«
»

Top

Todo lo que necesitas saber sobre los tratamientos con corticoides (cortisona): utilidad, dosis, efectos secundarios...

22 sept. 2020 • 2 comentarios

La cortisona y sus derivados (corticoides) se utilizan ampliamente por su acción antiinflamatoria para evitar que el sistema inmunológico reaccione de forma exagerada y libere las sustancias que causan los síntomas de la inflamación (enrojecimiento, dolor, hinchazón, etc.). Sin embargo, el tratamiento a largo plazo a base de cortisona puede causar muchos efectos secundarios. Entonces, ¿para qué se usa realmente la cortisona? ¿Cuándo se debe tomar un tratamiento a base de cortisona? ¿Cuáles son sus efectos secundarios? ¿Es necesario ajustar el régimen alimentario?

¡Te contamos todo en nuestro artículo!

Todo lo que necesitas saber sobre los tratamientos con corticoides (cortisona): utilidad, dosis, efectos secundarios...

¿Qué es la cortisona? ¿Cuál es su rol?  

Perteneciente a la familia de los esteroides, la cortisona es producida naturalmente por la glándula suprarrenal situada sobre los riñones. Esta glándula, que tiene una estructura piramidal, está formada por dos partes con funciones diferentes: la medula suprarrenal que secreta principalmente adrenalina, mientras que la corteza suprarrenal produce andrógenos, mineralocorticoides y glucocorticoides.

La cortisona se produce de forma natural en el cuerpo y se llama cortisol. Esta hormona es esencial para la regulación de nuestro metabolismo y tiene propiedades antiinflamatorias. Los investigadores se interesaron rapidamente en esta hormona para poder desarrollar numerosos medicamentos.

Los medicamentos a base de cortisona se utilizan para tratar un gran número de enfermedades que presentan un proceso inflamatorio agudo como las enfermedades reumatológicas, otorrinolaringológicas, dermatológicas, renales, broncopulmonares u oftalmológicas.

La cortisona y los corticoesteroides se prescriben también para aliviar ciertas condiciones crónicas como la esclerosis múltiple o la artritis reumatoide o como parte del tratamiento paliativo de ciertos cánceres.

¿Cuáles son los principios del tratamiento a base de cortisona?

En general, se hace una distinción entre los tratamientos con corticoides según su duración: "corticoterapias de corta duración" (menos de 3 meses) y "corticoterapias de larga duración" (más de 3 meses) o incluso "a largo plazo".

Es necesario definir la dosis diaria prescrita. Cuando las dosis diarias son inferiores a 7,5 mg de equivalente de prednisona, se consideran dosis bajas. Cuando las dosis diarias están entre 7,5 y 30 miligramos de equivalente de prednisona, se trata de dosis moderadas. Una dosis diaria superior a 30 miligramos de equivalente de prednisona se considera alta.

Los efectos adversos se observan con mayor frecuencia en dosis altas y prolongadas.

¿Cómo poner en marcha un tratamiento con esteroides?

Algunas enfermedades requieren un tratamiento inicial con altas dosis de medicamentos intravenosos: hasta 1000 miligramos diarios de metilprednisolona, también conocida como "bolo de corticoesteroides". La dosis de corticoesteroides se reducirá cuando se consiga el efecto terapéutico deseado. Esto permite encontrar la dosis mínima efectiva para lograr los efectos beneficiosos del tratamiento, limitando al mismo tiempo los efectos secundarios en la medida de lo posible.

¿Cuándo es el mejor momento para tomar la cortisona?

Es mejor tomar un tratamiento de cortisona por la mañana porque es cuando el cuerpo produce naturalmente las dosis más altas de cortisol.
Sin embargo, en el caso de afecciones como la artritis reumatoide o las enfermedades autoinmunes, en las que sólo se necesita una dosis muy pequeña de corticoides, el tratamiento puede tomarse por la noche a la hora de acostarse, a fin de tener los máximos efectos antiinflamatorios durante el sueño, en el que la actividad autoinmune es más importante.

En el caso de brotes particularmente graves, el médico puede prescribir el tratamiento con cortisona en dos dosis diarias (por la mañana y por la noche, por ejemplo para tratar la neuralgia cervicobraquial).

Los médicos suelen recomendar que el tratamiento se realice con una comida.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la cortisona?

Los efectos secundarios de la cortisona son numerosos: aumento de peso, fragilización de la piel, desgaste muscular u osteoporosis son algunos de ellos. También pueden producirse efectos secundarios neuropsiquiátricos. 

Aumento de peso:

Los tratamientos con corticosteroides suelen inducir un aumento de peso si el tratamiento dura de varias semanas a unos cuantos meses. El aumento de peso es generalmente moderado: de 1 a 2 kilos.
Además, la cortisona modifica el aspecto físico. Puede aparecer un redondeo de la cara (llamado "cara lunar"), una protuberancia en el cuello (llamada "joroba de búfalo") o un aumento de la circunferencia de la cintura.
Estos cambios se deben a una redistribución de las células grasas del cuerpo ("lipodistrofia") y no a la retención de líquidos.

El 60% de los pacientes mostrarán un cambio significativo en su apariencia física después de 2 o 3 meses de tratamiento con corticoides. Sólo el 10% de los pacientes tratados a largo plazo verán su peso realmente aumentar con un 10% de aumento en su peso inicial o el llamado peso de "forma".

Fragilización de la piel:

Los tratamientos con corticosteroides generalmente inducen muchos efectos secundarios en la piel. Estos efectos secundarios son de tres tipos:

  • Tróficos (fragilidad de la piel): pueden aparecer estrías, moretones, sequedad de la piel y dificultades de cicatrización.
  • Infecciosos: infección en la base del cabello por ejemplo.
  • Varios: acné, aumento del crecimiento del pelo, despigmentación.

