«
»

Top

Diabetes de tipo 2: Los signos que deben alertarte antes del diagnóstico

Publicado el 20 oct. 2022 • Por Rahul Roy

La diabetes es una de las enfermedades más frecuentes en el mundo, pero es fácil descartar los primeros síntomas e ignorar los signos sutiles de su aparición. 

¿Qué es la diabetes, especialmente la de tipo 2? ¿Cuáles son sus causas? ¿Cuáles son los signos y síntomas que hay que tener en cuenta antes del diagnóstico? 

¡Lo compartimos todo en este artículo!

Diabetes de tipo 2: Los signos que deben alertarte antes del diagnóstico

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta a la forma en que el cuerpo convierte las sustancias alimenticias que consumimos en energía. Se produce cuando hay demasiada glucosa (azúcar) en el torrente sanguíneo de un individuo. 

Es importante entender el papel de la insulina en este proceso. La insulina es una hormona segregada por el páncreas que permite la entrada de la glucosa en las células, necesaria para ser utilizada como energía. 

Por lo tanto, la diabetes se produce cuando el cuerpo deja de segregar insulina o si segrega insulina de forma anormal, especialmente en cantidades bajas. Esto hace que la glucosa de la sangre no llegue a las células para su transformación en energía, lo que provoca un nivel de azúcar elevado. 

El número de casos de diabetes ha ido aumentando en los últimos años y se calcula que actualmente hay unos 537 millones de adultos que padecen diabetes en el mundo y esa cifra podría aumentar hasta casi 800 millones en 2045. 

Es importante señalar que la diabetes es una enfermedad mortal, con datos que apuntan a unos 6,7 millones de muertes en todo el mundo sólo en el año 2021. 

Actualmente hay dos tipos de diabetes que son los más comunes: 

Diabetes de tipo 1: La diabetes de tipo 1 es relativamente rara y representa el 5-10% de todos los casos de diabetes. Se trata de una reacción autoinmune por la que el páncreas produce muy poca o ninguna insulina, lo que provoca un alto nivel de azúcar en la sangre. El sistema inmunitario considera erróneamente que las células que producen insulina son una amenaza y las destruye. Es más frecuente en niños y adultos jóvenes. Puede ser necesario consumir insulina a diario para que la persona sobreviva. 

Diabetes de tipo 2: La diabetes de tipo 2 es más fácil de encontrar y se estima que representa el 90% de todos los casos. Se diferencia de la de tipo 1 en que se sigue creando insulina, pero el cuerpo no la utiliza bien. Puede deberse a que el páncreas no crea suficiente azúcar para que las células lo absorban o a que las células se comportan de forma anormal ante la insulina y absorben menos cantidad de azúcar. Normalmente se desarrolla en adultos y personas mayores, pero el reciente aumento de los casos de obesidad en niños pequeños ha hecho que la diabetes de tipo 2 también se dé en niños. Es importante cuidar la dieta, hacer ejercicio a menudo y llevar una vida sana en general para controlar la enfermedad. 

Existe otra forma de diabetes llamada diabetes gestacional que suele desarrollarse en mujeres embarazadas y que también puede poner en riesgo al bebé. Tras el nacimiento del bebé, normalmente desaparece, pero existe el riesgo de que la persona y el bebé sufran diabetes de tipo 2 a largo plazo

En la actualidad se calcula que alrededor de 6 millones de personas en España tienen diabetes. Es muy necesario aumentar la concienciación sobre la diabetes, ya que se calcula que más de 1 de cada 4 no sabía que tenía la enfermedad hasta que acudieron a un especialista. 

Entonces, ¿cuáles son los primeros signos o síntomas que implican que tu o un ser querido podéis estar sufriendo diabetes de tipo 2? 

Orinar con frecuencia 

Las visitas regulares al baño para vaciar la vejiga, especialmente por la noche, podrían ser un signo de inicio de la diabetes. Se considera un nivel normal de consumo de líquidos. Un nivel elevado de azúcar en la sangre hace que los riñones trabajen más de la cuenta para eliminar el exceso de azúcar y, a veces, éste se derrama en la orina, lo que provoca micciones frecuentes

Sed insaciable

Este es otro de los primeros síntomas en los que, incluso después de consumir mucho líquido, la persona queda insatisfecha. Orinar con frecuencia hace que la persona se deshidrate y sienta sed debido a que los riñones trabajan más de lo normal, lo que provoca un efecto de empuje y atracción. 

