«
»

Top

Análisis de sangre: saber leer y entender los resultados de un reconocimiento hepático

Publicado el 23 nov. 2020 • Actualizado el 26 nov. 2020 • Por Doriany Samair

¿Cuáles son las enfermedades hepáticas? ¿Qué se mide para controlar la función hepática? ¿Cómo interpretar los resultados de un análisis de sangre hepático? Lee nuestra guía para pacientes con enfermedades del hígado.

Análisis de sangre: saber leer y entender los resultados de un reconocimiento hepático

¿Cuál es el papel del hígado?

El hígado tiene un papel crucial de síntesis y de regulación. Está implicado en el metabolismo de los lípidos, la asimilación y la purificación de las grasas a través de la bilis, el metabolismo de los hidratos de carbono (almacenamiento de glucógeno y formación de neo-glucosa), la síntesis de las proteínas sanguíneas (hemoglobina, albúmina y factores de coagulación), las defensas inmunitarias mediante el filtrado de gérmenes de origen intestinal y la desintoxicación de muchas sustancias.

¿Cuáles son los diferentes tipos de patologías hepáticas?

Las enfermedades hepáticas afectan a todas las edades y son un verdadero problema de salud pública. Las enfermedades hepáticas son numerosas y las causas son variadas:

  • la cirrosis y la fibrosis hepática, esteatosis; 
  • la litiasis biliar; 
  • la hemocromatosis (absorción intestinal excesiva de hierro con graves repercusiones hepáticas); 
  • la polineuropatía amiloide;

Las principales manifestaciones son ictericia (coloración amarillenta de la piel), prurito (picor), encefalopatía (daño cerebral), signos de hemorragias digestivas y de hipertensión portal, y signos de ascitis (acumulación de líquido en la cavidad abdominal).

El análisis de sangre 

CSC (Conteo sanguíneo completo) / plaquetas

Valores normales:

Glóbulos rojos (eritrocitos)

Mujeres: 4,2-5,2 T/L

Hombres: 4,5-5,7 T/L

Hemoglobina

Mujeres: 120 - 160 g/L

Hombres: 130 - 170 g/L

Plaquetas

150-400 G/L

¿Por qué hacer un análisis de sangre?

El análisis de sangre es esencial para detectar la anemia (niveles bajos de glóbulos rojos y hemoglobina) que puede agravar el estado del paciente. También se utilizará para detectar una anomalía en la coagulación de la sangre.

Las pruebas de los factores de la coagulación


Valores normales: Atención: los valores de referencia pueden cambiar para un paciente que recibe un tratamiento anticoagulante a largo plazo.

¿Por qué hacer las pruebas de los factores de la coagulación?

El hígado es responsable de la síntesis de proteínas y de los factores de la coagulación. En caso de patologías hepáticas, el hígado puede tener dificultades para sintetizar estos factores. Así, puede haber una tendencia a las hemorragias (hemorragias digestivas en particular) y a los hematomas, que deben ser evitados.

TQ (tiempo de Quick o de protombina)

Valores normales:

TQ o tiempo de protombina

12-15 segundos


¿Por qué esta prueba?

El tiempo de protrombina corresponde a la exploración de la vía extrínseca de la coagulación plasmática, indica una anormalidad de los factores I (fibrinógeno), II, V, VII y X. El objetivo es medir el tiempo que tarda un coágulo de sangre en formarse en un paciente. En un paciente, este tiempo tiende a ser más largo debido a una deficiencia en los factores de coagulación (el paciente tardará más tiempo en coagular). Esta es la misma prueba que la tasa de protombina expresada en unidades de tiempo.

TP o tasa de protombina

Valores normales:

TP (tasa de protombina)

70-130 %

¿Por qué esta prueba? 

Se trata de la misma prueba que el Tiempo de Quick expresado en % porque remite al valor de un individuo sano.

INR (Índice internacional normalizado)

Valores normales:

Objetivo del INR entre 2 - 3 (en general)

Atención: los objetivos INR se adaptan según las situaciones y los perfiles de los pacientes, por ejemplo, para los pacientes con válvulas cardíacas, el INR objetivo está entre 3,5 y 4,5.

¿Por qué esta prueba?

