«
»

Top

EPOC, ¿cuáles son las claves para un mejor seguimiento de la enfermedad?

Publicado el 5 dic. 2022 • Por Claudia Lima

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC es responsable de una obstrucción progresiva de los bronquios. 
Es una enfermedad muy extendida que afecta a 2,9 millones de españoles. 
Para mejorar el tratamiento y asegurar su eficacia, hay que realizar un seguimiento periódico. 

¿En qué consiste este seguimiento? ¿Cuándo debe realizarse?  

¿Te gustaría conocer todas las respuestas? ¡Lee nuestro artículo!

EPOC, ¿cuáles son las claves para un mejor seguimiento de la enfermedad?

La EPOC: ¿qué es? 

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC es una enfermedad respiratoria crónica caracterizada por la obstrucción progresiva de las vías respiratorias.  

La principal causa de la EPOC es el tabaquismo, por lo que es más frecuente en los fumadores. Sin embargo, existen otras causas de la EPOC, como el tabaquismo pasivo, la contaminación, la exposición laboral a sustancias tóxicas, la genética y también las consecuencias de ciertas enfermedades, por lo que también afecta a los no fumadores. 

La EPOC es una enfermedad común, que afecta a 2,9 millones de personas en España, la mayoría de las cuales no saben que la padecen.  

Hay varias medidas que las personas con EPOC pueden poner en marcha para mejorar su estado general, para facilitar el control de su enfermedad y para vivir mejor en su día a día.  

El primer paso para tratar la EPOC es dejar de fumar y reducir la exposición al humo de otras personas, hacer ejercicio con regularidad y vacunarse contra la neumonía, la gripe y el Covid-19

Con un tratamiento adecuado, se puede frenar el deterioro de la función pulmonar y la progresión de la EPOC. Si no se trata, la enfermedad empeorará, por lo que es esencial un seguimiento regular. 

¿Cómo seguir la EPOC adecuadamente? 

El seguimiento de la EPOC lo realiza el médico de cabecera, en coordinación con un equipo multidisciplinar compuesto, entre otros, por un neumólogo, un tabacólogo, un cardiólogo, un fisioterapeuta, un dietista y un psicólogo, pero también un dentista, un farmacéutico, un trabajador social y un proveedor de servicios de oxígeno.  

Los objetivos de la mejora del seguimiento y la atención a la EPOC son:  

  • Mejorar los síntomas de la enfermedad en el día a día, 
  • Garantizar el mantenimiento de una actividad física adecuada, 
  • Limitar la atención urgente. 


Para ello es necesario cumplir el tratamiento, comprender la importancia de las consultas y los controles, y saber gestionar las situaciones de emergencia. 

Comprender y seguir su tratamiento

Para adherirse a su tratamiento y, por tanto, seguirlo estrictamente y garantizar su eficacia, es importante entenderlo bien. No debes dudar en solicitar a tu médico la educación terapéutica del paciente (EPT)

Esta ETP está destinada a los pacientes con EPOC y sus familias, pero también a los que padecen asma o insuficiencia respiratoria. La participación en el programa es voluntaria y gratuita y se basa en una prescripción médica. Durante estas sesiones, los temas tratados son el conocimiento de la enfermedad, su tratamiento, la gestión de las exacerbaciones o ataques y los factores agravantes, la actividad física, la nutrición y la autoafirmación.  

Consultas y pruebas periódicas 

Según el estadio de la EPOC (de I a IV), la frecuencia de las consultas es diferente:  

  • Estadios I a II (EPOC leve o moderada): el médico de cabecera debe ser visitado una o dos veces al año y es necesario la opinión del neumólogo cuando sea necesario,  
  • Estadios III y IV sin oxígeno (EPOC severa o muy severa sin oxígeno): el médico de cabecera debe ser visto cada 3 meses y el neumólogo una vez al año,  
  • Estadio IV con oxígeno domiciliario (EPOC severa o muy severa con oxígeno y/o ventilación no invasiva (VNI): el médico de cabecera debe ser visto cada mes y el neumólogo dos veces al año. 

En caso de comorbilidades, tabaquismo y educación terapéutica del paciente (ETP), estas consultas serán más frecuentes.

Durante estas consultas, se pueden prescribir exámenes de control como las pruebas de función respiratoria (espirometría), mediciones de gases en sangre, una radiografía de tórax y un examen citobacteriológico del esputo. El médico también controlará la evolución ponderal. 

En cualquier consulta con un profesional sanitario no relacionado con el seguimiento de la EPOC se debe mencionar la enfermedad y el tratamiento que se está siguiendo. 

En caso de exacerbaciones y dependiendo del caso (gravedad, comorbilidad, oxigenoterapia y situación personal), se debe derivar al hospital. En la semana siguiente al alta, el paciente debe ser visto por el médico de cabecera y el neumólogo, y los cuidados de rehabilitación deben iniciarse en un plazo de 90 días

Alertar a su médico y a los servicios de urgencias en caso de problema

Si experimentas algún síntoma inusual y preocupante, debes informar a tu médico. También debes informar a tu médico sobre los efectos secundarios de tus tratamientos. Al informar a tu médico o a los servicios de emergencia de tus síntomas, podrán juzgar si son urgentes o no. 

Las señales a las que hay que prestar atención son:  

  • Dificultad para respirar,  
  • Dificultad respiratoria, sibilancias,  
  • Dificultad para respirar, labios cianóticos, latidos rápidos,  
  • Una tos más intensa, acompañada de esputo,  
  • Sangre en el esputo (hemoptisis),  
  • Hinchazón en las piernas,  
  • Fiebre,  
  • Tratamiento ineficaz. 


En caso de deterioro rápido del estado y/o dolor en el pecho, no esperes y llama directamente al 112.  


Además de este seguimiento médico y de seguir buenas prácticas como dejar de fumar y practicar una actividad deportiva adaptada (APA), se recomienda encarecidamente que las personas afectadas por la EPOC sean acompañadas por un psicólogo, por la medicina del trabajo, por foros o asociaciones de pacientes y también por las estructuras sociales (asistencia social). 


 

¿Te ha gustado este artículo?    

¡Haz clic en "Me gusta" y comparte tu opinión y tus interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!    

¡Cuidate! 
2

1 comentario


Ignacioddeu
el 25/1/23

Entiendo define con precisión lo que el paciente de EPOC debe realizar, para el seguimiento y la eficacia del tratamiento. Si bien creo con un punto de vista muy ideal, al menos en mi caso.

En mi opinión, aparte de por las limitaciones en primaria no sé si por el COVID,, pero el médico no le da tanto juego al paciente.

Y el de primaria en mi experiencia, no tiene prácticamente conexión ni con el neumólogo. Nula con psicólogos,…Y poca con paciente,, y si encima tiene discapacidad para moverse…Lo del equipo multidisciplinar coordinado lo veo muy lejos,…

Resalta bien claro las claves para el seguimiento: la importancia del ejercicio,, la nutrición y las consultas de seguimiento enfermedad.

se agradece el artículo

También te gustará

EPOC: enfrentar el aislamiento y la depresión

EPOC

EPOC: enfrentar el aislamiento y la depresión

Leer el artículo
EPOC: consejos para el día a día

EPOC

EPOC: consejos para el día a día

Leer el artículo
Ver el testimonio
Asma y EPOC: cómo dejar de fumar

EPOC

Asma y EPOC: cómo dejar de fumar

Ver el testimonio

Discusiones más comentadas

Ficha descriptiva de la enfermedad