«
»

Top

Diabetes tipo 2: conociendo mejor la Metformina

7 may. 2020 • 1 comentario

La diabetes de tipo 2 es la forma más común de diabetes (90% de la población de diabéticos). Se caracteriza por un diagnóstico más tardío que el de la diabetes de tipo 1 y suele presentarse en personas con sobrepeso u obesas.

La diabetes de tipo 2 es un aumento anormal de los niveles de azúcar en la sangre (hiperglucemia). Esta anomalía no se debe a un defecto en la secreción de insulina sino a una insensibilidad de las células a la insulina, por lo que se denomina DMNID (Diabetes Mellitus No Insulinodependiente). Este tipo de diabetes se opone a la diabetes insulinodependiente (DMID), que está relacionada con la falta de producción de insulina por parte del páncreas. La hiperglucemia permanente causada por la insensibilidad a la insulina dificulta la producción de insulina por el páncreas, lo que puede dar lugar a una progresión de la diabetes no insulinodependiente a la diabetes insulinodependiente.

La metformina es el tratamiento antidiabético oral de referencia, utilizado como terapia de primera línea en el tratamiento de la diabetes de tipo 2 no insulinodependiente.

Diabetes tipo 2: conociendo mejor la Metformina

La metformina es un antidiabético oral que mejora la sensibilidad de los pacientes a la insulina

La Metformina es un medicamento para la diabetes tipo 2, perteneciente a la familia de las biguanidas. Tiene efectos hipoglucemiantes, es decir, reduce los niveles de azúcar en la sangre sin estimular la secreción de insulina, por lo que no causa hipoglucemia (una caída demasiado grande del azúcar en la sangre). Al mejorar la sensibilidad de los músculos y el hígado a la insulina, reduce los niveles de azúcar en la sangre. Por lo tanto, la metformina ayuda a alcanzar el objetivo glucémico, que es específico para cada paciente.

La metformina está indicada como tratamiento de primera línea para el tratamiento de la diabetes no insulinodependiente, tras la introducción de medidas higiénico-dietéticas y cuando éstas no son suficientes para restablecer los niveles normales de azúcar en la sangre. Estas medidas incluyen una ingesta diaria de carbohidratos del 50 al 55%, un buen equilibrio de los carbohidratos a lo largo del día (aproximadamente un 20% por la mañana - 40% al mediodía - 40% por la noche), la preferencia por alimentos con un bajo índice glucémico, suficiente fibra soluble y al menos 30 minutos de actividad física cinco veces a la semana.

La metformina es un medicamento antidiabético oral que puede utilizarse solo o en combinación con otros medicamentos antidiabéticos orales si no es suficiente para la diabetes de tipo 2 no insulinodependiente. 

En el caso de la diabetes insulinodependiente, puede utilizarse en combinación con la insulina.

La Metformina está presente en varios medicamentos prescritos a pacientes con diabetes tipo 2

Ciertos medicamentos contienen metformina exclusivamente, mientras que otros están compuestos de metformina en combinación con otras moléculas.

Medicamentos que contienen sólo metformina

  • DIANBEN 850mg
  • URBENE 850mg
  • METFORMINA 500/850/1000 mg; de diferentes laboratorios genéricos (Almus, Aenova, Cinfa, Kern, Mylan, Sandoz, Stada, Tarbis, Teva, Vir...)

Medicamentos que contienen Metformina en combinación

Los medicamentos que figuran a continuación son todas combinaciones de antidiabéticos orales y están indicados para el tratamiento de la diabetes de tipo 2, si no se logra el objetivo glucémico utilizando únicamente la Metformina:

Algunos consejos para los que usan Metformina

En cuanto a la administración de la Metformina

La metformina viene en forma de comprimidos para tragar. Para reducir los efectos secundarios digestivos de la metformina, que se observan con frecuencia al comienzo del tratamiento, es mejor aumentar las dosis gradualmente y tomar la metformina a mitad o al final de una comida.

Por lo general, la Metformina se inicia tomando 500mg o 850mg dos o tres veces al día con o al final de las comidas. Luego, después de 10 a 15 días, el médico ajusta la dosis de acuerdo a los niveles de azúcar en la sangre.

