«
»

Top

¿Cuáles son los efectos del alcohol en nuestra salud física y mental?

Publicado el 10 ene. 2022 • Por Claudia Lima

El consumo de bebidas alcohólicas forma parte de las prácticas culturales en muchos países. Puede ser festivo, regular o excesivo. Sus efectos, cuando se utiliza de forma perjudicial, son una fuente importante de mortalidad y morbilidad en todo el mundo. 

¿Cuáles son los riesgos asociados al consumo de alcohol? ¿Cuáles son las consecuencias inmediatas? ¿Y las consecuencias a largo plazo? 

Si quieres conocer todas las respuestas, ¡lee nuestro artículo!

¿Cuáles son los efectos del alcohol en nuestra salud física y mental?

El alcohol contiene etanol, un ingrediente activo que se obtiene mediante una reacción bioquímica que descompone el azúcar de la fruta o de las plantas para producir un líquido. Esta sustancia química afecta a la psique y al estado de ánimo. 

Todas las bebidas que contienen alcohol pueden conducir a la embriaguez y son peligrosas para la salud. 

El alcohol es una de las diez causas de muerte evitable en España. En 2020, más de 20.000 muertes fueron atribuibles al alcohol. Su consumo es más común entre los hombres que entre las mujeres, el consumo diario de alcohol es más frecuente entre las personas mayores, sin embargo la embriaguez se observa sobre todo entre los jóvenes. 

¿Cómo afecta el alcohol al organismo?  

Cuando una persona bebe un vaso de alcohol, éste pasa rápidamente de la boca al estómago y luego al intestino. Una parte se absorbe directamente en el torrente sanguíneo a través de las paredes del sistema digestivo. A continuación, pasa por el hígado, donde se metaboliza y se distribuye por todo el organismo, incluido el cerebro, en cuestión de minutos. 

El alcohol actúa sobre el cerebro, alterando la conciencia y las percepciones. Cuando se consume en dosis bajas, proporciona una sensación de relajación y euforia. Es un desinhibidor, libera la palabra y permite soltarse, pero reduce los reflejos. 

En cambio, cuando las dosis consumidas son más altas, provoca la embriaguez. Los movimientos de la persona son cada vez menos coordinados, dificulta el habla, los reflejos y la vigilancia se reducen y se produce un estado de somnolencia.  

¿Cuáles son los riesgos inmediatos del consumo de alcohol para la salud? 

La embriaguez altera rápidamente las facultades y el comportamiento de la persona que bebe alcohol, ya no está en condiciones de conducir, su estado de ánimo se vuelve inestable. En caso de problema, la persona es más vulnerable debido a la disminución de sus capacidades de defensa o de reacción. 

Al día siguiente, aparecen síntomas de dolor de cabeza, fatiga y deshidratación, el fenómeno de la "resaca". 

Las consecuencias extremas de un consumo excesivo de alcohol son las pérdidas de memoria, las lagunas mentales y, en el peor de los casos, un coma inducido por el alcohol que puede llevar a la muerte. 

El alcohol perturba los sentidos y lleva a subestimar el peligro al volante, lo que aumenta el riesgo de ser responsable de un accidente. Además, en una situación determinada, la persona se centrará en una irritación sentida y puede ser más agresiva sin pensar en las consecuencias de sus actos. También se reconocen los efectos sobre la sexualidad, el alcohol favorece el deseo pero no el rendimiento: la erección se ve alterada en los hombres y el placer se reduce en las mujeres. Una de las consecuencias adicionales del consumo de alcohol es el aumento de peso, ya que aumenta el apetito y tiene muchas calorías. 

¿Cuáles son las consecuencias del consumo de alcohol para la salud a largo plazo? 

El alcohol puede provocar los síntomas habituales del consumo diario, como la fatiga, trastornos del sueño, de concentración y de memoria. Además, el alcohol influye en el desarrollo de muchas enfermedades incluso cuando se consume en pequeñas cantidades. Su uso abusivo puede generar un proceso de deterioro general del cuerpo y la psique. 

Los cánceres

Independientemente del tipo de bebida alcohólica, una bebida al día se asocia al cáncer de boca y garganta, de esófago, de hígado, de colon y recto y de mama
En España, el alcohol es la segunda causa de cáncer evitable después del tabaco.  

Las enfermedades cardiovasculares

Muchas enfermedades cardiovasculares están relacionadas con el consumo de alcohol, que aumenta el riesgo de hipertensión arterial, favorece el riesgo de hemorragia cerebral y provoca trastornos del ritmo cardíaco. 

La cirrosis

Esta enfermedad hepática crónica e irreversible se debe a la dependencia del alcohol y afecta a los consumidores habituales de grandes cantidades de alcohol. 

Los trastornos cognitivos

El consumo nocivo de alcohol daña el cerebro y es responsable de alteraciones de la memoria, la atención, la toma de decisiones, etc. Estos trastornos pueden dar lugar a una forma grave, el síndrome de Korsakoff, que consiste en una grave pérdida de memoria de los acontecimientos recientes, causada por una grave deficiencia de vitamina B1, cuya absorción se ve impedida por el consumo excesivo de alcohol. 

La salud mental

El consumo excesivo de alcohol está asociado a los trastornos mentales. A veces el alcohol es la causa, puede desencadenar la depresión, otras veces es la consecuencia, una persona ansiosa o deprimida querrá beber para desinhibirse. En efecto, en ese momento, beber alcohol puede aportar bienestar, pero no resuelve las preocupaciones y puede empeorarlas. 

