«
»

Top

Medicina alternativa y terapias alternativas para el dolor

19 oct. 2018 • 16 comentarios

Medicina alternativa y terapias alternativas para el dolor

Contra el dolor crónico, nuestros miembros usan medicina alternativa además de sus tratamientos médicos. ¡Descubre el resultado de nuestra encuesta sobre este tema y comparte tus métodos y sugerencias!

medicina alternativa contra el dolor crónico

El 40% de los encuestados usa la meditación

La meditación de atención plena nos permite observar mejor nuestros dolores y combatirlos de manera más efectiva. Reconocida como una forma efectiva de luchar contra la ansiedad o la depresión, la meditación también ayuda a dominar el dolor. Los psicólogos clínicos y psicoterapeutas Christian Hoenner y Phanie Ridel abogan por centrarse en una parte del cuerpo que no duele, para comprender el funcionamiento del área y luego compararla con un área dolorosa. También sugieren contar las fases de los brotes de dolor y luego contar hacia atrás cuando el dolor cede. Esto disminuye la frecuencia e intensidad del dolor, después de esfuerzos repetidos de concentración.

El 21% de los encuestados favorecen la acupuntura

Según la definición dada por la UNESCO, "la acupuntura tradicional forma un arte terapéutico que elabora su razonamiento diagnóstico y terapéutico en una visión energética taoísta del hombre y el universo". Sin entrar en los detalles del taoísmo, los pacientes pueden beneficiarse de esta práctica basada en el control de la energía. Los métodos son múltiples: agujas para actuar sobre los meridianos y órganos correspondientes, moxa (estimulación térmica), ventosas, masajes y consejos sobrehigiene de vida y alimentación. Especialmente recomendado para problemas locomotores, tendinitis, artritis, osteoartritis y migrañas.

El 2% de los encuestados prefiere la sofrología

Diseñada para armonizar cuerpo y mente, la sofrología es una síntesis de técnicas orientales (yoga dinámico, meditación budista y Zen ...) y de relajación occidental (entrenamiento autógeno de Schultz, método de Vittoz, relajación progresiva de Jacobson ... ). Instalada en un estado entre el despertar y el sueño, la persona podrá movilizar recursos insospechados. Los ejercicios respiratorios, mentales y de relajación te ayudarán a sentir el cuerpo de una manera positiva y a manejar mejor el dolor.

El 2% de los encuestados asisten a sesiones de hipnosis

La hipnosis terapéutica consisten en alcanzar un estado de conciencia modificada donde percibimos las cosas de manera diferente, de la misma manera que cuando nos evadimos viendo una película o cuando estamos "en la luna". El dolor puede reducirse durante una sesión de hipnosis, estimulando los recursos menos utilizados del cerebro y activando sus poderes de autocuración. Los pacientes también logran distanciar la razón de su sufrimiento, especialmente cuando es psicológico, para resolverlo.

El 7% de los encuestados son expertos en arteterapia

Si, según el autor ruso Fyodor Dostoevsky, "el arte salvará al mundo", ¡parece ser lo mismo para algunos de nuestros miembros! Para el 7% de nuestros encuestados, la terapia artística es el medio elegido para luchar contra el dolor crónico. El principio es simple: utilizar la creatividad de los pacientes con fines terapéuticos, sin juicio estético. La terapia artística, que se utiliza principalmente en psicoterapia, para enfermedades mentales o trastornos del comportamiento, permite que los pacientes se expresen de una manera distinta a las palabras y que sus emociones salgan a la superficie. Si la pintura y el dibujo son las principales disciplinas de esta práctica, el teatro y la danza también pueden funcionar.

5% de los encuestados probaron la zooterapia

La terapia asistida con animales es otra terapia alternativa utilizada en el sector de la salud. Sin reemplazar los tratamientos, se practica en pequeños grupos de hasta tres personas bajo la responsabilidad de un profesional, en el entorno inmediato de los pacientes. El principio es despertar, a través de la presencia de animales educados en este sentido, las reacciones que mantienen o mejoran el potencial cognitivo, físico, psicosocial o emocional de los pacientes. Esta práctica ayuda a aumentar la autoestima, calmar la angustia psicológica y emocional, reducir el estrés y superar las emociones negativas.