Es el índice internacional normalizado, un indicador de la coagulación de la sangre. En realidad es la relación entre los tiempos de protrombina (TQ en segundos o TP en %) de un paciente y un testigo internacional (sin enfermedad). Cuanto más bajo es el INR (por debajo del objetivo) menos fluida es la sangre y viceversa. En todos los casos, es imperativo contactar con un especialista (cardiólogo, nefrólogo, reumatólogo, diabetólogo...).

Los factores de coagulación

Los factores de coagulación tienen una vida corta (vida media de unas pocas horas) y, por lo tanto, son controles fiables para el deterioro de la función de síntesis del hígado

El factor V ou factor de Leiden

Valores normales:

70-130 %

¿Por qué hacer esta prueba? 

El factor V es un factor de coagulación sintetizado exclusivamente por el hígado. En caso de anomalías hepáticas graves, la disminución de los niveles de factor V es un signo de gravedad: por ejemplo, en los casos de insuficiencia hepática suele ser inferior al 50% (como el TP).

El reconocimiento hepático completo

Las transaminasas : ALT, AST y LDH

Las transaminasas son enzimas (proteínas) que participan en particular en la respiración y en el funcionamiento celular. Reflejan mejor la destrucción de las células del hígado (citólisis hepática). Cuando las células del hígado están dañadas, estas enzimas aumentan considerablemente.

ALT, Alanina Aminotransferasa

Valores normales:

Hombres < 45 UI/L

Mujeres < 34 UI/L

Recién nacidos: de 5 a 35 UI/L

¿Por qué esta prueba?

Estas ALT se encuentran en las células del hígado y del riñón y en menores cantidades en los músculos esqueléticos y en los glóbulos rojos. Es la mejor prueba para la citólisis hepática y puede alcanzar hasta 10 veces su valor normal (en el caso de la hepatitis viral o medicamentosa) o incluso 1000 veces su valor normal (en el caso de la hepatitis fulminante, la etapa de mayor gravedad en la que la única opción terapéutica sigue siendo el trasplante de hígado).

AST, Aspartato Aminotransferasa

Valores normales:

< 35 UI/L

Recién nacidos: de 20 a 80 UI/L

¿Por qué hacer esta prueba?

Los AST se encuentran en las células de los músculos esqueléticos y cardíacos, en los glóbulos rojos y en las células hepáticas. Su aumento es indicativo de la citólisis (destrucción celular) del hígado y del corazón. La mayoría de las veces se mantiene por debajo del nivel de ALT, excepto en el caso de la citólisis hepática de origen alcohólico. En efecto, en los alcohólicos, el nivel de AST es superior al nivel de ALT

LDH o Lactato Deshidrogenasa

Valeores normales:

< 248 UI/L

¿Por qué esta prueba?

El alto nivel de LDH, en particular, es indicativo de sufrimiento celular. La LDH está presente en todos los tejidos del organismo pero en pequeñas cantidades en la sangre, por lo que los altos niveles de LDH en la sangre sugieren lesiones tisulares y celulares. Este análisis cuantitativo se puede encontrar en el diagnóstico biológico de patologías pulmonares, cardíacas e incluso hematológicas (sanguíneas).

Otras pruebas enzimáticas del reconocimiento hepático: GGT y ALP

GGT o Gamma-Glutamil-Transferasa o Gamma-Glutamil-Transpeptidasa

Valores normales:

Hombres < 55 UI/L

Mujeres < 38 UI/L

¿Por qué hacer esta prueba?

Las GGT son enzimas presentes en las células del hígado principalmente, pero también en las células pancreáticas y renales. Permiten la transferencia de aminoácidos (necesarios para la síntesis de las proteínas) dentro de las células. En una situación patológica, las GGT, normalmente presentes en niveles bajos en la sangre, se liberan excesivamente en la circulación. Son un signo de daño hepático en particular. Los altos niveles de GGT se encuentran en enfermedades del hígado como la cirrosis, la colestasis, la hepatitis y el alcoholismo. 

Fosfatasa alcalina o ALP

Valores normales:

En un adulto sano se encuentran alrededor de 40 - 135 UI/L

Los valores según el laboratorio y el perfil del paciente

¿Por qué esta prueba?

