«
»

Top

Fibromialgia: ¿cuáles son los tratamientos farmacológicos y no farmacológicos?

Publicado el 16 nov. 2021 • Por Claudia Lima

La fibromialgia afecta a entre el 2% y el 6% de la población en España, la mayor parte, mujeres. Esta patología crónica tiene un fuerte impacto en la calidad de vida, así como en las actividades sociales y profesionales. 
Su diagnóstico es delicado y los pacientes afectados suelen enfrentarse a un largo deambular médico. 

Pero, ¿cuáles son los tratamientos para la fibromialgia? ¿Se trata necesariamente con medicamentos? 

Para conocer más, ¡lee nuestro artículo!

Fibromialgia: ¿cuáles son los tratamientos farmacológicos y no farmacológicos?

La fibromialgia es una enfermedad crónica reconocida por la OMS (Organización Mundial de la Salud) desde 1992. Se caracteriza esencialmente por un dolor muscular difuso y persistente asociado a una intensa fatiga y a trastornos del sueño. Su diagnóstico ha suscitado una gran controversia en la comunidad científica debido a la importante variabilidad de los síntomas, a las reticencias de la profesión médica y también a la imposibilidad de detectar anomalías físicas con las técnicas de exploración actuales. 

¿Cuáles son los síntomas y las causas de la fibromialgia? 

Las personas que padecen esta enfermedad se quejan de dolor por todas partes, y el dolor es el síntoma principal. Su intensidad varía en función de la hora del día, el nivel de estrés, las emociones y la actividad física.  

Los síntomas más comunes:  

  • Dolor muscular crónico,  
  • Fatiga intensa,  
  • Alteraciones del sueño,  
  • Problemas de atención y memoria, 
  • Hipersensibilidad al tacto, al ruido, a la luz, al olor, al frío, al calor, 
  • Trastornos emocionales (ansiedad, depresión), 
  • Migrañas,  
  • Trastornos del tránsito intestinal y de la micción. 

Todavía no se conocen realmente las causas de la aparición de la fibromialgia. No hay lesiones visibles en los músculos que expliquen el dolor experimentado. Por lo tanto, los criterios de diagnóstico se basan en los síntomas y reposan en una clasificación de 18 puntos. Sin embargo, a menudo se consideran desencadenantes varios factores psicológicos y físicos, como el estrés, el duelo, los accidentes, los esfuerzos repetidos, etc. 

Una de las causas de la sensibilidad al dolor sería que los "centros del dolor" del cerebro de los enfermos de fibromialgia funcionan mal e interpretan las sensaciones dolorosas como más intensas de lo que realmente son.  

Aunque la fibromialgia no es una enfermedad grave o que ponga en peligro la vida, su impacto en la vida diaria es significativo. Las personas que padecen la enfermedad están muy limitadas social y profesionalmente, se aíslan y desarrollan trastornos depresivos. 

El dolor asociado es a menudo difícil de tratar debido a la falta de diagnóstico o de tratamiento adecuado, pero ¿cómo se puede manejar esta condición? ¿Cómo se puede tratar? 

¿Cuáles son los tratamientos de la fibromialgia? 

Los objetivos del tratamiento de la fibromialgia son reducir el síndrome de dolor, disminuir la sensación de fatiga, mejorar el sueño y reducir el impacto de la enfermedad en la vida cotidiana. Es necesario el consejo de un médico especialista, un reumatólogo. 

Debido a la heterogeneidad de los síntomas, cada paciente beneficiará de un tratamiento adaptado.  

Enfoque no farmacológico 

Se favorecen los tratamientos no farmacológicos y se recomienda especialmente un enfoque. Se trata de APA, actividad física adaptada, que consiste en ejercicios adaptados a las capacidades de cada paciente. Son eficaces contra el dolor, aumentan el bienestar y no tienen efectos secundarios. Ejemplos: el stretching, la natación, el ciclismo...

También se recomiendan otras prácticas, como las de movimiento meditativo (yoga, tai chi, qi gong, etc.), la meditación, la acupuntura y las curas termales. Se dice que tienen un efecto positivo sobre el sueño y la calidad de vida. 

También se recomienda, como segunda línea de tratamiento, el uso de la terapia cognitivo-conductual (TCC) para reducir los síntomas dolorosos, la discapacidad y los trastornos del estado de ánimo a largo plazo. 

Luego, si el enfoque no farmacológico no es eficaz, se proponen tratamientos farmacológicos.  

Enfoque farmacológico

Hasta la fecha, no existe ningún medicamento para tratar la fibromialgia

Por ello, se prescriben medicamentos para reducir los síntomas del dolor y los trastornos depresivos. Sin embargo, su uso debe ser ocasional y su eficacia no se observa en todos los pacientes. Además, algunos de entre ellos tienen numerosos efectos secundarios, como náuseas, vómitos, mareos, aumento de peso y, en los casos más graves, hemorragias en el estómago y úlceras.  

