«
»

Top

Cáncer de ovario: "El médico me dijo que sólo me quedaban 6 meses de vida"

Publicado el 9 sept. 2021 • Por Aurélien De Biagi

El cáncer de ovario de Chantal fue descubierto en enero de 2018. Tras un difícil diagnóstico, ella nos relata su lucha contra el cáncer. 

¡Descubre ahora su historia! 

Cáncer de ovario:

Hola Chantal, has aceptado hablar para Carenity y te lo agradecemos. 

En primer lugar, ¿podrías un poco más sobre ti?

Soy francesa pero vivo en Florida desde 2006. Fui profesora de instituto y profesora universitaria. Pasé 6 años en la Guayana Francesa y luego me trasladé a Estados Unidos. Vivo sola desde 2019. Mi marido me dejó cuando volví a Florida después de mi año de hospitalización en Bergonié. Toda mi familia está en Francia. Me encanta la vida en Florida y mi trabajo como profesora sustituta.  

Me encantan los animales, defiendo la causa animal especialmente los manatíes y chimpancés de la asociación Savethechimps.org en Fort Pierce, Florida. 

¿Desde cuándo tienes cáncer de ovario? ¿Qué síntomas te alertaron para consultar a un médico? 

El cáncer de ovario fue descubierto en enero de 2018. Mi vientre empezó a aumentar en volumen, ¡parecía que estaba esperando trillizos! Un médico pidió que me quitaran "ese líquido". Como seguía creciendo, fui a un gastroenterólogo aquí en Florida por consejo de mi médico de cabecera que pensaba que era un problema digestivo. Tras una exploración, el médico me dijo, sin rodeos, que me quedaban 6 meses de vida y que ni siquiera la venta de la casa cubriría el coste de la quimioterapia. No pudo decirme qué cáncer tenía. 

Así que decidí volver a Francia con mi marido al Hospital Bergonié. Por fin tenía un nombre para esta "agua" en mi estómago: ascitis. Me atendieron inmediatamente la oncóloga Anne Floquet y el cirujano Doctor Guyon.  

¿Fue difícil el diagnóstico? ¿Consultaste con muchos especialistas?  

Sí, porque aquí en Florida, nadie fue capaz de decirme que tenía ascitis ni de hacerme un análisis de CA 125. La primera vez que me extirparon la ascitis, ¡el resultado fue "negativo" para cualquier tumor maligno!. 

No consulté a ningún especialista en los Estados Unidos.  

Los únicos especialistas competentes y humanos estaban en Bergonié.

¿Cómo has vivido este diagnóstico? ¿Cómo te sentiste?

Muy mal, el anuncio fue repentino. Se suponía que iba a morir en julio (se anunció el 4 de enero). El médico incluso me recomendó que hiciera un testamento a favor de mi marido para que no tuviera que pagar los gastos de la sucesión. No me dieron ninguna información sobre el cáncer que padecía. El médico se quedó 10 minutos con mi marido y conmigo... y mientras llorábamos... tiró una caja de Kleenex sobre la mesa y se fue. Mi marido le alcanzó en el pasillo y le preguntó qué cáncer tenía. Se lo escupió a la cara, al ovario, peritoneo. Su secretaria ¡no se olvidó de cobrarnos 150 dólares!

¿Cómo me sentí? El mundo se desmoronaba, mi vida y la de mis seres queridos, mi marido, mi hijo, ¿por qué imponerles mi muerte a corto plazo? Lloré, sin estar preparada para morir tan rápido. Ver mi muerte, enfrentarme a ella de forma tan violenta fue para mí algo insoportable, enfrentarse a ese médico sin empatía, frío y completamente distante del ser humano, pensando sólo en el dinero que podía ganar con la quimio. 

¿Cuál fue la reacción de tus seres queridos cuando te diagnosticaron la enfermedad? ¿La comprenden? ¿Te apoyan?  

La consternación, nadie lo creyó realmente. Sí, me apoyaron. Pero no quería decírselo a todo el mundo... no quería su compasión. Quería estar en Francia para tener más tranquilidad y una visión más serena del cáncer y, sobre todo, estaba segura de encontrar médicos competentes. La ascitis ni siquiera ayudó a encontrar las respuestas a los médicos estadounidenses. No tenían ni idea de que tenía cáncer. Lo busqué en Internet y le puse un nombre: cáncer de ovario

En ese momento estaba en el estadio 3

¿Cuáles eran/son tus síntomas cotidianos? ¿Qué impacto ha tenido la enfermedad en tu vida profesional y privada?  

No hay síntomas en el día a día, razón por la que el diagnóstico fue tan violento para mi marido y para mí. La enfermedad no ha tenido ningún impacto en mi vida profesional.  

En cuanto a mi vida privada, mi marido me abandonó después de un año de tratamiento. Estuvo conmigo durante mi hospitalización. Dejó su trabajo por mí, iba y venía de Estados Unidos a Francia, se cansó y me dejó. El impacto fue mayor para él, para su vida profesional. En cuanto a nuestra vida privada, mi vida como esposa quedó completamente destruida. 