Hambre persistente

La glucosa se descompone en energía para las células, pero si la glucosa no se absorbe adecuadamente, se produce una deficiencia energética. Por lo tanto, el cuerpo percibirá la falta de energía en las células, haciendo que la persona sienta hambre todo el tiempo, incluso si acaba de comer. 

Picor en la piel e infecciones 

La picazón en la piel es otro síntoma de la diabetes que puede deberse a una mala circulación sanguínea o incluso a infecciones que pueden ser por hongos o levaduras. La piel se vuelve muy seca y las infecciones se producen de forma recurrente.

Curación lenta

El alto nivel de azúcar en la sangre conduce a la asfixia del paso de la sangre y el estrechamiento de los vasos sanguíneos, causando dificultades para que los nutrientes y el oxígeno lleguen a la lesión para efectuar la curación. Por lo tanto, los cortes y las heridas pueden tardar mucho tiempo en curarse, aunque sean de poca importancia. 

Daños en la visión

Un exceso de azúcar en la sangre puede provocar la distorsión de las lentes de los ojos, afectando a lo que la persona ve, ya sea en un ojo o en ambos. Esto se debe a un daño en los vasos sanguíneos situados en el ojo que hace que el líquido se filtre en el cristalino de los ojos. Normalmente es temporal, pero si se deja sin tratar durante un periodo prolongado de tiempo puede provocar una desfiguración permanente. 

Decoloración de la piel

La diabetes puede provocar la aparición de manchas oscuras en los pliegues de la piel y es más frecuente en las axilas, el cuello y las ingles. La causa es el exceso de insulina, que también puede provocar el engrosamiento de la piel afectada. Esta decoloración oscura se denomina "acantosis nigricans" y es un signo de resistencia a la insulina. 

Fatiga

Es importante ser consciente de la energía que gasta un individuo antes de cansarse y no poder hacer una actividad. Si el ejercicio o incluso actividades sencillas como comer o tomar la medicación, suponen una gran presión para la persona, provocando que se desmaye, sería conveniente consultar a un médico y realizar algunas pruebas. 

Sequedad bucal

Este es un síntoma más difícil de cuantificar, ya que también ocurre con mucha regularidad en individuos normales. Sin embargo, los casos regulares de boca seca o xerostomía son motivo de preocupación. Se caracteriza por labios agrietados, lengua seca y dificultad para hablar o tragar. Esto se atribuye también al alto nivel de azúcar. 

Manos y pies intranquilos y con hormigueo  

Un fenómeno comúnmente visto en los individuos afectados por la diabetes de tipo 2, las terminaciones nerviosas de las manos y los pies se ven afectadas, lo que hace que se estremezcan y tiemblen como resultado. La mala circulación sanguínea hace que los nervios se asfixien y se dañen, dificultando la función nerviosa e incluso provocando entumecimiento en algunos casos. 


Hay que tener en cuenta que estos síntomas varían según las personas y también pueden ser indicadores de otros problemas. Siempre se aconseja acudir a un profesional cualificado para obtener un diagnóstico detallado que permita comprender mejor estos problemas. 

Es posible controlar el deterioro de la diabetes de tipo 2 manteniendo un estilo de vida saludable: comer alimentos nutritivos, hacer ejercicio regularmente y, en general, ser lo más activo posible. 

Estar atento a los cambios que se produzcan en ti o en tus seres queridos y no olvidar que la diabetes de tipo 2 es una enfermedad controlable si se hace de forma correcta. No te alarmes y mantente en el lado de la precaución. Un buen sistema de apoyo ayuda mucho. Así que, ¡venzamos a esto! 


¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¡Haz clic en "Me gusta" y comparte tu opinión y tus interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!

¡Cuidate!


2

Comentarios

También te gustará

Entrevista con un experto: diabetes y nutrición (1/3)

Diabetes tipo 2

Entrevista con un experto: diabetes y nutrición (1/3)

Ver el testimonio
9 alimentos que ayudan  a controlar la diabetes

Diabetes tipo 2

9 alimentos que ayudan a controlar la diabetes

Leer el artículo
Diabetes: ¿cuál es el impacto del estrés en la glucemia?

Diabetes tipo 2

Diabetes: ¿cuál es el impacto del estrés en la glucemia?

Leer el artículo
¿Cuál es el impacto del alcohol en la diabetes?

Diabetes tipo 2

¿Cuál es el impacto del alcohol en la diabetes?

Leer el artículo

Discusiones más comentadas

Ficha descriptiva de la enfermedad