Y tú, ¿qué práctica recomendarías?
¿Te gustaría probar una en particular?

 

*Encuesta realizada por Carenity del 15 al 18 de octubre de 2018. Participaron 246 miembros.

Carenity

avatar Louise Bollecker

Autor: Louise Bollecker, Community Manager France and Content Manager

Community Manager de Carenity en Francia, Louise es también Content Manager para ofrecer artículos, vídeos y testimonios a los miembros. Su objetivo es portar la voz de los pacientes para una mejor comprensión de su realidad cotidiana.

Comentarios

el 22/10/18

Hola!!! Yo practico la acupuntura porque me relaja mucho...He probado muchas tecnicas y esta es la unica que me funciona...

el 24/10/18

@pseudónimo oculto Yo nunca practiqué la acupuntura pero algunas personas que dijeron que duele o que puede llegar a ser muy molesta, ¿es cierto?

el 24/10/18

Hola Andrea!! En mi caso no es así. Tan solo me duele en los dedos gordos de los pies... Creo que la clave esta en que te lo haga un/a buen/a profesional. Si lo necesitas, te puedo dar su contacto...Es fantástica!!! Un saludo.

el 28/10/18

A mi me funciona la meditacion y la respiración consciente. 

el 29/10/18

@pseudónimo oculto ah pues si ! Así también si alguien pregunta, se lo puedo recomendar igualmente ! :)

También te gustará

Diabetes: entender la dieta de bajo índice glucémico

Diabetes: entender la dieta de bajo índice glucémico

Leer el artículo
Seguridad informática, mejoras del sitio web... Conoce a Jérémy, responsable técnico

Seguridad informática, mejoras del sitio web... Conoce a Jérémy, responsable técnico

Leer el artículo
¿Qué enfermedades y medicamentos son incompatibles con la aspirina?

¿Qué enfermedades y medicamentos son incompatibles con la aspirina?

Leer el artículo
Los tratamientos del cáncer: bioterapia e inmunoterapia

Adamantinoma
Astrocitoma
Cáncer colorrectal
Cáncer de amígdalas
Cáncer de ano
Cáncer de boca
Cáncer de cuello uterino
Cáncer de esófago
Cáncer de estómago
Cáncer de garganta
Cáncer de glándula parótida
Cáncer de hígado
Cáncer de huesos
Cáncer de la pleura
Cáncer de la vesícula biliar
Cáncer de laringe
Cáncer de lengua
Cáncer de mama
Cáncer de nasofaringe
Cáncer de ovario
Cáncer de paladar
Cáncer de páncreas
Cáncer de piel
Cáncer de próstata
Cáncer de pulmón
Cáncer de riñón
Cáncer de testículo
Cáncer de timo
Cáncer de tiroides
Cáncer de vagina
Cáncer de vejiga
Cáncer endometrial
Cáncer vulvar
Carcinoma basocelular
Carcinoma de células de Merkel
Carcinoma de células escamosas de la cabeza y cuello
Carcinoma primario peritoneal
Condrosarcoma mixoide extraesquelético
Cordoma
Coriocarcinoma
Dermatofibrosarcoma protuberante
Feocromocitoma
Glioblastoma
Gliomas
Leucemia linfoide aguda
Leucemia linfoide crónica
Leucemia mieloide aguda
Leucemia mieloide crónica
Linfoma de Hodgkin
Linfoma no Hodgkin
Macroglobulinemia de Waldenstrom
Mesotelioma
Mielofibrosis
Mieloma múltiple
Nefroblastoma
Neoplasia endocrina múltiple
Neuroblastoma
Retinoblastoma
Sarcoma de Ewing
Sarcoma de Kaposi
Síndrome de Sezary
Síndromes mielodisplásicos
Tumor cerebral
Tumor del estroma gastrointestinal
Tumor maligno de las trompas de Falopio
Tumor neuroendocrino
Tumor neuroendocrino enteropancreático
Tumor rabdoide

Los tratamientos del cáncer: bioterapia e inmunoterapia

Leer el artículo