«
»

Top

El ayuno intermitente y las enfermedades crónicas: comprender todo

Publicado el 5 mar. 2020 • Actualizado el 6 mar. 2020 • Por Camille Dauvergne

Ayunar significa privarse voluntariamente de la comida. Es una práctica ancestral que se realiza a menudo por razones religiosas o espirituales, pero también con fines terapéuticos. ¡Incluso se está convirtiendo en una práctica de moda! Hacemos un balance de la situación para ayudarte a ver más claramente.

El ayuno intermitente y las enfermedades crónicas: comprender todo

¿Qué es el ayuno intermitente?

Ayunar significa privarse voluntariamente de la comida. Es una práctica ancestral que se realiza a menudo por razones religiosas o espirituales, pero también con fines terapéuticos. ¡Incluso se está convirtiendo en una práctica de moda!

El ayuno intermitente consiste en reducir la ventana de ingesta de alimentos, es decir, se come lo mismo pero en un período de tiempo más corto. En otras palabras, consiste en desplazar la cantidad de alimentos que se consume en la cena o en el desayuno, a este periodo reducido de tiempo (por ejemplo, el desayuno se puede cambiar por una merienda, o se aumenta simplemente la cantidad ingesta en el almuerzo y en la cena). El ayuno intermitente también puede consistir en reducir la ingesta calórica con días sin comida y días "normales".

Por lo tanto, el ayuno intermitente debe distinguirse del ayuno completo (consumo cero de calorías) y del ayuno parcial continuo (restricción continua del consumo de calorías). Este tipo de ayuno puede ser practicado por una persona sana (con un objetivo de ayuno preventivo) o por una persona enferma (con un objetivo de ayuno curativo/terapéutico).

Los diferentes tipos de ayuno intermitente

Podemos distinguir varios tipos de ayuno intermitente como:

  • El método 16/8: que consiste en ayunar 16 horas de 24, lo cual es mucho más común de lo que pensamos porque ¡mucha gente se salta el desayuno!

  • El método 5/2: donde consumimos 500 kcal por día divididas en 2 comidas

Ambos métodos están destinados a la práctica ocasional, en sujetos que no están acostumbrados a saltarse una comida, para poner a descansar el sistema digestivo.

  • Ayuno 1 día de cada 2, o 1 día una o dos veces a la semana

  • El ayuno terapéutico (sanogénesis): que debe ser supervisado por un profesional de la salud y practicado por razones terapéuticas (cáncer, patologías inflamatorias crónicas, etc.).

  • Ayunar cuando quieras/puedes: dependiendo de cuánta hambre sientas, este es el método más intuitivo.

Los beneficios del ayuno intermitente

El ayuno intermitente parece tener efectos en el ritmo circadiano, la microbiota intestinal y la restricción calórica. En cuanto a su efecto sobre la microbiota intestinal, parece reducir los inconvenientes relacionados con los problemas de permeabilidad intestinal y la inflamación que suelen presentarse en las personas obesas en particular.

Muchas personas parecen haber perdido peso gracias al ayuno intermitente porque, si se practica bien, el metabolismo se adapta a la restricción de alimentos recurriendo a las reservas de lípidos una vez agotadas las reservas de alimentos. 

Se pueden observar otros efectos beneficiosos como la disminución de la sensación de hambre, un mejor sueño o un aumento de la vitalidad y la concentración.

¿Está validado médicamente?

9 études interventionnelles étudiant l’effet du jeûne intermittent sur plusieurs mois chez des patients souffrant de surpoids ou d’obésité ont été conduites. Parmi elles, 7 ont confirmé une perte de poids et environ la moitié a montré une amélioration des marqueurs métaboliques. Cependant, les marqueurs métaboliques ne sont pas toujours améliorés dans les différentes études. Il est assez clairement établi que le jeûne intermittent est plus bénéfique que l’abstinence alimentaire complète et que certains régimes restrictifs. Des études scientifiques ont été menées chez la souris montrant de bons résultats sur l’augmentation de la durée de vie, sur la résistance au stress oxydatif et sur la toxicité sous chimiothérapie.

Se han realizado 9 estudios de intervención que estudian el efecto del ayuno intermitente durante varios meses en pacientes con sobrepeso u obesidad. De estos, 7 confirmaron la pérdida de peso y cerca de la mitad mostraron una mejora en los marcadores metabólicos. Sin embargo, los marcadores metabólicos no siempre mejoraron en los diferentes estudios. Hay pruebas bastante claras de que el ayuno intermitente es más beneficioso que la abstinencia dietética completa y algunas dietas restrictivas. Se han realizado estudios científicos en ratones que muestran buenos resultados en cuanto al aumento de la vida útil, la resistencia al estrés oxidativo y la toxicidad en el marco de la quimioterapia.

¡Atención! Es importante señalar que los estudios sobre el ayuno intermitente no siempre son de alta calidad y bien controlados, y a menudo muestran un bajo nivel de pruebas.

