«
»

Top

Disruptores endocrinos: ¿cuáles son los efectos sobre la salud?

Publicado el 1 mar. 2022 • Por Claudia Lima

El organismo humano funciona a través de diferentes sistemas biológicos compuestos por células, tejidos y órganos que realizan una o varias funciones comunes, como los sistemas respiratorio, digestivo, nervioso, etc. Entre estos sistemas se encuentra el sistema endocrino, que está formado por glándulas endocrinas que segregan sustancias químicas llamadas hormonas. 
Cuando hay un mal funcionamiento en este sistema, la producción de estas hormonas es anormal e impide la coordinación y regulación de las funciones corporales esenciales.  

¿Qué puede perturbar el sistema endocrino? ¿Qué sustancias son las responsables? ¿Cuáles son los efectos de los disruptores endocrinos? 

¡Lee nuestro artículo para conocer todas las respuestas!

Disruptores endocrinos: ¿cuáles son los efectos sobre la salud?

¿Qué es el sistema endocrino? 

El sistema endocrino u hormonal está formado por las glándulas endocrinas, que son estructuras especializadas en la secreción de hormonas, que producen sustancias químicas que se liberan en el torrente sanguíneo y afectan al funcionamiento o desarrollo de otros órganos. 

Las principales glándulas endocrinas son el hipotálamo, la hipófisis, la tiroides, las glándulas paratiroides, los islotes pancreáticos, las glándulas suprarrenales y los ovarios en las mujeres o los testículos en los hombres. 

editor_meta_bo_img_ea09dd565af2d97fe9117857983ab160.jpg

No todos los órganos que segregan hormonas o sustancias similares a las hormonas se consideran pertenecientes al sistema hormonal. Por ejemplo, en el sistema digestivo, las hormonas se utilizan para regular la digestión.  

Además, no todas las glándulas del cuerpo son endocrinas, como las glándulas sudoríparas, salivales y mamarias. Estas segregan sustancias distintas de las hormonas y las liberan en conductos, no directamente en el torrente sanguíneo. Se denominan glándulas exocrinas. 

El páncreas es una glándula tanto endocrina como exocrina, una parte del cual se utiliza para producir insulina y otras hormonas que se liberan en el torrente sanguíneo para regular los niveles de azúcar, y otra parte para liberar líquidos digestivos en el conducto pancreático y luego en el intestino delgado.  

El sistema endocrino permite al organismo llevar a cabo funciones esenciales como la reproducción y el desarrollo embrionario, el crecimiento y el desarrollo del cuerpo, la producción, la utilización y el almacenamiento de energía, el mantenimiento del equilibrio hídrico y salino del organismo y la respuesta a los estímulos. 

Ejemplos de hormonas segregadas por el sistema endocrino son: 

  • La dopamina producida por el hipotálamo, implicada en el control motor, la atención, el placer, la motivación, el sueño, la memoria y la cognición, entre otras cosas, 
  • La prolactina, producida por la hipófisis, que sirve para producir leche materna,  
  • La testosterona, una hormona sexual masculina producida en los testículos y las glándulas suprarrenales,  
  • El estradiol, una hormona sexual femenina producida en los ovarios,  
  • La somatropina u hormona del crecimiento, segregada por la glándula anteropituitaria y que asegura el crecimiento óseo. 

¿Qué es un mal funcionamiento del sistema endocrino?  

Se considera que el sistema endocrino funciona mal cuando una sustancia perturbadora estimula o inhibe la cantidad de hormonas producidas, es decir, más bajas o más altas de lo normal.  

La función de una hormona es transmitir un mensaje químico a un receptor celular, en el caso de un mal funcionamiento, la sustancia puede: imitar la acción de una hormona natural o impedir la acción de una hormona o perturbar la producción, el transporte, la eliminación o la regulación de una hormona o su receptor.  

Las sustancias perturbadoras también se denominan disruptores o perturbadores endocrinos. Según la OMS, un disruptor endocrino es "una sustancia o mezcla que altera las funciones del sistema endocrino y, por tanto, induce efectos adversos en un organismo intacto, en su descendencia o en (sub)poblaciones". 

Así, un disruptor endocrino es una sustancia extraña a nuestro organismo, que puede ser de origen químico o natural. 

Los efectos de los disruptores endocrinos son complejos, pueden sumarse, reforzarse o, por el contrario, inhibirse mutuamente. Además, estos efectos no están necesariamente relacionados con la dosis recibida por el individuo.  

Para ser calificado como perturbador endocrino, una sustancia debe causar un efecto nocivo o una patología en el organismo del individuo, por lo que no todas las sustancias con actividad endocrina son necesariamente perturbadoras. Del mismo modo, una sustancia que es tóxica para un órgano pero no para el sistema endocrino tampoco es un disruptor endocrino.  

Según la OMS, casi 800 sustancias químicas tienen propiedades de perturbación endocrina. Se recomienda distinguir entre tres categorías: propiedades de alteración endocrina probadas, presuntas o sospechosas. Por lo tanto, varios compuestos sospechosos de ser perturbadores endocrinos pueden encontrarse en el medio ambiente en cantidades mínimas. 

