«
»

Top

¿Cómo cuidar tus articulaciones? ¡Los miembros dan su opinión!

Publicado el 28 ene. 2021 • Por Candice Salomé

Nuestra higiene de vida tiene un impacto directo en la calidad de nuestras articulaciones. Cuando se sufre de dolor crónico, es esencial cuidar las articulaciones. Por lo tanto, es necesario adoptar buenos hábitos a diario. 

¿Cuáles son los hábitos diarios que hay que adoptar? ¿Cómo cuidar las articulaciones?

Preguntamos a los miembros de Carenity sobre sus hábitos diarios en cuanto a la conservación de sus articulaciones. 

¡Te lo contamos todo en nuestro artículo!

¿Cómo cuidar tus articulaciones? ¡Los miembros dan su opinión!

Del 30 de diciembre al 15 de enero realizamos un estudio en el que participaron 451 miembros de Carenity. Les preguntamos cómo cuidan sus articulaciones. 

Los encuestados tienen las siguientes enfermedades crónicas:

editor_meta_bo_img_49c9962cbff1b81463f5c1e8d2d0ba96.png

¡Los 5 buenos hábitos a recordar!

Practicar una actividad física:

Durante mucho tiempo se ha dejado de lado la práctica de una actividad física por miedo a que aumente el dolor. Sin embargo, esta práctica permite mantener una buena salud articular. Ejercitar las articulaciones permite evacuar las toxinas malas, mantener el tono muscular pero también mantener el peso en forma, para que las articulaciones no tengan que soportar un sobrepeso que podría ponerlas en apuros.

El 47 % de los encuestados practican una actividad física regular.

Es necesario optar por una actividad física adaptada a los deseos y a las capacidades físicas de cada uno/a. 

Entre los deportes preferidos por los encuestados, encontramos :

el pilates | el yoga | le vélo | la bicicleta elíptica | la bicicleta | la gimnasia dulce| el stretching | la natación | el refuerzo muscular

Todas estas actividades permiten someter a las articulaciones a una tensión suave sin dañarlas.

Adoptar una alimentación equilibrada:

Es fundamental cambiar los hábitos alimentarios cuando se es propenso a sufrir dolores articulares. Los alimentos procesados tienden a aumentar la tasa de inflamación en el organismo (un factor desencadenante de la artrosis). Una dieta equilibrada y buena para nuestras articulaciones debe consistir en :

  • Proteínas: el desgaste muscular tiende a aumentar con la edad. Sin embargo, nuestro esqueleto necesita músculos para sostenerse y evitar tensiones articulares, caídas y fracturas, por ejemplo. El aporte recomendado de proteínas es de 0,8 gramos por kilo de peso corporal para un adulto, pero esta ingesta aumenta en los mayores hasta 1 gramo por kilo de peso corporal. Por lo tanto, es importante favorecer las proteínas animales y vegetales
    Las proteínas favoritas de los encuestados son: carne blanca, legumbres, pescado y huevos.
  • Omega 3: son necesarios para el buen funcionamiento de nuestras células y tienen un gran poder antiinflamatorio. Se denominan "ácidos grasos esenciales", aunque el cuerpo humano no puede fabricarlos por sí mismo. 
    Los encuestados lo saben y los consumen a diario. El omega 3 se encuentra en: pescados grasos (salmón, caballa, sardinas, atún...), ciertos aceites vegetales (aceite de soja, aceite de avellana, aceite de colza...), aceite de hígado de bacalao, semillas oleaginosas (nueces, avellanas, almendras...), aguacate, espinacas, berros...
  • Calcio: los huesos, en perpetua renovación, pierden cada día su principal componente, el calcio. Para evitar que el esqueleto se vuelva frágil, es necesario reponerlo constantemente. Los productos lácteos son alimentos clave que hay que consumir a diario porque su calcio es bien absorbido por el organismo. Muchos de los encuestados comen dos yogures o dos porciones de queso por día.

Utilizar complementos alimenticios: 

El 31 % de los encuestados utilizan complementos alimenticios.

En efecto, la naturaleza posee muchos beneficios para luchar contra el dolor articular. La ulmaria, el sauce blanco y los frutos rojos están repletos de antioxidantes que ayudan a reducir el dolor. Se pueden consumir en forma de complementos alimenticios para luchar contra la inflamación o favorecer la regeneración del cartílago (si son a base de condroitina y glucosamina).

