«
»

Top

¿Cómo puedes cuidar tu audición?

Publicado el 5 nov. 2023 • Por Somya Pokharna

Alrededor de 360 millones de personas en todo el mundo, entre ellas 32 millones de niños, viven con una pérdida de audición discapacitante. Además, 1.100 millones de adultos jóvenes corren el riesgo de perder la audición debido al ruido, mientras que 3 de cada 5 casos de pérdida de audición en niños se pueden prevenir.

Estas alarmantes cifras plantean una serie de preguntas: ¿Qué causa la pérdida de audición? ¿Cómo puede detectarse precozmente y prevenirse?

¡Sigue leyendo para descubrir las respuestas!

¿Cómo puedes cuidar tu audición?

¿Cómo funciona la audición?

El oído es un órgano extraordinario responsable del sentido de la audición y desempeña un papel crucial en nuestra capacidad para comunicarnos e interactuar con el mundo. La audición es un proceso complejo en el que intervienen múltiples componentes:

editor_meta_bo_img_80bf030b1403888c9fe1fa0d78791fc7.jpeg

Fuente: NIH/NIDCD

El oído externo - Está formado por el pabellón auricular y el conducto auditivo externo. El pabellón auricular, o parte visible del oído, recoge los sonidos del entorno y los transporta al conducto auditivo externo.

El oído medio - Amplifica las vibraciones sonoras. Está formado por el tímpano y tres pequeños huesos llamados huesecillos: el martillo, el yunque y el estribo. Cuando las ondas sonoras llegan al tímpano, éste vibra y estas vibraciones son transmitidas por los huesecillos, amplificando aún más el sonido.

El oído interno - Contiene la cóclea, una estructura en forma de espiral llena de líquido. En el interior de la cóclea, diminutas células ciliadas recubren la membrana basilar. Estas células ciliadas se encargan de convertir las vibraciones en señales eléctricas.

El sistema nervioso auditivo - Las señales eléctricas generadas por las células ciliadas son recogidas por el nervio auditivo, que las transmite al cerebro.

Interpretación por el cerebro - El cerebro recibe señales eléctricas y las interpreta como sonidos específicos. Es en el cerebro donde damos significado a la información auditiva, lo que nos permite oír y comprender los sonidos de nuestro entorno.

Todo el proceso, desde que el sonido entra en el oído hasta que lo interpreta el cerebro, es una danza compleja y coordinada entre estos distintos componentes del oído.

¿Por qué es importante la salud auditiva?

La salud auditiva tiene una importancia fundamental para nuestro bienestar general y nuestra calidad de vida.

Por encima de todo, es la piedra angular de una comunicación eficaz. Ser capaz de oír y comprender las palabras pronunciadas es esencial para iniciar conversaciones, establecer vínculos significativos con los demás y participar plenamente en las interacciones sociales.

La audición también desempeña un papel esencial en la seguridad, ya que nos permite percibir señales auditivas importantes como sirenas, alarmas y vehículos que se aproximan, que son vitales para la seguridad personal. Además de la audición, el oído interno también desempeña un papel esencial en el mantenimiento del equilibrio y la orientación espacial. Un sistema vestibular sano ayuda a prevenir mareos y caídas.

Además, la salud auditiva tiene un impacto significativo en el bienestar emocional y cognitivo. Cuando la audición está comprometida, las personas suelen experimentar mayores niveles de frustración, estrés e incluso depresión debido a los retos a los que se enfrentan en la vida cotidiana. Asimismo, las investigaciones sugieren una relación entre la pérdida de audición no tratada y el deterioro cognitivo, lo que subraya la importancia de mantener una audición sana para la salud cognitiva a largo plazo. Una audición sana contribuye a una mejor calidad de vida, permitiéndonos apreciar plenamente los sonidos de la música, la naturaleza y las experiencias cotidianas.

Por último, la salud auditiva es esencial para tener éxito en la escuela y en el trabajo. En los centros de enseñanza, la pérdida de audición puede obstaculizar el éxito académico, dificultando el seguimiento de las clases y la comprensión del material didáctico. En el lugar de trabajo, la comunicación eficaz y la escucha activa son habilidades esenciales para progresar profesionalmente. Los problemas auditivos no tratados pueden obstaculizar el crecimiento y el éxito profesional. Para garantizar una vida plena y equilibrada, dar prioridad y proteger la salud auditiva es una necesidad fundamental.

¿Cuáles son las causas y los signos de la pérdida de audición?

La pérdida de audición y la sordera pueden deberse a diversos factores en distintas etapas de la vida.

Durante el embarazo, factores como la genética, las infecciones y el uso inadecuado de medicamentos pueden provocar problemas de audición. Después del nacimiento, complicaciones como la asfixia (falta de oxígeno en el feto inmediatamente antes, durante o después del parto), el bajo peso al nacer y la ictericia también pueden causar estos problemas. Durante la infancia y la adolescencia, la acumulación de líquido en el oído o afecciones como las infecciones crónicas de oído y la meningitis pueden provocar problemas auditivos.

La pérdida y la degeneración auditivas relacionadas con la edad son naturales, pero a lo largo de la vida las personas pueden perder audición como consecuencia de afecciones crónicas como la diabetes, el tabaquismo, la obstrucción por cerumen, los traumatismos en el oído o la cabeza, la otosclerosis (crecimiento óseo anormal en el oído medio o interno que impide el paso del sonido), la exposición a ruidos fuertes, determinados medicamentos, deficiencias nutricionales e infecciones. En algunos casos, la pérdida de audición genética puede desarrollarse gradualmente.

