Cáncer de hígado: saber más

En España, en 2017, aproximadamente 5870 personas se vieron afectadas por el cáncer de hígado, el 73% de ellas hombres.

/static/themes-v3/default/images/default/info/maladie/intro.jpg?1516194360

Cáncer de hígado

En España, en 2017, aproximadamente 5870 personas se vieron afectadas por el cáncer de hígado, el 73% de ellas hombres. El cáncer de hígado se caracteriza por una multiplicación anormal de las células hepáticas (hepatocitos).

El hígado

El hígado tiene tres funciones clave:

- La producción y almacenamiento de energía: El hígado filtra la sangre y preserva los nutrientes de la digestión. Él los transforma para que luego sean almacenados. Posteriormente se liberarán como glucosa en particular, dependiendo de la demanda del cuerpo. El hígado también almacena muchos otros elementos como grasas, minerales y vitaminas. Regula su cantidad y las libera según las necesidades del cuerpo.

- La purificación: El hígado clasifica lo que se debe guardar para el cuerpo y lo que necesita ser evacuado. Ayuda a eliminar las toxinas (alcohol, drogas, medicamentos) del cuerpo metabolizándolas. También regula la cantidad de colesterol.

- La síntesis: El hígado produce y sintetiza la bilis, que ayuda a digerir la grasa. Por lo tanto, el hígado tiene una función exocrina porque segrega bilis en el tracto digestivo.

El hígado también regula las hormonas sexuales, las hormonas tiroideas y la cortisona, así como la glicemia (niveles de glucosa en sangre). Otra función del hígado es actuar sobre la coagulación de la sangre durante la producción de proteínas.

El cáncer de hígado

Ubicación

El cáncer de hígado puede comenzar a nivel del hígado, por lo que se trata de un hepatoma. Si el cáncer comenzó en otro órgano y luego colonizó el hígado, se denomina cáncer secundario o metastásico.

El cáncer de hígado, cuando se localiza en las células hepáticas, se denomina carcinoma hepatocelular o hepatocarcinoma. Es el tipo más común de cáncer de hígado.

Estadios

Cuando el cáncer de hígado está sólo en el estadio principal, hay pocos síntomas. Sólo cuando llega a un estadio más avanzado se desarrollarán múltiples síntomas.

La supervivencia de los pacientes con cáncer de hígado depende del estadio en el que se diagnostica, así como de la causa y de los factores de riesgo.

Si el cáncer se diagnostica en un estadio precoz, la tasa de supervivencia a 5 años es de entre el 40% y el 70%. Cuanto más tarde se hace el diagnóstico, y por lo tanto cuanto más avanzado esté el estadio, menor es la tasa de supervivencia y se cuenta en meses (entre 3 y 11 meses).

Síntomas

El adelgazamiento, la pérdida de apetito y la fatiga inusual serán signos de cáncer de hígado. La ictericia (piel amarilla, orina oscura, heces descoloridas), dolor abdominal, náuseas y vómitos también son síntomas típicos del cáncer de hígado. Además, se forma una masa localizada en el hígado.

Si estos síntomas son persistentes, pueden indicar un posible cáncer de hígado. Entonces será importante consultar a un especialista.

Más información sobre el cáncer de hígado

Causas y factores de riesgo

El consumo excesivo de alcohol es una de las principales causas de cáncer de hígado. Además, el abuso de alcohol puede causar una cirrosis hepática, que en algunos casos se convertirá en cáncer.

Las causas virales también explican el cáncer de hígado. Los virus, que desencadenan la hepatitis B y C, son la causa de algunos carcinomas hepatocelulares, por ejemplo.

El tabaco también es un factor de riesgo en el cáncer de hígado.

Las causas genéticas también pueden explicar el cáncer de hígado. La enfermedad de la hemocromatosis, que se manifiesta como exceso de hierro en el hígado, causa inflamación del hígado. Sin tratamiento, esta inflamación puede eventualmente llevar a cirrosis y luego cáncer de hígado.

Los pacientes con diabetes, sobrepeso u obesidad tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de hígado.

Tratamientos

Existen 4 tipos de tratamiento para el cáncer de hígado: cirugía, trasplante, quimioterapia y ablación por radiofrecuencia.

La cirugía es el tratamiento de primera línea para el cáncer de hígado. El procedimiento se denomina hepatectomía parcial. Consiste en extirpar la parte afectada del hígado (ablación). Para que se elija la opción quirúrgica, deben cumplirse las siguientes condiciones:

- El cáncer de hígado es localizado y no hay metástasis.
- El volumen del hígado no afectado debería permitir el funcionamiento normal de este órgano una vez que se haya eliminado el tumor hepático.
- El tumor hepático debe ser operable.
- La particularidad de las células hepáticas es que pueden reformarse. Por lo tanto, después de la cirugía, el tamaño del hígado aumentará. Sin embargo, no recuperará su volumen original.

En el caso de que el cáncer de hígado se haya desarrollado fuertemente, el hígado puede ser extirpado completamente. Esta operación (hepatectomía total) será seguida directamente por un trasplante de hígado. Esta doble intervención sigue siendo poco frecuente debido a la dificultad de encontrar un donante compatible y a la limitada tasa de éxito.

En caso de fracaso quirúrgico o si el cáncer de hígado no es localmente operable, la quimioterapia es otro tratamiento propuesto. Existe la posibilidad de inyectar fármacos quimioterapéuticos directamente en el tumor. La ventaja es, en particular, la reducción de los efectos secundarios. Al mismo tiempo, la sangre que suministra el tumor se bloquea (embolización). Esta doble acción se llama quimioembolización.

El tratamiento de los cánceres de hígado con terapia dirigida como NEXAVAR también ofrece buenos pronósticos para la cura de algunos cánceres de hígado. En efecto, estos fármacos atacan a los elementos responsables de la progresión del tumor. Van directamente a la fuente, a diferencia de la quimioterapia, que ataca las células cancerosas y las células sanas.

Finalmente, la ablación por radiofrecuencia (ARF) es otra forma local de tratar el cáncer de hígado, cuando la cirugía no es factible. El tratamiento consiste en la aplicación, bajo anestesia, de electrodos en el hígado. Gracias a su acción, las células cancerosas son quemadas por el calor.

Prevención

En cuanto a la prevención del cáncer de hígado, no hay formas específicas de prevenirlo. Sin embargo, la reducción del consumo de alcohol sigue siendo una medida necesaria, dada la alta probabilidad de desencadenar cáncer de hígado debido a la cirrosis. Vacunarse contra la hepatitis B y las pruebas de detección de la hepatitis en general son otras dos medidas preventivas.

La comunidad Cáncer de hígado

Repartición de los miembros en Carenity

Media de edad de nuestros pacientes

Cáncer de hígado en el foro

Foro
6/12/19 a las 17:35

Loredo ha comentado en la discusión Fatiga y dolor, problemas persistentes después del cáncer

Foro
3/10/19 a las 14:16

Celiagm ha comentado en la discusión ¿Cuál es tu tratamiento?

Ver el foro

Noticias Cáncer de hígado

Ver más noticias

Testimonios Cáncer de hígado

Ver más testimonios

Los medicamentos para Cáncer de hígado

drug

NEXAVAR

Saber más
drug

CABOMETYX

Saber más
drug

STIVARGA

Saber más
drug

LENVIMA

Saber más
Ver más medicamentos