La cúrcuma también tiene muchas virtudes. Sus beneficios son reconocidos incluso por la OMS, que afirma que "el efecto antiinflamatorio de la cúrcuma está relacionado con su riqueza en curcumina, una sustancia que tiene la capacidad de capturar los radicales libres". Por lo tanto, esta especia protege las células del envejecimiento prematuro y contribuye a la buena salud de los músculos. 

Hidratarse suficientemente:

Formadas principalmente por cartílago, las articulaciones se componen de un 75% de agua. Por lo tanto, es esencial adquirir el hábito de mantenerse bien hidratado. Se recomienda variar el agua que se bebe, dando preferencia al agua ionizada con un PH más alto. Estas aguas son ricas en beneficios y ayudan a combatir la acidez del cuerpo.

La mayoría de los encuestados beben aproximadamente un litro de agua al día, mientras que otros admiten no beber lo suficiente. Algunos consumen más de 2 litros de agua al día. La mayoría de los encuestados dice beber agua del grifo. Las aguas más populares son Sierra Cazorla, Fuente Pinar, Monte Pinos y Fontecabras, aguas ricas en calcio y magnesio.

Practicar el automasaje:

El 36% de los encuestados practica el automasaje.

Es importante tomarse el tiempo para masajearse regularmente, para tener un momento de bienestar y cuidar las articulaciones. Los masajes ayudan a estimular diferentes mecanismos del cuerpo y a mantener las articulaciones flexibles y sanas.

Los miembros que respondieron a la encuesta utilizan principalmente aceites esenciales (menta, lavanda, gaulteria), aceite de argán, bálsamo del tigre o pomadas antiinflamatorias.

Así pues, para cuidar tus articulaciones, es esencial que pongas en práctica estos 5 buenos hábitos en tu vida diaria, ¡como hacen los miembros de Carenity!


¿Este artículo te ha sido útil?
¡Comparte tus sentimientos e interrogantes con los miembros de la comunidad más abajo en los comentarios!

¡Cuidate!


avatar Candice Salomé

Autor: Candice Salomé, Redactora de Salud

Candice es creadora de contenidos en Carenity y se especializa en la redacción de artículos de salud. Le interesan especialmente los campos de la psicología, el bienestar y el deporte. 

Candice tiene un máster... >> Saber más

3 comentarios


Azur1975
el 31/1/21

Hola, yo por parte de mi médico llevo una dieta sana. Verduras, frutas, hervidos, legumbres, consumir Omega3, aceite de oliva virgen extra. No consumo nada de carnes rojas que inflaman, ni nada derivado de lácteos, consumo bebidas vegetal en vez de leche. Nada que lleve trigo ni gluten y lo noté bastante. La duda que tengo..... Es si la patata es mala consumirla para las que padecemos Artritis Reumatoide, ya que he leido mucho en Internet, pero no esta claro si la debemos consumir o no por nuestra enfermedad. Me gustaria me pudiera orientar, gracias. 


estherdopico76
el 11/2/21

@Azur1975‍ 

 La patata es mala para la artritis reumatoide. Es una de las solanáceas, al crecer desarrolla una sustancia que no es buena para la enfermedad.

Dicho por un especialista en metabolismo.


Azur1975
el 14/2/21

Hola Esther,  Tenia mis dudas porque en Internet según que páginas decian que era malo y en otras que no estaba demostrado. Pero yo evito consumirla, pero por tú respuesta ya lo tengo más claro que es mala para la Artritis Reumatoide.                             Muchas gracias por tú respuesta. 

También te gustará

¿Cuál es el impacto psicológico del dolor crónico? ¡Los miembros de Carenity hablan de ello!

¿Cuál es el impacto psicológico del dolor crónico? ¡Los miembros de Carenity hablan de ello!

Leer el artículo
Trastornos del sueño: ¡lo que piensan los miembros de Carenity!

Trastornos del sueño: ¡lo que piensan los miembros de Carenity!

Leer el artículo
Covid-19: ¿Cuáles son los efectos secundarios relacionados con el uso de la mascarilla?

Covid-19: ¿Cuáles son los efectos secundarios relacionados con el uso de la mascarilla?

Leer el artículo
Trabajar con una enfermedad crónica: ¡los miembros de Carenity comparten su experiencia!

Trabajar con una enfermedad crónica: ¡los miembros de Carenity comparten su experiencia!

Leer el artículo