«
»

Top

Sudores nocturnos: ¿cuáles son las causas?

Publicado el 7 feb. 2022 • Por Candice Salomé

Los sudores nocturnos se caracterizan por una sudoración excesiva por la noche durante el sueño. Este síntoma, más o menos frecuente en hombres y mujeres, puede alterar considerablemente la calidad de vida. En efecto, despertarse sudando, con las sábanas y el pijama empapados, no es una experiencia agradable. Hay muchas causas, algunas de las cuales son benignas, mientras que otras requieren asesoramiento médico. 

¿Qué causa los sudores nocturnos? ¿Cuándo hay que acudir al médico? 

¡Te lo contamos todo en nuestro artículo! 

Sudores nocturnos: ¿cuáles son las causas?

Los sudores nocturnos: ¿que son?

Los sudores nocturnos son sudores repentinos y excesivos durante el sueño. Esta sudoración puede ocurrir de forma puntual o repetirse durante varias noches seguidas. La producción excesiva de sudor se denomina "hiperhidrosis". 

Los sudores nocturnos suelen estar asociados a los trastornos del sueño

En general, los sudores nocturnos son la consecuencia de una estimulación del sistema nervioso simpático, que es uno de los sistemas nerviosos autónomos del cuerpo. El origen de esta sudoración es la excitación de este sistema nervioso. 

Sin embargo, hay varias causas. Por lo tanto, es necesario identificar el origen preciso del problema para evitar cualquier complicación. 

¿Cuáles pueden ser las causas de los sudores nocturnos?

Antes de considerar la naturaleza patológica de los sudores nocturnos, es esencial descartar las causas ambientales como el estrés, el pánico nocturno y las pesadillas, una habitación demasiado caliente, una comida demasiado picante, pesada o alcohólica, ropa demasiado caliente para dormir o la actividad física antes de acostarse.  

Los sudores nocturnos también pueden ser un efecto secundario de un tratamiento (antipiréticos, ciertos antidepresivos, betabloqueantes, etc.) o deberse a la abstinencia de tabaco o alcohol, por ejemplo. 

Cuando ninguno de estos factores puede explicar la aparición de la sudoración nocturna excesiva, se recomienda acudir al médico. El médico buscará entonces causas fisiológicas o patológicas

Los sudores nocturnos pueden tener varias causas. Por ejemplo, pueden estar vinculados a: 

  • La apnea del sueño
  • El síndrome de las piernas inquietas, 
  • Un reflujo gastroesofágico, 
  • Una infección aguda o crónica como tuberculosis, VIH, hepatitis C, endocarditis, hongos... 
  • Un trastorno hormonal como el embarazo o la menopausia o el hipertiroidismo, 
  • Ciertos cánceres como el linfoma de Hodgkin o el linfoma no Hodgkin. 

Dadas las muchas causas posibles de los sudores nocturnos, puede ser difícil diagnosticar su origen. Por lo tanto, es necesario realizar varios exámenes.  

La causa de los sudores nocturnos puede ser, en algunos casos, idiopática, es decir, no se puede establecer una causa clara. 

¿Cuáles son las consecuencias de los sudores nocturnos? 

Despertarse repentinamente en medio de la noche puede tener muchas consecuencias. En efecto, los sudores nocturnos degradan la calidad del sueño. Las consecuencias a corto plazo son las siguientes: 

  • Problemas de concentración y atención, 
  • Problemas de memoria, 
  • Fatiga crónica y somnolencia diurna, 
  • Trastornos del estado de ánimo, 
  • Aumento de la sensibilidad al dolor. 

A largo plazo, las consecuencias de un déficit crónico de sueño son más graves. Este déficit conduce a: 

  • Sobrepeso y obesidad
  • Depresión
  • Disminución de las defensas inmunitarias, 
  • Aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares, 
  • Aumento del riesgo de diabetes
  • Envejecimiento prematuro de la piel. 

Si los sudores nocturnos se producen con regularidad y tienden a durar varias noches, es importante buscar asesoramiento. Existen soluciones y tratamientos. 

¿Qué tratamientos considerar contra los sudores nocturnos? 

Para determinar las causas de los sudores nocturnos, será necesario un examen médico. El médico llevará a cabo una investigación detallada para determinar cuándo empezaron los sudores y cuáles son las circunstancias.  

Un examen clínico con un análisis de sangre también puede completar el examen médico. 

Si no se identifica la causa de los sudores nocturnos, se puede considerar una cita con un especialista. Otros exámenes permitirán entonces un diagnóstico más profundo. Por ejemplo, se puede realizar una grabación completa del sueño para identificar la apnea del sueño. 

En función del diagnóstico obtenido, se establecerá un tratamiento adaptado.  

Puede tratarse de: 

  • De un tratamiento homeopático,
  • De ejercicios de relajación, 
  • De consultas con un psicólogo, 
  • De un tratamiento hormonal, 
  • O incluso de medidas preventivas como la aplicación de normas higiénicas y dietéticas. 


Por lo tanto, si los sudores nocturnos son frecuentes y no están directamente relacionados con tu estilo de vida (calefacción, dieta, actividad física, etc.), no debes tardar en buscar el consejo de tu médico de cabecera antes de que aparezcan trastornos crónicos del sueño que afecten a tu calidad de vida.


¿Este artículo te ha sido útil?

¡Haz clic en "Me gusta" y comparte tu opinión y tus interrogantes con los miembros de la comunidad más abajo en los comentarios!      

¡Cuidate!    


21
avatar Candice Salomé

Autor: Candice Salomé, Redactora de Salud

Candice es creadora de contenidos en Carenity y se especializa en la redacción de artículos de salud. Le interesan especialmente los campos de la psicología, el bienestar y el deporte. 

Candice tiene un máster... >> Saber más

4 comentarios


Carlos60
el 13/2/22

Gracias por informacion. Es completo.


PilarC. • Miembro Embajador
el 17/2/22

Me gustativas saber a que médico acudir cuando las opciones citadas: calor, comida, ropa, bebida.....están descartadas.

Gracias


AndreaB • Animadora de la comunidad
el 18/2/22

@PilarC. Principalmente, a tu médico de cabecera, es el el que te tendría que derivar al especialista indicado...


PilarC. • Miembro Embajador
el 18/2/22

Gracias 🙂

También te gustará

Enfermedades crónicas: ¿cuál es tu relación con tus médicos? ¡Los miembros de Carenity responden!

Enfermedades crónicas: ¿cuál es tu relación con tus médicos? ¡Los miembros de Carenity responden!

Leer el artículo
¡La toxina botulínica (Botox) también puede utilizarse para tratar ciertas patologías crónicas!

¡La toxina botulínica (Botox) también puede utilizarse para tratar ciertas patologías crónicas!

Leer el artículo
Falsos recuerdos: ¿puede nuestra memoria traicionarnos?

Falsos recuerdos: ¿puede nuestra memoria traicionarnos?

Leer el artículo
¿Cuál es el impacto social de las enfermedades crónicas invisibles? ¡Los miembros de Carenity responden!

¿Cuál es el impacto social de las enfermedades crónicas invisibles? ¡Los miembros de Carenity responden!

Leer el artículo

Discusiones más comentadas