Cáncer de piel: saber más

El cáncer de piel se divide en carcinomas y melanomas. Descubre las señales de advertencia, las formas de protegerse y los tratamientos.

/static/themes-v3/default/images/default/info/maladie/intro.jpg?1516194360

Cáncer de piel

La piel es un órgano esencial del cuerpo que cubre completamente a cada individuo. Este órgano ayuda a proteger el cuerpo de los elementos y es una barrera de defensa natural.

La piel permite sentir los contactos a través de la sensación del tacto que informa sobre el dolor y otras sensaciones de contacto.

Está formada por tres capas:

- La epidermis es la parte externa de la piel que constituye una barrera contra los elementos como los rayos UV o cualquier otra agresión externa al cuerpo. Los queratinocitos representan el 80% de la población celular de la epidermis.
- La dermis, situada debajo de la epidermis, asegura la hidratación y nutrición de la piel. La dermis también protege al cuerpo contra cuerpos extraños.
- La hipodermis es la última capa de la piel y contiene los adipocitos (células grasas). Su función es esencialmente la de aislar, para que el cuerpo se mantenga caliente.

Las diferentes formas de cáncer de piel

Carcinoma cutáneo

Los carcinomas cutáneos ocurren con más frecuencia después de los 50 años y son la forma más común de cáncer de piel. Así, cada año se descubren 200.000 nuevos casos. Estos cánceres progresan lentamente y se encuentran en la parte superficial de la piel, la epidermis. A menudo se presentan en áreas afectadas por las quemaduras solares, como los brazos, los hombros, el cuello, la espalda y las manos.

En general son benignos y fácilmente tratables si se detectan a tiempo.

Melanoma cutáneo

La segunda forma de cáncer de piel, que es mucho más agresivo, es el melanoma cutáneo. Puede afectar tanto a jóvenes como a adultos y no tiene una ubicación específica. Su evolución puede ser muy rápida. Se puede reconocer por el desarrollo de una mancha pigmentada en la piel que parece un lunar. En casi el 80% de los casos de melanoma, el lunar anormal (color brillante, forma y contornos irregulares, aumento de tamaño) ha aparecido recientemente.

Un cambio en el color y en la forma de un lunar existente puede ser un signo de melanoma de la piel. Aparecen y persisten hemorragias y lesiones de un color fuerte. A nivel de la uña, el melanoma se caracteriza por la nueva presencia de una banda marrón debajo de la uña.

Los hombres y las mujeres no son iguales cara al cáncer de piel. De hecho, las mujeres son diagnosticadas antes (58 años de edad frente a 60 para los hombres), pero su tasa de supervivencia a 5 años es mejor que la de los hombres: 89% frente al 83%. También hay que tener en cuenta que el melanoma es un cáncer cuya incidencia aumenta constantemente.

Causas del cáncer de piel

El cáncer de piel tiene varios factores que contribuyen a su aparición, incluyendo:

- Rayos ultravioletas, ya sean artificiales o naturales (sol): es necesario utilizar protección solar, evitar la exposición al sol durante las horas más calurosas del día y abandonar las cabinas de rayos UV.
- Antecedentes del melanoma. Los antecedentes familiares pueden predisponer al cáncer de piel, así como los antecedentes personales de melanoma.
- La cantidad de lunares que tiene la persona. Cuanto más numerosos sean, mayor será el riesgo de melanoma: vigila tus lunares y consulta a un dermatólogo o a un profesional de la salud tan pronto como uno de ellos tenga un color heterogéneo, bordes irregulares y un diámetro de más de 5 milímetros.
- El tipo de piel (fototipo). Cuanto más clara sean la piel y el cabello, mayor será el riesgo de desarrollar un melanoma.

A las personas que tienen estos factores de riesgo se les aconseja que los remitan a su médico. Este último evaluará entonces si es necesario o no tener una atención específica. Por ejemplo, se puede prescribir una consulta dermatológica. La prevención es también una forma de limitar la magnitud de los factores de riesgo. A veces se recomienda hacerse chequeos médicos regulares y autocontrol.

Tratamientos para el cáncer de piel

La elección del tratamiento para el cáncer de piel depende de la etapa de desarrollo del melanoma, su ubicación y el estado de salud del paciente (edad, condición física). Además, la aportación de los pacientes y el debate multidisciplinario entre los profesionales de la salud están plenamente integrados en el proceso de elección del tratamiento.

La erradicación del melanoma, la detención de su proliferación, la reducción de la probabilidad de recaída y la reducción del dolor y los síntomas del cáncer de piel para garantizar una mayor comodidad para los pacientes son objetivos diferentes que ofrecen los tratamientos para el cáncer de piel.

La cirugía es la principal opción para tratar el cáncer de piel. Permite extirpar el melanoma cuando se localiza. Como tratamiento complementario, se propone la inmunoterapia para limitar la probabilidad de recaída del cáncer. Estos dos tratamientos combinados se proponen en los estadios I y II del cáncer de piel.

El estadio III corresponde a un melanoma cutáneo extenso con metástasis. Para tratarlo, primero se realiza una cirugía. Como tratamiento adyuvante, se propone la inmunoterapia. Se realiza mediante interferones alfa y su objetivo es reducir el riesgo de recurrencia en la medida de lo posible. La radioterapia externa es otro tratamiento complementario a la cirugía.

Si es imposible realizar una cirugía para extirpar el melanoma, la quimioterapia es una opción disponible.

Si el melanoma se disemina con metástasis a distancia (estadio IV), los tratamientos disponibles son la cirugía, la inmunoterapia, la quimioterapia y la inmunoterapia. En particular, la radioterapia externa y la quimioterapia se proponen como tratamiento paliativo. Esto significa que su objetivo es limitar el desarrollo del cáncer de piel y reducir los síntomas relacionados (dolor...).

En raras ocasiones, se pueden proponer los siguientes tratamientos:
- La destrucción de metástasis por radiofrecuencia: es la destrucción de las células cancerosas por la aplicación de ondas que emiten calor muy alto.
- Criocirugía de metástasis hepáticas. Este tratamiento local de las metástasis se limita a la introducción de agujas que congelan el tumor en frío intenso. - Quimioterapia en un miembro aislado.

La comunidad Cáncer de piel

Repartición de los miembros en Carenity

Media de edad de nuestros pacientes

Cáncer de piel en el foro

Foro
3/10/19 a las 14:16

Celiagm ha comentado en la discusión ¿Cuál es tu tratamiento?

Foro
3/10/19 a las 10:02

PiliMarco ha comentado en la discusión ¿Cuál es tu tratamiento?

Ver el foro

Noticias Cáncer de piel

Ver más noticias

Los medicamentos para Cáncer de piel

drug

KEYTRUDA

Saber más
drug

ENISON

Saber más
Saber más
drug

INTRONA

Saber más
Ver más medicamentos