Es necesaria una estrecha vigilancia durante el tratamiento

Es particularmente importante realizar un estudio renal antes de iniciar el tratamiento, y al menos una vez al año durante el tratamiento con Metformina.

En casos de insuficiencia renal moderada y/o insuficiencia cardíaca crónica estable, se puede utilizar la Metformina, pero es esencial la supervisión regular de la función cardíaca y renal.

Si alguna vez necesitas someterte a una prueba de imagen con productos de contraste yodados o a una cirugía, la Metformina debe ser detenida antes y reiniciada al menos 48 horas después. ¡Habla a tu médico sobre todos tus tratamientos actuales antes de cualquier examen o cirugía!

La combinación de la Metformina con otros medicamentos antidiabéticos orales (como AMARYL, DIAMICRON o ACARBOSA) requiere una vigilancia más estrecha y regular de los niveles de azúcar en la sangre porque hay un mayor riesgo de hipoglucemia para el paciente.

Embarazo y lactancia

La metformina no está indicada para el tratamiento de la diabetes gestacional o la diabetes de tipo 2 durante el embarazo y la lactancia. La insulina se utilizará preferentemente en este caso. Habla con tu médico sobre tus planes de embarazo y no cambies tu prescripción sin consejo médico.

La metformina está contraindicada para ciertas condiciones.

Las siguientes situaciones no permiten iniciar la terapia con Metformina:

  • Alergia a la Metformina o a cualquiera de los excipientes que figuran en la lista de Composición
  • Cualquier tipo de acidosis metabólica aguda
  • Precoma diabético
  • Deterioro renal severo (Tasa de filtración glomerular < 30 mL/min)
  • Deshidratación, infección grave, shock
  • Insuficiencia cardíaca descompensada, insuficiencia respiratoria, infarto de miocardio reciente
  • Insuficiencia hepática, intoxicación aguda por alcohol, alcoholismo

¡La precaución es aún más recomendable en pacientes con insuficiencia renal, ya que la concentración de Metformina en la sangre puede aumentar y conducir a la acidosis láctica, que es una emergencia médica! 

Se trata de una acumulación de ácido láctico a menudo causada por la disminución de la eliminación renal, que puede ser fatal si no se trata a tiempo.

Aunque la acidosis láctica es poco frecuente, es importante detectar los signos a tiempo: vómitos, calambres musculares, dolor abdominal, dificultad para respirar, sensación general de malestar asociada a la fatiga, hipotermia y disminución de la frecuencia cardíaca. Si experimentas estos síntomas repentinamente, consulta a tu médico inmediatamente.

El consumo de alcohol tampoco es recomendable y aumenta el riesgo de acidosis láctica.

Ciertos medicamentos deben utilizarse con precaución en combinación con la Metformina

La Metformina debe ser usada con precaución cuando se combina con los siguientes medicamentos, y debe ser tomada solamente en la dosis recomendada por tu médico o farmacéutico:

  • AINEs (Ibuprofeno, Advil, Nurofeno, Orudis...)
  • Medicamentos que actúan sobre el riñón (inhibidores de la ECA, ARA II, diuréticos)
  • Glucocorticoides
  • Verapamilo
  • Rifampicina
  • Crizotinib y el olaparib

Los miembros de Carenity están satisfechos con la eficacia y la facilidad de uso de la Metformina, pero deploran los efectos adversos.

Aquí están algunas de las opiniones de nuestros miembros sobre la Metformina:

"Yo uso meformina mañana y noche, más insulina noche y tengo una gran pérdida de peso que ya me preocupa"

"Yo empecé con metformina pero me daban diarreas, y ahora tomo por la mañana jardiance, a medio día trajenta y por la noche 24 de insulina y voy mejor"

“Yo empecé con metformina, pero me sentaba mal. Paso un año que no lo tomaba y me volvieron a dar metformina y ahora con la insulina y la metformina voy mejor, pero ahora me dan bajadas de azúcar bastante fuertes y he estado ingresada varias veces. Más o menos lo controlo.”

