«
»

Top

Autocuidado: ¡10 formas sencillas de cuidar tu salud mental!

Publicado el 4 nov. 2021 • Por Courtney Johnson

Cuando pensamos en la salud mental, solemos pensar directamente en las enfermedades mentales. Pero la salud mental va más allá de la mera ausencia de una enfermedad mental: incorpora nuestro bienestar psicológico, emocional y social. Nuestra salud mental influye en la forma en que pensamos, actuamos, sentimos, tomamos decisiones y nos relacionamos con los demás, y es un factor clave en nuestra salud física y calidad de vida. El autocuidado es una herramienta importante para mantener nuestra salud mental. 

¿Qué es el autocuidado? ¿Cómo puede ayudar a nuestra salud mental? 

A continuación compartimos ¡10 cosas sencillas que puedes hacer por tu salud mental!

Autocuidado: ¡10 formas sencillas de cuidar tu salud mental!

¿Qué es el autocuidado? 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el autocuidado como "la capacidad de las personas, las familias y las comunidades para promover la salud, prevenir la enfermedad, mantener la salud y hacer frente a la enfermedad y la discapacidad con o sin el apoyo de un profesional sanitario".  

En pocas palabras, el autocuidado es la práctica de dedicar tiempo a uno mismo para hacer las cosas que nos ayudan a vivir bien y a mejorar nuestra salud física y mental

El autocuidado puede ayudar a controlar el estrés, aumentar la energía y reducir el riesgo de enfermedad. Incluso hacer pequeños cambios en la rutina diaria puede ayudar; dedicarse al autocuidado no tiene por qué costar una fortuna ni ocupar mucho tiempo. 

He aquí 10 formas sencillas para cuidar tu salud mental: 

Mantente activo/a 

El ejercicio regular no sólo es bueno para el corazón, ¡sino también para la mente!. Se ha comprobado que sólo 30 minutos de ejercicio físico al día mejoran el estado de ánimo, ya que liberan sustancias químicas en el cerebro que nos hacen sentir bien. 

Hacer ejercicio no sólo significa ir al gimnasio o hacer deporte; la jardinería, un paseo por el parque o las tareas domésticas también pueden ser una buena forma de mantenerse en movimiento. Las pequeñas sesiones de actividad se van sumando, así que no te desanimes si no puedes hacer 30 minutos seguidos. 

Come bien e hidrátate 

Al igual que nuestro cuerpo, nuestro cerebro necesita una mezcla de nutrientes para mantenerse sano y funcionar correctamente. Una dieta sana y equilibrada y una ingesta adecuada de agua pueden contribuir a tu energía, concentración y estado de ánimo a lo largo del día.  

Una dieta saludable debe incluir:

  • Una variedad de frutas y verduras diferentes 
  • Cereales o pan integrales 
  • Productos lácteos 
  • Frutos secos y semillas 
  • Pescado graso 
  • Mucha agua 

Asegúrate de hacer al menos tres comidas al día, beber mucha agua y evitar demasiadas bebidas con cafeína o azúcar, como el café o los refrescos. 

>> Lee más sobre lo que debes comer para nutrir tu cerebro aquí: ¿Qué comer para nutrir nuestro cerebro? <<

Duerme lo suficiente 

La falta de sueño puede afectar a tu salud mental, ya que puede provocar problemas psicológicos y emocionales

Intenta establecer un horario de sueño que te permita dormir al menos 7 horas y cúmplelo, incluso los fines de semana. Se ha comprobado que la luz azul generada por nuestros dispositivos y pantallas suprime la liberación de la hormona del sueño, la melatonina, así que asegúrate de apagar tus aparatos tecnológicos al menos una hora antes de acostarte

Establece objetivos realistas y prioridades 

Establecer objetivos y áreas en las que centrarse puede ser una buena forma de mantener la motivación. Sin embargo, es importante establecer objetivos que se puedan alcanzar de forma realista. Prioriza lo que debe hacerse ahora y lo que puede esperar y escribe los pasos que necesitas realizar para alcanzar tus objetivos. Apunta alto, pero asegúrate de saber cuándo decir "no" a nuevas tareas o actividades si empiezas a sentirte abrumado.  