Esta lista evolutiva de disruptores endocrinos incluye:  

  • Ciertos pesticidas como los insecticidas (clordecona), los fungicidas y los herbicidas,  
  • Plastificantes (ftalatos, bisfenol A), retardantes de llama (PBDE), recubrimientos (PFA),  
  • Ciertos fármacos, analgésicos como el paracetamol, los AINE o la aspirina, antidepresivos como la fluoxetina,  
  • Productos emitidos por la combustión incompleta de las incineradoras, la industria metalúrgica y siderúrgica y la práctica de quemar plantas (dioxinas, furanos, PCB), 
  • Ciertos productos de higiene (Triclosan) y cosméticos (parabenos),  
  • Fitoestrógenos como la soja. 

¿Cuáles son los efectos de los disruptores endocrinos en nuestra salud? 

Las principales fuentes de exposición a los disruptores endocrinos son el agua y los alimentos, pero también el aire y los cosméticos. Los organismos pueden estar expuestos por múltiples vías, como la ingestión, la inhalación y el contacto con la piel, a dosis mínimas de varios compuestos, cuyos efectos pueden ser variados y podrían combinarse.  

La estimación de los efectos de los disruptores endocrinos en la salud humana es difícil debido a los interrogantes sobre sus mecanismos de acción. Se plantea la cuestión de los efectos nocivos a través de varias generaciones. La OMS calcula que el 23% de la mortalidad mundial está relacionada con el medio ambiente 

Se sospecha que muchos trastornos y enfermedades están relacionados con la exposición a los disruptores endocrinos, distinguiendo entre los efectos en la población general y en la población profesional. De hecho, en el entorno laboral, la frecuencia y el nivel de exposición pueden ser mayores que en la población general. 

Para detectar estos trastornos y condiciones, se debe realizar un análisis cuantitativo biológico de las hormonas en sangre, orina, saliva. También es posible medir el elemento que las hormonas deben controlar, como el nivel de azúcar en sangre. A continuación, una exploración morfológica permitiría visualizar la glándula, mediante una ecografía, un escáner o una resonancia magnética e incluso una gammagrafía. 

Las patologías del sistema endocrino abarcan las disfunciones hormonales y/o las anomalías morfológicas de las glándulas endocrinas. 

En el caso de una secreción hormonal insuficiente, las posibles patologías son la insuficiencia suprarrenal, el hipotiroidismo y el enanismo. Para tratarlos, se necesita una terapia de sustitución que proporcione la sustancia que falta a diario. 

En caso de secreción excesiva, las enfermedades relacionadas son: la acromegalia, el hipertiroidismo y otras. Se tratan tomando fármacos que inhiben la síntesis hormonal (hormonoterapia), mediante la extirpación quirúrgica de toda o parte de la glándula o destruyéndola (por ejemplo, con radioterapia)

Asimismo, se sospecha que los trastornos reproductivos y neurológicos, el autismo, la reducción del coeficiente intelectual o los trastornos metabólicos, como la diabetes insípida o la diabetes insulinodependiente o la obesidad, están asociados a la exposición a los perturbadores endocrinos. r debajo o por encima del nivel normal.  

¿Qué estrategia seguir para luchar contra los disruptores endocrinos? 

La gente es cada vez más consciente de los importantes problemas sanitarios y medioambientales relacionados con los disruptores endocrinos, especialmente porque éstos se encuentran en muchos objetos y productos cotidianos. 

La página web de la Confederación Ecologistas en Acción contiene numerosas guías de buenas prácticas y pretende informar sobre el impacto de los contaminantes en la salud y, sobre todo, dar consejos para evitarlos. En 2021, creó una "Guía de Alimentos Disruptores" con diferentes propuestas para reducir los plaguicidas en la alimentación.

En todos los países desarrollados hay una progresión de las enfermedades crónicas y un aumento de los trastornos para los que se aduce el factor ambiental. Esto representa un coste considerable. En Europa, se calcula que el sistema sanitario gasta más de 160.000 millones de euros al año en estas enfermedades. 

En este contexto, la movilización de todas las partes interesadas (gobiernos, comunidades, asociaciones, profesionales) es esencial. Así, se han sucedido varias estrategias. ), por ejemplo, la Estrategia europea de Químicos para la Sostenibilidad para reducir de forma efectiva la exposición de los seres humanos y el medio ambiente a químicos peligrosos.

¿Te ha gustado este artículo?    
¡Haz clic en "Me gusta" y comparte tu opinión y tus interrogantes con la comunidad más abajo en los comentarios!    

¡Cuidate! 


12

Comentarios

También te gustará

Enfermedades crónicas: ¿cuál es tu relación con tus médicos? ¡Los miembros de Carenity responden!

Enfermedades crónicas: ¿cuál es tu relación con tus médicos? ¡Los miembros de Carenity responden!

Leer el artículo
¡La toxina botulínica (Botox) también puede utilizarse para tratar ciertas patologías crónicas!

¡La toxina botulínica (Botox) también puede utilizarse para tratar ciertas patologías crónicas!

Leer el artículo
Falsos recuerdos: ¿puede nuestra memoria traicionarnos?

Falsos recuerdos: ¿puede nuestra memoria traicionarnos?

Leer el artículo
¿Cuál es el impacto social de las enfermedades crónicas invisibles? ¡Los miembros de Carenity responden!

¿Cuál es el impacto social de las enfermedades crónicas invisibles? ¡Los miembros de Carenity responden!

Leer el artículo

Discusiones más comentadas