«
»

Top

La sexualidad después del cáncer de próstata: ¡existen soluciones!

Publicado el 12 nov. 2020 • Actualizado el 24 nov. 2020 • Por Candice Salomé

El cáncer de próstata es el cáncer más común en los hombres. Según la Asociación Española de Urología, se estima que se producen en torno a 33.000 nuevos diagnósticos cada año. Un 90% de los casos son diagnosticados en nuestro país en fase localizada de la enfermedad.

La eficacia de los tratamientos del cáncer de próstata ha sido demostrada, pero dan lugar a muchas complicaciones, incluido el deterioro de la función y la capacidad sexual.

¿Cuáles son los efectos reales de los tratamientos del cáncer de próstata en la sexualidad? ¿Qué sexualidad es posible después de una cirugía de próstata? ¿Qué se puede hacer para mejorar la sexualidad?

¡Te contamos todo en nuestro artículo!

La sexualidad después del cáncer de próstata: ¡existen soluciones!

¿Cuáles son los diferentes tratamientos del cáncer de próstata?

Existen varias opciones terapéuticas en el tratamiento del cáncer de próstata. La elección depende de la edad del paciente, de su estado general y del grado de evolución del cáncer

Al final de la evaluación de la extensión, que tiene por objeto determinar la evolución de la enfermedad, el equipo médico define la estrategia de tratamiento más adecuada para el paciente durante una reunión de consulta multidisciplinaria que reúne a los distintos especialistas: oncólogo, cirujano, radioterapeuta...

La opción terapéutica más adecuada se presenta al paciente durante consulta específica y se decide de acuerdo con el paciente.

Toda la información se recoge en un documento escrito (el plan de atención individualizada o PAI) y se entrega al paciente y a su médico.

Por lo que existen diferentes tratamientos para en cáncer de próstata:

La vigilancia activa

Cuando el tumor es asintomático y se considera de evolución lenta, se considera cada vez más la alternativa de aplazar el tratamiento y se aconseja activar la vigilancia activa.

La radioterapia externa

Este es un tratamiento que utiliza rayos de alta energía: enfocados en el tumor, estos rayos destruyen las células cancerosas.

La prostatectomía total

Esto implica la extirpación quirúrgica de la glándula prostática pero también del tejido circundante. La operación puede realizarse por la vía convencional, es decir, haciendo una incisión en el abdomen, también llamada laparotomía o laparoscopia.  

La braquiterapia intersticial

Se trata de un método de radioterapia en el que la radiación se aplica localmente mediante la implantación de granos de yodo radiactivo en el tejido de la próstata a través del perineo.

La hormonoterapia

Se trata de un tratamiento que actúa en todo el cuerpo y tiene como objetivo evitar la estimulación de ciertas hormonas en las células cancerosas.

La quimioterapia

Es un tratamiento para el cáncer basado en el uso de medicamentos. La quimioterapia tiene como objetivo matar las células cancerosas en cualquier parte del cuerpo.

¿Cuáles son los efectos secundarios del tratamiento del cáncer de próstata en la sexualidad?

La mayoría de los tratamientos para el cáncer de próstata pueden tener efectos secundarios tanto a corto como a largo plazo, especialmente en la calidad de la vida sexual

La salud sexual representa un concepto global que no se resume únicamente al acto sexual. Engloba diferentes áreas, tanto físicas como psicológicas: la imagen corporal, las fases de deseo, la excitación, el orgasmo, pero también la ternura, la sensualidad y el erotismo.

Pueden surgir muchas dificultades  durante y después del tratamiento  del cáncer de próstata. Estas dificultades pueden ser de carácter psicológico : el miedo a la desvalorización a los ojos de la pareja, un sentimiento de ataque a la propia virilidad, una pérdida de autoestima, dudas sobre la propia capacidad de seducción... Pero también de carácter físico sobre todo por los problemas de erección, los problemas de eyaculación, la disminución de la libido o la incontinencia urinaria.

