«
»

Top

Asma y alergias estacionales: ¿qué hacer?

Publicado el 3 may. 2022 • Por Candice Salomé

La "fiebre del heno" (o rinitis alérgica) es el término utilizado para definir una alergia que se manifiesta principalmente en la nariz y los ojos durante la estación del polen de los árboles, las hierbas y los pastos. 

Esta alergia relativamente menor no debe descuidarse ni subestimarse debido a la recurrencia anual de la alergia, que puede afectar a la calidad de vida y provocar complicaciones como el asma. 

¿Qué es la fiebre del heno o rinitis alérgica? ¿Cuál es su relación con el asma? ¿Cómo protegerse de ella? 

¡Te lo contamos todo en nuestro artículo! 

Asma y alergias estacionales: ¿qué hacer?

El buen tiempo ya está aquí y con él ¡llega la temporada de alergias! Si sufres de alergias, significa que tu organismo es sensible a cosas a las que la mayoría de la gente no reacciona. Por eso, cuando estás cerca de ciertos alérgenos, tu cuerpo reacciona de forma exagerada. Pueden aparecer síntomas como picores, ojos llorosos, sibilancias, tos o estornudos. 

En primavera, solemos hablar de la fiebre del heno, también llamada rinitis alérgica estacional

¿Qué es la fiebre del heno o rinitis alérgica?

La rinitis alérgica (fiebre del heno) es el nombre que reciben los síntomas asociados a los alérgenos que respiramos, como el polen, las hierbas, la caspa de los animales o los mohos. 

A pesar de su nombre, el heno no es la causa de las alergias primaverales

Existen dos tipos de fiebre del heno: 

  • Fiebre del heno estacional (o rinitis alérgica estacional): se trata de una reacción alérgica al polen de los árboles, las hierbas o la maleza. Algunas personas son alérgicas a uno o más de estos pólenes y tendrán síntomas cuando estos pólenes estén en temporada. 
  • El segundo tipo de fiebre del heno es la rinitis alérgica perenne. Las alergias afectan a los enfermos durante todo el año. Estará causada por alérgenos de interior como los ácaros del polvo, el moho o el pelo de los animales. 

Los síntomas más comunes, a veces asociados a un resfriado común, son:

  • Estornudos frecuentes, 
  • Picor y lagrimeo en los ojos, 
  • Tos, 
  • Sibilancias, 
  • Hormigueo e irritación de la garganta, 
  • Dolores de cabeza, 
  • Dificultad para conciliar el sueño, 
  • Empeoramiento de los síntomas en personas con asma o EPOC

Los síntomas de la rinitis alérgica difieren de una persona a otra y varían en intensidad. 

Si no se tratan, pueden ser incómodas e interferir con las actividades diarias. 

Además, los brotes repetidos de rinitis alérgica pueden provocar una sinusitis crónica, que causa una dolorosa inflamación de las cavidades sinusales. 

Asma y rinitis alérgica, ¿qué relación tienen?

El asma y la rinitis alérgica son dos enfermedades diferentes

En efecto, como se ha visto anteriormente, la rinitis alérgica provoca la irritación y la inflamación de los ojos, la nariz y las vías respiratorias superiores. En cambio, el asma alérgica afecta principalmente a las vías respiratorias inferiores, como los bronquios. 

No obstante, ambas afecciones están estrechamente relacionadas, ya que el 80% de los pacientes con asma tienen rinitis alérgica y el 20% de los afectados por la rinitis alérgica también tienen asma

Los pacientes con asma sufren, en la mayoría de los casos, de rinitis alérgica y ésta puede desencadenarse ya en la infancia. Según los especialistas, la rinitis alérgica es un factor que predispone al asma

Así, un niño que sufre rinitis alérgica tiene tres veces más posibilidades de desarrollar asma más adelante. Además, en el caso del asma existente, la rinitis puede empeorarla mucho. 