Las fosfatasas alcalinas son enzimas derivadas de varios tejidos: los huesos, el intestino, la placenta, los túbulos renales, pero también de los conductos biliares. En los niños y adolescentes con huesos en crecimiento se encuentra una elevación fisiológica (normal) de las ALP (debido al aumento de la actividad de las células de formación ósea). En los adultos, este aumento puede ser un signo de enfermedad ósea (enfermedad de Paget). Las ALP también aumentan en las mujeres embarazadas debido a la presencia de la placenta. Además, la elevación concomitante de ALT/AST/GGT y ALP es fuertemente sugerente de un daño hepático.

Por ejemplo, el diagnóstico de la colestasis (disminución o cese de la secreción biliar) se basa biológicamente en el aumento de la ALP y la GGT.

La bilirrubina conjugada y total

Valores normales:

BNC (bilirrubina no conjugada o indirecta)

< 17 µmoles/L

BC (bilirrubina conjugada o directa)  

0 µmoles/L

Bilirrubina Total (BC + BNC)

< 17 µmoles/L

¿Por qué esta prueba?

La bilirrubina es el producto de la degradación de la hemoglobina (una proteína que compone los glóbulos rojos). Se mide el nivel de "bilirrubina total", que es la suma de la bilirrubina indirecta (no conjugada) y la conjugada. Se denomina bilirrubina "no conjugada" o indirecta antes de pasar por el hígado y bilirrubina "conjugada" o directa después de pasar por el hígado (paso de conjugación hepática). La bilirrubina conjugada se libera en la bilis y luego se excreta en la orina y en las heces. En los individuos sanos, no está presente en la sangre.

En caso de obstrucciones del tracto biliar, la bilirrubina conjugada pasa al torrente sanguíneo. Un aumento de la bilirrubina puede indicar una anomalía en las vías biliares (cálculos biliares, litiasis biliar, colestasis o tumor biliar), una hepatitis o una cirrosis, así como de una hemólisis (destrucción excesiva y anormal de glóbulos rojos). De color amarillo, es responsable de la ictericia en caso de acumulación anormal en la sangre. La ictericia es la coloración amarillenta de la piel y de las mucosas, de las uñas y del blanco de los ojos. Se puede observar una coloración oscura de la orina y una decoloración de las heces.

El proteinograma de la sangre: ¿por qué medir las proteínas de la sangre?

Las proteínas de síntesis hepática

Albúmina sg 

Valores normales

38-48 g/L

¿Por qué esta prueba? 

La albúmina es la proteína mayoritaria de la sangre (60%) y es sintetizada por el hígado. Transporta múltiples proteínas en la sangre, incluyendo la bilirrubina conjugada. Durante el embarazo, la albuminemia (nivel de albúmina en la sangre) puede disminuirse mediante la dilución sanguínea. Aparte de este caso particular, una disminución puede indicar un daño hepático.

Haptoglobina sg

Valores normales:

1-3 g/L

¿Por qué esta prueba?

La haptoglobina es una proteína de síntesis hepática cuya disminución puede indicar una fibrosis hepática (cicatrización de las células hepáticas después de su destrucción), una hemólisis excesiva (destrucción inexplicable de glóbulos rojos) o incluso una insuficiencia hepática. Este análisis cuantitativo se utiliza en el diagnóstico y en la evaluación de las etapas de la fibrosis, como el fibrotest o el actitest. Cabe señalar también que esta proteína aumenta en caso de síndrome inflamatorio (como en el caso de una infección).

Orosomucoide sg o (α1 glicoproteína ácida)

Valores normales:

0,3-1,4 g/L

¿Por qué esta prueba?

El orosomucoide es una proteína de síntesis hepatocítica (los hepatocitos son las células del hígado) cuya secreción sanguínea es estimulada por una reacción inflamatoria. En el caso de un síndrome inflamatorio, su disminución sanguínea asociada a la de la haptoglobina apunta fuertemente hacia la insuficiencia hepatocelular. 

Del mismo modo, otras proteínas de la inflamación de síntesis hepática como la α2-macroglobulina o la α1-antitripsina también pueden revelar una enfermedad hepática.