"Suspendí hace dos meses la metformina 850 que tomaba dos veces al día, desayuno y cena, la urticaria del pecho se fue, las manchas de las piernas bajaron muchísimo (tomo otro medicamento una vez al día  para los trigliceridos con menor dosis que tambien segun el prospecto produce estas manchas)

La glucosa tras suspender la Metformina aumentó en las semanas siguientes..."

"El tratamiento no provoca efectos adversos si llevas bien la dieta y no comes dulces ni hidratos, pero vengo observando que si en una ocasión especial tomo algún dulce en la misma comida que la pastilla de Metformina, me provoca movimientos intestinales y algo de diarrea unas horas después."

¡Encuentra todas las opiniones de los miembros de Carenity en el módulo de medicamentos haciendo clic aquí!

Aunque los efectos secundarios digestivos de la metformina a veces parecen complicados de manejar para los pacientes, su eficacia como tratamiento oral de primera línea para la diabetes de tipo 2 no insulinodependiente es importante.


No dudes en dar tu opinión, y compartir tu experiencia sobre la Metformina en los comentarios! ¿Ayudó a reequilibrar tus niveles de azúcar en la sangre? ¿Notaste algún efecto secundario? Si es así, ¿cuáles eran?

avatar Camille Dauvergne

Autor: Camille Dauvergne, Junior Community Manager Francia

Camille Dauvergne es actualmente Comunity Manager Junior en Carenity. Acompaña al Community Manager France en la animación de la plataforma, facilitando la navegación de los miembros y promoviendo sus interacciones.... >> Saber más

Comentarios

DonLenguita
el 8/5/20

Buenos días. Por indicación de mi médico de Familia, el comienzo del tratamiento, hace casi 20 años, fue con Diamben 850. Hace años no recuerdo si 3 o 4 pasamos al Synjardy o emplagliflozina/hidrocloruro de metformina 12.5/1.000 mg un comprimido cada doce horas, o desayuno y merienda. Mas una dosis semanal de Trulicity, 1.5 mg de solución inyectable en pluma pre cargada de dulaglutida que he comenzado hace como un año. Por supuesto que he sido un poco más exigente con mi dieta y practico todo el ejercicio que puedo. Ahora con las medidas del gobierno en Canarias podemos caminar más y durante más tiempo al aire libre, aunque con todas las medidas de protección. Los efectos del tratamiento han sido eficaces he llegado a los 100 kilos desde los 126. Pero ahora seguir bajando cuesta mucho más. A mis 66 años, y con 177 cm de estatura, debería llegar a 85, incluida como razón para llegar a ello, tener un "cuerpo mejor manejable" que con este sobrepeso se hacen difíciles algunas tareas diarias. Además soy hipertenso, no mucho pero tomo además Ibesartán/hidroclorotiazida 300mg/25mg, que me ha controlado la presión arterial.

Desde el comienzo de mi DBII me han hecho anualmente diagnósticos  de retinogradía y todos han dado que no se ven alteraciones y/o consecuencias de ello en la retina.

Debo decirte que desde hace unos meses he notado una zona de poco o nula sensibilidad en la planta de los pies. Para ello he tomado la precaución de utilizar unas buenas plantilla en el calzado para las caminatas y en casa me he inventado un "tratamiento" para la estimulación local, puse un montón de canicas dentro de una media a la que anudé en su extremo y la deposito en el piso frente a mi cuando estoy sentado en el ordenador o mirando la tv y apoyando en la media con canicas la zona afectada hago giros aleatorios o movimientos de adelante hacia atrás lo que me estimula la circulación y recupero un poco la sensibilidad. Os lo digo como un consejo que pueda ser considerado útil 

También te gustará

Coronavirus y diabetes

Diabetes tipo 2

Coronavirus y diabetes

Leer el artículo
Una sola muestra de sangre puede confirmar la diabetes

Diabetes tipo 2

Una sola muestra de sangre puede confirmar la diabetes

Leer el artículo
La diabetes después de los 50 podría ser un signo temprano de cáncer de páncreas, según estudio

Diabetes tipo 2

La diabetes después de los 50 podría ser un signo temprano de cáncer de páncreas, según estudio

Leer el artículo
La diabetes vista por los diabéticos

Diabetes tipo 2

La diabetes vista por los diabéticos

Leer el artículo