¿Cuáles son los primeros signos de pérdida de audición?

Los primeros signos de pérdida de audición pueden ser sutiles y graduales, por lo que es fácil pasarlos por alto. 
Entre estos signos se incluyen:

  • Dificultad para oír en entornos ruidosos,
  • Dificultad para oír conversaciones telefónicas o cuando las personas no están delante de ti,
  • Petición frecuente de repetición en las conversaciones,
  • Percepción de sonidos como apagados o murmullos,
  • Dificultad para oír sonidos agudos o hipersensibilidad a determinados sonidos,
  • Necesidad de más volumen de TV que otros,
  • Perdida frecuente de llamadas telefónicas o timbres,
  • Sonidos como pitidos o silbidos en los oídos (acúfenos),
  • Evitación de situaciones sociales debido a dificultades auditivas.

En los niños, los signos pueden incluir retraso en el habla, habla poco clara, preferencia por la televisión alta, necesidad de repetir las cosas y dificultad para seguir instrucciones o trabajar en la escuela.

Si observas alguno de estos signos, te aconsejamos que te examines por un profesional sanitario cualificado.

¿Cómo se puede prevenir la pérdida de audición?

Para prevenir la pérdida de audición, hay que prestar atención a la intensidad y duración del ruido. He aquí algunas medidas clave para ayudar a preservar la audición:

Evitar los entornos ruidosos

En la medida de lo posible, evita los lugares ruidosos o las actividades que puedan dañar tu audición.

Bajar el volumen

Baja el volumen de aparatos como la televisión, la radio o la música para reducir la exposición a sonidos fuertes.

Reconocer el ruido excesivo

Si tú o los demás tenéis que gritar para comunicaros o entenderos a distancia, el sonido es demasiado alto y puede provocar daños auditivos a largo plazo.

Tómate un descanso

Si estás expuesto a ruidos fuertes durante periodos prolongados, haz pausas regulares para reducir la duración de la exposición.

Proteger a los niños

Protege a los niños de música o equipos ruidosos en casa y asegúrate de que no estén expuestos a niveles de ruido elevados o a juguetes muy ruidosos. Durante el embarazo, evita las fuentes de ruido y vibraciones.

Elegir productos más silenciosos y mantener los equipos

Siempre que sea posible, opta por productos más silenciosos, como herramientas eléctricas o equipos de ocio. Asegúrate de que la maquinaria está bien mantenida y sustituye las piezas desgastadas o desequilibradas para reducir el ruido del equipo.

Utilizar protección auditiva

Busca dispositivos de protección auditiva como tapones, orejeras u orejeras con índices de reducción de ruido (NRR) adecuados en decibelios (dB). Elige opciones cómodas y prácticas que estés dispuesto a llevar con regularidad y tenlas a mano.

¿Cómo afrontar y buscar apoyo como persona con pérdida de audición?

Para hacer frente a la pérdida de audición, es necesario buscar ayuda profesional de audiólogos o especialistas en otorrinolaringología (oído, nariz y garganta) para que evalúen el alcance de la pérdida auditiva y recomienden las intervenciones adecuadas, como audífonos o dispositivos de asistencia.

Aprender estrategias de comunicación eficaces, como la lectura de labios, los subtítulos y el lenguaje de signos, puede mejorar considerablemente la calidad de vida. También es esencial enseñar a familiares y amigos la mejor manera de comunicarse con una persona con problemas de audición.

La participación en grupos de apoyo, el asesoramiento y el mantenimiento de una vida social activa pueden ayudar a afrontar los aspectos emocionales y sociales de la pérdida de audición. Mantenerse al día de las últimas tecnologías auditivas y abogar por las adaptaciones necesarias en el trabajo o en los centros educativos también desempeñan un papel importante en la gestión eficaz de la pérdida de audición.

¡Recuerda!

La capacidad de oír es esencial para una comunicación eficaz, la seguridad, el bienestar emocional, la salud cognitiva, el éxito académico y el éxito profesional. Por eso es importante cuidar nuestra audición para garantizar nuestro bienestar general y nuestra calidad de vida.

La pérdida de audición puede deberse a diversos factores, como la edad avanzada, causas relacionadas con el embarazo, infecciones de oído, enfermedades crónicas, exposición al ruido y traumatismos en el oído. Para prevenir la pérdida de audición, las personas deben evitar los ambientes ruidosos, bajar el volumen de sus audífonos, reconocer el ruido excesivo, descansar de los sonidos fuertes y asegurarse de que los niños están protegidos de las situaciones ruidosas.

Enfrentarse a la pérdida de audición significa buscar ayuda profesional, aprender estrategias de comunicación eficaces, educar a familiares y amigos, participar en grupos de apoyo y mantenerse informado sobre tecnologías y adaptaciones auditivas. Priorizar y proteger la salud auditiva es esencial para llevar una vida plena y equilibrada.



¿Te ha gustado este artículo?    

¡Haz clic en "Me gusta" y comparte tu opinión y tus interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!    

¡Cuídate! 



15

Comentarios

También te gustará

Ganar confianza en sí mismo a través de la sofrología

Ganar confianza en sí mismo a través de la sofrología

Leer el artículo
Autocompasión para la salud mental: ¿puede hacernos más felices?

Autocompasión para la salud mental: ¿puede hacernos más felices?

Leer el artículo
¿Y si salir de tu zona de confort te hace más feliz?

¿Y si salir de tu zona de confort te hace más feliz?

Leer el artículo
Cortisol - ¡Todo sobre la hormona del estrés!

Cortisol - ¡Todo sobre la hormona del estrés!

Leer el artículo

Discusiones más comentadas