«
»

Top

¿Para qué sirve la vitamina D?

8 sept. 2020 • 1 comentario

La deficiencia de vitamina D es común en los países occidentales, principalmente debido al bajo nivel de exposición al sol, pero también porque rara vez está presente en nuestra dieta. Sin embargo, sus efectos beneficiosos son múltiples y ayuda a prevenir muchas patologías. ¿Qué es la vitamina D? ¿Cuáles son sus funciones? ¿Dónde se encuentra? ¿Cuáles son los signos de deficiencia de vitamina D?

¿Para qué sirve la vitamina D?

¿Qué es la vitamina D?

La vitamina D o calciferol es una hormona liposoluble (soluble en los lípidos). Junto con su metabolito (producto activo resultante de su degradación), el calcitriol, son esenciales para asegurar una buena mineralización ósea.

La ingesta de vitamina D puede ser alimentaria (exógena, ≈ 20%) especialmente con el consumo de pescados grasos (salmón, caballa, sardina, atún...) o cutánea (endógena, ≈ 80%) después de la acción de los rayos solares (UVB). Debido a este segundo tipo principal de aporte, esta hormona es apodada "la vitamina del sol".

La vitamina D existe en dos formas: la vitamina D3 (colecalciferol), que se encuentra en productos de origen animal, y la vitamina D2 (ergocalciferol), producida por las plantas.

Ambos tipos de vitamina D se absorben en el intestino delgado y luego se almacenan en el tejido graso y el hígado (bajo forma de 25-hidroxicolecalciferol, también conocido como calciferol o 25(OH)D). 

A continuación, pueden ser liberadas y transformadas en los riñones en su forma activa (como 1,25-hidroxicolecalciferol, también llamada calcitriol y abreviada simplemente como 1,25(OH)2D). Esta última puede entonces ejercer su acción a diferentes niveles en el organismo.

¿Cuáles son las funciones de la vitamina D en el cuerpo humano?  

La función principal de la vitamina D es promover la absorción del calcio y el fosfato (a partir del fósforo) en el intestino y promover la reabsorción del calcio en los riñones (y así disminuir la excreción urinaria de calcio). 

De esta forma, ayuda a mantener los niveles sanguíneos óptimos de calcio (calcemia, entre 2,2 y 2,6 mmol/l) y de fosfato (fosfatemia, entre 0,8 y 1,4 mmol/l y más en los recién nacidos y los niños), que son responsables de la buena mineralización (formación, crecimiento y reparación) y de la fortaleza de los huesos, los cartílagos y los dientes

La vitamina D también permite una contracción muscular eficaz (mejora de la fuerza muscular y buena renovación de las fibras musculares), asegura una buena transmisión nerviosa y una acción protectora de las neuronas que ayuda a preservar el declive intelectual observado con la edad (particularmente en la enfermedad de Alzheimer), así como una coagulación adecuada.

También desempeña un papel en la regulación hormonal (por ejemplo, la insulina, las hormonas pituitarias, etc.), la diferenciación y la actividad de las células del sistema inmunológico (fortalece el sistema inmunológico, reduce la inflamación y los riesgos cardiovasculares y ayuda a combatir el estrés) y la diferenciación de los queratinocitos (células de la piel). 

También evitaría el desarrollo de ciertas enfermedades infecciosas y de ciertas enfermedades autoinmunes (esclerosis múltiple, diabetes de tipo 1, artritis reumatoide y lupus) y reduciría el riesgo de cáncer (principalmente el cáncer colorrectal y de mama).

¿Cuáles son los orígenes y los signos de la deficiencia de vitamina D?

La vitamina D se determina durante un análisis de sangre. 25-OH D es un buen indicador del estado de la vitamina D en el cuerpo y debe ser mayor de 30 ng/mL (o 75 nmol/L) para un estado normal de la vitamina D, y no mayor de 100 ng/mL (o 250 nmol/L). La dosis óptima de vitamina D debe estar entre 60 y 70 ng/mL (o entre 150 y 175 nmol/L).

