Síntomas de la diabetes de tipo 2

En la inmensa mayoría de los casos, la diabetes de tipo 2 permanece totalmente silenciosa.

/static/themes-v3/default/images/default/info/maladie/intro.jpg

En caso de aparecer síntomas, estos suelen ser tardíos. Se manifiestan mediante un aumento de la sed y de la diuresis, como consecuencia de unos niveles de glucemia muy elevados.

Debido a que la enfermedad suele pasar desapercibida, es necesario generar la señal de alarma mediante la medición de la glucosa en sangre. Se considera que un sujeto es diabético cuando en dos ocasiones la glucemia en ayunas resulta superior a 1,26 g/l.

Una enfermedad cuyos síntomas son

Las complicaciones asociadas a la diabetes de tipo 2 son muy importantes y frecuentes a causa del diagnóstico tardío de la enfermedad, que puede retrasarse hasta 10 o 15 años.

Cabe distinguir entre varios tipos de complicaciones:

- Complicaciones microvasculares, que afectan a los vasos sanguíneos pequeños. Pueden dañarse, por ejemplo, los pequeños vasos de la retina y provocar una retinopatía con riesgo de ceguera a largo plazo, o los de los riñones y desembocar en una insuficiencia renal.
- Alteraciones de los vasos sanguíneos grandes, que pueden provocar graves complicaciones cardiovasculares. En consecuencia, los pacientes con diabetes de tipo 2 presentan una mortalidad superior en el plano cardiovascular: insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio, riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) y arteriopatía de las extremidades inferiores.
- Daño en los nervios, que conlleva dolor o pérdida de sensibilidad a nivel de los pies. Pueden permanecer desatendidas pequeñas llagas o heridas por ser indoloras, las cuales podrían infectarse fácilmente a causa de una mayor vulnerabilidad ante infecciones y, en ausencia de medidas preventivas o de un tratamiento adaptado, desembocar en una amputación.

¿Te gustaría saber más sobre esta condición?

debut-subtitle-register-fiche fin-subtitle-register-fiche

Únete

Es gratuito y anónimo