«
»

Top

Abrazos de la EM: ¿qué son y cómo vivir con ellos?

Publicado el 23 ene. 2021 • Por Courtney Johnson

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad inflamatoria progresiva en la que el sistema inmunológico ataca la vaina de mielina protectora que cubre las fibras nerviosas, provocando daños en los nervios. Este daño nervioso causa muchos síntomas como dificultades motoras, problemas de visión y dolor neuropático, incluyendo lo que se llama el "abrazo" de la EM.

¿Qué es el abrazo de la EM? ¿Cómo se siente? ¿Qué se debe hacer si se tiene uno? ¿Cómo se tratan?

¡Te lo explicamos todo en nuestro artículo!


Abrazos de la EM: ¿qué son y cómo vivir con ellos?

¿Qué son los "abrazos" de la EM y qué los causa?

Un abrazo de la EM es un nombre descriptivo que se da a una serie de síntomas caracterizados por una sensación de opresión o tensión alrededor de las costillas, el pecho o el torso, como si la persona llevara una banda apretada o se le diera un abrazo muy fuerte.

Estos abrazos tienen dos posibles causas: 

  • Espasmos musculares en los músculos entre las costillas (los músculos intercostales): Estos músculos ayudan a mantener las costillas en su lugar y facilitan el movimiento y la respiración. El dolor causado por estos espasmos envuelve el cuerpo como un abrazo o una faja, dándole su apodo único.
  • Disestesia, del griego antiguo "sensación anormal", que es causada por el daño nervioso en la médula espinal y en el cerebro que crea la EM. La enfermedad rompe la vaina de mielina protectora alrededor de las fibras nerviosas, interrumpiendo la transmisión de mensajes hacia y desde el cerebro. Por lo tanto, el cerebro tiene dificultades para interpretar los mensajes del cuerpo y responde con sensaciones como hormigueo, ardor, picor o sensación de restricción.

Es importante saber que los abrazos de la EM no son peligrosos y no son un signo de daño en las áreas que afectan. Sin embargo, cualquier forma de dolor en el pecho debe ser reportada y examinada por un médico para eliminar otros problemas de salud.

¿Cómo se siente un abrazo de la EM?

Así como cada caso de EM es único para el paciente, los síntomas de un abrazo de la EM tienden a variar dependiendo de la persona. Sin embargo, los pacientes a menudo informan que sienten las siguientes sensaciones durante un abrazo de la EM:

  • Aplastamiento
  • Tensión
  • Ardor - ya sea caliente o frío
  • Hormigueo o alfileres y agujas
  • Sensación rara bajo la piel

Algunos pacientes también experimentan abrazos de EM en las manos o los pies, en un fenómeno que se siente como si estuvieran usando guantes o botas pesadas. Otros también han reportado esta sensación de tensión alrededor de la cabeza.

Los abrazos suelen durar sólo unos segundos o minutos, pero en algunos casos pueden durar horas o más.

¿Existe un tratamiento para los abrazos de la EM? ¿Cómo tratarlos?

Aunque son ciertamente incómodos, los abrazos de la EM suelen aliviarse por sí solos. Afortunadamente existen un número de técnicas que los pacientes pueden usar para manejarlos:

Identificar los desencadenantes

Como muchos síntomas de la EM, los abrazos pueden ser desencadenados por ciertas actividades u otros aspectos de la vida cotidiana. Algunos de estos desencadenantes pueden ser el estrés, la fatiga, los cambios de clima, la enfermedad (como la fiebre) o el consumo de una comida abundante. Es posible que no todo el mundo pueda identificar sus desencadenantes, pero si es posible, esto puede permitir evitar o reducir la exposición a ellos.

Llevar un diario en el que se registren las actividades, las emociones y las comidas puede ayudar en este proceso.

Moverse o cambiar de posición

Tan simple como suena, el simple hecho de estirarse o cambiar de posición puede ayudar a aliviar el abrazo. Si notas que el abrazo es más fuerte cuando estás sentado/a o de pie, puede que te resulte más cómodo acostarte, o viceversa.

Aplicar calor o frío

Algunos pacientes encuentran que las compresas frías o calientes ayudan con sus abrazos. Una almohadilla térmica, una bolsa de agua caliente o una bolsa de hielo envuelta en un paño aplicado a la zona de las costillas puede aliviar el dolor y convertir la sensación de dolor en una de calor o de frío.