Su concentración disminuye con la falta de ingestión o de luz solar (variaciones estacionales) y requiere una función hepática normal. 

Por otro lado, la dosis de 1,25-(OH) 2D (forma activa de la vitamina D) es más delicada ya que requiere una visita a un laboratorio especializado. En particular, permite identificar un defecto en el metabolismo de la vitamina D.

La falta de ingesta de vitamina D (especialmente en los niños de los países en desarrollo) o la falta de exposición al sol (especialmente en las personas mayores en instituciones), pero también la mala absorción digestiva (enfermedad celíaca o "intolerancia al gluten", mala absorción de grasas o esteatorrea, trastornos biliares, abuso de laxantes, etc.), las anomalías en el metabolismo de la vitamina D (deficiencia en 1α la hidroxilasa renal, que es la enzima que convierte la vitamina D en 1,25(OH)2D en los riñones, o en el receptor del calcitriol), una deficiencia en la ingesta de calcio y una posible fuga renal de fosfatos (enfermedades genéticas) pueden ser la causa del raquitismo en los niños y de la osteomalacia en los adultos. 

Los principales signos de estas dos últimas patologías son las deformaciones óseas. También se observan astenias (fatiga), dolores óseos y debilidad muscular (especialmente en la espalda, la pelvis y las piernas). 

Con el tiempo, también se produce una disminución gradual de la masa ósea (que se acelera con la menopausia) asociada a una disminución de la capacidad del organismo para absorber y sintetizar la vitamina D. Esto conduce al desarrollo de la osteoporosis, que se caracteriza por una alteración de la microarquitectura del tejido óseo, una disminución de la resistencia del hueso y un aumento del riesgo de fracturas

Esta patología provoca dolores agudos o crónicos (relacionados con fracturas), deformación de la columna vertebral (con dificultades para respirar y caminar), una marcada disminución de la estatura, seguida de discapacidad y pérdida de autonomía

¿Cómo aumentar los niveles de vitamina D (sol, alimentos, suplementos, etc.)?

Según datos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), la deficiencia de vitamina D afecta hasta un 80-100% de la población española de más de 65 años (con unos niveles de vitamina D en sangre menores a 20 ng/ml); e incluso en menores de 65 años el déficit afectaría al 40% de la población.

Para remediar esto, las exposiciones cortas (15 a 30 minutos), varias veces a la semana, cuando el clima es bueno, pueden ayudar a aumentar los niveles de vitamina D en la sangre. 

Además, algunos alimentos contienen naturalmente vitamina D. Se trata principalmente de pescados grasos (hígado de bacalao, salmón, sardinas, caballa...), menudillos (hígado), yema de huevo y ciertas setas (especialmente el shiitake).

Por último, algunos alimentos pueden estar enriquecidos con vitamina D por la industria alimentaria (leche, requesón, yogures, cereales, margarinas...).

La suplementación con vitamina D es necesaria si :

25 OH Vit D < 10 ng/mL: 4x 100.000 IU espaciadas con 15 días de diferencia;
10 < 25 OH Vit D < 20 ng/mL: 3x 100.000 IU espaciadas con 15 días de diferencia;
20 < 25 OH Vit D < 30 ng/mL: 2x 100.000 IU espaciadas con 15 días de diferencia.

En todos los casos, incluso si 25 OH Vit D > 30 ng/mL, se recomienda la suplementación de mantenimiento. Se requiere un nivel óptimo de 60 a 70 ng/mL. Es preferible tener un suplemento diario en gotas para obtener un nivel hormonal constante de vitamina D a lo largo del tiempo

La vitamina D3 o colecalciferol (Deltius®, Videsil®, Benferol®) se prescribe principalmente.

Pero también es posible encontrar vitamina D2 o ergocalciferol aunque este último es menos efectivo y menos estable.

