El increíble desafío de un adolescente diabético

https://www.carenity.es/static/themes-v3/default/images/es/header/diabetes-tipo-1.jpg

Pacientes Diabetes tipo 1

0 respuesta

15 visualizaciones

Temática de la discusión


Publicado el

Su diabetes tipo 1 lo sumió hace dos años en coma. Pero esto no es suficiente para detener a Haka. El adolescente de 13 años viajará 2.000 km corriendo y en bicicleta para burlarse de su enfermedad.

1522065359.jpeg

Crujidos de dedo, flexiones de rodilla. "Ahí vamos", anuncia Hakaroa inmediatamente después de responder a nuestras preguntas. El chico de 13 años no tiene tiempo para perder. En su habitación en Puteaux (Hauts-de-Seine), su bicicleta lo está esperando. Como todos los días, pedaleará unos cincuenta kilómetros mientras juega en línea con sus amigos. Haka es un hombrecillo cuyos hombros frágiles esconden una solidez alucinante.

Si entrena tanto, es porque este verano irá, a pesar de su mala diabetes, a realizar con su padre en una hazaña increíble. Cruzar Francia corriendo y en bicicleta. 2004 km (su año de nacimiento) que lo llevará de norte a sur en 42 etapas. Una burla real a la enfermedad para el estudiante de la ESO que se despertó de un coma el 12 de julio de 2016 con palabras demasiado duras para un niño de 11 años: "Mi vida está jodida. "

Dos días antes, Francia perdió contra Portugal en la final del fútbol europeo. "Ha sido mucho estrés, recuerda el adolescente de ojos risueños. Unas horas más tarde, estaba enfermo. El doctor creía que era una gastro. Entonces todo perdió el control". Fue en un helicóptero que Haka llegó al hospital. Sufre de diabetes tipo 1: su páncreas, como el de 100,000 personas en España, no produce insulina.

"La enfermedad ha reforzado mi fuerza y mi voluntad"

Según él mismo lo admite, el estudiante "tiene un carácter... bien fuerte", dice, riéndose de la mueca aprobatoria de su madre: "La enfermedad quería debilitarme, no tuvo suerte, reforzó mi fuerza y mi voluntad". El entusiasta del ajedrez mete sus tenis, encadena las hazañas. En su haber (en especial): ¡una carrera de 80 km en el Teletón y de 101 km el año pasado! "Quiero demostrar que podemos vivir incluso con diabetes".

Desde el atleta Stéphane Diagana hasta los presidentes Macron, Giscard d'Estaing, Sarkozy, él puede contar con un ejército de seguidores. Fue a la Asamblea Nacional, invitado por la diputada del norte Jennifer De Temmerman para hablar sobre su enfermedad. "Haka está bien rodeado y entrenada, la diabetes no es un lastre. Por el contrario, el deporte es bueno, reduce la necesidad de insulina. Este es un excelente mensaje contra los prejuicios y los tabúes sobre la enfermedad", asegura su pediatra y diabetóloga, la Dra. Neila Zemouri.

En su habitación, una almohada "Never give up" (en español: "Nunca abandones"), suena como un lema. Al escucharlo hablar y verlo tan feliz, es difícil imaginar la enfermedad de Hakaroa, cuyo nombre, tomado de un pequeño pueblo de Nueva Zelanda, se le dio para "darle el deseo de viajar". La recordamos a causa de la pequeña bomba blanca colocada en su brazo y el enrojecimiento alrededor.

Tres inyecciones por noche

"Haka tiene un protocolo autónomo pero aún requiere la inyección durante el sueño", dice Eric Valle, su padre que se encarga varias veces por la noche. Tres, a las 22:04, 0:23, 3:49, este sábado en el que los visitamos. "Mi padre es mi páncreas", ríe Haka. "No es nada, hago microsiestas", responde el interesado en una sonrisa tan franca como el tatuaje en su brazo con el nombre de sus dos hijos. Por otro lado, Eric no oculta su orgullo. "Haka estaba muy conmocionado en el hospital por ver a todos estos niños enfermos. Creo que él hace esto por ellos. Él nos impulsa todos los días".

Juntos, denominaron el desafío "Just did it"... DID por la Diabetes InsulinoDependiente. "Mi sueño es recaudar fondos para redistribuirlos a la investigación", dice Haka. Pero también para denunciar lo que vive -ya-como una injusticia. "Hay estudios y profesiones, policía, militares, bomberos, a los cuales los diabéticos no tienen derecho", respira.

¿Qué quiere hacer más tarde? "No lo sé todavía, pero no quiero que se me prohiban un día los oficios, dice el adolescente que la enfermedad ha hecho madurar rápidamente. Es inútil agregar la injusticia de los hombres a la de la naturaleza".

----------------------------------------------------------------------------------

¿Cómo ayudarlo?

Para completar su travesía de Francia corriendo y en bicicleta, del 3 de julio al 12 de agosto, Hakaroa necesita ayuda. Su asociación Just did it busca una cadena de hoteles para albergarlo durante las 42 etapas que marcarán sus 2.004 km y un constructor para un préstamo de vehículo comercial.

Todos pueden dar una ayuda financiera a través de la plataforma HelloAsso. Una vez que se hayan recaudado los fondos para los desafíos, el resto del dinero se donará a proyectos básicos de investigación y asociaciones para niños diabéticos.