Engañar al cerebro - ropa suelta o apretada

De la misma manera que los cambios de temperatura ayudan a cambiar la sensación dolorosa de los abrazos de la EM, el uso de ropa ajustada, como medias de presión o un sujetador deportivo ajustado puede distraer al cerebro para que sienta presión en lugar de dolor.

Por el contrario, para algunos pacientes, la ropa ajustada puede desencadenar su abrazo de la EM, por lo que elegir ropa más holgada puede ser más cómodo y puede prevenir o aliviar los síntomas.

Técnicas de relajación

Por difícil que parezca, permanecer en calma y relajado/a puede hacer que los abrazos de la EM sean más fáciles de manejar. Puedes encontrar alivio a través de técnicas como:

  • Meditación
  • Mindfulness
  • Autohipnosis
  • Técnicas de respiración controlada
  • Terapia cognitivo-conductual (TCC)

Tratamientos farmacológicos

En los casos en que el dolor es particularmente intenso o los abrazos son de larga duración, es posible aplicar una serie de tratamientos con medicamentos, dependiendo de la causa.

Si el abrazo se debe a espasmos musculares, los tratamientos pueden incluir los que se utilizan a menudo para el tratamiento de la espasticidad y los espasmos en los pacientes con EM. Entre ellos pueden figurar los relajantes musculares como el baclofeno (Lioresal®️) o la tizanidina (Sirdalud®️).

En los casos en que el abrazo es causado por la disestesia, los médicos pueden recetar anticonvulsivos como la gabapentina y la pregabalina (Lyrica®️), o antidepresivos como la amitriptilina (Tryptizol®️) o la duloxetina (Cymbalta®️).

Tu neurólogo y equipo médico trabajarán junto a ti para entender y controlar los síntomas de tu abrazo de la EM. En algunos casos, ningún medicamento o técnica será efectivo por sí solo, por lo que una combinación de unos pocos puede funcionar mejor. Asegúrate de comunicarte con tu médico para que pueda hacer un seguimiento adecuado de tu condición y modificar tu tratamiento para mantener tus abrazos de la EM a raya.

¿Este artículo te ha sido útil?
¡No dudes en compartir tus sentimientos e interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!
¡Cuidate!


avatar Courtney Johnson

Autor: Courtney Johnson, Redactora de Salud

Courtney es creadora de contenidos en Carenity y se concentra en la redacción de artículos sobre salud. Le apasiona especialmente explorar los temas de la nutrición, el bienestar y la psicología.

Courtney... >> Saber más

3 comentarios


CieloGarcia
el 28/1/21

Hola, yo he sentido el abrazo de EM muchas veces y este artículo me sirvió para confirmar todo lo que he aprendido con el tiempo y me dio mucha tranquilidad sobre este abrazo.. Gracias por toda la información que nos dan.

Cielo García


Chuselzorro
el 30/1/21

Yo directamente sentí el tronco dormido desde el cuello hasta el ombligo, como si no existiera


raquel113
el 21/3/21

hola . fui al medico por que se me durmio todo el tronco derecho del cuerpo, empezo por la bariga y se extendio a la la espalda y me empezo a coger la pierna. 

apartir de ahi me detectaron em , ahora en marzo me he puesto mi primera medicacion, tomo tambien gabapentina para el dolor. viene un fisio a casa y me he apuntado a pilates

no puedo ponerme ropa estrecha y no puedo estar mucho sentada . me pincha algo en el costado

espero que desaparecca esto. gracias  a todos  

También te gustará

Esclerosis múltiple y Coronavirus

Esclerosis múltiple (EM)

Esclerosis múltiple y Coronavirus

Leer el artículo
EM y cannabis terapéutico: ¿cómo lo usan los pacientes en Francia y en España?

Esclerosis múltiple (EM)

EM y cannabis terapéutico: ¿cómo lo usan los pacientes en Francia y en España?

Leer el artículo
Revierten la esclerosis múltiple avanzada en ratones

Esclerosis múltiple (EM)

Revierten la esclerosis múltiple avanzada en ratones

Leer el artículo
Un antidepresivo común podría ser útil en la esclerosis múltiple

Esclerosis múltiple (EM)

Un antidepresivo común podría ser útil en la esclerosis múltiple

Leer el artículo

Ficha descriptiva de la enfermedad