«
»

Top

La angustia del desconfinamiento

26 may. 2020 • 2 comentarios

Miedo a la contaminación, pánico en el transporte público o en las tiendas, readaptación al trabajo, necesidad de un consumo excesivo, presión social... los miedos causados por el desconfinamiento son numerosos.

La angustia del desconfinamiento

Según la Agencia Nacional de Salud Pública, la tasa de ansiedad de la población española es el doble de la observada generalmente y concierne a ¡poco más de un cuarto de la población! Esto no es sorprendente cuando sabemos que un período de confinamiento de más de diez días ya es predictivo de un trastorno de estrés postraumático, según una síntesis de 24 estudios realizados en 10 países diferentes por The Lancet

Fobias sociales y comportamientos impulsivos

Este estado emocional incluso tiene un nombre: síndrome de la cabina. Corresponde al miedo de salir o de volver a entrar en contacto con la gente del exterior después de un largo período de aislamiento. La variedad e intensidad de los síntomas es específica de cada persona: fatiga, dificultad para levantarse por la mañana o para dormir siestas frecuentes, letargo, tristeza o depresión, pérdida de paciencia, irritabilidad, etc. 

Esto es aún más cierto para las personas que están confinadas solas, como los casi 5 millones de españoles. Así pues, las fobias sociales van en aumento: agorafobia (miedo a las multitudes, a un lugar del que es difícil ser rescatado), antropofobia (miedo a las personas) o blemmofobia (miedo a la mirada de los demás, a ser juzgado o percibido como anormal). Así como el comportamiento excesivo y la necesidad de "recuperar el tiempo perdido": arriesgarse para encontrar a los seres queridos, comprar compulsivamente, comer o beber en exceso, etc.

¿Cómo desconfinarse bien?

Este período es tanto más difícil cuantas más incertidumbres existan. Porque la sobrecarga mental o emocional se alivia si las reglas son claras y las medidas concretas; llevar una máscara, seguir las marcas del terreno, respetar las distancias físicas...

Así que, si sufres un estado de ansiedad, no dudes en dar un paseo por el campo si puedes. Esto te permitirá volver a estar en contacto con el exterior mientras disfrutas de la dulzura de la primavera. Reencuentra tu ritmo de sueño poniendo la alarma por la mañana y reduciendo las siestas durante el día. Planifica salidas con objetivos definidos: ir a comprar el pan, pasear por el barrio, llevar las botellas de cristal a un contenedor, etc. 

Sobre todo, sé amable contigo mismo, haz las cosas a tu propio ritmo durante esta fase de luto. Tienes que aceptar que la vida cotidiana se pondrá de nuevo patas arriba y que la vida no será exactamente la misma que antes. No dudes en ponerte en contacto con un profesional si sientes la necesidad, también puedes llamar a los teléfonos de asistencia psicológica por COVID-19

Por último, si es esencial mantenerse vigilante y respetar las medidas de barrera, hay que tener en cuenta que, en caso de contagio, la gravedad de la enfermedad suele ser muy baja, con una tasa de formas graves inferior al 15% y una tasa de letalidad inferior al 1%. Evidentemente, estas tasas son más altas en las personas de riesgo: los ancianos, que requieren precauciones aún más rigurosas que los demás. Pero incluso si tienen condiciones identificadas como factores de riesgo (obesidad, diabetes, cáncer y otras enfermedades crónicas), la gran mayoría de los adultos no desarrollan formas graves. Si tienes alguna duda sobre las precauciones que debes tomar, no dudes en ponerte en contacto con tu equipo médico. 

Enlaces útiles


¿Te ha sido útil este artículo? ¿Tienes algo más que compartir con la comunidad?
¡Buena suerte y cuídate!

avatar Léa Blaszczynski

Autor: Léa Blaszczynski, Encargada de la experiencia del paciente

Con una formación en comunicación especializada en digital, Léa trabaja en Carenity desde 2013 con el objetivo de ayudar al mayor número posible de pacientes y a sus familias a encontrar apoyo y a no sentirse solos... >> Saber más

Comentarios

jaicortes12
el 26/5/20

Si el artículo es bastante descriptivo de la realidad de un paciente, de Parkison, que pase una situación larga de confinamiento, influye el paciente este solo o acompañado. En ml caso, el confinamiento lo he realizado en población metropolitana de Barcelona, esta semana nos han pasado a Fase1. Mi realidad dia a dia ha sido de convencimiento de normalidad, lo real es que vas haciendo cosas y de vez en cuando una compra convulsiva, también ves pasar algo por detrás tuyo y no son los gatos, es una alucinación. Mi experiencia ha sido cuando lo han permitido a las 8h pm cojer la bicicleta y estar dando vueltas por circuitos de 1h o más. Al llegar a casa sudado y darte una ducha sin prisas, luego supone una gran diferencia de bien estar y calidad de vida. Lo mismo con sesiones por you tube de tablas de ejercicios. Pilates. Body balance. Yoga. Etc......

susi69
el 30/5/20

Yo estoy pasando por mucho miedo a salir a la calle, he sido una de las millones de personas que a sufrido la enfermedad en el mundo y lo he pasado muy mal.

Cuando estábamos confinados estaba deseando salir a la calle pero ahora me da terror porque no se está cumpliendo con las normas.

Ya no se que hacer 

También te gustará

Enfermedad de Castleman : ¡todo lo que necesitas saber!

Enfermedad de Castleman

Enfermedad de Castleman : ¡todo lo que necesitas saber!

Leer el artículo
Melanoma: ¿cómo saber si un lunar es peligroso?

Melanoma: ¿cómo saber si un lunar es peligroso?

Leer el artículo
Reunión con Marie-Gabrielle, nuestra Product & Engagement Manager

Reunión con Marie-Gabrielle, nuestra Product & Engagement Manager

Leer el artículo
COVID-19 & Biológicos: Los pacientes comparten su experiencia

COVID-19 & Biológicos: Los pacientes comparten su experiencia

Leer el artículo