¿Qué tratamientos has seguido? ¿Fueron eficaces? ¿Has experimentado algún efecto secundario? Si es así, ¿cuáles?

En Francia, me hicieron una laparoscopia y luego me pusieron una cámara implantable intraperitoneal. Después de la primera quimioterapia, estuve en coma durante más de una semana debido a una embolia pulmonar. Salí del coma y volví a recibir quimioterapia hasta mayo, cuando me operaron. Volví a comenzar la quimioterapia y problemas en agosto a causa del Avastin®... Entonces me volvieron a hospitalizar. 

Los efectos secundarios de la quimioterapia fueron: pérdida de cabello y una gran fatiga, muy grande.

¿Cómo juzgaste/experimentaste el apoyo médico y/o psicológico?

El apoyo médico en Bergonié fue estupendo, excepto durante mi hospitalización después del Avastin. Una interna pensaba que era una gran oncóloga y no veía que yo no soportaba los medicamentos que me daba, por ejemplo, Tercian®. Decidió que yo era bipolar, loca... No dejó de informar a mi marido, que aprovechó para dejarme.  

La ayuda psicológica fue nula. 

¿Qué te ha aportado IMAGYN en tu lucha contra la enfermedad? ¿Aconsejarías a los pacientes que se unieran a una asociación? Si es así, ¿por qué? 

Conocí la existencia de IMAGYN a través de Internet y de un libro regalado por la Dra. Anne Floquet. Que yo sepa, es la única asociación que ayuda a las mujeres con cáncer de ovario. Quería participar en esta asociación porque siempre hablamos del cáncer de mama, pero nos olvidamos del cáncer de ovario. Cuando dices que tienes cáncer de ovario, la gente te mira con ojos bien abiertos y te pregunta: "¿Cómo nos damoss cuenta de eso?" Tenemos que explicar a las mujeres que las citologías, etc., no detectan el cáncer de ovario.  

Por último, ¿qué consejo darías a los pacientes que también padecen este cáncer?  

No soy médico, pero he escrito un libro "6 months left (6 meses de vida)" para decir a todas las mujeres que nunca deben rendirse. Hay que luchar y volver a luchar con los médicos y el personal de enfermería. Nos caemos, y a menudo nos caemos literal y figuradamente, pero podemos volver a levantarnos, no quedarnos por los suelos, abatidas. También escribí este libro para agradecer al doctor Guyon y a todo el equipo de Bergonié. Cada día que nos levantamos es un día que ganamos. Vuelvo a trabajar, me tiro en paracaídas, voy a ver las ballenas jorobadas. Espero ir a ver los gorilas en los volcanes.  

Hay que intentar mantener el cuerpo y la mente ocupados. Todos los días voy en bicicleta a ver los caimanes, y la más pequeña flor de mi jardín, la más pequeña sonrisa de mis alumnos, me llenan de alegría. He aprendido a vivir sola. En la batalla contra el cáncer, como en cualquier guerra, perdí algunas plumas... un marido y mi perro. Aprendí que todo puede acabar rápido, muy rápido. Si incluso el hecho de saber que se está en remisión da miedo, miremos al futuro.  

Hay una última cosa que desarrollo en mi libro: debería haber un estatus para los cuidadores en los hospitales. A los pacientes se nos tiene en cuenta, pero ¿qué pasa con los cuidadores?  

Todos los derechos de autor del libro "6 months left (6 meses de vida)" se donarán al Instituto Bergonié. 


¡Muchísimas gracias a Chantal por su testimonio! 

¿Este testimonio te ha sido útil?  

¡Haz clic en "Me gusta" o comparte tu opinión y tus interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!  

¡Cuidate! 


3



avatar Aurélien De Biagi

Autor: Aurélien De Biagi, Redactor de Salud, estudiante en farmacia

Aurélien es estudiante de 5º curso de farmacia en la Universidad de Lorena. Escribe artículos de salud para Carenity. Tiene especial interés en los campos de la neuropsiquiatría y el cardiovascular.

Desea... >> Saber más

Comentarios

También te gustará

Día Mundial contra el Cáncer: ¡Todos implicados!

Cáncer de ovario

Día Mundial contra el Cáncer: ¡Todos implicados!

Leer el artículo
Premio Nobel: la promesa de la inmunoterapia en la lucha contra el cáncer

Cáncer de ovario

Premio Nobel: la promesa de la inmunoterapia en la lucha contra el cáncer

Leer el artículo
Sexualidad, fertilidad y empleo, los olvidados del tratamiento del cáncer (Academia de la Medicina)

Cáncer de ovario

Sexualidad, fertilidad y empleo, los olvidados del tratamiento del cáncer (Academia de la Medicina)

Leer el artículo
"El cáncer de ovario fue una invitación a revisar mi forma de vivir"

Cáncer de ovario

"El cáncer de ovario fue una invitación a revisar mi forma de vivir"

Ver el testimonio

Ficha descriptiva de la enfermedad