Estas dificultades pueden aparecer de manera variable y dependen de los problemas eréctiles y urinarios que el paciente pueda encontrar antes de los tratamientos, así como de los tratamientos recibidos. La disfunción eréctil puede aparecer inmediatamente después del tratamiento o más lentamente, en los meses o incluso años siguientes.

Los tratamientos para el cáncer de próstata también pueden llevar a la pérdida de la fertilidad. Si se está considerando la paternidad, esto debe ser discutido con el médico antes de iniciar el tratamiento para que se puedan establecer medidas de preservación de la fertilidad.

¿Cuáles son las soluciones para superar estos efectos secundarios?

En primer lugar, las parejas deben ser informadas con precisión sobre las consecuencias que el tratamiento puede tener sobre la sexualidad y las posibilidades que se les ofrecerán para remediarlas. Esta información debe ser proporcionada antes y después del tratamiento.

La extirpación de la glándula prostática impide permanentemente la eyaculación. Pero según laFederación Francesa de Sexología y Salud Sexual (FF3S): “el mecanismo del orgasmo siendo independiente del de la producción de semen, las sensaciones de placer y el orgasmo mismo, siguen siendo posibles después de la prostatectomía y son aún más intensas para muchos pacientes”.

os tratamientos para el cáncer de próstata conducen a los problemas de erección pero existen muchas soluciones medicamentosas para superar estas dificultades. Así pues, para mantener el mecanismo de erección, es necesario considerar una rehabilitación destinada a conservar la buena elasticidad del cuerpo cavernoso (dos de los cuales, a nivel del pene, son tejidos eréctiles llenos de sangre durante la fase de erección) permitiendo su oxigenación regular. Para lograrlo, se deben provocar erecciones de forma regular mediante tratamiento oral (inhibidores de la 5-fosfodiesterasa), inyecciones en el cuerpo cavernoso, un gel que se inserta en el meato urinario (abertura externa de la uretra), una bomba de vacío (también llamada bomba peniana) o una prótesis de pene como último recurso.

Existen varios tipos de tratamiento para la impotencia masculina. Deben ser prescritos por un médico después de un examen médico completo. 

Tratamientos orales (inhibidores de la PDE5)

Los mecanismos de la erección en los hombres son posibles gracias a lo que se denomina "monofosfato de guanosina cíclica” (ou GMPc). El GMPc funciona relajando los músculos lisos del pene y facilitando el flujo de sangre hacia ellos, lo que permitirá una erección. Cuanto más GMPc, más fuerte y duradera será la erección.  

Cuando se produce una disfunción eréctil, suele deberse a que la PDE5 (5-fosfodiesterasa) es demasiado activa y degrada el GMPc, impidiendo que tenga su efecto habitual sobre la erección. 

Al ingerir inhibidores de la 5-fosfodiesterasa, la acción de la PDE5 se limitará a dejar que el GMPc haga su trabajo en la erección.

Los tratamientos con inhibidores de la PDE5 para el tratamiento de la disfunción eréctil son los siguientes tratamientos orales:

  • la Viagra (cuyo principio activo y genérico es el sildenafilo)
  • el Cialis (cuyo principio activo y genérico es el tadalafilo)
  • el Levitra (dont le principe actif est le vardenafil)
  • le Spedra (cuyo principio activo y genérico es el vardenafilo)

Las inyecciones en el cuerpo cavernoso

Las inyecciones de sustancias erectógenas en el cuerpo cavernoso del pene permiten que las fibras del músculo liso se relajen  y, por lo tanto, logren rápidamente una erección sin necesidad de estimulación sexual.

Los diferentes tratamientos existentes son:

El gel a insertar en el meato urinario

Muse es el primer tratamiento local disponible en el mercado español. «Esta es una verdadera innovación en el sentido de que se trata de un tipo de tratamiento local y no invasivo», nos confia el Dr. Sylvain Mimoun, ginecólogo y andrólogo en Paris.

