¿Hacia un diagnóstico de sangre no invasivo?

/static/themes-v3/default/images/default/home/bg-generic.jpg?1516194360

Pacientes Endometriosis

0 respuesta

1 visualización

Temática de la discusión


• Animadora de la comunidad
Publicado el

En un nuevo estudio científico, los investigadores han identificado dos diferencias en la sangre menstrual de las mujeres que pueden diagnosticar mejor la endometriosis, utilizando un simple análisis de sangre.

1522058861.jpeg

Solamente unos días después de la Marcha Mundial contra la Endometriosis el sábado pasado, este estudio es una buena noticia para las mujeres afectadas. En este nuevo estudio, realizado por el Instituto Feinstein de Nueva York (EE. UU.), los investigadores indican haber desarrollado una forma experimental, rápida y no invasiva para diagnosticar la endometriosis, una enfermedad ginecológica crónica que afecta al menos a una mujer de cada diez. Este consiste en recolectar sangre menstrual durante la menstruación y analizarla. Debido a que las mujeres con endometriosis tienen una composición de sangre menstrual diferente a la de las mujeres no afectadas, para diagnosticar la enfermedad.

Actualmente, la endometriosis se puede diagnosticar mediante ultrasonido endovaginal o MRI, realizada por un radiólogo especialista. Pero para conocer la extensión de la enfermedad e identificar todas las lesiones, a veces es necesario realizar una laparoscopia, una operación quirúrgica para observar el abdomen en conjunto y retirar todo o parte de las lesiones y adherencias causadas por la endometriosis.

Actualmente no hay análisis de sangre u otra muestra biológica para diagnosticar la endometriosis. Debido a esto, y dado que la enfermedad todavía es poco comprendida por los profesionales de la salud, hay un período de deambulación médica de 7 años en promedio entre los primeros síntomas y el diagnóstico.

Dos observaciones notables en la sangre menstrual

"No se conoce la causa de la endometrioses. Una de las teorías es la de la menstruación retrógrada: la sangre menstrual que contiene el tejido uterino se transporta a la cavidad abdominal en lugar de salir del cuerpo. Casi todas las mujeres experimentan menstruación retrógrada, pero no sabemos por qué en algunas mujeres este tejido endometrial se adhiere a la pared abdominal y a los órganos internos y se desarrolla, causando endometriosis", explicó la Dra. Christine Metz, coautora del estudio, publicada en la revista Molecular Medicine. "En este estudio, encontramos que las células madre contenidas en la sangre menstrual de las mujeres con endometriosis son muy diferentes de las de las mujeres sanas, y usamos estas diferencias para desarrollar un nuevo diagnóstico no invasivo", agregó la investigadora.

La Dra. Metz y su equipo observaron que la sangre menstrual de los pacientes con endometriosis contenía un número significativamente menor de células asesinas uterinas (uNK) en comparación con las participantes sanas. Además, observaron que las células madre de pacientes con endometriosis tenían una deficiencia de decidualización, un proceso de diferenciación que prepara las células del útero para la implantación del embrión. Los científicos planean usar estas dos observaciones para desarrollar un diagnóstico no invasivo para la endometriosis y para aprender más sobre la biología de esta enfermedad poco conocida pero devastadora.

Fuente: Santé Magazine