Se pueden prescribir formas especiales, como el colecalciferol o calciferol (Hidroferol®) 25-OH para pacientes con insuficiencia hepática, colecalciferol o alfacalcidol 1-OH para pacientes con insuficiencia renal, y colecalciferol o calcitriol 1-25-(OH)2 (Rocaltrol®) para pacientes con resistencia a las vitaminas.

También existen asociaciones fijas con el calcio: 

  • bien 1 g de calcio asociado a 880 IU de vitamina D (requiere 1 ingesta al día);
  • o 500 mg de calcio combinados con 400 IU de vitamina D (requiere 2 ingestas al día).

La vitamina D3 de Kern Pharma® y la vitamina D3 de Aristo® están entre ellas.

Sin embargo, la ingesta de vitamina D es insuficiente y es necesario tomar suplementos de vitamina D junto con estas combinaciones.

Es aconsejable tomar estos suplementos fuera de las comidas para una mejor absorción.

Además, algunas poblaciones corren un mayor riesgo de sufrir una deficiencia de vitamina D: los recién nacidos, los bebés, las mujeres embarazadas (la vitamina D es necesaria para el crecimiento y el desarrollo) y los ancianos (la capacidad de sintetizar la vitamina D disminuye con la edad), pero también las personas de piel oscura (fuerte pigmentación de la piel con melanina, que bloquea los rayos UVB necesarios para la síntesis de la vitamina D), personas con dietas especiales (vegetarianos que suprimen la carne y el pescado, y más aún los veganos que también excluyen los huevos y los productos lácteos), así como las patologías que inducen a la malabsorción intestinal (enfermedad celíaca).

Por consiguiente, la dosis que debe administrarse para combatir la deficiencia de vitamina D debe adaptarse a cada persona

Por último, la vitamina D puede acumularse en el cuerpo si se produce una suplementación excesiva y causar diversos trastornos (dolores de cabeza, náuseas, vómitos, pérdida de peso, fatiga grave), con el riesgo de que se produzcan niveles excesivamente altos de calcio en la sangre, cálculos urinarios y/o depósitos de calcio en el riñón. Sin embargo, este exceso de vitamina D es raro.


Así, la vitamina D es una hormona lipofílica con múltiples beneficios. Incluso se cree que desempeña un papel en la regulación y supresión de la respuesta inflamatoria que causa el síndrome de dificultad respiratoria aguda que caracteriza a las formas graves y a menudo letales del Covid-19...

 

¿Te ha gustado este artículo? ¡Comparte tus sentimientos y preguntas con la comunidad!

¡Cuídate!

avatar Alexandre Moreau

Autor: Alexandre Moreau, Asistente de Marketing Digital

Dentro del equipo de Marketing Digital, Alexandre está a cargo de escribir las fichas informativas de las enfermedades así como artículos científicos. También se encarga de la... >> Saber más

Comentarios

RICARDOSALINAS
el 14/9/20

MUY BUE ARTICULO,

UNA PREGUNTA QUE SE PRODUCE ANTE LA INGESTA EXCESIVA DE VITAMINA D3?

También te gustará

Las mejores aplicaciones de nutrición, ¿cómo comer bien simplemente?

Las mejores aplicaciones de nutrición, ¿cómo comer bien simplemente?

Leer el artículo
Todo lo que necesitas saber sobre los tratamientos con corticoides (cortisona): utilidad, dosis, efectos secundarios...

Todo lo que necesitas saber sobre los tratamientos con corticoides (cortisona): utilidad, dosis, efectos secundarios...

Leer el artículo
Mascarillas protectoras contra el coronavirus (Covid-19): legislación, tipos, precios...

Mascarillas protectoras contra el coronavirus (Covid-19): legislación, tipos, precios...

Leer el artículo
5 consejos para volver a hacer deporte eficazmente (incluso con una enfermedad crónica)!

5 consejos para volver a hacer deporte eficazmente (incluso con una enfermedad crónica)!

Leer el artículo