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) no se recomiendan por su ineficacia para tratar los síntomas de la fibromialgia

Los analgésicos, como el paracetamol combinado con codeína o cafeína, o analgésicos de nivel II como Tramadol® para reducir el dolor. Se debe utilizar sólo como último recurso y con la supervisión del riesgo de dependencia. 

Los antiepilépticos para el alivio del dolor (pregabalina o gabapentina), como Neurontin®, Lyrica® o Topamax®, pueden recetarse para dolores neuropáticos como ardor, hormigueo, descargas eléctricas, etc. 

Se pueden prescribir antidepresivos de baja dosis o de doble acción (duloxetina o amitriptilina) como Cymbalta® o Deprelio®. Se trata de inhibidores de la recaptación de serotonina, dopamina y noradrenalina. Mejoran el sueño, reducen la ansiedad, la migraña y algunas molestias digestivas. No se recomiendan otros tipos de antidepresivos por su ineficacia. 

Los relajantes musculares como Flexeril®, útiles para aliviar el dolor muscular 

A veces se inyectan anestésicos locales, como la lidocaína, en una zona especialmente sensible para reducir el dolor. 

La neuroestimulación no invasiva (estimulación magnética transcraneal) se está desarrollando en algunos centros de tratamiento del dolor. Es necesario realizar estudios para evaluar su eficacia debido a la disparidad de los resultados obtenidos. 

¿Cómo mejorar el protocolo de atención? 

El protocolo de atención de la fibromialgia debe basarse en un enfoque multidisciplinar, es decir, con la intervención de varias personas de diferentes disciplinas profesionales cuyo objetivo es optimizar el acompañamiento del paciente. Debe establecerse una relación de confianza entre los especialistas sanitarios y los pacientes para disipar las preocupaciones y las dudas, especialmente en el caso de los afectados por la odisea del diagnóstico

Las asociaciones de pacientes ofrecen escucha, intercambio y apoyo mutuo a los enfermos: Punto XIX, Asociaciones FM regionales y por supuesto Carenity

La investigación sobre la fibromialgia ha dado lugar a muchos avances en esta enfermedad nada rara y se están realizando muchos estudios para encontrar remedios eficaces. 

Un programa de investigación francés llamado Fibromy'activ, dirigido por la doctora Stéphanie Ranque-Garnier, demuestra que "la actividad física, si está bien adaptada, en el mejor de los casos mejora los síntomas dolorosos y, en el peor, no los agrava, sino que alivia de forma casi sistemática e instantánea el estado de ánimo, la concentración y la fatiga al final de la sesión". Esto repercute en la reducción del consumo de fármacos, del uso del sistema sanitario y en una mejor reincorporación al trabajo. 

Los estudios continúan y empiezan a surgir perfiles genéticos. Para los investigadores que trabajan en este tema, uno de los objetivos es también disponer de un verdadero biomarcador de la enfermedad, para poder juzgar objetivamente la eficacia de cualquier nueva terapia prevista. 


¿Te ha gustado este artículo?    
¡Haz clic en "Me gusta" y comparte tu opinión y tus interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!    

¡Cuidate! 


17
avatar Claudia Lima

Autor: Claudia Lima, Redactora de salud

Claudia es creadora de contenidos en Carenity, especializada en la redacción de textos sobre salud.

Claudia tiene un MBA en Dirección Comercial y Marketing y sigue desarrollándose en Marketing Digital.

En... >> Saber más

¿Quién hizo la revisión?: Charlotte Avril, Farmacéutica, Data Scientist

Charlotte es doctora en Farmacia y graduada del Máster en Gestión Farmacéutica y Biotecnológica de la ESCP. Lee interesan especialmente la e-sanidad, la Health Tech, las enfermedades raras y la neurociencia.

Su... >> Saber más

1 comentario


CintaA
el 18/11/21

Pues si, des de hace años estoy tomando la combinación de Cymbalta + Topamax a la que más tarde le añadieron parches de morfina que no toleré mucho tiempo, cambiamos a Palexia que no me gustó nada y pasé al Zaldiar (tramadol+paracetamol) del cual intento tomar el menos posible.

También pasé por las 12 sesiones de 3h de terapia Cognitiva-Conductual.

De todo, creo que las sesiones de terapia fueron lo más positivo. También la práctica constante de la meditación i la respiración consciente.

También te gustará

¿Por qué algunas personas siguen pensando que la fibromialgia es una enfermedad psicosomática?

Fibromialgia

¿Por qué algunas personas siguen pensando que la fibromialgia es una enfermedad psicosomática?

Leer el artículo
¿Es la fibromialgia una enfermedad autoinmune?

Fibromialgia

¿Es la fibromialgia una enfermedad autoinmune?

Leer el artículo
Día Mundial de la Fibromialgia: por una mejor calidad de vida

Fibromialgia

Día Mundial de la Fibromialgia: por una mejor calidad de vida

Leer el artículo
Fibromialgia y confinamiento: sentirse solo frente a la enfermedad

Fibromialgia

Fibromialgia y confinamiento: sentirse solo frente a la enfermedad

Ver el testimonio

Discusiones más comentadas

Ficha descriptiva de la enfermedad