«
»

Top

¿Qué es la hormonoterapia?

27 jul. 2020 • 2 comentarios

La hormonoterapia es un tratamiento sistémico contra el cáncer, lo que significa que actúa en todo el cuerpo. Puede ser tanto medicamentoso (a través de hormonas esteroideas) como no medicamentoso (a través de la cirugía). A diferencia de otros tratamientos para el cáncer, la hormonoterapia es un método indirecto que no destruye directamente las células cancerosas. De hecho, bloqueará la producción de hormonas o impedirá su acción y, por lo tanto, reducirá el crecimiento del tejido canceroso. Sin embargo, la hormonoterapia no es efectiva sobre todos los tipos de cáncer. ¿Qué es la hormonoterapia? ¿Qué tipos de cáncer se ven afectados por este tratamiento? ¿Cómo funciona?

¿Qué es la hormonoterapia?

¿Qué es una hormona?

Para entender completamente la hormonoterapia, primero hay que entender qué son las hormonas y cómo funcionan. Las hormonas son sustancias químicas producidas por células específicas del cuerpo llamadas glándulas endocrinas

Son transportadas por la sangre y actúan sobre las células objetivo con receptores específicos. Participan así en el funcionamiento de ciertos órganos (los ovarios y los testículos secretan las hormonas sexuales, la tiroides secreta las hormonas tiroideas, el páncreas secreta la insulina, etc.) e intervienen en ciertos procesos biológicos (crecimiento, regulación de los niveles de azúcar en la sangre, regulación de la presión sanguínea, etc.). 

Se trata de las mensajeras del sistema endocrino.

¿Qué es la hormonoterapia?

No debe confundirse con los anticonceptivos y los tratamientos de sustitución hormonal (menopausia), la hormonoterapia es un tratamiento antihormonal que tiene por objeto bloquear la producción o la acción de las hormonas naturales que produce el cuerpo y que se sabe que promueven el crecimiento de diversos tipos de cáncer.

A diferencia de la quimioterapia o la radioterapia, no destruye directamente las células cancerosas, sino que inhibe las hormonas que promueven su crecimiento.

Se utiliza en los llamados cánceres hormono-dependientes, es decir, aquellos cuyas células tienen receptores hormonales en su superficie. Entre ellos, los más comunes son el cáncer de mama y el cáncer de próstata.

La hormonoterapia: ¿cómo funciona?

La hormonoterapia puede bloquear la acción estimulante de las hormonas de 3 maneras diferentes:

  • Bloquear la producción de hormonas a nivel central mediante la inhibición de la secreción de LH-RH (hormona que estimula la glándula pituitaria) en el hipotálamo y de LH/FSH (hormonas de gonadotropina secretadas por la glándula pituitaria en respuesta a la estimulación de LH-RH que estimula los testículos y los ovarios) y ACTH (hormona que estimula la secreción de cortisol en la corteza suprarrenal) en la glándula pituitaria. El hipotálamo y la glándula pituitaria son dos glándulas situadas en la base del cerebro;
  • Bloquear la producción de hormonas a nivel periférico (inhibición de la secreción de estrógeno por los ovarios, de testosterona por los testículos y de andrógeno por las glándulas suprarrenales);
  • Bloquear los receptores hormonales a nivel de las células tumorales.

¿A quién está destinada la hormonoterapia y cuándo debe iniciarse?

La elección de la estrategia terapéutica para tratar el cáncer se basa en la edad y la esperanza de vida del paciente, su estado general, los resultados anatomopatolégicos (por ejemplo, la puntuación de Gleason para el cáncer de próstata), los datos biológicos (por ejemplo, la dosis del los receptores de estrógeno RE para el cáncer de mama y el PSA para el cáncer de próstata) y los datos de imagen (por ejemplo, la ecografía, la mamografía y la resonancia magnética). ...), las biopsias y finalmente la clasificación TNM (respectivamente para el tamaño del tumor, la presencia de ganglios o nódulos en inglés, la presencia de metástasis).

En el cáncer de mama, la terapia hormonal está indicada cuando el carcinoma de mama está infiltrado (⅔ los cánceres se detectan en esta etapa por medio de una mamografía) o localmente avanzado (es decir, los ganglios están afectados). El cáncer debe ser hormonodependiente (RH+) y la terapia hormonal se indica después de la cirugía y la radioterapia. Luego dura 5 años.

En el cáncer de próstata, la terapia hormonal está indicada en formas localmente avanzadas o metastásicas. El objetivo es tener una testosteronemia (nivel de testosterona en la sangre) < 3 ng/mL. Se indica antes de la quimioterapia y cuando la esperanza de vida estimada es superior a 10 años.

La hormonoterapia y el cáncer de mama

La mayoría de los cánceres de mama son hormonodependientes (RH+), dependientes de estrógenos (ER+, incluyendo el estradiol).

La hormonoterapia tiene un doble objetivo: aumentar la supervivencia sin reincidencia y aumentar la supervivencia general después de la cirugía y/o de la radioterapia.

Dependiendo de si la mujer es menopáusica o no, el tratamiento es diferente.

Si la mujer es pre-menopáusica, se utiliza:

  • análogos o agonistas (es decir, sustancias que se unen a los mismos receptores que una sustancia de referencia y producen, al menos en parte, los mismos efectos) de la LH-RH (goserelina-Zoladex®, leuprorelina-Enantone®) que inhiben la producción de LH y FSH y, por lo tanto, disminuyen la secreción de estrógeno.
  • o inhibidores de estradiol (tamoxifeno, fulvestrant-Faslodex®) que se fijan y bloquean los receptores de estradiol, con una alta afinidad por los que son tumorigénicos.