Al final de cada día, intenta centrarte en lo que has conseguido, no en lo que no has podido hacer. Seguro que experimentarás una gran sensación de logro y confianza a medida que vayas dando pasos hacia tus objetivos. 

Descansa 

A veces un cambio de escenario o de ritmo puede beneficiar a nuestra salud mental. Ya sea una pausa para comer en el trabajo, un paseo de cinco minutos por el barrio o incluso un viaje de fin de semana con los amigos, todos necesitamos tiempo y espacio para respirar

Incluso unos minutos a solas con uno mismo pueden ser suficientes para ayudar a desestresarse, así que no dudes en tomarte un tiempo para centrarte en ti mismo/a. Tal vez necesites una carrera rápida a solas, o tal vez necesites poner los pies frente a un programa de televisión o una breve siesta: no tengas miedo de escuchar a tu cuerpo y darle lo que necesita. 

Haz algo que te guste 

Todos tenemos pasatiempos o aficiones en los que podemos sumergirnos. Afortunadamente, hacer las cosas que nos gustan puede mejorar nuestro estado de ánimo y, por lo tanto, nuestra salud mental al aumentar las endorfinas.  

Concentrarse en el crucigrama de la mañana o en un pasatiempo como la jardinería o el deporte puede ayudarnos a dejar de lado las preocupaciones por un momento y descomprimir.

Practica la gratitud

A veces nos puede ayudar recordar las cosas buenas que tenemos en nuestra vida. Se ha descubierto que practicar la gratitud ayuda a reducir el estrés y a mejorar la autoestima. Tómate un momento cada día para recordar las cosas por las que te sientes agradecido. Escribe una lista de esas cosas o repítelas en tu mente. 

Otra forma de practicar la gratitud es la siguiente: piensa en todas las veces que dices "gracias" a alguien en un día. ¿Cómo te sientes cuando lo dices? ¿Lo dices apresuradamente, como una idea tardía o una formalidad? Luego, la próxima vez que surja una situación en la que sientas el instinto de decir "gracias", detente un momento y reflexiona. ¿Por qué te sientes agradecido en esa situación, más allá de la transacción o el gesto que ha tenido lugar? Entonces di "gracias"

Céntrate en lo positivo

Los obstáculos y desafíos son una parte importante de la vida. Aunque puede ser difícil, cuando te enfrentes a un problema, intenta centrarte en los aspectos positivos, por pequeños o insignificantes que parezcan. Por ejemplo, si un amigo cancela vuestros planes para quedar, en lugar de centrarte en tu frustración o decepción, piensa en cómo te ha liberado tiempo para relajarte o para dedicarte a otra actividad que te guste. 

Esta técnica puede ayudarte a identificar los patrones de pensamiento negativos o inútiles que puedas tener y a desafiarlos. A veces, ¡un pequeño cambio de percepción puede ayudarte a encontrar el lado bueno de cada cosa!

Mantente conectado/a

Cuando se está luchando para mantener la salud mental, a menudo el instinto puede ser el de aislarse de los amigos y la familia. Sin embargo, a menudo son estos fuertes lazos familiares o de amistad los que pueden ayudar a lidiar con lo que se está pasando. Los amigos y la familia pueden ofrecerte diferentes perspectivas sobre lo que estás viviendo y pueden compartir apoyo emocional y ayuda práctica. 

No dudes en ponerte en contacto con tus amigos o familiares para hablar de lo que estás viviendo. Si no puedes reunirte cara a cara, llámales o envíales un mensaje. ¡Juntos somos más fuertes!

Pide ayuda cuando la necesites 

Si tienes problemas de salud mental, no dudes en buscar ayuda. Nadie es sobrehumano y todos necesitamos a veces una mano amiga.  

