«
»

Top

Trastorno bipolar: “En mi caso mi vida es completamente normal, de hecho muy poca gente conoce mi situación”

Publicado el 18 ago. 2021 • Por Andrea Barcia

Aliceniceworld, miembro de la comunidad de Carenity, vive con el trastorno bipolar. Diagnosticada esquizoide social y luego esquizoide paranoide, no fue hasta un año después que la inspección médica de la Seguridad Social le diagnosticó un trastorno bipolar no especificado. Ella habla con Carenity sobre su experiencia hasta el diagnóstico final y su estado actual.

Trastorno bipolar: “En mi caso mi vida es completamente normal, de hecho muy poca gente conoce mi situación”

Hola Aliceniceworld, has accedido a compartir tu historia con Carenity y sus miembros y te lo agradecemos.

En primer lugar, ¿podrías contarnos más sobre ti?

Soy una mujer soltera de 50 años, con un hijo de 25 años fruto de una relación de pareja de 10 años. Tras el nacimiento de nuestro hijo esta relación se terminó, precisamente por mi primer brote depresivo que duró dos años. Y aunque tengo la ayuda de mis padres, de una tía materna y de su padre, realmente he sido yo quien lo ha educado en lo esencial. Ellos ayudan a veces, las menos económicamente, y las más llevándolo a actividades extraescolares de pequeño por ejemplo. El tiene tres hermanos menores por parte de padre y tiene una relación fenomenal con ellos. Pese incluso a que su padre actualmente tampoco tiene relación con su pareja después de 15 años. 

Tengo un hermano tres años mayor y dos sobrinos. Mi relación familiar es buena pero no muy cariñosa ni estrecha.

Me gusta la música, el cine, el teatro, el senderismo, visitar museos, las relaciones sociales, viajar, estudiar, las novedades... 

¿Cuántos años hace que vives con el trastorno bipolar? ¿Cómo fue el diagnóstico? ¿Te lo esperabas?

Mi primera depresión fue en el año 93 y duró dos años. Como yo no hablaba porque sentía un gran sentimiento de culpabilidad, era difícil diagnosticarme y medicarme, pero bueno conseguí estabilizarme en enero del 95 y en mayo me quede embarazada. 

En esa época era estudiante de Derecho pero terminé mi licenciatura tras dar a luz y empecé a trabajar. Luego vinieron tres depresiones importantes más. De año y medio con otro psiquiatra que me diagnosticó de esquizoide social pero que al finalizar dijo que no debía medicarse más. Pero tuve otra depresión de un año y el tercer psiquiatra fue del todo nefasto. 

Me diagnosticaron de esquizofrenia paranoide y la medicación era brutal así que mi familia conoció a otro psiquiatra y es él el que me trata desde noviembre de 2016.

Quien me diagnosticó de trastorno bipolar no especificado fue la inspección médica de la Seguridad Social porque superé el año de baja laboral.

Mi actual psiquiatra, al llegar a su despacho, comenzó a hacerme pruebas y me cambió el tratamiento hasta que consiguió que desde noviembre, que llegué en un estado bastante lamentable, pudiera empezar a trabajar en abril 2017.

¿Cómo lo consiguió? Con el tratamiento antidepresivo adecuado, las revisiones periódicas y el uso de un suero que nos dice acelera el tratamiento.

Jamás había oído de la bipolaridad pero sí de la esquizofrenia y llegué a creerme que era esquizofrénica. Al ser diagnosticada oficialmente de bipolaridad y que iba a ser de por vida me sentí muy débil e indefensa. Siempre debía estar alerta, hacerme analíticas cada 4 meses, ir a revisión y cualquier estado de tristeza era una alarma.

¿Qué tipo de bipolaridad tienes? ¿Podrías hablarnos un poco más de los tipos existentes de bipolaridad?

Mi bipolaridad es de tipo no especificado, así que debe ser leve. No he profundizado en los demás tipos de bipolaridad pero si existen más graves la verdad es que lo lamento mucho por el sufrimiento personal que produce, sobre todo si no consigues aceptarlo.

¿Cómo es la vida diaria con esta enfermedad? ¿Es posible llevar una vida normal? ¿Cómo lo has conseguido en tu caso?

Mi vida diaria consiste simplemente en tomar Litio 1-0-1. Pero estar siempre bajo autocontrol revisando primordialmente el sueño, el apetito, mi humor y sentimientos, el estrés, y realizar analíticas y revisiones al mínimo dos o tres veces al año.

