«
»

Top

Menopausia: ¿cómo escapar de la depresión?

Publicado el 20 dic. 2020 • Actualizado el 21 dic. 2020 • Por Candice Salomé

La menopausia marca el final del ciclo de fertilidad de una mujer. Este proceso natural causa cambios hormonales y fisiológicos. Cada mujer experimenta este período de manera diferente, con síntomas y sentimientos variados. Entre los síntomas que las mujeres pueden experimentar durante este período, se encuentra muy frecuentemente la depresión.

Entonces, ¿qué es la menopausia y cuáles son sus síntomas? ¿Cuál es la relación entre la menopausia y la depresión? ¿Qué papel juegan las diferentes hormonas sexuales en la psique? ¿Cuáles son las soluciones para vivir mejor su menopausia?

¡Te contamos todo en nuestro artículo!

Menopausia: ¿cómo escapar de la depresión?

La menopausia es un período que todas las mujeres experimentan cuando la ovulación se detiene y la menstruación desaparece. Una fase llamada "perimenopausia" la precede. Aparecen entonces múltiples síntomas: sofocos, fatiga, trastornos del sueño, irritabilidad...

¿Qué es la menopausia?

La menopausia se produce generalmente entre los 45 y los 55 años, con una media general alrededor de los 50 años. Este es el período en el que la menstruación se detiene definitivamente. Este proceso fisiológico natural se produce cuando los ovarios detienen su secreción hormonal (estrógeno y progesterona) y la formación de óvulos. Se dice que la menopausia se establece realmente cuando la menstruación ha estado ausente durante un año.

La menopausia es precedida por un período llamado premenopausia o perimenopausia durante el cual la actividad ovárica se hace más lenta y las hormonas femeninas disminuyen.
Los ciclos menstruales se vuelven irregulares, primero se acortan y luego se alargan, y los períodos se espacian cada vez más.
La perimenopausia dura unos 5 años antes de que la menstruación se interrumpa por completo. Las mujeres en la perimenopausia pueden experimentar varios síntomas como sofocos, fatiga y alteraciones del sueño, o irritabilidad.

En algunas mujeres, la premenopausia también puede ir acompañada de problemas psicológicos como problemas de concentración y de memoria, ansiedad e incluso episodios de depresión.

¿Cuál es la relación entre la menopausia y la depresión?

A través de los símbolos que se le dan, la menopausia puede representar un momento de crisis para muchas mujeres. Pero el cese de la secreción de hormonas sexuales (progesterona y estrógeno) juega un papel directo en la moral.

Según el Dr. Christian Jamin, ginecólogo-endocrinólogo en París: "Muchas mujeres pasan este período sin problemas y es importante saber que no hay enfermedades psiquiátricas o psicológicas, en el sentido médico del término, que sean inducidas por la menopausia. Por otro lado, la menopausia es un factor de fragilidad y, cuando existe una patología subyacente, puede revelarse en esta ocasión".

Dos mecanismos pueden explicar esta particular fragilidad:

  • Las hormonas tienen un efecto directo sobre el bienestar, por lo que, al estar privadas de hormonas, las mujeres se sienten más a menudo sin energía,
  • La menopausia puede causar síntomas muy embarazosos en la vida cotidiana, como alteraciones del sueño, que pueden ser responsables de una diminución de la energía y de una sensación de malestar.

Esta vulnerabilidad emergente de las mujeres en la menopausia no es constante. 

Depende de varios factores:

  • La velocidad con la que se produce el declive de hormonas. Es más frecuente en el caso de la menopausia quirúrgica (extirpación quirúrgica de ambos ovarios), que provoca un descenso repentino de las hormonas. Por el contrario, cuando las hormonas disminuyen lentamente, la mujer se las arregla para mantener su equilibrio y puede que no sienta nada.
  • La psique subyacente juega un papel importante. Los efectos de la menopausia pueden ser imperceptibles para una mujer en buena forma. Sin embargo, pueden hacer que una persona frágil se sienta mal.

¿Cuál es el papel de las hormonas en la psique?