Alfa fetoproteína sg

Valores normales

Adulto: 10 ng/ml

¿Por qué esta prueba? 

La alfa fetoproteína está presente en la sangre fetal y análisis se utiliza para vigilar el desarrollo de malformaciones fetales durante el embarazo (como el síndrome de Down o la trisomía 21, por ejemplo). Como parte de un reconocimiento hepático, este análisis puede ser útil en casos de sospecha de un hepatocarcinoma celular (HCC o cáncer hepatocítico). No es específico del hígado y su análisis puede ser solicitado para vigilar la recurrencia de ciertos cánceres (ovarios o testículos).

El ionograma sanguíneo: controlar los iones presentes en la sangre

Amonio [NH4+] sg

Valores normales:

25-40 mmol/L

¿Por qué esta prueba? 

En caso de hiperamonía (aumento de los iones de amonio en la sangre), debe investigarse una encefalopatía hepática (deterioro de la función cerebral, confusión o somnolencia inexplicable). En efecto, el daño hepático severo y crónico no permite al hígado realizar su función de desintoxicación. Como resultado, a largo plazo, las sustancias tóxicas se acumulan (como el amonio) y llegan al cerebro.

El perfil lipídico

Valores normales:

Triglicéridos: 0,4-1,7 mmol/L = 0,35-1,5 g/L

Colesterol total: 4,1-5,2 mmol/L = 1,6 g/L

Colesterol HDL: > 1 mmol/L = > 0,4 g/L

Colesterol LDL: < 4,1 mmol/L = <1,6 g/L

¿Por qué estas pruebas? 

Una EAL o exploración de una anomalía lipídica se solicita a menudo en paralelo a un reconocimiento hepático: Es importante saber que dos tercios del colesterol del organismo son sintetizados por el hígado. Una anormalidad del hígado puede tener repercusiones en este análisis.

Valores normales:

Apolipoproteína A1 ou Apo A1 sg

Hombres: 1,20 - 1,60 gl/L

Mujeres: 1,30 - 2,10 gl/L

¿Por qué esta prueba? 

Más específicamente, la Apo A1 puede ser dosificada. Es una proteína transportadora de colesterol sintetizada por el hígado, cuya liberación se reduce en los casos de fibrosis hepática. Este daño hepático se manifiesta por una disminución del nivel de Apo A1 en la sangre.

Conclusión : 

En caso de daño hepático se recomienda evitar cualquier sustancia identificada como hepatotóxica (que tenga toxicidad en el hígado): en particular el alcohol y ciertos medicamentos (como el paracetamol) deben evitarse. También existe una controversia sobre los complementos alimenticios de origen vegetal, cuyo mayor consumo ha demostrado ser hepatotóxico. Por ejemplo, los anabólicos androgénicos sintéticos, la ajonjera, el té verde, las senas e incluso la vitamina A están sujetos a medidas de precaución para su uso en pacientes propensos a enfermedades hepáticas.

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Comparte tus sentimientos e interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!

¡Cuidate!


avatar Doriany Samair

Autor: Doriany Samair, Asistente de Marketing Digital

En el equipo de Marketing Digital, Doriany está a cargo de escribir fichas de enfermedad así como artículos científicos. También se encarga de la moderación y animación de la comunidad en el foro de Carenity Francia,... >> Saber más

Comentarios

También te gustará

EHNA, o enfermedad de hígado graso: entender el tratamiento

Enfermedad del hígado graso no alcohólico y EHNA

EHNA, o enfermedad de hígado graso: entender el tratamiento

Leer el artículo
Día Mundial contra el Cáncer: ¡Todos implicados!

Cáncer de hígado

Día Mundial contra el Cáncer: ¡Todos implicados!

Leer el artículo
Premio Nobel: la promesa de la inmunoterapia en la lucha contra el cáncer

Cáncer de hígado

Premio Nobel: la promesa de la inmunoterapia en la lucha contra el cáncer

Leer el artículo
Combatir el hígado graso, una enfermedad que avanza en los países occidentales

Enfermedad del hígado graso no alcohólico y EHNA

Combatir el hígado graso, una enfermedad que avanza en los países occidentales

Leer el artículo

Fichas descriptivas de las enfermedades