«
»

Top

EII: Alimentos que pueden empeorar los síntomas

Publicado el 16 dic. 2022 • Por Rahul Roy

Las EII son un grupo de enfermedades inflamatorias que afecta al tracto intestinal y provocan dolor y molestias crónicas que pueden afectar gravemente a la vida cotidiana de las personas. Cuando se padece una EII, la elección de los alimentos puede resultar complicada, ya que algunos pueden exacerbar los síntomas de la enfermedad. 

¿Qué son las EII? ¿Cómo se manifiestan? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Qué alimentos deben evitarse con las EII? 

¡Te lo explicamos todo en este artículo!

EII: Alimentos que pueden empeorar los síntomas

Enfermedad inflamatoria intestinal o EII es un término utilizado para describir dos afecciones inflamatorias del intestino: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Las EII son trastornos autoinmunes en los que la inflamación durante periodos prolongados daña el tracto gastrointestinal (GI). 

La enfermedad de Crohn puede causar inflamación de las distintas capas de las paredes del tracto gastrointestinal, que se extiende desde la boca hasta el ano. Los daños suelen aparecer en pequeños parches cerca de los tejidos sanos

Por otro lado, la colitis ulcerosa provoca la inflamación del revestimiento interno del colon y suele aparecer en el intestino grueso y el recto. En este caso, el daño es más a menudo continuo, y suele comenzar en el recto y extenderse hacia el colon, dando lugar a zonas con úlceras. 

En algunos casos poco frecuentes, las personas pueden presentar síntomas tanto de la enfermedad de Crohn como de la colitis ulcerosa. 

Es difícil precisar la causa exacta de las EII, pero está claro que están relacionadas con disfunciones del sistema inmunitario. Las causas probables de estas enfermedades incluyen una respuesta incorrecta del sistema inmunitario a desencadenantes ambientales como una bacteria o virus invasores, o una predisposición genética debida a antecedentes familiares con EII. Además, se calcula que los fumadores tienen el doble de probabilidades que los no fumadores de desarrollar la enfermedad de Crohn. 

Aunque las EII afectan principalmente al colon y al recto, también pueden atacar otras partes del cuerpo. Los síntomas de las EII varían ampliamente en naturaleza e intensidad entre las personas, pero los síntomas más comunes tanto de la Enfermedad de Crohn como de la Colitis Ulcerosa incluyen: 

  • Dolor abdominal 
  • Hemorragia rectal 
  • Diarrea, a veces acompañada de sangre 
  • Pérdida de peso inexplicable 
  • Cansancio y fatiga 

Es importante señalar que, aunque las EII no pueden ser causadas ni tratadas por el consumo de determinados tipos de alimentos, la alimentación sigue desempeñando un papel importante a la hora de facilitar o dificultar el tratamiento de esos síntomas. 

La dieta es muy importante para el crecimiento y el desarrollo del cuerpo humano, y comer alimentos buenos y nutritivos es clave para mantenerse sano. Debido a la naturaleza inflamatoria de la enfermedad, a veces puede ser difícil para el cuerpo absorber todos los nutrientes adecuados y algunos alimentos pueden incluso desencadenar brotes

Algunas personas pueden tener reacciones diferentes a los alimentos y, por lo tanto, es importante entender su propio cuerpo, he aquí una lista de posibles alimentos desencadenantes que pueden exacerbar los síntomas de las EII: 

Alimentos grasos o fritos 

Aunque la grasa es un componente esencial de una dieta sana, suele ser más difícil de digerir que otros nutrientes como los hidratos de carbono o las proteínas. Los alimentos procesados ricos en grasa son desencadenantes habituales de las EII debido a su alto contenido en sal y su bajo contenido en fibra. 

Frutos secos y semillas

Sí, aportan una gran cantidad de proteínas y nutrientes, incluidos ácidos grasos ricos en omega 3 que son buenos para el organismo, pero este tipo de alimentos pueden ser difíciles de digerir y absorber. Especialmente en el caso de frutos secos como nueces, almendras, anacardos, avellanas, y semillas como la calabaza, el girasol y las semillas de lino, que pueden provocar gases, diarrea e hinchazón a una persona con una EII. 

Productos lácteos

Alimentos como el queso, el yogur y la leche contienen lactosa, que es el azúcar natural de los productos lácteos. Los pacientes con una EII intolerantes a la lactosa pueden tener dificultades para digerir los productos lácteos, lo que puede causar molestias abdominales y/o desencadenar brotes de EII. Sin embargo, es importante identificar fuentes de calcio sin lactosa para satisfacer sus necesidades diarias. 

Alimentos picantes

Los alimentos picantes son estimulantes que pueden elevar la temperatura corporal y estimular la circulación sanguínea, pero en el caso de los pacientes con EII pueden desencadenar dolor en el tracto gastrointestinal o provocar hinchazón y diarrea. De hecho, los alimentos picantes requieren más ácido estomacal para ser digeridos, lo que puede irritar aún más los revestimientos ya dañados del tracto gastrointestinal, el colon o el recto. 