Como ya hemos mencionado, no dudes en acudir a tu familia o amigos para que te apoyen o te escuchen. Si tienes síntomas graves o molestos que duran dos semanas o más, como por ejemplo: 

  • Problemas para dormir
  • Cambios en el apetito que han provocado cambios de peso no deseados
  • Dificultad para levantarse de la cama por la mañana debido al estado de ánimo
  • Problemas de concentración
  • Pérdida de interés en las cosas que normalmente disfrutas
  • Incapacidad para completar las tareas y responsabilidades diarias

busque ayuda profesional. Comenta tus síntomas con tu médico de cabecera, que puede remitirte a un especialista en salud mental si es necesario. 

You can also find support within our mental health community on Carenity. Each day members come to share their stories, experiences, and support with others. Come join in on the discussions here: Living with anxiety and other mental illnesses

También puedes encontrar apoyo en nuestra comunidad de salud mental en Carenity. Cada día los miembros vienen a compartir sus historias, experiencias y a buscar apoyo con los demás. Únete a las discusiones aquí: Vivir con un trastorno de conducta y/o una enfermedad mental.

¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Cómo te dedicas al autocuidado? 

¡Haz clic en "me gusta" y comparte tus opiniones y preguntas con la comunidad en los comentarios de abajo!

¡Cuídate! 


18
avatar Courtney Johnson

Autor: Courtney Johnson, Redactora de Salud

Courtney es creadora de contenidos en Carenity y se concentra en la redacción de artículos sobre salud. Le apasiona especialmente explorar los temas de la nutrición, el bienestar y la psicología.

Courtney... >> Saber más

4 comentarios


RobertoDìaz
el 6/11/21

Me parecen importantísimos todos los métodos que comentáis.

Muy buena información, gracias.

Lo del sueño lo llevo mal, pero lo asumo. He intentado varias técnicas. (imposible) cuando se tiene mucho dolor y calambres es imposible dormir bien, al menos en mi caso.

Y mi familia en mi caso no me a ayudado nada, y no he querido molestar a los amigos, yo soy así.

Creo que quien debe ayudar es la familia, suerte que yo he sabido salir solo adelante, pero hay cosas que ahora me faltan por no haber tenido ayuda familiar. Da igual!! Lo que cuenta es el hoy. 


385-45-99
el 6/11/21

gracias por tan valiosa informacion


anniel
el 8/11/21

en realidad su es sencillo 

Mantente activo. El ejercicio tiene múltiples beneficios para nuestro estado de salud general y por lo tanto para también para nuestra salud mental. ...
Descansa. ...
Come bien. ...
Haz vida social. ...
Diviértete. ...
Gestiona tus pensamientos. ...
Comunícate. ...
Relájate.

https://www.psicotipsve.com/


LeoSnchz
el 9/11/21

Es importante tener la mente despejada y relajada, cada día se debe hacer ejercicio físico, aunque sea media hora de movimiento, si puede ser al aire libre o en compañía mejor. La alimentación también es importante, variada y equilibrada, sin abusar de grasas ni azúcares que no pueden alterar. Además, puede ser recomendable combinar estas buenas prácticas con un suplemento alimenticio que se adapte a tus necesidades, tu proveedor médico te puede aconsejar al respecto.

También te gustará

¿Qué plantas utilizar para aliviar los dolores articulares y musculares?

¿Qué plantas utilizar para aliviar los dolores articulares y musculares?

Leer el artículo
¿Cuál es el impacto psicológico del dolor crónico? ¡Los miembros de Carenity hablan de ello!

¿Cuál es el impacto psicológico del dolor crónico? ¡Los miembros de Carenity hablan de ello!

Leer el artículo
Trastornos del sueño: ¡lo que piensan los miembros de Carenity!

Trastornos del sueño: ¡lo que piensan los miembros de Carenity!

Leer el artículo
Covid-19: ¿Cuáles son los efectos secundarios relacionados con el uso de la mascarilla?

Covid-19: ¿Cuáles son los efectos secundarios relacionados con el uso de la mascarilla?

Leer el artículo

Discusiones más comentadas