Existen tres tipos de hormonas sexuales:

  • El estrógeno tiene un efecto estimulante. Cuando están presentes en exceso, pueden causar nerviosismo e insomnio. Cuando su secreción se detiene, una mujer puede sentir apatía. Esta falta de estrógeno hace que algunas mujeres sientan la necesidad de llorar en el momento de la menstruación. También puede producirse en la menopausia.
  • Las progesteronas son hormonas sedantes que ayudan a dormir con tranquilidad y dan una sensación de bienestar. La deficiencia de progesterona no se produce durante la menopausia sino en los años anteriores a ella (premenopausia). En el momento de la menopausia, hay por lo tanto un exceso de estrógeno que induce al nerviosismo, la ansiedad y los trastornos de carácter.
  • Los andrógenos son hormonas masculinas presentes en las mujeres en pequeñas cantidades. Sus niveles empiezan a disminuir lentamente a partir de los 30 años. Esto puede explicar la disminución de la libido y el deseo sexual.

Además, la caída del estrógeno también disminuirá la producción de serotonina, un neurotransmisor involucrado en el estado de ánimo y las emociones, lo que puede explicar por qué entre el 10 y el 15% de las mujeres experimentan una caída temporal del estado de ánimo.

¿Qué soluciones existen para vivir mejor la menopausia?

Si de verdad se trata de una depresión, se requiere un tratamiento antidepresivo. Corregirá las profundas alteraciones biológicas que afectan al cerebro. 
En unas ocas semanas, los antidepresivos permiten un aumento del nivel de neurotransmisores defectuosos (serotonina, dopamina, noradrenalina), que actúan como mensajeros químicos entre las neuronas.

El deporte es un verdadero estímulo para nivelar las alteraciones del estado de ánimo. Reduce el estrés y la ansiedad, pero también reduce la sensación de dolor y la fatiga física.

Además, tres estudios recientes han demostrado que los Omega 3 tienen una influencia positiva en el estado de ánimo.

Uno de estos estudios, realizado por un equipo en Quebec, consistió en administrar un suplemento diario de 1500 g de omega 3 a 60 mujeres de 40 a 55 años de edad que sufrían de angustia psicológica.

Después de dos meses, no hubo ninguna mejora en la depresión real. No obstante, las mujeres que sufrían de depresión moderada experimentaron una notable reducción de sus síntomas. Los Omega 3 también ayudaron a reducir los sofocos.

Por lo tanto, vale la pena aumentar la ingesta de omega 3 eligiendo aceite de nuez, de colza o de soja en lugar de aceite de girasol o de cacahuete. Además, ¡el omega 3 protege las arterias!

La menopausia es un proceso natural, que ocurre en las mujeres alrededor de los 50 años, y que causa numerosos síntomas transitorios, incluyendo la depresión. Pero no te preocupes, se trata de una depresión temporal en la mayoría de los casos, y la vuelta a la normalidad se produce durante la última etapa de la menopausia, ¡cuando las mujeres se establecen en un nuevo equilibrio hormonal
Si no ves ninguna mejora, será esencial que consultes a un médico para ayudarte a pasar esta etapa.

¡¿Este artículo te ha sido útil?
¡Comparte tus sentimientos e interrogantes con la comunidad en los comentarios más abajo!

¡Cuidate!


avatar Candice Salomé

Autor: Candice Salomé, Redactora de Salud

Candice es creadora de contenidos en Carenity y se especializa en la redacción de artículos de salud. Le interesan especialmente los campos de la psicología, el bienestar y el deporte. 

Candice tiene un máster... >> Saber más

Comentarios

También te gustará

¿Cuál es el impacto psicológico del dolor crónico? ¡Los miembros de Carenity hablan de ello!

¿Cuál es el impacto psicológico del dolor crónico? ¡Los miembros de Carenity hablan de ello!

Leer el artículo
Trastornos del sueño: ¡lo que piensan los miembros de Carenity!

Trastornos del sueño: ¡lo que piensan los miembros de Carenity!

Leer el artículo
Covid-19: ¿Cuáles son los efectos secundarios relacionados con el uso de la mascarilla?

Covid-19: ¿Cuáles son los efectos secundarios relacionados con el uso de la mascarilla?

Leer el artículo
Trabajar con una enfermedad crónica: ¡los miembros de Carenity comparten su experiencia!

Trabajar con una enfermedad crónica: ¡los miembros de Carenity comparten su experiencia!

Leer el artículo