Síndrome de Cushing: saber más

Los síntomas del síndrome de Cushing son numerosos pero no específicos, lo que dificulta su diagnóstico.

/static/themes-v3/default/images/default/info/maladie/intro.jpg?1516194360

El síndrome de Cushing

El síndrome de Cushing presenta un conjunto de manifestaciones clínicas que aparecen debido a que el organismo fue sometido durante un periodo largo de tiempo a un exceso de hormonas con una acción "glucocorticoide". La manifestación más visible es la aparición de obesidad en la parte superior del cuerpo y una cara hinchada.

Síntomas del síndrome de Cushing

Los síntomas más evocadores de esta rara enfermedad pueden ser físicos (obesidad de la parte superior del cuerpo, cara hinchada, fragilidad ósea, joroba de bisonte, estrías, hematomas, enrojecimiento, hipertensión arterial...) o psicológicos (insomnio, irritabilidad, trastornos de concentración, depresión....).

Orígenes múltiples

El síndrome de Cushing, caracterizado por la hipersecreción de cortisol, puede ser causado por tratamiento médico (síndrome de Cushing iatrogénico) o por trastornos de salud naturales (síndrome de Cushing endógeno). En el primer caso, el paciente es sometido a un tratamiento farmacológico execesivamente pesado con corticosteroides, lo que puede conducir a la enfermedad. En el segundo caso, el paciente puede tener un tumor (adenoma) que causa secreción excesiva de cortisol.

La patología y su diagnóstico

El diagnóstico del síndrome de Cushing es particularmente difícil de llevar a cabo. En efecto, la aparición de síntomas, especialmente frecuentes, no permite detectar la enfermedad de forma inmediata. Por lo tanto, es necesario proceder en dos pasos. Primero, los médicos realizan una serie de pruebas para confirmar el exceso de secreción de cortisol. Luego, si la primera prueba es positiva, tendrán que investigar la causa de esta hipersecreción de cortisol utilizando escáneres, resonancias magnéticas o análisis de sangre. También es esencial que el paciente se someta a una batería de pruebas para determinar las consecuencias que el síndrome de Cushing puede tener en su cuerpo (diabetes, disfunción renal, problemas cardíacos....). Además, actualmente no hay manera de detectar la enfermedad antes de que ocurra.

Tratamientos del síndrome de Cushing

El objetivo de los tratamientos del síndrome de Cushing es eliminar la causa del exceso de cortisol en el cuerpo del paciente. Hay dos posibilidades: tratamiento quirúrgico o tratamiento farmacológico. El tipo de intervención dependerá de la causa del síndrome de Cushing. Lo ideal es extirpar el tumor. Sin embargo, el adenoma puede ser imposible de extraer (demasiado pequeño, demasiado grande...) o puede reaparecer más tarde (recurrencia). Algunos tipos de cáncer también son agresivos y, por lo tanto, requieren intervención en una etapa temprana de la enfermedad. Cuando la alternativa quirúrgica es impensable o no tiene éxito, existen tratamientos farmacológicos que pueden reducir o bloquear la secreción (o los efectos) del cortisol.

Última actualización: 14/1/19

avatar Equipo editorial de Carenity

Autor: Equipo editorial de Carenity, Equipo editorial

El equipo editorial de Carenity está compuesto por redactores experimentados y especialistas en el campo de la salud que tienen como objetivo ofrecer información imparcial y de calidad. Nuestro contenido editorial es... >> Saber más

Síndrome de Cushing en el foro

Ver el foro Síndrome de Cushing

Noticias Síndrome de Cushing

Ver más noticias

Los medicamentos para Síndrome de Cushing

drug

SIGNIFOR

Saber más
drug

METOPIRONE

Saber más
Ver más medicamentos