En mi caso mi vida es completamente normal, de hecho muy poca gente conoce mi situación. No está bien visto y no quiero que lo sepa sino la gente que me merece confianza.

He conseguido tener una vida normal en primer lugar gracias a la ayuda de mis padres, que nunca se dieron por vencidos hasta que acudí al especialista adecuado, acompañándome a consultas, cuidando de mi hijo cuando ha sido necesario... Y sobre todo a mi madre, por convivir conmigo en las épocas más duras, porque desde el año 2003 tengo mi propia casa, pero tuve que volver a vivir con mis padres por depresión, pero en la última depresión que solo duró 6 meses en el año 2016 no quise ir a casa de mis padres. En primer lugar, pude sobrellevarla yo sola mientras mi hijo vivía con mis padres. Pero luego mi madre tuvo que venir a vivir conmigo durante un mes y medio para ayudarme. Yo no quise volver a casa de mis padres porque me sentiría más débil e incómoda y consideré que eso era peor para mi mejoría.

La buena relación entre el padre de mi hijo y su nueva familia también es un apoyo, y el tener un buen trabajo acorde con mi titulación universitaria ha sido una gran satisfacción para mí, pese al estrés que a veces me causa.

¿Tu vida cambió mucho en relación a antes de saber que tenías esta enfermedad?

El primordial cambio fue la ruptura de mi relación sentimental y que no he podido iniciar de nuevo con otra persona. Y luego, pues lo más difícil ha sido, por fin, aceptarlo. 

Siempre he guardado el secreto, pero en la actualidad a algunos amigos comprensivos lo cuento porque me libera.

Por último, estar siempre alerta por si tengo algún brote, pues también es un poco incómodo, pero después de tantos años, ya me conozco y si lo acepto, cosa que suelo hacer un poco tarde, pues me pongo en tratamiento concreto bien para depresión o para euforia y confío en que pasará. He comprobado que al principio de la menopausia sentía más euforia.

¿Has tenido algún gran altibajo a causa de esta condición? ¿Cómo lo has superado?

Lo peor fue terminar mi relación sentimental, pero bueno, gracias a poder cuidar de mi hijo bajo mis principios, sobrellevar bastante bien la relación con el padre y su nueva familia, me ha ayudado muchísimo. Aunque el no volver a tener una relación estable ahora a mi edad me causa bastante frustración.

Perder trabajos dos veces en la empresa privada también fue decepcionante. Pero afortunadamente ahora trabajo como empleada pública, por lo que mis condiciones laborales son muy favorables y las funciones laborales muy gratificantes.

¿Te sientes apoyada por tus seres queridos? ¿Sientes que entienden la enfermedad? ¿Cómo explicar a las personas que te importan lo que es el trastorno bipolar?

Ya he hablado anteriormente del gran apoyo que he tenido, y a los amigos les explico que paso épocas de depresión en las que me aparto del mundo, me cuido pero resurjo con más fuerza.

A veces ni siquiera mi familia entiende mi situación porque no entienden que pese a que lo pueda tener todo, es un estado emocional frustrante e inexplicable que no se cura con hacer meditación, sino con la medicación que nivela mi humor.

Hace tiempo comentaste en los foros que has decidido “autoanimarte”, ¿cómo lo haces? ¿Utilizas alguna herramienta que también pueda ser de ayuda para los otros miembros?

Llega un momento en que notas que pierdes vida tras tanta tristeza y que debes tomar cartas en el asunto. Realmente siempre está en mi mente autoanimarme, pero es difícil. Hay temporadas en que me cuesta levantarme para ir a trabajar y mantener un estado anímico estable pero he conseguido, tras las pautas médicas, automedicarme y consigo pasar el bache.

Otras temporadas sucede que tras el trabajo me veo con toda la tarde libre y me da pereza hacer cosas. Por eso autoanimarme significa buscar actividades culturales a las que acudir, quedar con amigas/os, aunque debido a la pandemia se han reducido las actividades y las amistades salen más bien en familia. También supone pasear a diario o hacer ejercicio. Hacer senderismo y fotografía. Realizar cursos de formación que sirvan para mi trabajo. Y en mi caso prepararme unas oposiciones.

