«
»

Top

¡8 ideas preconcebidas sobre la alimentación!

Publicado el 1 jul. 2021 • Por Candice Salomé

Una alimentación sana, variada y equilibrada es una de las claves de un organismo buena salud. Comer 5 frutas y verduras al día, limitar el consumo de carne roja, no comer feculentos por la noche... circulan muchas ideas preconcebidas y es complicado saber qué es bueno o no en materia de alimentación.

En este artículo, ¡descubre los 8 mitos más repetidos sobre la alimentación!

¡Te ayudaremos a distinguir lo auténtico de lo falso!

¡8 ideas preconcebidas sobre la alimentación!

¡Los feculentos engordan!

FALSO

Oímos regularmente que los feculentos como la pasta, el pan, el arroz... engordan. ¡Pues no es cierto! Sin embargo, lo que los acompaña puede hacerlos mucho más calóricos. En efecto, la mantequilla, la mermelada, las salsas preparadas o el queso rallado los enriquecen considerablemente.

Los feculentos son, además, alimentos nutricionalmente interesantes porque permiten limitar el picoteo entre dos comidas

¡Los productos bajos en calorías son mejores para la salud!

FALSO

Los alimentos bajos en calorías o light se elaboran con numerosos aditivos que son perjudiciales para la salud. Es preferible consumir estos productos en su versión "original", que son mucho más sabrosos y no necesariamente mucho más calóricos. 

Además, al ser ligeros, tendemos a sentirnos menos culpables y, por tanto, a consumir más. 

No obstante, las personas con diabetes deben consultar a su médico para saber qué alimentos son los más adecuados para su dieta.

¡Es esencial consumir proteínas de origen animal cada día!

FALSO

No es necesario comer carne o pescado a diario. Las proteínas animales pueden sustituirse por proteínas vegetales. Además, se recomienda reducir el consumo de carnes grasas y embutidos y aumentar el consumo de legumbres, verduras y cereales integrales, ricos en proteínas, y completarlo con dos lácteos al día (si no se tiene intolerancia).

¡Las frutas y verdures congeladas tienen menos nutrientes que las frescas!

FALSO

Al contrario, ¡a menudo contienen más! Las vitaminas se destruyen rápidamente con la luz y el almacenamiento al aire libre. Por lo tanto, las frutas y verduras congeladas, que se enfrían inmediatamente después de ser cosechadas, son más ricas en vitaminas.  

Esto sólo se aplica a las frutas y verduras naturales y no a las preparadas industrialmente.

¡Consumir alimentos ricos en vitamina c por la noche nos impide dormir!

FALSO

La idea de que no hay que comer alimentos ricos en vitamina C por la noche se difundió en los años 30, cuando se comercializaron los primeros suplementos de vitamina C. El prospecto de estos suplementos contenía una advertencia sobre los efectos estimulantes de este producto. 

La vitamina C interviene en la síntesis de la dopamina, que es un neurotransmisor que estimula el estado de alerta.

Sin embargo, los estudios realizados con voluntarios que ingirieron 4g de vitamina C por la noche (equivalente a 10kg de naranjas) ¡no mostraron ningún cambio en el ciclo del sueño!

¡Las espinacas son ricas en hierro!

FALSO

La idea de que las espinacas son ricas en hierro nació de un error de transcripción a finales del siglo XIX, estimándose en 27 mg / 100 g en lugar de 2,7 mg / 100 g.

Antes de que se corrigiera rápidamente el error, la idea ya se había extendido al público en general.

Una proporción mucho mayor de hierro se encuentra en los guisantes, el perejil, las lentejas, las judías blancas, el diente de león... pero también en todas las carnes, ¡y no sólo en las rojas!

¡El calcio sólo se encuentra en la leche!

FALSO

El calcio también se encuentra en las sardinas, los quesos, pero también en muchos productos vegetales como las semillas de amapola, el perejil fresco, los higos, los berros, las algas, las judías blancas o negras, la col china o las espinacas.

El agua mineral también lo contiene, pero en menor cantidad.

¡El aceite es menos graso que la mantequilla!

FALSO

Aunque tenga muchos beneficios para la salud, el aceite de oliva está compuesto al 100% por lípidos, lo que lo convierte en la grasa más calórica. En comparación, la mantequilla sólo contiene un 82%, siendo el resto principalmente agua (16%), así como proteínas, minerales, carbohidratos...

Por ello, es importante variar su consumo entre la mantequilla, el aceite de oliva y otros aceites vegetales.

Ahora sabemos que la alimentación desempeña un papel importante en nuestro bienestar y nuestra salud. Sin embargo, existen muchos mitos sobre la alimentación y están bien anclados en nuestra forma de concebir las comidas. ¡Es fundamental estar bien informado para no cometer errores y poder componer platos que nos aporten todos los beneficios y nutrientes necesarios!


¿Este artículo te ha sido útil?

¡No dudes en compartir tu opinión y tu comida perfecta en los comentarios!

¡Cuidate!


9
avatar Candice Salomé

Autor: Candice Salomé, Redactora de Salud

Candice es creadora de contenidos en Carenity y se especializa en la redacción de artículos de salud. Le interesan especialmente los campos de la psicología, el bienestar y el deporte. 

Candice tiene un máster... >> Saber más

2 comentarios


RobertoDìaz
el 1/7/21

Pues si que me ha sido útil. 

Muchas cosas las desconozco, gracias. 


CHELOO
el 2/7/21

Siempre se aprende algo y también se recuerda , por mucho que uno lea. Dicho esto , gracias por el artículo. ,

También te gustará

¿Es el desayuno la comida más importante del día?

¿Es el desayuno la comida más importante del día?

Leer el artículo
¿Qué comer para nutrir su cerebro?

¿Qué comer para nutrir su cerebro?

Leer el artículo
10 Alimentos que estimulan el sistema inmunológico

10 Alimentos que estimulan el sistema inmunológico

Leer el artículo
El ayuno intermitente y las enfermedades crónicas: comprender todo

El ayuno intermitente y las enfermedades crónicas: comprender todo

Leer el artículo

Discusiones más comentadas