Cómo cuidar tu próstata - Alimentación

https://www.carenity.es/static/themes-v3/default/images/es/header/cancer-de-prostata.jpg

Pacientes Cáncer de próstata

2 respuestas

26 visualizaciones

Temática de la discusión


Publicado el

Más allá del reconocimiento médico, una serie de reglas de higiene alimentaria pueden actuar favorablemente para reducir el riesgo de cáncer de próstata. Hagamos un inventario de alimentos interesantes en esta área.

pexels-photo-992820.jpeg

Aumenta el consumo de selenio y vitamina E

El selenio y la vitamina E son dos poderosos antioxidantes. Los estudios demuestran que estos nutrientes podrían tener un efecto protector en la prevención del riesgo de cáncer de próstata. Un primer estudio llevado a cabo en 1996, confirmado por otros resultados, ya mostró que el selenio reduciría este riesgo en un 63%. Según otro estudio finlandés de 1998 sobre suplementos de vitamina E y betacaroteno, la vitamina E se asoció con una reducción del 32% en la incidencia de cáncer de próstata.

Alimentos a privilegiar

Para aumentar tus reservas de selenio, elije nueces, levadura de cerveza, pescado y mariscos (ostras, atún, arenque, camarón ...) e hígado de pollo. En cuanto a la vitamina E, se encuentra en nueces, avellanas, almendras, verduras (espárragos, espinacas, maíz, zanahorias ...), aceites vegetales (girasol, oliva ...) y yema de huevo. La suplementación puede ser necesaria para algunos hombres. Pregúntale a tu médico

Opta por la soja

Los asiáticos sufren mucho menos de cáncer de próstata que los europeos y los estadounidenses. Sin embargo, cuando los primeros emigran, su tasa de cáncer se encuentra con la de las poblaciones locales. De ahí la idea de que una dieta rica en fitoestrógenos, especialmente isoflavonas, puede reducir el riesgo de cáncer. La mejor forma de consumir isoflavonas es la soja.

Sin embargo, para obtener un efecto real, debe consumirse con mucha regularidad y en cantidades suficientes, como la harina de soya, la leche de soja, el tofu o el tempeh.

Ingesta de frutas, verduras... y de salsa de tomate

Sabemos hoy, y varios estudios epidemiológicos lo confirman, que el consumo de al menos cinco frutas y verduras al día ayuda a prevenir el cáncer. El estudio Suvimax (suplemento antioxidante de vitaminas y minerales), realizado en Francia durante ocho años, reveló en 2003 que una ingesta de antioxidantes, en forma de vitaminas (A, C, E ...) y minerales (zinc, selenio ...) reduce el riesgo de cáncer y mortalidad en humanos en un 31%.

Deficiencia de vitamina C

Sin embargo, casi el 30% de los hombres carecen de vitamina C, un déficit debido a su bajo consumo de frutas y verduras. Y apenas el 10% de ellos alcanzan las cinco frutas y verduras recomendadas. Entonces, no lo dudes y dale color a tu plato...

Salsa de tomate: interés no confirmado

En 1995, durante un estudio epidemiológico, investigadores en los Estados Unidos encontraron que los hombres que consumían salsa de tomate o ketchup dos o cuatro veces a la semana vieron el riesgo de desarrollar cáncer de próstata reducido en un 34% en comparación con los hombres que no lo consumen. Explicaciones: el tomate debe cocinarse en aceite (especialmente en forma de salsa de tomate) para que se libere el licopeno que contiene.

¿Un rol antioxidante?

Pero este pigmento juega un papel antioxidante con respecto a las células prostáticas. "Pero de acuerdo con estudios recientes en ratones y pacientes con cáncer de próstata, los licopenos finalmente no tendrían ningún efecto significativo", agrega el Profesor Flam. No es necesario arrojarse con buena conciencia sobre la pizza...

Evitar el exceso de grasa animal y de calcio

"Muchos estudios han demostrado que una dieta alta en grasas puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata, pero no se sabe si la modificación de la dieta a través de una disminución en la absorción de grasa puede reducir el riesgo de cáncer de próstata", dice el Profesor Flam. Como principio de precaución, sin embargo, evita las grasas saturadas y las grasas trans.

Cuidado con las grasas trans

Las primeros se encuentran en productos de origen animal como la carne roja y productos lácteos (queso graso, mantequilla); las segundas en margarina hidrogenada en particular. De hecho, para solidificar los aceites vegetales que componen la margarina, recurrimos a la hidrogenación. Este proceso crea grasas trans, que es propicio para el desarrollo de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Otros procesos hoy en día permiten la fabricación de margarinas sin grasas trans, son margarinas no hidrogenadas.

En la práctica, ¿qué deberíamos recordar?

Elije carnes magras (carnes blancas) y productos lácteos desnatados en su lugar. Evita las grasas de origen animal, ricas en ácidos grasos saturados y colesterol (huevos, queso, charcutería...). Con el fin de introducir grasas "buenas" en tu dieta, opta por los ácidos grasos omega 3 comiendo pescado graso (salmón, sardina, caballa...) regularmente y aceites de lino, colza y nuez. Cocina con aceite en lugar de mantequilla.

Elije margarinas blandas no hidrogenadas: lee las etiquetas cuidadosamente. Además, la proteína de soja (leche de soja y tofu) puede reducir la grasa saturada en tu dieta.

Exceso de calcio y próstata: ¿conexiones peligrosas?

Varios estudios epidemiológicos han llevado a la sospecha de la participación del calcio de la leche, cuando se consume en grandes dosis (más de 2 g por día, mientras que las ingestas recomendadas para un adulto de hasta 55 años son 800 mg), en el aumento en la incidencia de cáncer de próstata. Sin embargo, no se ha demostrado ninguna asociación cuando la ingesta es normal.

Proteje tu próstata: limita los productos lácteos

Este efecto puede deberse al hecho de que la ingesta excesiva de calcio se acompaña de una disminución en la producción de vitamina D que tiene un efecto protector frente a las células de la próstata. Así que limítate a dos productos lácteos al día, ya sea 100 gramos de queso blanco, un yogur, un vaso de leche de 200 ml o 30 gramos de queso.

Fuente: Santé Magazine

Y tu, ¿qué dieta sigues?

 

Inicio de la discusión - 20/6/19

Cómo cuidar tu próstata - Alimentación

Publicado el

¿Mi dieta? Sana, equilibrada, muchas verduras y pescado... no es mucho lo que hago, pero se intenta...

Cómo cuidar tu próstata - Alimentación

Publicado el

He sido diagnosticado de cáncer de próstata hace 6 meses. Estoy en lista de espera para prostatectomia radical robótica. Tengo 53 años, gleason 3+3=6 y PSA 26 en abril pasado.  He oído que después de cirugía si hay una leve subida de PSA habrá que radiar toda la zona pelvica y terapia hormonal 2 años. Tratamiento clásico en estos casos... En definitiva, me espera un martirio! Estoy muy mal y solo. Se me ha hecho muy difícil este diagnostico. Ahora me ha surgido una pequeña esperanza con una nueva prueba diagnostica después de cirugía. El PET-TAC con galio 68, capaz de localizar con precisión la recidiva del cáncer y así poder tratarlo de manera más precisa y eficaz con opciones de braquiterapia o cirugía robótica de rescate, si fueran posibles estos tratamientos, claro, y evitar así la radiación externa a toda la zona pelvica y tratamiento hormonal que es de lo más me asusta. Sus efectos secundarios. Me gustaría que me pudieran ayudar sobre esto del pet-tac con galio 68, y si funciona así  como yo he descrito.. estaré enormemente agradecido. Gracias!!!