(En la actualidad, cada día intento autoanimarme, pero realmente aparte de ir al trabajo, paso las tardes viendo películas/series o chateando, por lo que explico que es difícil. Llega la tarde y te auto culpas pero dices mañana empiezo, y en realidad no llega nunca ese día. A veces ni salgo al supermercado. El estado de dejadez a veces me supera)

¿Qué tratamientos sigues en la actualidad? ¿Sientes que te hacen efecto? ¿Cuál es tu opinión sobre los mismos?

Solo tomo Litio como tratamiento para la bipolaridad, supongo que hace efecto porque mantiene bien mis niveles en las analíticas. El Tranxilium lo tomo cuando me siento estresada o acelerada. Y para dormir tomo Stilnox.

Por supuesto que en mis brotes tomo la medicación concreta en cada momento.

Hablaste, también, en alguna ocasión de tu vida laboral, ¿cómo la llevas? ¿Dirías que es difícil gestionar los dos?

Soy empleada pública, así que trabajo solo de mañana, aunque el trabajo es bastante estresante, pero lo llevo bastante bien porque me gusta sentirme útil y comprobar que puedo trabajar como cualquier otra persona.

A veces se me hace difícil gestionar bien el trabajo, pero o bien trabajo bajo medicación, o bien cojo vacaciones, o solicito una baja laboral. Afortunadamente mi trabajo tiene ciertas prerrogativas que no existen en la empresa privada, ya que dos empresas diferentes me despidieron tras conocer mi estado e intuir que podría ser largo el proceso.

También sufres de migrañas e insomnio, ¿son debidas al trastorno bipolar o a la medicación? ¿Cómo las gestionas en tu vida diaria?

Siempre he dormido poco pero el insomnio excesivo sí es debido a los estados de euforia. Lo gestiono con un tratamiento específico.

Las migrañas surgieron tras dar a luz, no sé si por estrés o por el cambio hormonal. Son bastante incapacitantes. He conseguido una medicación específica pero a veces tengo que pasar horas acostada hasta que se me pasa. No creo que tenga vinculación con el trastorno bipolar. La migraña es algo habitual hoy día.

¿Cómo has llevado y llevas toda esta situación Covid? ¿Ha afectado a tu salud física y/o mental?

De manera asombrosa, ¡lo llevo bien! No creo que me afectara, es más, me ha enseñado a conocer mejor mis sentimientos.

¿Qué piensas de los foros de Carenity? ¿Inscribirte te ha ayudado?

Me gustan por la información que aportan. Me ha ayudado porque antes pensaba que era la única bipolar en el mundo, y cuando leo situaciones similares y hasta a veces más graves, me siento identificada.

En el presente, ¿cómo ves el futuro?

Creo que depende de mí: controlar mi situación, medicarme si es necesario, estar alerta y cuidarme.Pero debo “autoanimarme” más, porque a veces me siento vacía y debo VIVIR mejor. Tener más relaciones sociales y mayor contentamiento.

Por último, ¿qué consejo te gustaría dar a los miembros de Carenity que también luchan contra el trastorno bipolar?

Tras mis años de experiencia mi consejos serían:

  • Ponerse en manos de especialistas y seguir el tratamiento de forma exhaustiva
  • Dejarse ayudar por los familiares/amigos.
  • ACEPTARSE
  • Y buscar algún motivo o ilusión, porque la dejadez nos invita a ser sedentarios, y no nos ayuda en absoluto.


¡Muchísimas gracias de nuevo a Aliceniceworld por haber aceptado esta entrevista!

Y tu, ¿te gustaría contarnos tu experiencia?


1
avatar Andrea Barcia

Autor: Andrea Barcia, Redactora de Salud

Andrea es especialista en la gestión de comunidades de pacientes en línea y en la redacción de artículos de salud. Le interesan especialmente los campos de la neuropsicología, la nutrición y el deporte.

Andrea... >> Saber más

Comentarios

También te gustará

Ver el testimonio
Un libro polémico revive el debate sobre los antidepresivos en Francia

Trastorno bipolar

Un libro polémico revive el debate sobre los antidepresivos en Francia

Leer el artículo
Un cómic explica porqué es tan dificil luchar contra la depresión y la ansiedad

Trastorno bipolar

Un cómic explica porqué es tan dificil luchar contra la depresión y la ansiedad

Leer el artículo
Trastornos bipolares y coronavirus: ¿cómo hacer frente al confinamiento?

Trastorno bipolar

Trastornos bipolares y coronavirus: ¿cómo hacer frente al confinamiento?

Ver el testimonio

Discusiones más comentadas

Ficha descriptiva de la enfermedad