En las mujeres, en caso de embarazo, el alcohol daña el desarrollo del cerebro del niño y provoca múltiples complicaciones. Hoy en día no es posible determinar el nivel de consumo que sería seguro para el feto, por lo que se recomienda a las mujeres embarazadas que no beban basándose en el principio de precaución. El síndrome alcohólico fetal es la primera causa de discapacidad no genética.

¿Qué es el alcoholismo? 

El alcohol está considerado por la OMS como un producto con un importante potencial adictivo, al igual que las drogas ilícitas. Provoca una dependencia psicológica y física si se consume durante un largo periodo de tiempo. 

Beber incluso un poco de alcohol con regularidad puede convertirse en un problema y conducir al alcoholismo. La adicción al alcohol se define como la necesidad de beber, inicialmente para experimentar los efectos eufóricos del alcohol, y luego se convierte en una dependencia. La tolerancia al alcohol se desarrolla y el adicto bebe cantidades cada vez mayores para sentir los efectos deseados y, a la larga, para evitar el síndrome de abstinencia con manifestaciones físicas como sudoración, temblores y mareos. 

En el caso de los adictos, es necesario un seguimiento por parte de un psiquiatra o un toxicólogo, a veces con tratamiento farmacológico y apoyo en forma de reuniones con asociaciones (por ejemplo, Alcohólicos Anónimos, Proyecto Hombre, Fundación Alcohol y Sociedad). 

¿Cómo prevenir los comportamientos de riesgo? 

El consumo nocivo de alcohol es un problema de salud pública, y existen muchas acciones para prevenir los riesgos asociados al consumo de alcohol. El objetivo es identificar en una fase temprana los comportamientos de riesgo y los factores que afectan al consumo de alcohol. Las instituciones y organizaciones sanitarias lanzan regularmente campañas de información. Por ejemplo, se venden o distribuyen pruebas de alcoholemia para prevenir accidentes de tráfico, una herramienta para evaluar el nivel de consumo de alcohol (el alcoholímetro).

En España, la comunicación sobre la venta y el consumo de alcohol está regulada por la ley, y define de forma restrictiva, entre otras cosas, los medios de comunicación en los que está autorizada la publicidad del alcohol o a través de ellos e imponen la siguiente declaración: "El abuso del alcohol es peligroso para la salud, consúmalo con moderación". 

Todas estas acciones pretenden reducir las consecuencias negativas del alcohol para la salud y la sociedad. 

¿Qué le ocurre a nuestro cuerpo cuando dejamos de beber alcohol? 

No es fácil dejar el alcohol cuando se ha estado bebiendo de forma regular o incluso adictiva. Se producen cambios en el cuerpo y en la psique. Este periodo se corresponde con un síndrome de abstinencia que puede incluir periodos de abstinencia, la sensación de euforia experimentada durante el consumo se convierte luego en depresión para el cerebro. Se recomienda recurrir a otras prácticas para compensar (por ejemplo, el deporte). 

Dejar de beber permite mejorar la salud, según un estudio de la Universidad de Sussex, en Inglaterra, un mes es suficiente para ver los beneficios:  

  • Una regeneración del hígado, excepto en el caso de la cirrosis, 
  • Una desinflamación del vientre, 
  • Una pérdida de peso, 
  • Una disminución de la fatiga, 
  • Una parada de temblores y mareos, 
  • Una piel fresca y más bella, 
  • Una mejor hidratación, 
  • Mejora del sueño y, por tanto, de la energía, 
  • Una influencia positiva en la mente, 

Desde hace unos años, el mes de enero se asocia al "Dry January" o "Enero Seco", un reto lanzado por los británicos en 2013 y cada vez más seguido en España, que consiste en no beber una gota de alcohol durante el primer mes del año. Este mes sin alcohol tiene muchos beneficios relacionados con la abstinencia. 

El consumo de alcohol, independientemente de cómo se consuma, debe ser controlado por todos, ya que, como acabamos de ver, existen muchos riesgos inmediatos y a largo plazo asociados al alcohol. Las organizaciones sanitarias nos recuerdan que el alcohol es un máximo de 2 basos al día, ¡y no todos los días!

¿Te ha gustado este artículo?    
¡Haz clic en "Me gusta" y comparte tu opinión y tus interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!    

¡Cuidate! 


12

1 comentario


Salvador57
el 12/1/22

Un articulo bien echo y bien explicado, el alcohol aparte de ser un toxico, es a su vez un veneno de grandes dimensiones, que mata o en su lugar deja secuelas para toda la vida, ya puede ser a nivel físico o familiar, es un liquido que destruye todo, personas, familia, trabajo, amigos etc.....Y yo quisiera agregar que a pesar de dejar de consumir alcohol, dependiendo de los años y en la situación física que estaba cuando se puso en abstinencia, a lo largo del tiempo siempre salen achaques o enfermedades que estaran relacionadas con el consumo de alcohol.

También te gustará

Estiramientos: beneficios para la salud

Estiramientos: beneficios para la salud

Leer el artículo
Covid-19: ¡todo lo que necesitas saber sobre las diferentes vacunas y terapias innovadoras!

Covid-19: ¡todo lo que necesitas saber sobre las diferentes vacunas y terapias innovadoras!

Leer el artículo
Vacunas contra el COVID-19 y sus variantes: ¡te lo explicamos!

Vacunas contra el COVID-19 y sus variantes: ¡te lo explicamos!

Leer el artículo
Inmunología, anticuerpos y pruebas inmunológicas: ¿qué son?

Inmunología, anticuerpos y pruebas inmunológicas: ¿qué son?

Leer el artículo

Discusiones más comentadas