El tratamiento local de la disfunción eréctil actúa sobre el mismo principio que las inyecciones : una molécula, la prostaglandina, estimula la circulación sanguínea sólo a nivel del sexo.

La bomba de vacío (bomba peniana)

La acción de las bombas de vacío (o bombas de erección o penianas) es puramente mecánica. Este dispositivo crea un vacío que succiona la sangre del pene. Un torniquete colocado en la base del pene mantendrá la erección.

La prótesis de pene

La instalación de una prótesis de pene es una cirugía paliativa y se ofrece a los pacientes para los que los tratamientos enumerados anteriormente son ineficaces o están mal adaptados a su situación médica.

Existen tres tipos de prótesis de pene:

  • las prótesis semirrígidas : el pene está constantemente erecto, su tamaño sigue siendo el del pene flácido (tamaño en reposo), el paciente debe esperar dolor postoperatorio porque el tejido del pene debe acostumbrarse a estar constantemente erecto. La apariencia estética no es natural.
  • las prótesis inflables de dos piezas : se componen de dos cilindros cavernosos y una bomba escrotal. La acción de la bomba permite que los cilindros se llenen de un líquido fisiológico y desencadena la erección. Este tipo de prótesis es fácil de usar, sin embargo el resultado estético no es del todo satisfactorio. La erección y la flacidez después de la erección son menos completas que las obtenidas con una prótesis de pene de tres piezas.
  • las prótesis inflables de tres piezas : están compuestas por dos cilindros intracavernosos, una bomba escrotal y un depósito situado detrás de la vejiga. Este tipo de implante da la mayor satisfacción a los pacientes. El depósito permite enviar un mayor volumen de suero fisiológico a los cilindros y por lo tanto una mejor eficiencia de la erección. Estas prótesis permiten aumentar la longitud y el diámetro del pene.

También se puede prever un seguimientos psicológico para ayudar al paciente a recuperar la confianza en sí mismo y su autoestima. Una consulta con un sexólogo también puede considerarse sola o con su pareja.

Todos estos medios son soluciones para encontrar una vida sexual satisfactoria después del cáncer de próstata.

Después del cáncer de próstata, la mayoría de los pacientes encuentran problemas en su sexualidad. Sin embargo, cuando se les informa pueden recuperar una sexualidad completa y satisfactoria en los meses siguientes al final del tratamiento o la cirugía. Una buena comunicación con la pareja, así como el tratamiento adecuado, permitirá recuperar rápidamente la plena satisfacción.


¿Te ha sido útil este artículo?

¡Comparte tus sentimientos e interrogaciones con la comunidad más abajo en los comentarios!

¡Cuidate!


avatar Candice Salomé

Autor: Candice Salomé, Community Manager de Francia

Candice Salomé es la Community Manager de Francia en Carenity. También participa en la redacción de artículos para la Revista de Salud. Es responsable de la participación de los... >> Saber más

Comentarios

También te gustará

Día Mundial contra el Cáncer: ¡Todos implicados!

Cáncer de próstata

Día Mundial contra el Cáncer: ¡Todos implicados!

Leer el artículo
Premio Nobel: la promesa de la inmunoterapia en la lucha contra el cáncer

Cáncer de próstata

Premio Nobel: la promesa de la inmunoterapia en la lucha contra el cáncer

Leer el artículo
Sexualidad, fertilidad y empleo, los olvidados del tratamiento del cáncer (Academia de la Medicina)

Cáncer de próstata

Sexualidad, fertilidad y empleo, los olvidados del tratamiento del cáncer (Academia de la Medicina)

Leer el artículo
Sentirse apoyado en la lucha contra el cáncer de próstata

Cáncer de próstata

Sentirse apoyado en la lucha contra el cáncer de próstata

Ver el testimonio

Ficha descriptiva de la enfermedad