Si la mujer es posmenopáusica, se utilizan inhibidores de la aromatasa (formestano-Lentaron®, exemestano-Aromasil® o letrozol-Femara® y anastrozol-Arimidex®). La aromatasa es una enzima que permite al cuerpo seguir produciendo estrógeno, mediante la transformación de andrógenos, en las mujeres posmenopáusicas. La inhibición de la aromatasa reduce el nivel de estrógeno circulante y los receptores de estrógeno (RE).

La hormonoterapia y el cáncer de próstata

El cáncer de próstata es hormonodependiente, dependiente de los andrógenos testiculares (90%) y suprarrenales (10%). Estos andrógenos estimulan el crecimiento del tejido prostático y de las células tumorales. Son de dos tipos: la testosterona (cuya forma activa es la dihidrotestosterona o DHT) y la DHEA (dehidroepiandrosterona).

La hormonoterapia se puede hacer de dos maneras:

  • castración quirúrgica (orquiectomía bilateral, pulpectomía)
  • castración "química" o "médica", utilizando medicamentos

Se pueden considerar diferentes tratamientos medicamentosos:

  • los análogos de la LHRH (buserelina-Suprefact®, goserelina-Zoladex®, leuprorelina-Enantone® y triptorelina-Decapeptyl®) provocan una desensibilización de la hipófisis y, por lo tanto, disminuyen la secreción de testosterona y de DHEA. Sin embargo, al principio del tratamiento puede observarse un episodio de "brote" (pico de secreción de testosterona), por lo que los bloqueadores de los receptores de andrógenos se recetan conjuntamente durante dos o tres semanas. 
  • los antiandrógenos inhiben la unión de la testosterona a sus receptores prostáticos (no esteroideos: nilutamida-Anandron® , bicalutamida-Casodex® ) y a sus receptores hipotalámicos (esteroideos: acetato de ciproterona-Androcur® ).
  • los antagonistas de la LHRH (degarelix-Firmagon® ) se unen a los receptores pituitarios y bloquean inmediatamente la secreción de LH y FSH y por lo tanto de la testosterona.
  • los antiandrógenos utilizados como tratamiento de segunda línea en los casos de resistencia hormonal (acetato de abiraterona-Zytiga®), es decir, cuando el cáncer es resistente a la castración, inhiben selectiva e irreversiblemente y con gran afinidad el CYP17 (enzimas necesarias para la síntesis de andrógenos). Se combinan con corticoides (prednisona-Dacortin®).
  • los estrógenos utilizados como tratamiento de segunda línea en caso de resistencia hormonal actúan sobre los receptores hipotalámicos y bloquean la liberación hipofisaria de LH-RH, reduciendo así la secreción de testosterona (estramustina-Estracyt®).

¿Cuáles son los efectos secundarios de la hormonoterapia?

Los efectos secundarios de la hormonoterapia corresponden a los efectos de la menopausia (disminución de la secreción de estrógeno y progesterona) y de la andropausia (disminución de la secreción de testosterona).

Así, los efectos secundarios inmediatos son los sofocos (hay que beber bebidas frías, evitar el alcohol y el café o refrescar la habitación), los dolores musculares y articulares (hacer ejercicio y utilizar analgésicos como el paracetamol), la sequedad de las mucosas y de la piel (utilizar jabones con el pH adecuado), la caída del cabello, los accidentes tromboembólicos (utilizar medias de compresión, especialmente durante los vuelos de larga distancia), algunos trastornos digestivos como las náuseas, el aumento de peso (mejorar la dieta con menos azúcar y menos grasa y más proteínas), el cansancio (hacer deporte regularmente, evitar la cafeína después de las 4 de la tarde...) y los trastornos de la libido o la impotencia (inyecciones en el cuerpo cavernoso de la base del pene de alprostadil-Caverject® y si las erecciones son insuficientes, utilizaar sildenafilo-Viagra®).

A largo plazo, la hormonoterapia puede aumentar potencialmente el riesgo de cáncer de útero, dependiendo de la duración del tratamiento, la edad y del estado menopáusico de la paciente, con un bajo riesgo absoluto antes de los 55 años, y una mayor incidencia en las mujeres mayores. Pero esto no parece afectar a la supervivencia, gracias a un diagnóstico precoz y a una biología favorable (por lo tanto, es necesario realizar revisiones ginecológicas periódicas). También puede promover la osteoporosis o el riesgo de fractura (la suplementación con calcio y vitamina D son importantes).

 

¿Te ha sido útil este artículo? ¡Puedes comentar y compartir tus opiniones con la comunidad! 

¡Cuídate!

avatar Alexandre Moreau

Autor: Alexandre Moreau, Asistente de Marketing Digital

Dentro del equipo de Marketing Digital, Alexandre está a cargo de escribir las fichas informativas de las enfermedades así como artículos científicos. También se encarga de la... >> Saber más

Comentarios

Mikamika
el 5/8/20

Este artículo es muy interesante y muy explícito. Muy buen resumen

LourdesNichele
el 9/8/20

Gracias por el artículo. 

También te gustará

Adicción a los medicamentos: ¿cuáles son los riesgos y cómo desintoxicarse?

Adicción a los medicamentos: ¿cuáles son los riesgos y cómo desintoxicarse?

Leer el artículo
¿Durante cuánto tiempo es válida una receta médica?

¿Durante cuánto tiempo es válida una receta médica?

Leer el artículo
Descubre cómo el yoga puede mejorar la vida de los pacientes con enfermedades crónicas

Descubre cómo el yoga puede mejorar la vida de los pacientes con enfermedades crónicas

Leer el artículo
¿Dónde desechar los medicamentos caducados o no utilizados? ¿Y cómo reciclarlos?

¿Dónde desechar los medicamentos caducados o no utilizados? ¿Y cómo reciclarlos?

Leer el artículo