Estos efectos indeseables aparecen según la dosis y la duración del tratamiento. Aparecen en menos del 5% a más del 70% de los pacientes dependiendo del tratamiento, con efectos secundarios en la piel que a menudo se reportan sólo después de una exposición prolongada a los corticosteroides.

Desgaste muscular:

Los tratamientos con corticosteroides debilitan los músculos y los tendones. La debilidad muscular puede aparecer y volverse incómoda al realizar gestos y movimientos diarios como subir escaleras o levantar cargas. Sin embargo, hay poco o ningún dolor muscular asociado.
Los tratamientos con cortisona pueden debilitar los tendones, pero los casos de ruptura de tendones siguen siendo excepcionales.
Además, al principio del tratamiento, los corticoides suelen provocar calambres, a menudo durante la noche, y afectan principalmente a las manos y los pies.

Osteoporosis (fragilidad de los huesos):

La frecuencia de la osteoporosis varía según la dosis y la duración de los tratamientos con corticosteroides, pero también según la patología que requiere este tratamiento.
La osteoporosis es, por ejemplo, frecuente durante la artritis reumatoide pero muy rara durante el asma.
La osteoporosis se instala desde los primeros días de tratamiento pero sólo se convierte en un problema durante el tratamiento a largo plazo.

Estado de ánimo y moral:

Los corticosteroides pueden inducir el estado de ánimo de formas menores: insomnio, ansiedad, irritabilidad, problemas menores de memoria y dificultad de concentración en particular. En casos muy raros, el tratamiento puede causar depresión o delirio.

Los trastornos menores son comunes. Entre 40-50% de los pacientes experimentan insomnio, ansiedad o irritabilidad. Los trastornos graves son raros y afectan a menos del 5% de los pacientes. Estos trastornos deben llevar a los pacientes o a sus familiares a buscar consejo médico.

Infecciones:

Los corticosteroides debilitan el sistema inmunológico. Es gracias a esta propiedad que hacen posible el tratamiento de muchas patologías. Pero esto también conlleva un mayor riesgo de infecciones. Las infecciones, ya sean bacterianas, virales, parasitarias o fúngicas, se observan con mayor frecuencia en los pacientes tratados con corticoides. Estas infecciones pueden afectar a todos los órganos (tracto digestivo, pulmones, piel, etc.). Pueden manifestarse de muy diversas maneras, pero la aparición de fiebre debe ser imperativamente comunicada a un médico.

¿Hay algún alimento que deba evitarse con la cortisona?

La toma de una dosis de prednisona (cortisona) de más de 15 mg por día durante un largo período de tiempo expone a los pacientes a ciertos efectos adversos.
A fin de reducir al mínimo esos efectos, deben adoptarse diversas medidas desde el punto de vista alimentario:

  • Seguir una dieta alta en proteínas que ayudará a limitar el desgaste muscular. La dieta debe ir acompañada de una actividad física regular.
  • Seguir una dieta baja en grasas animales (crema, queso, embutidos...) y rica en grasas buenas (aguacate, aceites vegetales...). También se recomienda una dieta baja en azúcar.
  • Seguir una dieta baja en sal. La cortisona retiene la sal y esto puede promover el desarrollo de la hipertensión arterial, por ejemplo. Se debe favorecer una dieta rica en potasio porque su eliminación se ve facilitada por la cortisona.
  • Seguir una dieta rica en calcio con una adecuada ingesta de vitamina D para limitar el riesgo de osteoporosis.

 

¿Te ha sido útil este artículo?
¿Estás en tratamiento con corticoides?

¡Comparte tus sentimientos y preguntas con la comunidad comentando más abajo!

¡Cuídate!

avatar Candice Salomé

Autor: Candice Salomé, Community Manager de Francia

Candice Salomé es la Community Manager de Francia en Carenity. También participa en la redacción de artículos para la Revista de Salud. Es responsable de la participación de los... >> Saber más

Comentarios

J.Enrique
el 29/9/20

La cortisona es un excelente "apaga fuegos", pero con su uso prolongado se hace cierto aquel dicho que dice que puede ser peor el remedio que la enfermedad. En su defensa puedo decir que en una crisis de Miastenia Gravis, la cortisona es muy útil y, personalmente, puedo decir que en su oportunidad, fue muy útil como tratamiento emergente para sacarme de una crisis. Actualmente no la tomo ya que su uso, como dice el artículo, trae consigo efectos secundarios indeseados.

LU[ITAKELLY
el 21/10/20

HOLA USO LA PREDNOSONE PARA MIS DOLORES PERO ES VERDAD LOS EFECTOS SECUNDARIOS E SUBIDO  MUCHO PESO CASI 10 KILOS EN 4 MESES Y MI CARA ESTA FULL REDONDA   ES DEPRIMENTE ESTA EMFERMEDAD  REUMATICA

También te gustará

Enfermedad de Castleman - ¿Cuál es el estado de la investigación?

Enfermedad de Castleman

Enfermedad de Castleman - ¿Cuál es el estado de la investigación?

Leer el artículo
¡Todas las preguntas que te hacías sobre el Covid-19!

¡Todas las preguntas que te hacías sobre el Covid-19!

Leer el artículo
Dismenorrea: ¿cómo aliviar el dolor durante la menstruación?

Dismenorrea: ¿cómo aliviar el dolor durante la menstruación?

Leer el artículo
La gripe temporada de invierno 2020-2021: ¿qué necesitas saber antes de vacunarte?

La gripe temporada de invierno 2020-2021: ¿qué necesitas saber antes de vacunarte?

Leer el artículo