Alimentos azucarados

Los alimentos ricos en azúcar pueden ser más difíciles de digerir y favorecer la inflamación del tracto gastrointestinal si se consumen en grandes cantidades. Como los alimentos con alto contenido en azúcar suelen combinarse con un alto contenido en grasa, algunos pacientes con EII pueden querer mantenerse alejados de ellos para evitar nuevos brotes. Algunas personas pueden incluso reaccionar mal a las frutas, pero eliminarlas por completo de la dieta aumenta el riesgo de deficiencia de nutrientes y deben ser vigiladas de cerca por un equipo sanitario. 

Alcohol y cafeína

Por lo general, el alcohol es un irritante para el tracto gastrointestinal de cualquier persona, y más aún si se consumen distintos tipos de alcohol en poco tiempo. Los efectos negativos del consumo elevado de alcohol en el estómago y el hígado están bien documentados. La cafeína es un estimulante que afecta al sistema nervioso y nos ayuda a mantenernos despiertos, pero también estimula el tracto gastrointestinal y el proceso digestivo. Por desgracia para algunas personas, incluso pequeñas cantidades de cafeína pueden desencadenar urgencia intestinal y complicar los casos de diarrea

Gluten y productos derivados

El gluten es la proteína que se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno, etc. Es el componente que hace que el pan sea esponjoso y es un ingrediente muy común en la mayoría de las comidas. Sin embargo, la intolerancia al gluten (también llamada enfermedad celíaca) se da a veces entre pacientes con EII. En este caso, es esencial optar por alternativas sin gluten y limitar al máximo los alimentos ricos en gluten para evitar síntomas molestos. 

Frutas y verduras ricas en fibra

Es importante que los pacientes con una EII tengan cuidado con el consumo de frutas y verduras, especialmente durante un brote. Las frutas y verduras crudas pueden provocar una tormenta en el estómago, dificultando su digestión y su paso por el tubo digestivo. Las legumbres ricas en fibra pueden provocar hinchazón, gases y calambres. Entre los brotes, las frutas y verduras ricas en fibra pueden reintroducirse lentamente para alcanzar la recomendación dietética general de 30 g de fibra al día

Bebidas con gas

Al igual que el alcohol, las bebidas carbonatadas pueden irritar el tracto gastrointestinal debido a la reacción del ácido carbónico en el estómago. Los síntomas más comunes son gases e hinchazón y, en algunos casos, incluso diarrea

La lista de posibles alimentos desencadenantes de las EII parece larga, pero es importante recordar que cada paciente con EII tendrá su propia sensibilidad y reacciones a alimentos específicos. Entre los alimentos que suelen estar recomendados se encuentran las verduras cocidas, los cereales refinados, las proteínas magras y las frutas blandas bajas en fibra y fáciles de digerir. La ingesta de líquidos también es crucial y lo mejor es beber agua, al menos 8 vasos al día. 

Por último, consulta siempre a un profesional sanitario antes de realizar cualquier cambio en la dieta, para que pueda recomendarte el mejor curso de acción de acuerdo con tus síntomas específicos de EII. Puede parecer difícil integrar una dieta con una nutrición equilibrada para un paciente con EII, ¡pero es posible combatir los brotes con algo de acierto

 
  
¿Te ha gustado este artículo?  

¡Haz clic en "Me gusta" y comparte tu opinión y tus interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!    

¡Cuidate!  

2
avatar Rahul Roy

Autor: Rahul Roy, Redactor de Salud

Rahul es creador de contenido en Carenity, especializado en la redacción de textos sobre salud. Rahul está cursando un máster en gestión en la EDHEC Business School. En su tiempo libre, le gusta jugar al fútbol y... >> Saber más

¿Quién hizo la revisión?: Laury Sellem, Doctora en Nutrición

Laury es doctora en Ciencias de la Nutrición (Universidad de Reading, Reino Unido) y tiene un máster en Nutrición y Salud Humana (AgroParisTech, Francia). Ha dirigido proyectos de investigación clínica y... >> Saber más

1 comentario


Lunamaria
el 22/12/22

Hola, acabo de ir con un gastroenterólogo para darle seguimiento a mi cuci pero me dijo que podía comer de todo menos alimentos procesados porque según el no estaba demostrado científicamente que me hiciera daño, así que intente comer lentejas, solo fueron dos cucharadas soperas y OH ERROR!!! tuve un episodio horrible de fiebre, diarrea y dolor articular, no pude comer nada un día, baje más de un kilo en solo ese tiempo. Le llame y me dijo que la fiebre no se relacionaba con mi colon ulceroso, que quizá era un virus y también me dijo que tomara antibiótico sin siquiera darme receta, y en mi país no es posible comprar sin receta, además el antibiótico fue lo que detonó mi enfermedad. Me recomiendan cambiar de doctor?

También te gustará

¿Qué es la bioterapia? Especial enfermedades inflamatorias

Enfermedad de Crohn

¿Qué es la bioterapia? Especial enfermedades inflamatorias

Leer el artículo
Se multiplican los casos de la enfermedad de Crohn. ¿Por qué?

Enfermedad de Crohn

Se multiplican los casos de la enfermedad de Crohn. ¿Por qué?

Leer el artículo
Ver el testimonio
Ver el testimonio

Discusiones más comentadas

Fichas descriptivas de las enfermedades