Es importante estar atento en tres periodos del año tanto para ti como para tus hijos, según las alergias: 

  • De enero a marzo para los árboles, 
  • A finales de la primavera y principios del verano para las hierbas, 
  • Y de julio a septiembre para otros tipos de árboles que polinizan más tarde, como la ambrosía, la peladilla o la artemisa. 

Estos periodos pueden variar en función de la región en la que vivas. Para conocer los riesgos alérgicos en tu provincia, puedes consultar la página web de la Sociedad Española de alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), que ofrece información en tiempo real sobre los distintos pólenes alergénicos. 

Alergias estacionales y asma, ¿qué hacer? 

Las alergias estacionales pueden empeorar los síntomas del asma y, en ocasiones, provocar un ataque de asma grave. Por lo tanto, es esencial tratarlos adecuadamente. 

En primer lugar, se recomienda acudir al médico de cabecera para comprobar si se trata de una alergia estacional y recibir el tratamiento adecuado. 

Si tu médico de cabecera lo considera útil, te remitirá a un alergólogo para detectar una posible alergia. El alergólogo podrá diagnosticar una alergia tras realizar un cuestionario médico detallado y efectuar pruebas cutáneas o sanguíneas

Por ello, aquí tienes unos cuantos consejos para reducir tu exposición al polen: 

  • Hazte las pruebas de alergia para saber a qué plantas eres alérgico. No todas las plantas liberan su polen en la misma época del año. Una vez que sepas a cuáles eres alérgico, podrás determinar mejor la época del año en la que tu riesgo de alergia es mayor. 
  • Sigue los boletines de nivel del polen de los canales meteorológicos para planificar mejor tus actividades al aire libre
  • Durante los periodos de nivel de polen más alto, reduce las actividades al aire libre y aprovecha el tiempo después de una lluvia para salir de casa. La lluvia habrá hecho que el polen caiga al suelo. 
  • Cámbiate de ropa y lávate, especialmente el pelo, después de las actividades al aire libre para eliminar todo rastro de polen. 
  • Mantén las ventanas de tu casa y de tu coche cerradas. 

Por último, se recomienda iniciar el tratamiento de la alergia ante los primeros síntomas para reducir su impacto en el asma. 

Existen varios tipos de medicamentos, tanto de venta libre como con receta. Al igual que en el caso del asma, los medicamentos más eficaces son los corticosteroides que se pulverizan en la nariz.


¿Este artículo te ha sido útil?    
    
¡Haz clic en "Me gusta" y comparte tu opinión y tus interrogantes con los miembros de la comunidad más abajo en los comentarios!      
   
¡Cuidate!     


3
avatar Candice Salomé

Autor: Candice Salomé, Redactora de Salud

Candice es creadora de contenidos en Carenity y se especializa en la redacción de artículos de salud. Le interesan especialmente los campos de la psicología, el bienestar y el deporte. 

Candice tiene un máster... >> Saber más

1 comentario


DULCAMARA
el 3/5/22

Hay una cosa, que no entiendo se lo he preguntado a mi Neurólogo,pero tampoco se si me lo explica bien.

Como es posible que la alergia valla cada vez a más,parece que por un tiempo le sirven los tratamientos,

Y luego van perdiendo eficacia.





También te gustará

Coronavirus y asma, la experiencia de un paciente

Asma

Coronavirus y asma, la experiencia de un paciente

Ver el testimonio
El asma, más común cuando se trabaja en un automóvil

Asma

El asma, más común cuando se trabaja en un automóvil

Leer el artículo
Un medicamento anti-eccema también podría funcionar contra el asma

Asma

Un medicamento anti-eccema también podría funcionar contra el asma

Leer el artículo
Asma y EPOC: cómo dejar de fumar

Asma

Asma y EPOC: cómo dejar de fumar

Ver el testimonio

Discusiones más comentadas

Ficha descriptiva de la enfermedad