¿En qué enfermedad(es) está indicado?

El ayuno intermitente mejoraría los síntomas en los síndromes de intestino irritable, mejoraría el dolor y la rigidez matutina en la artritis reumatoide, reduciría significativamente el dolor en los síndromes de dolor crónico como la fibromialgia. En los síndromes metabólicos como la diabetes, el ayuno metabólico aumentaría la sensibilidad a la insulina, estimularía la lipólisis y reduciría la presión arterial. También mejoraría los signos de la dermatitis atópica.

El ayuno en el contexto del cáncer

El ayuno (en términos generales) se está desarrollando en la oncología: mejoraría el efecto de los tratamientos contra las células cancerosas, protegería las células sanas, reduciría los efectos secundarios de la quimioterapia, como las náuseas/vómitos inducidos por la quimioterapia, la diarrea y los calambres abdominales, y reconstruiría más rápidamente los sistemas inmunitario y hematopoyético (que sintetiza los componentes de la sangre).

El ayuno en el contexto de las enfermedades cardiovasculares

Se constató una mejora en el metabolismo de los lípidos; una mejora en los marcadores inflamatorios; una mejora en la hipertensión; una disminución de peso; y una mejora en los parámetros de azúcar en la sangre.

Otras dietas como la dieta Fast Mimicking pueden estar indicadas en la enfermedad de Crohn. Consiste en consumir durante 5 días comidas ya preparadas, bajas en calorías (restricción calórica diaria) y ricas en grasas buenas.

Sin embargo, no hay ninguna conclusión científicamente fundamentada y probada que valide estas indicaciones médicas. En el caso de los pacientes crónicos, es esencial obtener opinión médica antes de iniciar un ayuno intermitente, y se debe someter a una supervisión médica adecuada, en un centro de ayuno, por ejemplo.

¿Para quién está contraindicado?

El ayuno intermitente está contraindicado en niños, mujeres embarazadas o en período de lactancia, ancianos, con riesgo de hipoglucemia o con desequilibrios hormonales.

Algunos consejos antes de comenzar un ayuno intermitente

  • Mantenerse bien hidratado con un mínimo de 2 a 2,5 litros de agua/tisana por día
  • Mantener una ingesta adecuada de proteínas (alrededor de 1,2 g de proteína/kg/día)
  • Consumir grasas de calidad, especialmente grasas vegetales, entre los períodos de ayuno

Si no sabes qué tipo de ayuno es el adecuado para ti y cómo llevarlo a cabo, es mejor consultar a un profesional de la salud antes de comenzar el ayuno.

 

Y tú, ¿practicas el ayuno intermitente? ¿Has notado una mejora en tu salud?

Atención, este artículo es general y no sustituye a una receta médica. No menciona ningún caso especial que pueda existir. Cada paciente es diferente, ¡así que habla con tu médico!

avatar Camille Dauvergne

Autor: Camille Dauvergne, Junior Community Manager Francia

Camille Dauvergne es actualmente Comunity Manager Junior en Carenity. Acompaña al Community Manager France en la animación de la plataforma, facilitando la navegación de los miembros y promoviendo sus interacciones.... >> Saber más

6 comentarios


Alvaro
el 29/11/20

Buenas!

Yo hago ayuno intermitente entre semana ( el fin de semana me gusta darme un capricho) y la verdad es que es un hábito que he incorporado a mi vida y con el que me siento a gusto. Para mí era un dilema el desayuno. Tengo psoriasis y se recomienda evitar los lácteos, con lo que mi desayuno de toda la vida quedaba "invalidado", pasé a la leche de soja, de la que luego leí que podía ser poco saludable al ser transgénica, ya solo me quedaba la de avellanas, pq la de avena, arroz, almendras etc no me gustaba, y el caso es que vale una pasta, y a eso le añades que el acompañamiento también era un problema. Tenía que quitar la bollería, las galletas y cereales azucarados...al final me quedé con los de avena y maíz sin azúcar..un "potaje" sinceramente nada apetecible, así que decidí probar y lo llevo bastante bien. El ayuno ha hecho que incremente el agua que tomo ( que me viene estupenda para entre otras muchas cosas las piedras en el riñón) y eso unido a más deporte y una alimentación más saludable ha hecho que haya perdido unos kilos que eran de pura grasa y que llevaban conmigo muchos años. Así que en conclusión, no me veo capaz de recomendar nada porque no creo tener los conocimientos necesarios para hacerlo, pero cuento mi experiencia positiva al respecto por si a alguien le puede ayudar.

Saludos!!!

También te gustará

¿Qué comer para nutrir su cerebro?

¿Qué comer para nutrir su cerebro?

Leer el artículo
10 Alimentos que estimulan el sistema inmunológico

10 Alimentos que estimulan el sistema inmunológico

Leer el artículo
¿La alimentación y las dietas para curar?

¿La alimentación y las dietas para curar?

Leer el artículo
El ayuno, la medicina del futuro

El ayuno, la medicina del futuro

Leer el artículo