observarse otros síntomas, como dolor y disfunción sexual.

Durante la entrevista clínica, el médico realiza una primera evaluación del episodio depresivo y busca cualquier trastorno psiquiátrico asociado, una disminución de las funciones sensoriales, físicas o cognitivas, auto o heteroagresividad, etc. Y evalúa el riesgo de suicidio. También evalúa los antecedentes personales y familiares de trastornos psiquiátricos.

Evaluación de la gravedad

Por último, para evaluar la gravedad del episodio depresivo, se pueden utilizar dos clasificaciones: la CIE-10 de la OMS y la DSM-5.

Se pueden utilizar 3 niveles de intensidad para evaluar la gravedad del trastorno:

La depresión también puede incluir ideaciones suicidas, síntomas psicóticos e incapacidad para mantener las actividades cotidianas.

La evaluación del riesgo de suicidio es muy importante y debe hacerse regularmente.

Por último, en algunos casos, se puede considerar la hospitalización.

Tratamiento de la depresión

Antes de iniciar el tratamiento, es necesario establecer una relación de ayuda, confianza y apoyo con el paciente.

El plan terapéutico se establece con el paciente, al que se le informará en primer lugar de la naturaleza de su enfermedad, de los efectos beneficiosos y de los posibles efectos indeseables del tratamiento, así como del seguimiento que se realizará. Si es necesario, y con el acuerdo del paciente, también se puede informar a sus familiares y amigos.

Es esencial la reevaluación periódica del plan de tratamiento y, si es necesario, se pueden hacer reajustes.

El tratamiento tiene en cuenta las preferencias del paciente y la gravedad del episodio.

Psicoterapia

Independientemente de la intensidad del espisodio depresivo (leve, moderado o grave), se recomienda la psicoterapia para su tratamiento.

Puede ser el único tratamiento en las formas leves y puede combinarse con un tratamiento antidepresivo en las formas moderadas y graves.

Existen diferentes enfoques: psicoterapia de apoyo, terapias cognitivo-conductuales, terapias sistémicas, etc. La elección se hace en función de los síntomas y de las peticiones del paciente.

Tratamiento antidepresivo

Los antidepresivos se prescriben en combinación con la psicoterapia en ciertos casos de formas moderadas de episodios depresivos caracterizados (según la elección del paciente o del médico de cabecera) e inmediatamente en las formas graves.

Además, según las autoridades: se recomienda no prescribir un antidepresivo para tratar:

  • Síntomas depresivos subsindrómicos: síntomas insuficientes en número para cumplir los criterios de un episodio depresivo caracterizado o síntomas de intensidad grave pero de duración inferior a 2 semanas (según la CIE-10 o el DSM-5);
  • Episodios depresivos leves (según la CIE-10 o el DSM-5).

Existen numerosos medicamentos antidepresivos disponibles y la elección se adapta a cada paciente según las características de su enfermedad y las recomendaciones de uso.

Es importante saber que los posibles efectos secundarios de estos tratamientos suelen aparecer antes que los efectos beneficiosos.

Seguimiento médico

Una vez que se ha diagnosticado un episodio depresivo mayor, debe realizarse un seguimiento médico a largo plazo.

Esto permitirá evaluar la eficacia del tratamiento, gestionar los posibles efectos adversos de la medicación y prevenir las complicaciones de la depresión, es decir, el riesgo de suicidio, el riesgo de cronicidad y de recurrencia.

Este seguimiento se realizará mediante consultas periódicas con el médico o psiquiatra tratante.

Después de 4 a 8 semanas de tratamiento, debe realizarse una evaluación de la eficacia del mismo. El médico determinará si el paciente está en remisión completa o parcial o si la depresión persiste o empeora.

En los casos de remisión sólo parcial o en situaciones en las que la patología persiste o empeora, el tratamiento puede reajustarse.

El tratamiento farmacológico no debe interrumpirse sin apoyo médico. Esto debe hacerse gradualmente para prevenir el riesgo de recaída.

Además del seguimiento médico, es posible actuar en la vida cotidiana mediante consejos sobre el estilo de vida:

  • Respetar el ritmo nycthemeral (día-noche);
  • Mantener un estilo de vida saludable;
  • Practicar una actividad física regular;
  • Comer a horas regulares y adoptar una dieta equilibrada;
  • Evitar el consumo de alcohol u otras sustancias adictivas;
  • Mantener una actividad social regular manteniendo el contacto con la familia, los amigos, etc;
  • Continuar con actividades placenteras o interesantes.

En conclusión, la depresión es una enfermedad psicológica muy común en España y en todo el mundo. Es un problema de salud pública de primer orden por su impacto económico, sanitario y social. Unos criterios diagnósticos precisos permiten diagnosticar un episodio depresivo en un paciente y determinar su gravedad. El tratamiento de la depresión se basa principalmente en la psicoterapia, combinada con tratamientos antidepresivos para las formas más graves. El seguimiento médico es muy importante para evaluar la eficacia del tratamiento, prevenir las complicaciones de la depresión y gestionar los posibles efectos secundarios de los tratamientos farmacológicos.

avatar Manon Astruc

Autor: Manon Astruc, Estudiante de farmacia, Redactora de salud

Manon es estudiante de 5º año de farmacia en la facultad de Châtenay-Malabry. En Carenity, se encarga de redactar las fichas de enfermedad. Está... >> Saber más

La comunidad Depresión

Repartición de los 2 582 miembros en Carenity

Media de edad de nuestros pacientes

Fichas descriptivas de las enfermedades

Depresión en el foro

Ver el foro Depresión

Noticias Depresión

Leer el artículo
Leer el artículo
Ver más noticias

Testimonios Depresión

Ver más testimonios

Los medicamentos para Depresión

drug

OLANZAPINA

Saber más
Saber más
drug

PAROXETINA

Saber más
drug

ALPRAZOLAM

Saber más
Ver más medicamentos